Walter Giardino

“Solo necesito una guitarra eléctrica, lo demás es anecdótico”

Rata Blanca llega a Mendoza para presentar su nuevo disco, “Tormenta eléctrica”. Previo al show que darán esta noche en el Bustelo, hablamos con su guitarrista y fundador.

El gran talento de Walter Giardino no se basa precisamente en una formación académica, sino que reside totalmente en una condición innata, natural y sobre todo en muchísimas horas con la guitarra colgada. Eso divide claramente las aguas entre “guitarristas que tocan bien y te llegan” versus “guitarristas que tocan bien y no pasa nada”. Bueno, Giardino es de los primeros. De esos que te vuelan la cabeza con tan solo una nota. Nunca voy a olvidar la primera vez que me topé con un VHS de un concierto de Rata Blanca y lo vi tocar “Preludio obsesivo” fue en ese momento que comprendí que la música podía trascender los límites de los géneros musicales establecido .

En los inicios Rata Blanca era solo un proyecto para que Giardino, no muy conforme por su paso en V8, grabara un demo para enviar a los estudios Abbey Road en Londres. El resultado fue tan interesante que decidió apostar a este nuevo proyecto. De esta forma, Rata Blanca comenzó de apoco a conquistar al público argentino y al mercado mundial. Luego la historia ya es conocida por todos: millones de discos vendidos, giras mundiales exitosas y la certeza de ser una de las bandas de heavy (o rock eléctrico, como a Giardino le gusta rotularlo) más importante del país.

RATA

Previo al show que darán esta noche en el Auditorio Ángel Bustelo, hablamos sobre “Tormenta Eléctrica”, el nuevo disco que vienen a presentar, los inicios del heavy en el país y sobre música, mucha música.

Están noche presentan en Mendoza su último disco de estudio “Tormenta eléctrica” ¿Qué impresión te dejó el nuevo trabajo?

- El nombre del album habla de la intención: un disco muy rockero, muy eléctrico y potente. Me parece que va a funcionar muy bien en vivo, porque tiene muy pocas cosas agregadas. Eso es algo que se tiene en consideración a la hora de entrar a grabar porque uno puede hacer cosa maravillosas con la tecnología, pero después son irreproducibles en el vivo. No es el caso de Rata Blanca, nunca hicimos trampa con eso. Este disco reivindica al rock, lo que tiene que ver con volver a ganar terreno para el rock.

La tradición del heavy Metal en Argentina es muy basta y uno ve que no se lo reconoce tanto como en otros países. ¿Por qué pensás que pasa eso?

- Creo que el heavy busca no pertenecer, no estar y renegar de lo que pasa en otro lado. Yo no lo comparto totalmente, sí creo que hay un momento de basura pero tampoco podemos ponernos a juzgar por juzgar a otro que hace algo distinto fuera del género.

También hay otros factores, el heavy en Argentina no nace de una evolución musical, sino desde una actitud y un poco desde el resentimiento y buscaba en su momento la crítica o el ataque.

Hay una parte de la prensa o del establishment a la que no le gusta el rock verdadero porque hoy se le dice rock a cualquier cosa. Ese desfasaje trae como resultado que bandas uruguayas llenen estadios de fútbol, cuando no meten ni 3 mil persona en su país.

Walter+Giardino

Más allá de que uno sabe la técnica que has desarrollado durante tu larga carrera como guitarrista, uno también se sorprende cuando tocás canciones más simples.

- Totalmente de acuerdo, yo tengo un problema con la velocidad, me pasa con los autos también. El vivo me incentiva mucho y soy bastante sacado en los shows, pero también creo en los lenguajes que se utilizan y tiene que ver un poco con eso. Pero, la parafernalia de los 80 te obligaba a que si querías entrar en este terreno tenías que tener virtudes.

Las letras de Rata Blanca hablan de cosas más ficcionales a diferencia de otras bandas con una postura más combativa y crítica.

- Yo vengo de una época donde no se entendía nada de lo que cantaban, sino que escuchabas la música. En Argentina eso trasmutó y hoy la letra emociona más que una buena banda. Hoy la gente se siente identificada con el personaje. No es lo mismo un tipo que se toca todo y es admirado, a uno que no toca nada. A mí me hablan de poesía y les digo “comprate un libro de Neruda si te gusta la poesía”, yo necesito una guitarra eléctrica en una banda que me reviente la cabeza, lo demás es anecdótico.

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 01:46
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 01:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho