Manuel Vilapriño

"Hay que tomar la vida siguiendo el ejemplo de Ingrid"

Psiquiatra y docente de la UNCuyo.

Manuel Vilapriño tiene 37 años es psiquiatra y docente de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de la UNCuyo y de Psicología en la Universidad de Mendoza. Además, trabaja en el hospital Pereyra. Con él hablamos acerca del caso de la ex rehén Ingrid Betancourt, ya que la carga simbólica que supone su encierro y liberación ha tomado carácter universal. Además, la forma en que al mujer enfrentó su regreso causa admiración en el mundo, dada la entereza que expuso.



- Muchos nos hemos visto sorprendidos con la naturalidad que Ingrid Betancourt enfrentó su “regreso a la civilización”…

- Ha sido increíble su respuesta después de más de seis años de estar cautiva. Uno esperaba verla contenta, pero ha sido sorprendente la entereza con la que enfrentó tanta exposición. Se la ve con salud psíquica y con mucha actividad, cuando, sinceramente, uno hubiese esperado complicaciones psiquiátricas o sicológicas.

- ¿No será que estamos muy rodeados por la enfermedad que nos llama la atención un caso de respuesta favorable a una situación difícil?

- Yo tiendo a asociar esta respuesta con el concepto de resiliencia, que es la mayor o menor capacidad de adaptación a situaciones complicadas. Hay personalidades resilientes, como la de Ingrid, quien manifiesta una gran capacidad de adaptación, que supera un conflicto y, encima, mejora su funcionamiento posterior.

- Te mata o te alimenta.

- Claro, eso.

- ¿Por qué las personas tienen distintas respuestas a situaciones semejantes?

- Esto tiene que ver con la personalidad de cada uno, con la forma de ser, el carácter. La personalidad surge de lo constitutivo de cada uno. Está lo hereditario y la educación que recibimos. Sumale a eso las experiencias que tenemos y resulta que la vida nos va moldeando para que demos determinadas respuestas a determinadas situaciones. Esta interacción entre lo genético, la educación y la experiencia de vida moldea la personalidad, que termina de integrarse entre los 18 y los 20 años. 

- Hay un video de fines del año pasado en el que filman a Ingrid B. en la selva, como una especie de prueba de vida. Es éste:

En él, se la ve delgadísima y seria, casi inmóvil, sin mirar a la cámara. Es como si, en ese momento, su mensaje fuese: “Mi dignidad ante todo, no voy a prestarme a tu juego”…

- Uno la ve en esa cinta y piensa ‘pobrecita’, cuando en realidad ahora vemos que su entereza es enorme. Fue una prueba de dignidad. Por eso, cuando ahora se la ve delante de las cámaras, uno piensa que no todo es actuable, que no todo puede ser simulado. Evidentemente la constitución de su personalidad le permite actuar así.

- ¿Qué tan importante es la experiencia para terminar siendo lo que somos?

- Es fundamental. Su valor es altísimo, porque está claro que no todo es genética, constitución. Si vos crecés en medio de la violencia, el egoísmo, el descuido; si en tu hogar no hay amor y cuidados y protección y también límites, entonces se dan los funcionamientos conflictivos.

- ¿O sea que en los violentos también debemos leer un pedido de auxilio?

- Por supuesto. Totalmente. Cuando alguien nace y crece rodeado por la indiferencia, hay que ver ahí una forma de violencia. En muchos casos, salvando los casos psicopáticos, el ejercicio de violencia física o sicológica es un testimonio de los que ese individuo ha vivido durante su vida.

- Ocurre también que la sociedad hace uso diario de la violencia contra el individuo…

- Estoy de acuerdo, aunque, como ya vimos las respuestas no son siempre las mismas para condiciones de vida similares, más allá del nivel social.

- ¿Cómo imagina el regreso a la vida “normal” para Ingrid?

- Muy difícil. Ahora tendrá que empezar a educar a sus hijos de nuevo y deberá adaptarse a eso también. Hay quienes lo hacen mejor y quienes, peor. Ella parece que lo hará muy bien. Adaptación es plasticidad, acomodarse a las circunstancias y personalidades como la de Ingrid pueden salir fortalecidas de cosas así.

- ¿No le vendría bien apoyo profesional?

- No le vendría mal y esto no significa que ella esté mal, pero no tuvo proceso. De ser una rehén en la selva, pasó a los helicópteros, aviones, cámaras de televisión. Nosotros podemos hipotetizar, pero llama la atención que lo haya podido hacer así. ¿Qué hubiera pasado conmigo que soy siquiatra? No lo sé.

- En Mendoza las casas se llena de rejas, la seguridad parece ser sinónimo de encierro…

- Sin dudas, la inseguridad es una situación de violencia, pero también la sociedad ha modificado sus valores y las muestras de violencia son mayores. Los parámetros pasan por otro lado y la gente no tiene la seguridad que debiera. A la vez, aumentaron las depresiones, los trastornos de ansiedad e incluso cada vez aparecen más temprano. Vivimos en una sociedad que “estresa” crónicamente. Y hay miedo y el miedo es bueno si me ayuda a manejar mejor una situación; ahora, si me paraliza, es una enfermedad. Y el temor está llevando a que la gente se paralice

- El caso de Iingrid es paradigmático, su liberación produjo una sensación de liberación colectiva…

- Sí, fue como si todos nos sintiéramos aliviados. Con todo lo que ha venido pasando en el país, yo lo viví como una buena noticia y como una demostración de que los problemas pueden ser tomados de otra manera. Y como un ejemplo: no debemos dejar que los problemas nos inmovilicen. Sin embargo, lo de esta mujer es excepcional y tenemos que aprender de ella. Hay que tomar la vida siguiendo el ejemplo de Ingrid.

Opiniones (7)
18 de octubre de 2017 | 11:52
8
ERROR
18 de octubre de 2017 | 11:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Evidentemente usted no es científica, porque sino sabría que lo ideológico es parte de la realidad, es como sin quisiera negar lo psicológico. Podrá decir que, para usted, es menos objetivo o no, pero de esto justamente la ciencia tiene mucho escrito y debatido. Y me parece que en este caso de rehenes, guerrilleros y presidentes, lo ideológico no es un convidado de piedra. Aclarando también, desde la ciencia, que ver esto como cholulismo es hacer un análisis sociológico, más que ideológico.
    7
  2. Me extraña que dos intelectuales como el Doctor y el periodista hagan un análisis tan elemental sobre la liberación de Ingrid. Todo lo teórico que en la nota se plantea me parece adecuado, la referencia a la reciliencia, y demás... Pero no se les ocurre pensar que algo huele mal allí, en ese secuestro, en esa puesta en escena de ella enferma, en ella más saludable que cualquiera de nosotros que sale de una gripe, en ese rescate tan prolijito?. No creo que sea solo su fortaleza, que obviamente la tiene, y está bueno que esté libre.Creo que las FARC no son tan monstruosas ni se comen tantos niños como las pintan. Creo que hay mas turbiedades de las que imaginamos
    6
  3. Dr. Seguramente tenga un brote en un par de meses, cdo tenga que vovler un poco a su vida habitual. No empecemos con el tema del ejemplo de fe y toda esa mierda con la cual pueden surgir algunos fanáticos religiosos.
    5
  4. Estoy de acuerdo con vos, respecto al vuelo que se le a dado a Ingrid......... pero lo que el doctor está haciendo es explicar de forma científica lo que vivió, está viviendo y de cómo puede llegar a ser su vida de ahora en más. Se refiere a su estado anímico, psicológico, emocional, etc. En la nota no se habla que esté bien o mal lo que pasó o lo que eso implica. CREO QUE SIMPLEMENTE TRATARON DE HABLAR DE ALGO CIENTÍFICO, PARA ROMPER CON LA MONOTONÍA Y VOS LE PUSISTE UN TINTE IDEOLÓGICO
    4
  5. Lo que pensé yo cuando liberaron a Ingrid Betancourt fue, prácticamente lo mismo que escribió antes Jorge Ferrari. Sinceramente pensé que con la liberación de ella (situación que me alegra mucho) se iban a olvidar de que hay muchísimas personas más que todavía son rehenes. Lo único que ha estado esperando el mundo es la liberación de Ingrid (porque ya es como una amiga y no le decimos el apellido), pero ¿y los demás? Sólo espero que este pensamiento sea producto del pesimismo y no del realismo...
    3
  6. Es increíble nuestro cholulismo, todos hablamos de Ingrid, es el personaje del año y ya está propuesta para Premio Nobel de la Paz. Todas las cámaras y noticieros, programas epeciales y viajes por el mundo, Papa incluido. Genial, pero ¿y los otros rehenes, que incluso estuvieron muchos más años que ella? ¿Se dan cuenta de que sólo miramos hacia donde apuntan los reflectores. Sólo Ingrid. Tal vez, porque sea de las "nuestras" o sea del jet set internacional y conveniente a EEUU y Europa, sin duda porque era la más (o única) conocida y famosa, tal vez porque comunicacionalmente sea más fácil (y barato) centrar todo en una persona y chau. Pero la cuestión es que nosotros estamos endiosando a una persona que hizo lo mismo que varios más (durante mucho menos tiempo) y de los cuales no sabemos nada, ni los tomamos de ejemplo de nada. Nuestra superficialidad es espantosa.
    2
  7. mala
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes