Francisco "Pancho" Trujillo - Estudiante

El mendocino de 17 años becado en Harvard

Entró también a Stanford, Princeton y Amherst, pero eligió la tradicional Casa de Altos Estudios de Massachusetts. “La clave es tener muchas ganas y ponerle mucha pila”, aseguró.

Francisco “Pancho” Trujillo se ha vuelto felizmente célebre en las últimas semanas ya que con tan solo 17 años este mendocino logró una beca en universidad estadounidense de Harvard, una de las más prestigiosas del mundo.

Pero el logro es incluso mayor si se tiene en cuenta que Pancho tuvo hasta la oportunidad de elegir entre otras Casas de Altos Estudios a las que calificó, entre ellas: Stanford. Princeton y Amherst.

Entrevistado en el programa Cambio de Aire, por MDZ Radio, contó cómo llegó hasta donde está hoy, cuáles son sus expectativas y el desafío de crecer rápido de repente.

- Estás cerquita del cumple.

- Así es, el 9 de mayo cumplo los 18 años.

- Ya tenés "tu futuro" decidido, en Harvard.

- Sí, es una decisión que tomé hace poco pero seguro que voy para allá.

- ¿Sabés cómo va a ser tu formación? ¿cómo es la formación universitaria allá los primeros años?

- Allá es distinto, uno no elige la carrera a penas entra. Los primeros semestres toma los cursos que uno quiera y después decide finalmente la orientación. Yo voy indeciso, tengo mis preferencias, pero tengo tiempo para elegir.

Francisco pancho trujillo 2


- ¿Cualquier alumno puede aspirar a esta universidad?

- Sin dudas. La clave es tener muchas ganas y ponerle mucha pila. No sólo al estudio, sino a todas las actividades, como deportes, artes y las cosas van saliendo, las oportunidades están y hay que aprovecharlas.

 La clave es tener muchas ganas y ponerle mucha pila. No sólo al estudio, sino a todas las actividades, como deportes o artes. 

- ¿Vos tenés que costearte algo?

- No, estoy becado, no podría sino. Me dan alojamiento, comida y por supuesto los estudios. Por supuesto hay que costear los gastos personales, pero comparado a lo que me están dando, no es nada. Estamos viendo cómo se resuelve eso.

- Participaste de un programa llamado Opportunity

- Sí, del que me enteré porque participé de un campamento de ciencias, que era un programa de la embajada, en EEUU. Fui el año pasado y a través de eso me enteré. Pero sale en la página de la embajada la información. Opportunity es un programa de Education IBC que ayuda a los estudiantes con bajos recursos para pagar los exámenes para aplicar, por ejemplo yo rendí en Buenos Aires y me pagaron el viaje. No es algo instantáneo, tuve que aplicar primero al programa para luego rendir para aplicar a las Universidades.

- ¿Qué te tomaron?

- Rendí varios exámenes, no es como acá: si quiero estudiar Ingeniería en la Cuyo, rindo ese examen. Allá hay exámenes estandarizados, yo rendí uno de inglés, matemática, física y te dan un puntaje. No hay aprobado o desaprobado, tenés un puntaje y a partir de ahí te dicen "sí venite" o no. Ningún puntaje.

- ¿Rendiste sólo con tu conocimiento en la secundaria o te tuviste que preparar aparte?

Yo diría que para cualquier Universidad nunca es suficiente con el conocimiento de la secundaria. Por lo menos, yo aún tengo que descubrir una secundaria que esté dando todos los conocimientos para entrar a una universidad. Sí, hay muchas cosas buenas que se aprenden en la secundaria, pero nunca es suficiente y no está mal, va en cada uno me parece. Hay que ser más independiente, no se puede esperar que le den todo servido, hay que buscar también.

Hay que ser más independiente, no se puede esperar que le den todo servido, hay que buscar también. 

- ¿No pensaste en una institución Argentina?

- Sí, estuve en el Balseiro y como institución educativa es excelente. Pero yo tengo mis razones estoy buscando no sólo educación, sino herramientas y oportunidades a las que en Argentina no podemos acceder tan fácilmente.

- ¿Cómo pensás que será tu vida el día de mañana?

- No tengo todo planeado, pero voy pensando algo. Las decisiones son cotidianas.

Yo estoy buscando no sólo educación, sino herramientas y oportunidades a las que en Argentina no podemos acceder tan fácilmente. 

- ¿Qué dicen tus amigos, te ven distinto?

- No te sabría decir. Soy yo, tuve una historia particular, porque he podido participar en muchas cosas, como olimpíadas de matemáticas (que están muy buenas, si alguien que lee, métanse porque valen la pena), campeonatos de ciencias, proyectos y otras cosas. Las oportunidades fueron surgiendo y hay que tomarlas.

- ¿Tenés buen nivel de inglés?

- Sí, es necesario. Estuve 3 años en un colegio bilingüe, después me tuve que ir. Luego fui al liceo, que tiene inglés, pero no es bilingüe, tuve que sumar medios propios.

- ¿En algún momento pensás en que el desarraigo te puede tirar para atrás?

- No, yo decido no pensar mucho en eso. Uno siempre tiene planes pero después las cosas salen como salen. Uno hace lo mejor que puede, pero no todo depende de uno. Si voy a extrañar o no, es muy posible, pero la decisión es la misma.

- ¿Qué dice la familia?

- Está muy contenta. Es un logro de todos, mi papá está más feliz que yo.

 Es un logro de todos; mi papá está más feliz que yo. 

- ¿Por qué Harvard?

- Es muy buena pregunta. Por suerte todas las que me aceptados son excelentes y a ese nivel es difícil comprar. Pero la elegí, primero porque me dieron la mejor beca, la plata es algo que tengo que considerar. Además, tiene mucho prestigio y no es puro nombre, hay contenido. Allá no hay un sólo profesor que no tenga un doctorado en algo.

- ¿Cuándo te vas?

- El 21 de agosto tengo que estar allá, así que un poco antes me iré.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 18:42
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 18:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial