Skay Beilinson

"La música es el eje de mi vida"

El ex guitarrista de Los Redondos se presenta hoy en Mendoza.

Muchas veces, las estrellas de rock parecen inalcanzables. No sólo por lo que producen en la masividad de su gente, sino por la forma de ser y concebir la realidad. Eduardo Skay Beilinson nos recibió como un “tipo” común, y sin intermediarios. Sereno y con una voz cautelosa y poco habitual para un cantante de rock and roll se dispuso a dialogar con MDZ.  

Esta noche se presenta -a las 22- junto a su banda, “Skay y los seguidores de la diosa Kali”, en Cava Vieja (ex bodega Giol), Ozamis 1040 – Maipú.

-¿Cómo estás Eduardo, todo bien?
-La verdad, tranquilo, recuperándome de un resfrío, pero nada para preocuparse. Ahora en casa y ya esperando tocar.

-¿Qué es la marca de Caín?
-De alguna manera completa esta especie de trilogía, es el tercer disco, me cuesta opinar sobre mi propia obra. Lo que si veo es que hace mucho tiempo que venimos trabajando y esto le hace bien a la banda, para que se asiente, es como un viejo vino. El tiempo les hace bien. Cada vez estamos más conectados e interpretando el sentido de cada canción.

-¿Cómo te tratan estos años como solista?
-Bueno, yo justamente no me veo como solista, sino formando parte de un grupo. En definitiva, somos un grupo y valoro el lugar de los integrantes, porque cada uno apoya mucho a esto.

-¿Con el tercer disco, y con respecto a los otros dos, ves que se refleja más la idea musical que tenés en la cabeza?
-Para mí las canciones se me van imponiendo sin que yo me de cuenta. Hay un par de cosas en las que si veo cambios. Estoy cantando mejor que en el primer disco, por ahí en el primero estaba un poco inseguro y ahora de a poco le voy encontrando la vuelta a lo que quiero.

LA MARCA DE CAIN



-¿Cómo es un día sin compromisos musicales en la vida de Skay?
-No tengo dos días iguales, pero poca rutina, depende de la situación en la que me encuentre. Pero si hay dos cosas que son un proceso contínuo. Uno es el estar vinculado a la música siempre, disfruto de tocar la guitarra y estar componiendo, y siempre averiguando sobre esa canción que me está rondando en la cabeza y no se de que carajo se trata. Otro momento importante para mi es la búsqueda del silencio. Trato de encontrar ese momento que me transporte a la paz.

-¿Con qué música te identificás?
-
Me nutro de todo tipo de música. Justamente, de donde menos me alimento, por ahí, son de las cosas que están más circunscriptas en el rock. Me parecen más atractivas esas melodías que están bordeando. De todas maneras hay muchas cosas que me gustan y me parecen fascinantes, porque la música en realidad es fascinante.

-¿Qué sentimiento quedó después de la separación de Los Redondos?
-Las cosas tienen un tiempo, y si bien hubo una historia muy rica, hay que darse cuenta cuando falta el motor que nos impulsaba a tocar. Esa unión de un viaje compartido, y cuando eso se termina y empiezan a importar más las individualidades, uno se da cuanta que se terminó.

-¿Cabe la posibilidad del reencuentro de Los Redondos?
-Uno nunca sabe. Pero no encuentro una razón fuerte para volver y tener que dejar todo esto que estoy haciendo ahora.

-¿Qué relación te quedó con el Indio Solari?
-Prácticamente no nos vemos. Cada uno tiene vidas, valores y objetivos diferentes. El tiempo nos ha distanciado.

-¿En su momento existió una relación de amistad más allá de lo profesional?

-Puede ser. Lo que pasa es que nosotros nos conocemos hace muchísimos años y compartimos muchas cosas juntos, pero el tiempo nos fue dejando en caminos distintos y por eso hoy cada uno hace y tiene lo suyo.

-¿Les molestaba la forma de actuar de la gente que seguía a Los Redondos en cada recital?
-Nosotros lo padecíamos bastante. Es difícil hacerse responsable de eso, porque en definitiva vos sos el que está convocando a esa masividad de gente, y saber que puede terminar en una tragedia es muy caótico.

-¿Escuchás música nacional?
-Muy poco, en realidad escucho poca música en general. Si me pasan muchos demos de grupos que voy conociendo, pero no tengo mucho tiempo para poder sentarme a escuchar mucho. Me parecen muy buenas las cosas de algunos, en diversos fragmentos de lo que hacen.

-¿Qué es la música para Skay?
-La música es el eje de mi vida. A través de la música voy entendiendo el mundo y que significa mi vida y estar aquí. Porque en definitiva he descubierto que soy un inútil para todo menos para la música.

-Elegiste una vez más Mendoza…
-Ya he estado un par de veces por ahí y la verdad es que el público es confortable y la provincia también. Disfrutamos de tocar allá y esperemos que todo salga de la mejor manera.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 07:12
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 07:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial