Daniel Imperiale

El héroe de Independiente Rivadavia, en un imperdible mano a mano

Desde su familia hasta su sueño más anhelado. La figura del último clásico mendocino pasó por MDZ y habló de todo. Además, no te pierdas el video con un mensaje especial.

 Tuve su tarde soñada, la que muchos jugadores anhelan tener. Daniel Imperiale, el volante de Independiente Rivadavia, marcó dos goles en la victoria de el Azul ante Gimnasia y Esgrima (4-2) en el Bautista Gargantini. 

MDZ dialogó con la máxima figura del clásico mendocino y dejó varios títulos. 

- Cómo te sentís después del gran partido del pasado martes...

- Me cuesta entender todo lo que me pasa. Es muy difícil explicarlo. Se me pasan mil cosas por la cabeza.

- ¿Qué es lo que se viene a la mente en estos momentos?

- Nací futbolísticamente en Leonardo Murialdo y recuerdo el sacrificio de mi padre para llevarme al club. Yo era de Capital y él tenía que hacer un gran sacrificio para llevarme al club. 

- Si no fueras futbolista, ¿qué te hubiera gustado ser?

- Desde chiquito me gustó el fútbol y no me veo haciendo otra cosa. Igual, me hubiera costado ya que no era muy bueno en la escuela. Nunca repetí, pero no era un destacado (risas). Mis viejos me contaban que desde muy pequeño pateaba cualquier cosa que podía en mi casa, es algo que llevo en mi sangre. Toda mi vida supe que meta tenía. Amo lo que hago, y eso no se paga con nada. 

Daniel Imperiale

Llegaste a la Lepra luego de tu paso por Tristán Suárez ¿cómo lo tomaste?

- Llego a Independiente gracias a mi representante Mauro Minich y su socio Ramiro Alonso, era la primera chance de llegar a una categoría superior, a jugar en la Primera B Nacional, así que imaginate lo feliz que estaba. Cuando estuve en Tristán tuve la oportunidad de ascender pero no se dio, perdimos la final contra Villa Dálmine y eso fue un golpe muy duro. 

Hoy puedo decir que me siento feliz.  Llegar a Independiente Rivadavia fue genial, aparte ya estoy en una edad donde se nota mi maduración y puedo dar lo mejor. 

- Caruso Lombardi fue tu técnico en Tristán Suárez ¿cómo es tenerlo de DT? 

- Ya todos los conocen. Es muy buena persona y me ayudó muchísimo en los profesional. Crecí junto a él y le estoy agradecido. Es un técnico que saca lo mejor para salvar a equipos que están cerca del descenso. Fue un gusto trabajar con él. 

- ¿Cómo está compuesta tu familia? 

- Mi familia se compone de Josefina, mi señora,  mi hija Guadalupe de 2 años y otro que viene en camino pero que ya tiene nombre, Teo.  

- Sos papá y jugador profesional, lo llevás bien...

- Ser papá de Guadalupe era algo que esperaba, fue un sueño. Es algo que me motivó en lo personal para crecer y trato de estar siempre con ella. Veía como eran los demás jugadores con sus hijos y esperaba vivir algo así. Todo lo que hago, lo hago por mi hija y por Teo, el bebé que viene en camino. 

Daniel Imperiale 02


- Te llevo ahora al partido, contame lo que viviste dentro del campo de juego...

- Fue todo muy rayo: ir ganando por cuatro goles de diferencia nadie lo esperaba. En los primeros minutos dominamos el partido y todo fue fácil con la llegada de los goles. Quinteros (entrenador de Independiente Rivadavia) nos trató de calmar en ese momento para que podamos controlar las emociones. Todo fue muy fuerte. En el segundo tiempo casi se nos vino el mundo abajo: dos goles en contra y un hombre menos...y ahí nos perdimos en el campo. Gimnasia salió con todo para revertir el marcador. Por suerte pudimos mantener la concentración para que no se  nos escapara el partido. 

Lepra vs Lobo

- El clásico lo tenés que ganar como sea...

- Como jugador lo querés ganar por 4, 6 o 10 a cero. No te importa nada. Lo que se vive dentro del campo de juego es algo que queda para siempre. 

- ¿Cómo se ven hoy en la Primera B Nacional?

- Yo creo que estamos bien, seguimos trabajando para poder llegar a los primeros puestos. Es un campeonato muy competitivo, pero se pueden lograr grandes cosas. Ahora, tras ganar el clásico tenemos que intentar mantener este ritmo. Tendremos grandes chances si logramos igualar el nivel que demostramos en los primeros 45 minutos. 

- ¿Qué me podés decir de Daniel Garnero?

- La salida de Garnero fue un desgaste, algo que tenía que pasar, nada más. Me ayudó mucho en momentos difíciles y el grupo lo respetaba como técnico. 

- Ahora con Pablo Quinteros mantienen una idea de trabajo...

- El entrenador le gusta estar en todos los detalles y nos hace trabajar mucho. Gracias a esto se formó un grupo humano muy interesante y tenemos un vestuario muy unido. Nos divertimos mucho juntos y eso nos enriquece. 

- Tras ganar los dos clásicos, ahora la pregunta es ¿ascender o mantener la categoría?

- Todos luchamos para lograr el ascenso. Vamos por eso

- ¿El plantel está listo para jugar en Primera División?

- Yo veo casi todos los partidos. El torneo de Primera está muy parejo. Un ejemplo de esto fue cuando le ganamos a Huracán de Parque Patricios por Copa Argentina. Se logró un triunfo importante ante un equipo de Primera. Sin embargo, sabemos que tenemos que trabajar tanto en lo físico como en lo mental si logramos el ascenso ya que no será tarea fácil mantener el nivel que exige la categoría. 

- El ganarle al clásico rival y con dos goles tuyos, ¿fue lo más importante que te pasó en tu carrera?

- Sin duda fue lo más importante de mi carrera, nunca viví esto. Ganar un clásico y hacer dos goles no lo tenía pensado vivir. Fue increíble. 

- ¿Un mensaje para el hincha leproso?

- El público de Independiente Rivadavia es muy fiel y siempre está, no importa el horario. A las 17, a las 3 de la mañana, el leproso está. Me siento orgulloso de la hinchada que tenemos. 


- La última ¿un sueño que te quede por cumplir?

- Jugar en primera. A medida que vas avanzando en las categorías de ascenso el sueño parece estar cada vez más cerca y eso te renueva las ilusiones. 

El mensaje de Imperiale: 

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 00:25
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 00:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial