Juan José Sebreli

Sebreli: "El kirchnerismo no fue una dictadura sangrienta, pero no fue una democracia"

Sociólogo, historiador, crítico literario y filósofo argentino, colaborador habitual de los diarios La Nación, Perfil y la revista Ñ.

A poco más de dos semanas de las PASO nacionales el sociólogo, historiador, crítico literario y filósofo argentino, Juan José Sebreli, dio un panorama rápido sobre lo que él considera fue el gobierno kirchnerista, y sobre los desafíos de la transición política que se enfrentará a partir de diciembre:

-¿Qué opina sobre lo que vendrá y lo que estuvo?

- Fue una campaña un poco superficial, pero yo no creo que sea un momento crucial en la historia del siglo XXI, hay momentos cruciales en los que no se pueden desperdigar temas, este es un año similar al '83 fue definitivo, el fin de un siglo militarista que yo considero que abarcó 40 años, de 1943 a 1983, con altibajos pero muy controlados por el ejército. El '83 fue un giro copernicano, y eso quedó, e indudablemente quedó a partir de 2001 se reveló que la democracia argentina había fracaso pero la desmilitarización, las libertades civiles y la entrada de argentina en el mundo quedó. El programa máximo que uno añoraría no se va a dar, pero conformémonos con un programa mínimo que significa terminar con el modelo populista en economía en política y en lo social.

-¿No es exagerado comparar al kirchnerismo con la dictadura¿

- No fue sangrienta, fue una semidictadura, a partir de los últimos años con métodos democráticos, porque no se puede negar que hubo sufragios, no hubo vetos políticos, el Congreso funcionó, mal pero funcionó. Pero eso no es suficiente para hablar de democracia, de esa forma tendríamos que decir que el de Hitler fue un gobierno democrático porque más del 80% de los alemanes votó por Hitler. Entonces, tenemos que habar del comportamiento democrático de los gobernantes para hablar de democracia. Evidentemente la etapa kirchnerista no fue democrática, persecución a la prensa, a los medios de presión, mentiras permanentes en las estadísticas, corrupción, aumento de la pobreza, por más que se falseen las cifras y el retorno, después de varios de descanso de la gran productora de pobreza, miseria y desigualdad, que es la Inflación.

Pensar un cambio, aunque no hay un oposición maravillosa, pero el hecho de que termine el populismo ya es suficiente.

-¿Qué piensa del avance político sobre la Justicia, como ocurrió con el juez Bonadío en la causa de Hotesur?

- Es es otro motivo más para pensar que no vivimos en una democracia, la visión de los tres poderes es una de las bases de la democracia, al igual que la libertad de expresión.

No fue una dictadura sangrienta, pero no fue una democracia

La persecución a los jueces es intolerable, a los periodistas también. El populismo desde sus principios, no ha sido democrático. Los kirchneristas no peronistas quieren hacer una división entre uno y otro, y no hay tal división, el kirchnerismo es lo más parecido que hubo al peronismo histórico. Un ejemplo típico es la libertad de prensa, el kirchnerismo hizo lo posible para terminar con Clarín y no lo logró, Perón logró en 24 hs terminar con el Clarín de aquella época que era La Prensa, expropió La Prensa. El kirchnerismo no lo ha hecho, no porque no lo deseara, sino porque no pudo, porque vivimos en otra época.

-¿El kirchnerismo es una dictadura?

Max Weber le decía cesarismo plesbicitado, o bonapartismo, es un régimen que usa métodos democráticos para socavar a la democracia, eso se dijo en una declaración en Medellín o Puebla, que después se publicó en un libro que le dio el Papa a Cristina para que viera lo que la Iglesia pensaba sobre el populismo en Latinoamérica. 

-¿Que se viene para la Argentina?

- Yo no hago predicciones de ninguna especia, yo desearía que viniera lo mejor, y los que vamos a apoyar a la posición haremos lo posible porque esa oposición mejore. Tampoco se puede decir todo lo que se va a hacer en una campaña política, porque hay algunos procedimientos que indudablemente van a molestar a alguna gente. Los cambios implican siempre mejoras en algún aspecto, pero sufrimientos y dolores en otros. A la famosa frase de Churchill: "sólo les prometo sangre, dolor y lágrimas", yo le sacaría sangre, porque "dolor y lágrimas va a haber".

-Cualquiera que gane, ¿no tiene plan?

- En una campaña no se puede presentar un plan, un plan tiene que ser discutido profundamente y ahora no hay tiempo para discutir un modelo económico nuevo. En política no hay nada que discutir, si, el funcionamiento de la división entre los tres poderes, la clásica definición de lo que es la democracia desde el siglo XVII, y la libertad de prensa que ha sido menoscabada, eso lo promete la oposición.

Se habla muy mal de la clase política, pero la clase política sale de la sociedad civil, son un reflejo de la sociedad. La sociedad tiene los políticos que más se le parecen.

-¿A qué tipo de oposición va a apoyar?

- Dentro de la oposición hay algunos que son populistas sin decirlo o sin saberlo, el que tiene buena memoria sabe a quienes me estoy refiriendo, pero hay otros que peor aún, estuvieron en el kirchnerismo hasta hace poco tiempo, ¿cómo voy a creerles? Hay que buscar a los que, dentro de todo, estuvieron más limpios. 

-Se conmemoran 21 años de lo que fue el salvaje atentado a la AMIA, y seis meses de la muerte de Nisman, que no sabemos cómo murió. Una reflexión suya Sebreli.

- Yo no tengo la menor duda de que fue asesinado y de que los interesados en que desapareciera Nisman son, en primer término los iraníes y en segundo término, el Gobierno. Ahora, ¿quién pagó al sicario?, eso es más difícil, pero tampoco importa, importa saber cuáles fueron los móviles del asesinato, que eran las declaraciones que iba a hacer Nisman al día siguiente.

 Escuchá la entrevista: Sebreli fue columnista de las revistas culturales Sur y Contorno, y colaboró en los diarios Perfil, La Nación y Clarín, de Buenos Aires, y El País de Madrid, España. Entre 1976 y 1983 formó grupos de estudio colaborando en generar lo que se llamó la "Universidad de las sombras". Formó también parte del primer grupo de existencialistas en Argentina junto con Carlos Correas y Oscar Masotta y fue el introductor en el país y traductor de Tran Duc Thao y Alexander Kojeve y traductor de Simone de Beauvoir y Jean Francois Revel, de acuerdo con Infobae.

Entre sus libros publicados, se destacan Martínez Estrada, una rebelión inútil (1960), Buenos Aires, vida cotidiana y alienación (1964) Mar de Plata, el ocio represivo (1970); Tercer Mundo: Mito burgués (1973); Los deseos imaginarios del peronismo (1983); El asedio a la modernidad (1991); El vacilar de las cosas (1994); La era del fútbol (1998); Las Aventuras de la Vanguardia (2000); Crítica de las Ideas Políticas Argentinas (2002); El tiempo de una vida (2005); Autobiografía, El Olvido de la Razón (2006); Comediantes y mártires (2008); Cuadernos (2010); y El malestar de la política(2012).

Ficha TORMENTA DE IDEAS

Opiniones (2)
19 de noviembre de 2017 | 13:21
3
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 13:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Brillante Sebreli, brillante
    2
  2. A este tipo el odio lo va a matar mucho antes de que se acabe el kirchnerismo....
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia