Rubén Cuello

"La reelección que queremos es para el proyecto político"

El referente de Nuevo Encuentro en Mendoza habló de la propuesta de Guillermo Carmona de una YPF minera, de la situación de género en los poderes del Estado, de la Justicia y hasta de la propuesta de parte del gobernador de Miriam Gallardo para la Corte.

Una de las agrupaciones que forman parte del Frente para la Victoria es Nuevo Encuentro, cuyo dirigente a nivel nacional es el actual titular del Afsca, Martín Sabbatella, mientras que en la provincia reúne a precandidatos para varios cargos, entre ellos, Guillermo Carmona, precandidato a gobernador, y Cristina Campos, precandidata a senadora provincial.

En Mendoza, el referente de esta agrupación es Rubén Cuello, quien ocupó en la provincia el cargo de director de Protección de Derechos Humanos, con quien MDZ Online pudo dialogar sobre varios temas, entre otros, la situación de género en los cargos públicos, la Justicia y la minería.

- ¿A qué se refieren en Nuevo Encuentro cuando habla de derechos humanos, considerando que los hay de primera, segunda y tercera generación?

- Existe una definición que todo el mundo conoce, la de los derechos económicos, sociales y culturales, también existen formas de llegar y de conseguir esa definición, hoy creo que se avanza sobre una mirada de los derechos humanos que está profundamente relacionada con los proyectos políticos. Nuevo Encuentro, en ese sentido, tiene una definición clara. Los derechos humanos tienen que ver con la perspectiva de derechos trasversalmente en todas las políticas que se llevan adelante, no sólo como gestión, sino también como práctica en los lugares en donde nos toca proponer y aportar, entonces, derechos humanos para nosotros son de primera generación, como dice Zaffaroni, porque tienen que ver con la vivienda, con el trabajo, con la salud, con la educación y, por supuesto, con un capítulo que nunca vamos a relegar que es la lucha contra impunidad, la búsqueda de memoria por la verdad y la justicia, que está vinculado con los delitos de lesa humanidad.

- En el caso tuyo, trabajás mucho sobre género, y hay una legislación de cupo que establece el treinta por ciento de mujeres en las listas pero que es peligrosa, porque se ocupan los lugares necesarios para completar el cupo y no se va más allá. ¿Cómo analizan, desde esta forma de ver los derechos humanos, el cupo y la perspectiva de género, considerando la posibilidad de, por ejemplo, candidatos trans?

- Ayer estuvimos en Morón con compañeros que están en la gestión, con Mónica Macha, que es senadora y que trabaja fuertemente con los temas de género y diversidad, y la experiencia que se ha hecho entendemos que forma parte de la reivindicaciones que tiene el partido, porque, además, están probadas en lo empírico. Desde hace mucho tiempo sostenemos que debe haber un porcentaje adecuado que tiene que ver con el cincuenta por ciento, y eso es algo que Guillermo Carmona ha tomado en la propuesta, y entendemos también que hay que dar un salto cultural. También se está discutiendo sobre la concientización que hay que hacer con los trabajadores de la administración pública, que deben acompañar ese proceso donde, en definitiva, las intervenciones en términos de gestión política tienen que estar atravesadas por esta mirada. Las mujeres son la mitad de la lucha, entonces, si uno habla de cupo, puede verse desde la necesidad que se sintió en algún momento de instalarlo como agenda, y quizá haya sido positivo, hoy es necesario avanzar y entender que hay que incorporar de manera definitiva las diferentes perspectivas de género y sus particularidades, porque son las personas las que operativizan las políticas.

- ¿Cuáles son las dificultades concretas en la administración pública a las que te referís?

- Fundamentalmente es el cambio cultural que nos queda por hacer, y esto es algo que nunca se termina de proyectar, y está bien que así suceda, es parte de la realidad, lo que sí entendemos que se debe abordar de una vez por todas es el tema de cómo se resuelve esta perspectiva de género hacia adentro de la administración pública, porque esto va a democratizar las prácticas, que son un aspecto fundamental para que las políticas realmente causen el impacto que necesitamos que causen. Partiendo de la base de que el Estado debe intervenir activamente en la sociedad a través de las políticas públicas y de que es la herramienta que tiene la sociedad para transformar la realizada, es fundamental que ese Estado tenga claridad respecto de los lineamientos. Ese es un tema, pero en el caso del Poder Judicial estamos hablando de un capítulo aparte, porque el Poder Judicial de alguna manera tiene una percepción de sí mismo como un poder independiente, tan independizado que no se sabe bien hasta qué punto esa independencia que se predica es positiva. Nosotros creemos que hay que retornar a una mirada del Poder Judicial que sea realmente republicano, que sea independiente de los poderes fácticos, de los poderes no democráticos que pretenden imponer decisiones que no son para los intereses del conjunto sino para los intereses de una minoría, y en eso hay mucho para hacer en el poder judicial.

- A propósito de la Justicia y la situación de género, en Mendoza tenemos una jueza trans.

- Ayer hablábamos con Cristina Campos, que es nuestra candidata a senadora provincial, y nosotros entendemos que hay que distinguir la problemáticas de las condiciones de género, que son problemáticas afectadas por la discriminación que todavía existe, la violencia y la estigmatización, yo creo que no incide la condición de género respecto de cómo ejecutar políticas, entonces, sería un error tratar de pensar que una persona trans en el Poder Judicial sería mejor o peor, en todo caso es al revés, tenemos que brindar los espacios para que todas las personas con su diferencias enriquezcan las tareas que se desarrollan y, por otro lado, permitir el acceso al poder público a todas la personas que han sido discriminadas por su género. Después viene lo político y lo ideológico, y uno puede compartir o no las ideas. Lo que sí creo es que en el Poder Judicial hay que superar la idea de la imparcialidad aséptica con la que se muestra. En estos últimos tiempos hemos visto cómo eso funciona cómo hay denuncias y contradenuncias de fiscales que están operando claramente en forma política.

- Pero también convengamos en que hay una actitud, tanto desde lo político, en el oficialismo o en la oposición, como desde lo empresarial, en el caso más evidente de Clarín, que favorece esta actitud del Poder Judicial, porque los jueces o los fiscales son buenos o malos según la decisión que tomen, según si esa decisión le viene bien o mal a cada uno.

- Eso puede haber sucedido en algunos casos, pero lo que yo sí creo importante destacar es que en estos últimos años se ha abierto el debate sobre qué es lo que ocurre en el Poder Judicial. El poder judicial es el poder más opaco de los tres poderes del Estado.

- En eso vamos a coincidir, ahora, a lo que me refiero es a lo que se ve cotidianamente en los medios de comunicación, tanto oficialistas como opositores.

- Vos lo has dicho, se ve en los medios de comunicación. La idea es trabajar y abrir las puertas de la institucionalidad hacia la comunidad sin miedo, porque cuáles son las responsabilidades que tiene el Poder Judicial, porque no hay que olvidar que también es un poder político, entonces aquí es donde hay que empezar a revisar. Esta idea de que el poder judicial es una suerte de poder omnímodo, aséptico, que está fuera del juego político, no es así. Existen personas que llevan a adelante el Poder Judicial y eso es humano, y no está mal que se vea, lo que hay que tratar es de blanquear esa situación en la sociedad y plantearnos cuál es la Justicia que como sociedad queremos. Este Poder Judicial corresponde a un modelo de país que nos hizo mucho daño, y lo que está claro es que hay que democratizarlo, porque sus prácticas hacia adentro y hacia afuera distan mucho de estar en sintonía con una democracia real, una democracia participativa, que es en definitiva lo que se está imponiendo como paradigma en el mundo.

- ¿Cómo analizan ustedes la propuesta del gobernador Francisco Pérez de Miriam Gallardo para la Suprema Corte y su caída?

- Está en el ámbito de la disputa política. La figura de Gallardo como candidata es analizable desde diferentes posibilidades, pero lo que sí creo que es importante destacar que tenemos personas como [Alfredo] Cornejo, que salen a rasgarse las vestiduras, que pretenden incidir de una manera que creemos que no es legítima sobre ese proceso, tratando de bajar toda la votación porque no le gustan los candidatos que no son de su extracto político, eso es antirrepublicano. Nosotros entendemos que se han seguido mecanismos institucionales, que se ha votado, que se ha evaluado, y que ese proceso no debe ser intervenido mediatizándolo al extremo para generar impacto y distorsionar las decisiones.

- ¿Vos hubieras votado a Gallardo?

- Y, depende, tendría que haber estado ahí.

- Me evadís la respuesta.

- No, lo que yo no hubiera hecho es hacer una conferencia de prensa en la mitad de la votación.

- Retomemos el tema género y función pública. ¿Por qué en los partidos más grandes no son candidatas como cabeza de lista las mujeres, como en el caso de Alejandra Naman o Laura Montero, o cabeza en las lista de concejales?

- Creo que es parte de lo que estamos hablando. Entiendo que lo que se está dando en este momento es una fuerte discusión para que se tome de una vez por todas una decisión sobre qué papeles tienen que jugar las personas. Insisto con el género, porque es mucho más que masculino o femenino, tenemos ahí una cuestión importante para dilucidar, la realidad nos muestra que existe el género trans, que no todo es dicotómico entre lo masculino y lo femenino, y esto es algo que se empieza a resolver con las leyes de identidad de género. Creo que la discusión es más abierta aún. Primero, comprender que nuestra sociedad debe avanzar en la conquista de una mirada mucho más abierta. Los diferentes géneros que forman parte de la condición humana tienen que ser respetados como derechos básicos, y eso se debe traducir en la disputa del poder público, del poder político. Hace veinte años, las mujeres tenían una participación muy reducida en la disputa por los cargos públicos. Siempre es posible avanzar más, entonces, podríamos verlo con otra perspectiva: qué bueno que existe un avance y, por ejemplo, tenemos una fórmula que está expresando también la cuestión del género en la disputa política y en la disputa del poder público. La fórmula de Carmona-Naman incorpora de una manera contundente a las mujeres y también al género trans, entonces ya desde ese momento se está dando la discusión.

- A propósito de derechos humanos, detengámonos en el derecho a un ambiente sano. Hace cuatro años, Carmona se mostraba como antiminero, ahora, hace una semana, propuso una YPF minera. ¿Cómo se concilian estas dos posiciones?

- El eje conceptual sobre eso es cómo se administran los recursos naturales en cuanto a minería, de qué manera se van a explotar los recursos y cómo resolvemos eso en relación con las necesidades de desarrollo. Nosotros tenemos una economía primarizada, que fue lo que nos dejó la década neoliberal, donde solamente proveíamos materias primas y servicios y no había un proyecto político que agregara valor a la materia prima y que se propusiera la legítima explotación de los recursos naturales en función de un proyecto que permitiera inclusión y también un medio ambiente sustentable. Hoy se está dando esa discusión. La propuesta sobre la YPF minera es una propuesta que pretende resolver esa tensión que existe, es decir, primero el Estado ya no es ese ogro malvado que todo lo destruía, que todo lo administraba mal, nosotros entendemos que hemos tenido doce años en los que se ha demostrado que es posible que el Estado sea eficiente, eficaz, pero además que juegue a favor y en función de los intereses populares. Entonces, el Estado, dependiendo de quién y cómo lo administre, puede ser una herramienta fundamental de desarrollo.

- Bueno, pero una YPF minera puede ser un arma de doble filo.

- Puede ser, pero la idea es que podamos fortalecer que el Estado es la herramienta que tienen los pueblos y, sobre todo, los pueblos que sufrimos fuertes intervenciones en contra de los intereses populares. La idea es que siempre es posible avanzar e incluir. El Estado, primero, puede ser muy eficiente, y en segundo lugar, no alcanza con que sea eficiente, sino que debe ser eficiente en función de un proyecto político. Esto también está en discusión hoy y yo lo celebro, porque por primera vez podemos discutir un proyecto político.

- A propósito de país y proyecto político, y no me vueltees con la respuesta, ¿Scioli, Randazzo u otro, y si es otro, quién?

- Lo que la presidenta decida.

- Me vuelteaste.

- No [risas]. Además, es la posición y el lineamiento político de Martín Sabbatella.

- ¿Pero la presidenta va a salir a apoyar a algún candidato?

- Nosotros entendemos que Cristina es la conductora política, que institucionalmente termina su mandato en diciembre.

- Está bien, ¿pero va a salir a apoyar a alguien?

- Yo creo que sí, que va a salir a tomar las decisiones fundamentales en lo político, y eso es legítimo porque se lo ha ganado.

- Supongamos, en un cuadro muy hipotético, que Cristina le da el apoyo a Scioli. ¿Nuevo Encuentro vota a Scioli?

- Nuevo Encuentro va a apoyar lo que se decida. Entendemos que la decisión es compleja, porque, y esta es la confianza no sólo como militante, sino también como pueblo, nuestra conductora política ha demostrado que trabaja en función de un proyecto político al cual hay que darle continuidad. Por eso no es una frase hecha decir que la reelección que queremos es para el proyecto político, necesitamos que continúe este proyecto, además, entendemos nosotros que hay un pueblo que está dispuesto a defender las conquistas que durante doce años se han logrado. No hay forma de que esto vuelva atrás desde este punto de vista, no porque es una fatalidad, no, yo entiendo que el pueblo tiene memoria histórica y esa memoria histórica le plantea la necesidad de defender esta democracia.

Opiniones (16)
23 de octubre de 2017 | 04:02
17
ERROR
23 de octubre de 2017 | 04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que alegria saber que el Sr Cuello está al frente del partido de Sabatela. Los vecinos del Barrio Villa Hortencia nos acordamos de las reuniones que hicimos en su oficina para pedirle que la policía dejara de perseguir a nuestros hijos y cuantas veces vino al barrio, y que más de una ves fue a sacar a alguno de nuestros hijos de la comisaria porque se los llevaban por averiguacion y les pegaban todas las semanas. Felisitaciones y cuente con nosotros! Gracias por ayudar a mi hijo.
    16
  2. Todos conocemos a Rubén, Flor y Ariel que fueron los únicos que se animaron a echar a Miret de la Universidad y pusieron en la escena pública el tema de la complicidad civil y la posibilidad de hacer algo importante sin aparato, sin padrinos, con militancia, sin un mango. Y eso no es un cuento, es parte de la historia de nuestra provincia y un antecedente que dejó en ridículo a más de un mediocre. Que buena señal que la derecha ande nerviosa y siga pegando desde la impunidad de descalificar con mentiras a los cuadros más honestos que tienen la capacidad de llegar al poder para cambiar la realidad. Cuanto miedo les da!!!
    15
  3. Recuerdo a Rubén Cuello de cuando era Director de Derechos Humanos y trajo a la Sra. Susana Trimarco a la provincia para que firmara un acuerdo con el Paco para luchar contra la trata de personas. Obviamente Paco nunca cumplió el acuerdo. Seguramente tenía miedo que agarraran a sus parientes (como su suegro) que explotan gente en las fincas de Mendoza.
    14
  4. Buena nota, con opiniones coherentes de una persona honesta y formada. Siempre a la derecha le queda incómodo que las personas que se juegan y militan con el cuerpo se destaquen con su trayectoria y sin obsecuencia. Esta persona le cambio la realidad a mucha gente cuando fue Director de DDHH, rescató a personas en el medio del campo y denunció la trata laboral como nadie lo había hecho en la provincia, lucho contra la violencia institucional, y jugó siempre del mismo lado, ejemplo de coherencia. Felicitaciones y todo el reconocimiento para el compañero.
    13
  5. Che este ruben cuello es el mismo que trabajaba para el paco y por ladron lo corrieron y es el mismo que se metio a CANPO con su equipucho y los corrieron por ladrones y es el mismo que a njevo encuentro les chorea guita porq no tiene trabajo......un verdadero caradura este y el herrera y la canali......al campo nacional y popular se los pasaron por los huevos y a los compañeros tambien.....no los quiere nadie
    12
  6. Los oligarcas que no quieren la minería en Mendoza, y que hablan del agua pura, son los mismos que contaminan las napas con los agroquímicos, y tienen a sus obreros rurales en negro, o sometidos a trata laboral. Estan nervioshos?? Que pasa, tienen miedo que se les acabe el curro. Mendoza tiene que dejar el feudalismo y entrar al siglo XXI, con Democracia, sin familias que hereden el gobierno, con desarrollo industrial y con políticas publicas activas, a favor del pueblo. Necesitamos mas Kirchnerismo en Mendoza, porque con lo que hay no alcanza, que bueno que aparezca el espacio de Sabbatella en Mendoza. Que van a decir?, que es corrupto?
    11
  7. recuerdo que a mi hijo lo detuvieron a las 9 de la mañana cuando iba a trabara, fue hace tres años, le dispararon un itakaso, por no pararse, porque le dio miedo y siguió en su moto, porque iba a trabajar. llevaba una caja de herramientas y alambre. Le tiraron por la espalda, el tiro le rozo una parte de la espalda, se cayo de la moto. Lo metieron en el calabozo. Me enteré porque no llegó nunca a trbajar y me llamaron. llame a todo el mundo. No tenemos plata, somos una familia de trbajadores, estuvo dos días detenido. Ni siquiera lo hicieron asistir por un médico, en ese momento di con el número personal de telefono del Director de DD HH , el sr. Cuello. Le hable, le conté. Me dijo ya voy para alla. Fue en la comisaría 7º de godoy cruz, nunca lo vamos a olvidar, no mequerían dejar ver a mi hijo y ya habían publicado en Los Andes que habían atrapado a un delincuente en una redada policial. Fue Cuello quien habló con los policías, el que denunció a los policías, el que hizo que lo atendieran a mi hijo, que lo pudiera ver y llevarle una gaseosa y un sanguche y también fue cuello quien hablo con el fiscal , a quien hubo que hacerlo bajar del cielo para que viniera, y se hiciera cargo de la denuncia que hicimos, porque no la quería tomar. Así supe que existían tipos que no se la creen, y que a veces ocupan lugares como funcionarios..nunca antes vi a una persona jugarse así , como si fuera personal, eso para mí, es un dirigente
    10
  8. luego de peregrinar por todo el estado provincial, de hacer colas, de que me hicieran esperar, el señor cuello fue el único que me atendió en el gobierno provincial cuando tuve que tramitar mi pensión. Espero que tenga mucha suerte en este camino, yo lo acompaño
    9
  9. COMO LES DUELE A LOS QUE SIEMPRE HAN DEFENDIDO LOS INTERESES DE UNOS POCOS, QUE EL KIRCHNERISMO SIGA CRECIENDO EN LA PROVINCIA DE MENDOZA, QUE APAREZCAN NUEVOS DIRIGENTES CON CONVICCIONES, QUE EXPRESEN UN VERDADERO CAMBIO, Y NO LA MENTIRA DE CORNEJO QUE VIENE REPRIMIENDO Y ROBANDO DESDE EL GOBIERNO DE COBOS. FELICITACIONES POR ESTE NUEVO ESPACIO, FELICITACIONES AL SEÑOR CUELLO. AGUANTE LA DEMOCRACIA
    8
  10. Muy buena la nota. Me parece importante que surjan nuevos dirigentes, y también nuevos espacios políticos como Nuevo Encuentro. Rubén Cuello recuerdo que estuvo luchando contra la trata de personas y se la jugó en ese sentido. Yo lo voto y lo felicito
    7
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México