Esteban Bullrich

"Ayudamos a Jaque en seguridad, pero lo obligaron a otra cosa"

Diputado nacional, referente de la Confederación PRO

El diputado nacional porteño Esteban Bullrich llegó a Mendoza para poner en marcha el capítulo local de una confederación de partidos que tienen a Mauricio Macri como principal referente a nivel nacional: la Confederación PRO.

Bullrich visitó MDZ acompañado por el ex candidato a gobernador de Tucumán Pablo Walter y por un grupo de concejales y dirigentes mendocinos vinculados al Partido Demócrata y a Recrear.

Hablamos con él acerca del por qué del resurgimiento de la política, de los nuevos referentes que surgen en el campo, del voto “no positivo de Julio Cobos” y de los vínculos que “la nueva derecha” representada por los seguidores de Macri con el gobernador Celso Jaque.

El ex candidato a vicepresidente de Ricardo López Murphy habló de un "resurgimiento de la política en los jóvenes", no esquivó responder sobre De Angeli y tiene expectativas en que su espacio se convierta en "el Partido Popular argentino", una versión local del que llevó al gobierno a José María Aznar.

- En su página web usted cuenta que su abuelo le recomendó que jamás se metiera en política. ¿Por qué no le hizo caso a su abuelo?

- Es verdad. Lo que no cuento allí es por qué mi abuelo perteneció  a una generación desencantada de la política. En el año 1946, en pleno apogeo del peronismo, mi abuelo era juez. Cuando llegó la intervención al Poder Judicial, él, lógicamente, renunció antes de perder la independencia. Yo aún conservo en mi despacho un cuadro con el texto de la renuncia de mi abuelo y con la carta en la que Perón se la acepta. De allí el desencanto de mi abuelo y su consejo de que sólo me dedicara a trabajar sin meterme en política.

- Después de aquello, ¿qué hizo su abuelo?

- Trabajó mucho. Fundó el Banco Ganadero.

- ¿Por qué ahora este encantamiento con la política?

- Creo que una de las cosas que emergen de la crisis del campo es precisamente que los jóvenes se están metiendo más en la actividad política. Recorrimos todos los cortes de ruta que el campo hizo en Santa Fe y Entre Ríos y pudimos comprobar que quienes organizaban los cortes y los que realmente movilizaban eran los más jóvenes. Y algo mejor aun: los jóvenes empezaron a disputarle el poder de las entidades a los más viejos y en muchos casos, ganaron la conducción. Eso habla de una revalorización de la política.

- ¿Qué lecciones pudieron aprenderse del conflicto del gobierno con el campo?

- Fundamentalmente eso, una revalorización de la política. Y creo que el campo se ha dado cuenta de algo que siempre dice el rabino Goldman: que “no hay que botar el voto”. También se aprendió que meterse en política no es lo mismo que participar. Uno se puede meter en temas políticos de vez en cuando, pero participar es otra cosa.

- ¿Cómo es su idea?

- Yo fui muy criticado cuando cuestioné que Juan Carlos Blumberg se metiera a hacer política en un partido político. Lo hice sabiendo que sus ideas eran importantes, que hacía un gran aporte a la discusión del tema de la seguridad. Pero cuando el fracasa en política se llevó consigo a las ideas que representaba. Ese es un mal ejemplo de meterse en política, sólo por tenerla al alcance de la mano.

- ¿Y cree que De Angeli representa una nueva posibilidad de dirigencia política?

- No transformemos a todos los referentes sociales en referentes políticos. Creo lo mismo que con Blumberg, pero no hay que restarle trascendencia al surgimiento de una nueva dirigencia dentro del ámbito de las entidades del campo a las que hay que escuchar con atención y darles su espacio.

- De Angeli es asesorado por gente de su partido, y también por maoístas. En el libro que escribió el periodista Adrián Murano De Angeli dice por quién votaría, pero nunca menciona a Macri…

- … Bueno, y en la última elección partió el voto: votó a Pino Solanas para presidente y un correligionario de Recrear para diputado…

- ¿Qué vio usted en los piquetes y asambleas del campo?

- Participé de muchas reuniones y escuche y contesté lo que los productores me decían. Hace poco hablé ante más de dos mil participantes de una asamblea y uno de ellos me gritó: “¡Los políticos nos han llevado a esto!” Yo le contesté que, hasta ahora, se ha votado a “estos” políticos; allí está su cuota de corresponsabilidad en lo que tenemos, pero también está la posibilidad de despertarse y darse cuenta.

- ¿Intentan capitalizar el efecto del conflicto del campo?

- Lo que buscamos es que la Argentina cuente con un partido de balance, que equilibre la situación ya que hoy no existe, luego de la desaparición de la UCR. Nos interesa más que capitalizar, concienciar a la población de la necesidad de que haya una alternativa.

- Está vacante el rol opositor, más allá de gestos esporádicos de Elisa Carrió o del gesto de Julio Cobos, a quien no puede llamarsele opositor todavía…

- Carrió pensaba unos meses antes que las retenciones estaban bien…y después cambió rotundamente de opinión. La Confederación PRO trata de sostenerse sobre la base de la solidez.

- O sea que de aliarse con la Coalición Cívica, como planteaba el último candidato a presidente de Recrear, López Mrphy, ni hablar…

- Yo descarto una alianza con la Coalición Cívica en cuanto a la posibilidad de integrar juntos un gobierno, porque tenemos raíces ideológicas diferentes. Lo que yo no descarto de ninguna manera es que sigamos trabajando juntos con la Coalición en estos postulados fundacionales que tienen que ver con el fortalecimiento del federalismo, la reforma política que hace falta, la generación de una coparticipación real.

- ¿Hay tantas diferencias de fondo?

- Lo que yo siempre digo cuando hablo con mi hermano que es arquitecto es que lo primero que uno hace cuando construye una casa es la base. Lo primero que se hace cuando se proyecta la construcción de una buena casa, sea de estilo art decó o moderno es una buena mezcla de arena, cemento y agua. Esa proporción no cambia si queremos levantar una construcción sólida. Y bueno, en la Confederación de Partidos que tanto Compromiso para el Cambio como Recrear impulsan, tenemos primero que consolidar esa buena base. En eso creo que la sociedad tiene que acompañar.

 

El macrismo más acá de la General paz

- ¿Les cuesta más encontrar arraigo en la gente teniendo en cuenta que vienen a mostrar una gestión, como la de Macri, eminentemente urbana?

- Sin embargo en las mediciones Mauricio tiene un conocimiento y aceptación en el interior del país tan fuerte y consolidado como en Buenos Aires…

- Pero eso más que con la política tiene que ver con Boca…

- Mal que nos pese a algunos, si. Es un buen dato de la realidad Aunque acá somos casi todos “gallinas”…

- ¿Cómo van a instalar a Macri en todo el país?

- Macri ya existe. Para nosotros es más fácil porque tenemos un líder instalado y con buen nivel de reconocimiento y una imagen muy fuerte. Lo que falta y eso estamos haciendo acá en Mendoza al igual que otras cuatro provincias como Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Tucumán, es consolidar el equipo que lo sostenga, que creemos que es la Confederación de Partidos, pero también una serie de acuerdos estratégicos con intendentes municipales y sectores activos de la sociedad.

- ¿Hay algún rasgo de la gestión porteña que permita ver esa voluntad?

- En la gestión de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se logró concretar una serie de alianzas que permite que, por ejemplo, hoy en día hasta sectores importantes del PJ integren el gobierno de Macri.

- ¿Usted fue ministro durante algún tiempo de Macri, es verdad?

- María Eugenia Vidal, que era quien iba a asumir como ministra de Desarrollo Social, tenía licencia por maternidad, así que tomé licencia como diputado nacional y me hice cargo durante seis meses del ministerio.

- ¿Pudo hacer algo en ese tiempo?

- Claro. Nos concentramos en tres cosas fundamentales. La primera, fue limpiar la distribución de subsidios, que alcanzaba a una cifra de 300 millones de pesos. Para sintetizar, 48 millones iban “al aire” y corregimos esa situación. Además, en este primer punto, realizamos un reempadronamiento de beneficiarios sociales y terminamos con una situación en la que una de cada tres cajas de alimentos que se entregaba, no se sabía a dónde iba a parar.

En segundo lugar, convertí los planes asistenciales en planes de educación y trabajo, para que la gente tenga oportunidad de salir de la situación de pobreza. Obligamos a los beneficiarios a terminar la secundaria y firmamos convenios con los gremios de taxistas, gastronómicos y con la UOCRA. Por ejemplo, gente que empezaba con un subsidio básico, al final de la capacitación, en pocos meses, salía cobrando sueldos de entre 1.600 y 2.500 pesos según la actividad.

Y finalmente, el tercer eje fue un fuerte trabajo con la niñez. Hicimos un censo de chicos en situación de calle y nos concentramos en dejar que las organizaciones con más experiencia lideraran las soluciones al tema.

- ¿Cómo van a construir la Confederación en Mendoza?

- Primero nos gustaría consolidar el trabajo de Recrear y Compromiso para el Cambio sumando al Partido Demócrata. Esa mesa queremos que sea “tranqueras abiertas” y “sin alambrados”. Ya hemos estado hablando con algunos empresarios y dirigentes sociales, con algunos dirigentes individuales del Justicialismo con la idea de ofrecerles un canal de participación a personas que lo la encuentran en otro lado. Nuestro modelo a seguir es el del Partido Popular de España. Una alianza de partidos que dejaron de lado sus diferencias en función de un programa común. Miraron para adelante. No se detuvieron a mirar las diferencias del pasado.

 

Jaque y el macrismo

- En algún momento trascendió que la Fundación Contemporánea, que es un grupo de pensamiento que acompaña al gobernador Celso Jaque, sirvió como “puente” entre el malargüino y gente ligada a Macri, como Gabriela Michetti y Eugenio Burzaco. ¿Hay un nexo con Jaque en la actualidad, a pesar de que se muestra como “ultrakirchnerista”?

- Nosotros le dimos una mano a Jaque y le prestamos mucha colaboración fundamentalmente en el tema seguridad. Expertos en el tema de nuestro sector como Eugenio Burzaco, trabajaron mucho. Pero finalmente, el sesgo del gobierno nacional hizo fracasar los intentos de sus propios gobernadores de trabajar con seriedad en materia de seguridad. A Jaque le impusieron otra cosa. Obligaron al gobierno de Mendoza a acatar las normas que se dictan desde el CELS.

- ¿Y ahora piensan reabrir el diálogo con Jaque?

- Por ahora consolidar nuestro trabajo. Después se abrirá el diálogo con todos. Será un espacio abierto a sectores y partidos que no hayan encontrado el canal desde donde participar activamente. Para muchos líderes que piensan de la misma manera que nosotros.

- Ustedes dicen que hablaron con dirigentes justicialistas en Mendoza. ¿Se puede saber con quiénes?

- …Dirigentes que no se encuentran contenidos…pero por ejemplo en el tema de seguridad encontramos muchas similitudes con el diputado Daniel Cassia, por ejemplo.

 

El vicepresidente Julio Cobos

- ¿Y con Cobos o su gente? ¿Han hablado?

- Sólo le dejé un mensaje de apoyo al vicepresidente cuando votó en el Senado. Me pareció un acto de coraje cívico y escribí un artículo con mi pensamiento.

- ¿No se sacó una foto frente a su casa?  Todos lo hacen...

- Realmente, no. El optó por seguir siendo el vicepresidente de este gobierno, francamente. Lo que no implica que no me haya parecido muy bueno su gesto y que lo quiera destacar. Hay que ver ahora si fue solo un chispazo o si hay luz de fondo.

- ¿Cómo lo juzgará la historia?

- Yo creo que el juicio de la historia está atado a cómo sigue actuando Cobos. Tenemos que ver la película completa y no solo una foto. Pero una anécdota pinta lo que produjo en la sociedad: en Mar del Plata se habían paralizado completamente las ventas. La recesión era tremenda; todo estaba parado. Y después de la actuación de Cobos en el Senado, hubo como un estallido, una recuperación. Le cambió el humor al país, para bien.

- ¿Qué le pareció el nombramiento de Sergio Massa como Jefe de Gabinete?

- Muy bien, absolutamente. Aunque hay que decir que Cristina echó al único ministro (Alberto Fernández) que tenía diálogo con la oposición. Ahora de lo que hay que empezar a hablar es de construir una república en serio. para eso, Massa tendrá que poner en discusión los superpoderes, el presupuesto del año que viene y recién allí se verá si su nombramiento fue positivo.

Opiniones (9)
22 de agosto de 2017 | 16:16
10
ERROR
22 de agosto de 2017 | 16:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Francamente creo que Jaque siempre le pifia con la alineacion politica. Siempre estuvo más cerca ideológicamente de Macri que de los Kirchner, pero como esta tan desorientado, lo unico que logra es pelearse con todos, con la gente, con la politica y deberia hacerlo con su esposa por el saquito feo que le hizo.
    9
  2. más allá del personaje
    8
  3. Me parece muy importante la posibilidad de esta Confederación. Que no excluya a nadie, pero que no se asiente en lo ¨viejo conocido¨Mendoza necesita ideas diferentes, equipo de gobierno y salir de la encerrona radical justicialista en que nos han metido. Ambos partidos son casi lo mismo en cuanto a ineficacia y corrupción en la gestión. Trabajen seriamente y con inteligencia y van a tener mucha adhesión.
    7
  4. En realidad la nota no me dice nada. Es el mismo discurso escuchado cada vez que el gobierno de turno tiene una crisis. No hay nada nuevo, tanto en la referencias al PP en España, el buscar adherentes, no importa su orígen, para posicionar a los partidos de derecha de nuevo en el poder. Si es cierto, y no es una anécdota, que Francisco Macri sigue haciendo negociados en la Argentina y a pesar de los delitos cometidos (caso correo argentino), jamás ha sido procesado. No obstante, la gente del PRO tiene todo el derecho a difundir sus ideas y uno que otro secretito de Jaque, que muchos saben pertenece a la derecha católica.
    6
  5. Ustedes dicen que hablaron con dirigentes justicialistas en Mendoza. ¿Se puede saber con quiénes? - %u2026Dirigentes que no se encuentran contenidos%u2026pero por ejemplo en el tema de seguridad encontramos muchas similitudes con el diputado Daniel Cassia, por ejemplo.
    5
  6. Pero si quieren hacer algo distito con gente que esta con sobisch, despues con Lopez Murphi, ahora macri, despues que mas saltinbanqui DEMARCHI Si Cobos es borocoto DEMARCHI es recontra borocoto
    4
  7. Ojalá les vaya bien...pero ayudaron a Jaque????? esa partecita a Jaque también se le olvidó contarla...jajaja...y después le dicen "borocotó" a Cobos y nadie se acuerda como va saltando de un lado al otro Celsius
    3
  8. QUE NO LE PREGUNTARON SI ES PARIENTE DE PATRICIA BULLRICH A ESTE SEÑOR AUNQUE IGUAL PARECE BUENA GENTE. ¿qUIENES SERAN SUS REFERENTES MENDOCINOS?
    2
  9. No conocía a Bullrich y creo que nunca votaría por la derecha, pero me pareció muy copada la entrevista, realmente y es interesante este tipo.
    1
En Imágenes