Ricardo Ponte - Urbanista e investigador

"Tenemos que transformarnos en guardianes de las acequias"

El profesional valoró el proyecto de la Municipalidad de Mendoza para que la Unesco declare a las acequias como Patrimonio de la Humanidad.

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza viene trabajando desde hace tiempo para lograr que las acequias capitalinas sean declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Para ello se avanzó en un acuerdo con la Universidad Nacional de Cuyo, que tiene como objetivo conocer el verdadero estado de esta red histórica y que se ha convertido en un emblema de los mendocinos.

Una de las personas que mejor conoce a las acequias es Ricardo Ponte, arquitecto, urbanista, historiador e investigador del CONICET, que hace unos años escribió un libro referido a la historia de esta red de distribución de riego, cuya finalidad ha sido la misma desde su implementación por los huarpes: garantizar que el agua irrige el desierto y convierta a Mendoza en un vergel.

Ponte dialogó en el programa Cambio de Aire, en MDZ Radio, y comentó la importancia de que las acequias sean declaradas Patrimonio de la Humanidad, el estado actual de ellas y la importancia que la sociedad mendocina debe tener en su cuidado.

Le llaman mucho la atención a quienes visitan nuestra provincia y cuesta mucho explicar de qué se tratan.

Efectivamente. A pesar de ser la Cenicienta, porque las acequias han sido objeto de estudios desde hace poco tiempo, yo hice punta porque saqué un libro llamado “De los caciques del agua a la Mendoza de las acequias", donde conté la historia de las acequias desde los huarpes al presente.

Creo que las acequias son el único elemento que Mendoza tiene para aspirar a una declaratoria de la envergadura de patrimonio cultural de la humanidad, porque es un sistema de riego que tiene un pasado inca, huarpe, hispano y republicano. Es esta larga historia de más de 500 años de acequias, que han seguido siendo el soporte del riego y del agua potable, aún hoy.

También vemos acequias olvidadas, sucias. Por un lado las súper valoramos y por otro la maltratamos.

Obvio, el desafío que tiene Mendoza es demostrar al mundo que los primeros en cuidar las acequias somos nosotros, para que el mundo reconozca el valor cultural de un ejemplo único. Digo ejemplo único, porque hay acequias en San Juan, por ejemplo, pero todos han tomado el ejemplo de Mendoza, que es la creadora.

Hay que tomar cartas en el asunto y verlo desde el punto de vista político, en el sentido de imaginar instituciones que tiene que ver con nuestra realidad. El tema de las acequias desborda a la competencia municipal, no dan abasto los municipios con la limpieza cuando la gente las usa como sitio para tirar la basura.

Tenemos que transformarnos en sus guardianes. Más de una vez le he dicho a la gente q no las ensucie. No sólo son para verlas, sino también para usarlas.

Cuando llueve fuerte, se nota que las usamos de basurero.

Hay que tener una política más activa, no sólo quejarnos. Así como hay posibilidad de una aplicación para denunciar los comercios que no dan factura y georeferencian a quien hace la denuncia, deberíamos hacer lo mismo con este tipo.

¿(La Dirección de) Hidráulica no tiene que ver con las acequias?

No con las acequias urbanas, que son las colapsadas. Tiene que ver con las grandes bajadas aluvionales y los diques de contención del Gran Mendoza. Irrigación está haciendo educación escolar, incluso ha sacado un libro.

Yo siempre he pensado comparar Mendoza con Venecia, porque en ambos lugares el agua es muy importante, por exceso allá y por defecto acá. Obvio que a Venecia le provoca trastornos tener canales; sin embargo, permanentemente está bregando para seguir teniéndolos, sino serías calles.

Para Venecia es costoso mantener los canales, como para Mendoza. La gente quiere eliminar las acequias acá, pero se elimina también la forestación callejera. Cuando llegó el sistema de agua corriente domiciliaria, las acequias se hicieron innecesarias, por eso plantamos árboles. Esto debe ser una política cultural, social y de integración.

No hablan de esto los candidatos políticos.

No. Primero porque ver este problema es ver nuestra propia realidad. Entonces siempre la reforma de la Constitución es que los gobernadores quieren tener más años, pero no piensan que deberíamos tener instituciones que salvaguarden nuestra identidad cultural, ni que el tema de la cultura no es el festival ni el artista convocante, sino que el patrimonio nos interpela como sociedad.

Opiniones (3)
19 de agosto de 2017 | 00:59
4
ERROR
19 de agosto de 2017 | 00:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Este no trabajó en su vida y le pides que sea dirigente? Los dirigentes son personas que aprendieron de todo en la vida y llegan a ello porque saben cómo hacer las cosas. ¿Crees que éste es capaz de hacer algo, más que cobrar sin trabajar?
    3
  2. Brillante nota. Los puntos en donde corresponden. Hacen falta muchísimos Ricardo Ponte en la clase dirigente.
    2
  3. No sería más prioritario limpiarlas?, eliminar las botellas de plástico, basuras y lauchas?...Siempre pensando en el cotillon?....
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial