Mónica Rincón - Periodista

"Depender solo de la 'cultura sísmica' puede fallar"

La reportera vivió frente a cámara tres terremotos: dos en vivo y en el de 2010 fue en pantuflas al canal a transmitir. Consideró primordial mejorar el funcionamiento institucional ante emergencias para no depender de la conducta ciudadana ante la catástrofe.

Mónica Rincón es periodista, magíster en Ciencias Políticas y conductora de CNN Chile.

Le ha tocado vivir tres situaciones de terremotos desde 2010 a la fecha: dos en vivo y uno en el que fue en pantuflas al canal a transmitir. 

Entrevistada por Cambio de Aire dejó sus percepciones sobre la forma de abordar una catástrofe en TV y de la necesidad de mejorar la estructura institucional ante las emergencias en la región para no depender por completo de la conducta ciudadana.

- Nosotros destacábamos tu tarea frente a cámara, porque uno puede tener toda la preparación previa, pero hay que estar en ese momento.

- Es cierto, porque se da una mezcla de cosas, tiene que ver con el carácter que uno tiene pero también con el respaldo de su equipo. Yo reporteé muchos años en TV nacional y hacer ese trabajo, más la conducción, son como “horas de vuelo” que ayudan a afrontar esos momentos. A veces me ha tocado como coincidencia vivir esos momentos y en otras oportunidades he ido yo al lugar de la noticia, me pasó el 27 de febrero de 2010, que a penas terminó el terremoto partí al canal y me tocaron réplicas muy muy fuertes.

Luego también me pasó con el terremoto de Iquique. Había pasado el terremoto, estaba haciendo entrevistas y me tocó la réplica más grande. Ayer estábamos grabando un programa, yo sabía que mi compañero estaba en vivo, pero me pareció interesante seguir haciendo ese registro para mostrarle a la gente cómo se puede trabajar.

Yo siempre he tenido un muy buen equipo de atrás, además no le tengo especial miedo a los temblores, al contrario, lo veo como un desafío y me pongo al servicio de la gente.

- En Santiago no había electricidad, sin embargo vos seguías informando. ¿A quién te dirigías?

- Yo tenía la sensación de que mucha gente se las ingenia para ver TV igual, además, yo no sabía en ese momento, pero pensaba que a lo largo de Chile podían haber lugares donde sí hubiera luz, además, a través de la señal internacional podían estarnos viendo desde otros lugares. Si sabía que para mucha gente éramos el único lugar de información y de compañía.

Fue muy fuerte cuando me comunicaron que tenía a mi familia en el epicentro del terremoto de Concepción.

Además, hubo un tema más humano, mi familia y yo somos de Concepción. Fue muy fuerte cuando me comunicaron que tenía a mi familia en el epicentro del terremoto, eso fue muy impactante y yo sentía que tal vez alguien de mi familia podía estar viendo y ellos verían que yo estaba bien, mientras mis productores intentaban llamarlos.

Entonces se van mezclando cosas profesionales con cosas humanas.

- ¿Ustedes tienen un protocolo de actuación?

- En TVN y también CNN hay un manual editorial de cómo enfrentar ciertos temas, pero el primer manual no está escrito, y es que yo pienso que cualquier periodista que tenga sangre en las venas sabe que cuando hay una gran noticia tiene que correr a su medio de comunicación, obviamente, resguardando la integridad de su familia. Yo no tenía hijos en 2010, ahora tengo, pero corrí al canal porque era evidente. También me tocó el atentado a las torres gemelas cuando estaba en Londres estudiando inglés y siempre uno como periodista se pone a disposición de su medio, porque hay que estar ahí, es un servicio público que merece algunos sacrificios. 

Recuerdo un periodista de Concepción que el 27 de febrero reporteó toda la noche, con su familia arriba del auto y reporteó con su familia en el auto yendo a distintos puntos. 

Yo recuerdo un periodista de Concepción que el 27 de febrero reporteó toda la noche, con su familia arriba del auto y reporteó con su familia en el auto yendo a distintos puntos.

Por eso destaco que esto es una tarea de equipos absolutamente y que es necesario que las autoridades estén abiertas a entregar información a tiempo y transparente. Es una cadena.

- Un supermercado cerró sus puertas para que no hubieran saqueos.

- Yo siempre pienso que en las grandes tragedias se muestran dos cosas: por un lado, lo mejor y lo peor de nosotros, y por otro lado también no sólo las fracturas geológicas, en el caso de un terremoto, sino también las fracturas sociales. Chile es uno de los mayores países en el mundo con desigualdades sociales, eso se hace más patente porque son siempre los más afectados.

Respecto al supermercado es una vergüenza. El comunicado de Walmart es deficiente, porque ellos dicen que a esa hora siempre se cierran algunas puertas de metal de los supermercados, que por eso estaban cerradas, y que en algunos locales el personal no abrió esas cortinas, sin respetar los protocolos de seguridad. Mucha gente dice que es mentira, que las empezaron a cerrar en ese momento, pero aún asumiendo esa explicación, me parece una pésima explicación porque cada salida de emergencia de un lugar es un punto de evacuación, tenerlo cerrado es una trampa de muerte.

Me parece un supermercado deficiente e insolente, porque dijeron "lamentamos los inconvenientes que se pudieron provocar", esto fue más que un inconveniente, esto es poner en riesgo la vida de la gente.

Depender de la cultura sísmica es depender de un músculo que puede estar ejercitado o no. Por lo tanto yo confío más en las reformas estructurales.

- Comparado con 2010, ¿cómo están preparados?

- Mucho mejor, respecto de la cultura sísmica y de cómo reaccionar, tanto los ciudadanos como las autoridades. Se han hecho algunas mejoras también en infraestructura. Pero la voluntad, la actitud y la cultura es como un músculo, si no se ejercita, se debilita. Entonces, en eso creo que debemos ejercitarla permanentemente, porque estamos débiles. Por otro lado, si no haces reformas institucionales al sistema de emergencia, que aún no se ha hecho en Chile, depender de la cultura sísmica es depender de un músculo que puede estar ejercitado o no. Por lo tanto yo confío más en las reformas estructurales y no sólo en las culturales. Ahí es donde aún en todos los países latinoamericanos tenemos una cuenta pendiente.

Quiero agradecerles a todos los argentinos porque somos hermanos, son un pueblo solidario, un pueblo hermano y su preocupación y cariño a lo largo de toda nuestra historia siempre se valora y siempre es importante para nosotros.

Opiniones (1)
12 de diciembre de 2017 | 02:31
2
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 02:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No hay control, la Municipalidad de la capital no actúa, miren sino el Boliche WISH ubicado en Av. San Martín y Barraquero ( ex Saudades ) ya se cae, han construido agrandándolo y están prohibidos. La gente del lugar no tiene paz y no pueden dormir, pero en la Muni cuidan el curro NO a los vecinos.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California