Álvaro Uribe

"No tuve dificultades con Néstor Kirchner; sí con Cristina"

Ex presidente de Colombia. Senador nacional. En diálogo con "Tormenta de ideas" en MDZ Radio.

 Es polémico, pero ganó las elecciones en su país para el Senado. Apadrinó a Juan Manuel Santos, pero ahora lo combate con toda su energía y lo acusa de haber triunfado "a sangre y fuego" por el voto de las FARC. Álvaro Uribe fue un presidente emblemático de Colombia y habló con MDZ Radio en el programa "Tormenta de ideas", conducido por Gabriel Conte, Santiago Montiveros y Mariano Bustos, con la producción de Franco Pereira.

- Lo primero que quiero decirles es que Colombia no está en guerra, sino que ha tenido una democracia respetable, frecuentemente atacada por el narcoterrorismo. La FARC es el grupo narcotraficante más grande del mundo, el principal grupo traficante de cocaína en el mundo. Las FARC tiene bajo sus espaldas la responsabilidad de 1.700 personas desaparecidas, entre 1998 y 2003 secuestraron a 1794 colombianos. O sea que estamos aquí enfrentados a un desafío narcoterrorista contra el estado democrático de Colombia.

¿De qué manera piensa que debe llevarse adelante la desarticulación de las FARC?

- El país en el período 2002-2010 mejoró mucho, no solamente la circulación de los ciudadanos en las carreteras, sino también la seguridad urbana y en todas las regiones de Colombia. Pero hoy hay un retroceso tremendo, si el presidente Santos hubiera cumplido lo que prometió en 2010, cuando lo elegimos para sucederme en la presidencia, el país estaría en paz. Seguramente los cabecillas estarían en Venezuela, en la Habana, pero en Colomboia no tendrían organización criminal. En Colombia se estaba haciendo una política que combinaba la autoridad democrática, la reinserción de jóvenes que estaban en esos grupos (con generosidad pero sin impunidad), la política social, todo amparado en una gran confianza de inversión en la economía que le permitió a Colombia llegar al crecimiento sostenido entre el 4 y el 7%. En lo que estamos hoy nosotros hemos dicho que este proceso de diálogo no se debió empezar debilitando la autoridad ni sin exigir un cese unilateral de actividades criminales por parte de las FARC, con concentración en un sitio y con vigilancia. Nosotros pensamos que el diálogo debería congelarse y exigir que primero se cumplan esas condiciones.

Usted hace unos días planteó un documento de 7 puntos que precisamente decía eso. Pero ¿qué hacemos después con esa gente armada, concentrada en un lugar? ¿Cómo se vuelve a la vida civil y a la paz?

- En nuestro gobierno se reinsertaron a la vida civil y constitucional 53 mil personas de los diferentes grupos terroristas. Los responsables de delitos atroces fueron sometidos a condenas de cárcel reducidas, a condición de que entregaran sus bienes para reparar a sus víctimas y quienes se consideraban integrantes rasos de esos grupos, no fueron a la cárcel. Creemos que eso le funcionó a Colombia, que los rasos regresen a la vida constitucional y que el Estado los ayude con integración, educación, reorientación, trabajo psicológico y recursos, como oportunidades laborales. Creemos que los cabecillas deben ir a la cárcel, porque sino no sólo se viola todo el compromiso de Colombia como país dignatario de la Corte Penal internacional, sino que se da un mal ejemplo que autoriza a que sigan creciendo grupos violentos en Colombia. En cuanto a la legibilidad política del mismo, pensamos que los responsables de delitos atroces no deben ejercer el derecho de legibilidad política. En cuanto a las armas, creemos que las deben entregan en su totalidad, al igual que el dinero. Hay datos de que las FARC son el tercer grupo terrorista más rico del mundo. Pensamos que debe entregar el dinero para reparar a las víctimas, para pagar el desminado y nos parece riesgoso que este grupo intervenga con fusibles y dinero en la vida política internacional. 

¿Usted cree que el resto de la política en Latinoamérica está acompañando un proceso que permita a Colombia vivir en paz o se ha desinteresado o está colaborando con los grupos guerrilleros?

- Creo que ha habido mucha permisividad con este grupo terrorista en el contexto internacional latinoamericano. Muchos piensan que este ha sido un grupo de libertadores, de reivindicadores de los sectores populares de Colombia, cuando este grupo ha destruido la economía, familias, nuevas generaciones, destruir la selva para sembrar coca. Ha destruido y destruido. Ha faltado entender que este es un desafío terrorista a la democracia y no una acción legítima de insulgencia contra una dictadura que no hay en Colombia.

Usted es señalado desde Venezuela reiteradamente como una persona que quiere incidir para cambiar el signo político del país, incluso se lo vincula casi como un agente de EEUU.

- La dictadura Chávez-Maduro destruyó la dictadura de Venezuela, crearon políticas sociales que hoy son insostenibles porque destruyeron el sector privado, desaprovecharon 15 años de bonanza petrolera. Venezuela antes era un país de 4 mil asesinatos, hoy de 24 mil, antes era un país de 60 secuestros, hoy de miles de secuestros. Expropiaron la empresa privada, nadie invierte, tiene 60% de desabastecimiento, eliminaron las instituciones democráticas, los pocos medios independientes que subsisten tienen que hablar con mucho cuidado porque inmediatamente los cierran o expropian, no tienen instituciones independientes, todas las controlan las dictadura del Ejecutivo. Venezuela tiene encarcelados y torturados a los dirigentes de la oposición, ha albergado al terrorismo colombiano, lo que ha sido mi principal razón para expresar mi discrepancia con el régimen de Chavez y Maduro. Yo creo que los gobiernos latinoamericanos no han respetado ese mandato de la carta democrática, que obliga no sólo a respetar la democracia internamente sino que exige que se vele por la democracia en toda la región. por eso desde mi país seguiremos levantando nuestra voz en apoyo a la oposición democrática de Colombia.

En estos días se ha hablado de la reelección presidencial, que elimina la reelección y tampoco le permite a ex presidentes volver a presentarse. ¿Qué opina de esto? ¿Es una venganza hacia usted?

- Imaginen lo que significa reformar la Constitución simplemente por pequeñas piruetas políticas, eso le hace mucho daño a las democracias. A Santos lo eligieron por el prestigio de mi gobierno, mi gobierno lo propuso como candidato, luego de ser nuestro ministro de Defensa. El se valió de un gobierno que tenía un gran prestigio para ser presidente, después se hizo reelegir y ahora se pone en esa cosa mezquina de reformar la constitución por pequeñas piruetas políticas. Pero lo más grave es el deterioro económico, hoy el país está sobregrabado con tributos, le han creado una gran desconfianza a la empresa privada. Es fundamental tener armonía entre el impulso a la inversión privada y las políticas sociales, creemos que en Colombia la pobreza no es por la empresa privada, sino por falta de ellos, por eso es fundamental una empresa privada vigorosa y simultáneamente una política social vigorosa. Cuando se destierra la empresa privada se empieza el proceso de pérdida de recursos para la política social y para allá va Colombia. 

Acá en Argentina se dio algo parecido a lo que le pasó a usted con Santos, con Duhalde y Kirchner. ¿Cómo fue su relación esos dos presidentes argentinos y con Cristina?

- A mi me tocó muy poco tiempo con Duhalde, fue muy respetuoso, entendió las políticas de nuestro gobierno y las apoyó. No tuve dificultades con Néstor Kirchner, incluso nosotros contribuimos a que se construyera el consenso que lo llevó a el a ser secretario de UNASUR. Con Cristina Fernández hubo algunas discrepancias en UNASUR, pero diría que no fueron mayores. Yo he sido respetuoso de los gobiernos de Argentina y no he tenido motivos para entrar en polémica con los gobiernos de Argentina.

¿Es cierto que Néstor Kirchner fue el exponente que evitó un conflicto armado entre Colombia y Ecuador?

- Conflicto armado yo diría que no, a mí lo que me pasó es que la FARC tenía campamentos en Venezuela y en Ecuador, con el visto bueno del gobierno. Entonces nuestro gobierno tuvo que sacar a quien se autoproclamaba el canciller de las FARC de Venezuela. Nunca contra la sobería de Ecuador, por eso siempre le ofrezco disculpas el pueblo ecuatoriano. . Nos vimos en la obligación de abatir al terrorista Raúl Reyes que era el responsable del secuestro de Ingrid Betancourt y quien usurpaba la selva ecuatoriana, esto no fue una acción de guerra contra Venezuela ni contra Ecuador, fue una acción legítima contra el terrorismo. Ese abatimiento permitió liberar a Betancourt dos meses después, porque desde esa invasión legítima de la selva ecuatoriana que el hacía, Reyes controlaba el secuestro de Betancourt. Abatido Reyes, las Fuerzas Armadas de Colombia penetraron en esas redes de secuestradores de FARC y terminaron con la liberación de Betancourt y sus compañeros de cautiverio, sin disparar un sólo tiro.

América Latina tuvo en los últimos años dos patas, el bolivarianismo generado por Chávez y sus presidentes amigos y por otro lado, una serie de naciones que miraron con interés una alianza en el Pacífico, entre ellos su país, Chile y Perú, por ejemplo. ¿Hacia donde cree que va Latinoamérica?

- Yo creo en 5 temas para América Latina, los países deben garantizar la seguridad y tenemos enemigos muy grandes, como el narcotráfico, el microtráfico y el terrorismo en Colombia. Hay que entender la seguridad como un valor democrático y una fuente de recursos. Nuestros países tienen desempleo juveniles entre el 17 y el 21%, para resolver eso con empleo digno es necesario tener altas tazas de inversión privada, educación relevante al emprendimiento y recursos para el emprendimiento. Se necesita gran confianza de la inversión privada y llevarlas de la mano con políticas sociales. Hay que poner cuidado en el respeto a la independencia entre las instituciones del Estado, al pluralismo participativo, el ejercicio de la democracia sin dobleces en nuestros países es fundamental para que podamos salir adelante.

Volvé a escucharlo:


El programa

Tormenta


Tormenta de Ideas, sábados de 10 a 13, por el 105.5 MDZradio.com

Conducción: Gabriel Conte, Santiago Montiveros y Mariano Bustos

Producción: Franco Pereira

Asistencia técnica: Maxi de Marco y Cristian Agüero

Redes Sociales: Rodolfo Pardo, Gonzalo Nizza y Karin Frasca

Redacción: Jimena Catalá

Musicalización: Ricardo Guerrero

Opiniones (1)
15 de diciembre de 2017 | 11:13
2
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 11:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. COMENTARIO PARA EL TITULO DE LA NOTA: IGUAL QUE LOS ARGENTINOS.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho