Abril Sosa

"Somos gente entusiasta, optimista y vital"

Cantante de Cuentos Borgeanos, banda que se presenta hoy en Mendoza.

“Ahora me siento bien, estoy contento, estaba con gripe”, la voz, aún un poco ronca, llega desde Buenos Aires vía telefónica y es la de Abril Sosa, el cantante de Cuentos Borgeanos (una banda que se completa con Agustín Rocino en bajo, Diego López en guitarra y Lucas Hernández en batería).

Su historia bien podría ser la de un primer amor, de esos en los que todo sucede veloz e intensamente. Es que ni bien formada, allá por 2002, la banda se lanzó a grabar y a editar su primer disco, netamente independiente, “Fantasmas de lo nuevo”.

Dos años después llegó “Misantropía” una producción experimental que les abrió las puertas del Pepsi Music 2006 -un festeival en el que tocarían también al año siguiente- y que fue su carta de presentación en distintas provincias de la Argentina como Santa Fe, Tucumán, Córdoba y Neuquén, entre otras.

“Somos una banda de tocar muchísimo, donde podemos vamos y tocamos”, apunta Sosa. Y esa es justamente la razón que los trae por primera vez a Mendoza. 

Cuentos presentará, después de la medianoche y sobre el escenario de Cacano (frente a Plaza de Chacras de Coria), su tercer y último disco, “Felicidades” (Emi, 2007); un álbum que marca el momento musical que está viviendo el cuarteto -fue producido por Pablo Romero (Árbol), grabado y mezclado en los Estudios Panda y masterizado en los estudios Capitol Records-.

Antes del recital, MDZ dialogó con el cantante de la banda porteña.

- ¿Qué los trae a Mendoza?

- Vamos a presentar el último disco (básicamente uno se enamora del último disco porque es el chiche nuevo). Aunque “Felicidades” ya tiene un año, para Mendoza es la primera vez que lo vamos a tocar. Nunca fuimos antes pero siempre tuvimos muchas ganas, incluso nos sucede que gente de allá nos piden que vayamos a través de emails que nos llegan a la web (a veces no depende de nosotros sino también de los productores y de los organizadores). Uno vive tantas cosas con la música que después de un año vivimos millones, pero para un disco no es nada. Hace casi un mes que se cortó “Felicidades”, que es el tercer corte y vendrán dos más, estamos a la mitad. Igual, como no podemos parar de pensar en el futuro, ya estamos proyectando la grabación, componiendo un montón de canciones pero siempre disfrutando de tocar, que no sólo es lo único que sabemos hacer sino lo que más nos gusta.



"Felicidades".

- Me imagino que un toque en vivo siempre genera una mística especial…

- Tal cual. Calculo que todas las bandas lo deben decir pero los shows en vivo de Cuentos son como un complemento. No somos una banda en la que vos escuches el disco en vivo y sea lo mismo, tiene una esencia más enérgica y vital que termina cerrando la banda.

- ¿Tienen pensado hacer un repaso por los otros dos discos?

- En el momento de armar la lista está un poco presente el egoísmo, a veces nos cuesta pensar en el otro. Básicamente vamos a tocar “Felicidades”, algunas de “Misantropía” y algunas pocas de “Fantasmas de lo nuevo”, que es nuestro primer disco, independiente, y aunque la gente no lo conoce mucho, hay canciones que para nosotros son infaltables.

- ¿Comenzaron a tocar el mismo año que salió ese primer disco?

- Nos formamos ese mismo año. Lo loco fue que grabamos el disco dos meses después de habernos formado, fue todo muy vertiginoso. Teníamos miedo a morirnos, viste que cuando sos adolescente tenés esa idea de morirte joven y borracho. Así que, a los dos meses de banda, con algunas canciones que ya teníamos y otras que salieron espontáneamente, hicimos el primero (por eso que tiene una frescura especial).

- ¿Qué les fue pasando, musicalmente, desde el lanzamiento del primer trabajo hasta ahora?

- En primer lugar me sería muy difícil sentir que hay un camino para la música, para el arte. Cada banda, cada artista es una excepción para el otro. Pero creo que fuimos por un camino evolutivo, es una palabra que me gusta usar cuando pienso y siento que los discos evolucionaron, no sólo técnicamente sino también emocionalmente, porque estamos más profundos. Con los años nos aprendimos a escuchar y a tocar juntos de una forma que, creo, “Felicidades” refleja. Si bien hay cosas del primer disco (grabado re contra punky, en una semana) que me encantan y las rescato porque son muy frescas, e incluso de “Misantropía”, que es muy interior y experimental, es a partir de “Felicidades” que entramos en otro cuento, otra etapa.

"Eternidad"

- ¿Esta etapa tiene que ver con esa serie de mega presentaciones que la banda viene realizando en los últimos años?

- Sí, los festivales nos gustan mucho, porque (me gusta usar esta palabra por su significado) nos “curten” mucho. Nosotros usamos el término "sensacionalista" porque cuando tocamos en un festival porque tratamos de hacer la lista efectiva para conquistar corazones, para conquistar gente. Igual, somos una banda de tocar muchísimo, todos los fines de semana, donde podemos, vamos y tocamos (si hubiese sido por nosotros a Mendoza hubiéramos ido 10 mil años antes). El país está lleno de gente que escucha Cuentos.

- La pregunta obvia: ¿por qué el nombre?

- (Risas). Es una obviedad, por Graciela Borges (risas). El nombre parte de una admiración hacia Borges que traigo desde muy chico, de mi primera niñez. Tuve el primer libro de Borges en la mano a los 11 años. De alguna forma fue como retribuirle, en alguna manifestación de arte, el cariño y la admiración que siento por él. Actualmente, y después de tanto tiempo, Cuentos Borgeanos no tiene nada que ver con Jorge Luis Borges, se bifurcó. La otra vez estuvimos con María Kodama haciendo una entrevista en la que decía que, de alguna forma, lo que Borges buscaba era que los jóvenes prolonguen su arte. Y creo que con nuestra visión del mundo termina siendo una prolongación de su obra.

- Y actualmente, ¿en qué momento se encuentra Cuentos…?

- (Abril apura las palabras, su manager le avisa que la salida hacia suelo mendocino está pronta). Parece una especie de frase común, pero el Cuentos se encuentra en su mejor momento. Si no sentís que lo último que hacés y en el momento en el que estás es el mejor, algo está fallando. En “Felicidades” encontramos un sonido muy particular  en el que me siento cómodo y en el que Cuentos Borgeanos encontró su personalidad sonora. Estamos en el mejor momento pero siempre buscando que el próximo también sea “el mejor”. Somos gente muy entusiasta, muy optimista y muy vital y eso es lo fundamental que queremos transmitir.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 13:00
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville