Liliana Herrero

"Los males del país tienen nombre y apellido"

Cantante que presenta su disco, mañana, en Mendoza.

Recién llegada de una agotadora gira y desde su casa, en Buenos Aires, Liliana Herrero nos concede una entrevista. Pese al cansancio, que se trasluce en la voz, se explaya en cada una de sus respuestas.

En sus reflexiones e inquietudes aparecen el conflicto del campo, los piquetes y la incertidumbre que se percibe en el aire argentino, temas obligados en estos días de máxima tensión en el conflicto agrario.

Cada palabra, puzzle portador de sentido, es parte sustancial de una pieza única que deja entrever la forma que tiene de entender la vida y la música esta cantante entrerriana que visitará suelo mendocino, el próximo miércoles, para presentar su último álbum, "Igual a mi corazón".

El recital, cuya  entrada es un alimento no perecedero que será destinado a los comedores municipales del departamento de Las Heras, está programado a las 21, en el Polideportivo Vicente Polimeni (Roca y Sáenz Peña, Las Heras).

- Contáme de dónde venís llegando...

- Vengo de una gira que hice por San Luis y Córdoba. Fueron cinco días muy lindos, muy intensos en términos de los conciertos y muy cansadores también. Eran lugares a los que no había ido nunca, eso me gustó mucho. Por ejemplo en Villa Mercedes fui a "Don Miranda", un boliche muy grande, y ahí entendí la cueca "Calle Angosta". Es muy estimulante cuando uno va por primera vez a un lugar, porque uno no se sabe qué público va a ir, quién ha escuchado el disco, quién no.

- ¿En Córdoba estuviste en el interior también?

- Fui a capital, a un acto por los noventa años de la Reforma Universitaria y para mi fue muy honroso. Tocó Sonia Poceto con su quinteto y después nosotros. Fue muy hermoso, estaba lleno, era gratis para la gente y eso ayuda mucho, más en estos momentos. Me da mucha alegría cuando es gratis para el público porque está complicado el país y yo estoy muy angustiada.

- ¿Durante el viaje presentaste el disco con el que venís a Mendoza?

- En Villa Mercedes y Río Cuarto fue la presentación del disco. Lo de Córdoba fue exclusivamente por lo de la reforma, porque el 27 de abril lancé el disco allí. Cuando saqué “Litoral” hice el lanzamiento de la gira nacional en el Chaco y este año decidí hacerlo en Córdoba, en el Teatro Libertador; después fuimos a distintos lugares –a veces se me escapan de la memoria por la cantidad-. Ahora iremos a Mendoza y después al sur, en donde tengo una gira grande. Ya estuvimos En Córdoba, Santa Fe, Capital, Rafaela, La Plata. También fuimos a Neuquén y a General Roca, así que los inconvenientes que tiene el país los hemos sufrido todos. Entre los piquetes, el humo y las cenizas del Chaitén, estamos hechos. Cuando veníamos de Río Cuarto tuvimos que hacer un desvío de 50 km por un dique que se había roto. “Hasta piquetes de agua tenemos”, dijimos.



"El tiempo está después", Liliana Herrero en vivo, Santa Fe 2008.

- Son muchísimos lugares considerando que el disco salió el mes pasado

- Salieron muchos conciertos precisamente porque el disco se está divulgando, mostrando y vendiendo mucho. Ha tenido una receptividad enorme, no me lo imaginaba, me pone muy contenta.

- Muchos definen tu estilo como folclore de vanguardia, ¿vos como lo definís?

- Yo no sé si es vanguardia, porque esa es una palabra muy compleja y con una historia bastante equívoca. Muchas veces se ha acusado a las vanguardias de estar separadas de lo popular y viceversa. Yo intento una reflexión y una mirada crítica sobre el pasado y la historia de la música en la Argentina. Sí sostengo el derecho que tiene cada uno de poder buscarle y encontrarle voces nuevas a aquello que muchas veces está rutinizado en nosotros, que no le damos un oído nuevo y que todavía tiene cosas para decir. Esa es mi posición respecto de la música y también respecto de la política. En ese sentido mi actitud, más que vanguardista, aunque no me molesta el término, es una actitud política. Creo que es posible encontrar en voces antiguas -en las fiestas, en las luchas populares, en los combates dormidos en nuestras culturas- voces que tienen aún cosas para decirnos a nosotros, hoy, como argentinos, para poder pensar con valentía lo que somos. Hoy se requiere valentía para no fracasar nuevamente y para que se acaben los males en este país, que tienen nombre y apellido: el sectarismo, la desigualdad social, la injusticia, el hambre, la miseria. Veo con mucha preocupación cuando los países se desvían de ese eje.

-  ¿Cómo influye en tu forma de entender la vida haber estudiado filosofía?

- Fui muchos años profesora de la Universidad Nacional de Rosario (hasta el 2005) y desde 1990 a 1994 fui directora de la carrera en la Facultad de Humanidades. En algún sentido, no pienso a la música como “sin pensamiento” pero al mismo tiempo siento que la música “piensa” y también puede realizar grandes reflexiones sobre el país. Música y filosofía en mí nunca estuvieron separadas. Por filosofía tal vez no entiendo los sistemas o teorías más consagradas sino en las grietas, en el ensayo argentino, en la música; y en Latinoamérica también, últimamente estoy grabando temas de uruguayos y brasileros, ese encuentro me resulta muy interesante.

- En tu blog registrás tus experiencias como en un diario de viaje, ¿cuándo se te ocurrió crearlo?
- Yo no soy muy experta en Internet, más bien soy analfabeta en ese sentido pero siempre hay algún amigo que te da la idea, me enseña y yo le contesto a la gente.

- Te permite tener contacto con la gente desde otro lugar…

- Veo los correos diariamente, y me meto al blog y contesto pero es Leandro, mi productor el que me organiza todo. Él también piensa que es un modo de estar conversando con las personas, hay cartas que me conmueven profundamente. También está ese espacio llamado My Space (Mi Espacio) en donde se puede dejar mensajes pero no públicamente porque ya me parece una exposición muy alta. Es lindo conversar con la gente de manera privada aunque en el terreno de la tecnología se tiende a percibir, cada vez más, la falta de privacidad, la confusión de lo público y lo privado. Hay biografías mías falsísimas que muchos periodistas incluso copian, buscan en el Google y lo que encuentran lo ponen. Por ejemplo, que yo conocí a Fito Páez en Rosario estando presa es totalmente falso, como también es falso que mi papá era íntimo amigo de Atahualpa Yupanqui. Conocí a Fito en Rosario y me une una gran hermandad porque es mi familia.

- De hecho, le dedicaste el disco expresamente a él -que está indudablemente ligado a tú carrera musical- y a tu nieta…

- Sí, que en ese momento estaba por venir y que ahora ya es una niña que el 18 cumple un mes. Es muy difícil que yo edite un disco sin que él lo escuche primero y muchas veces ocurre lo mismo al revés. Su opinión y su sugerencia me importan, es muy agudo para escuchar y percibir dónde está la belleza en la música. Es muy estimulante para mi porque confío plenamente en él. Lo que es insólito que después de tantos años de estar juntos –de cantar como invitada en sus recitales y discos o él en los míos, de trabajar en la producción de mis discos- tocamos un concierto el año pasado, solos, en Porto Alegre. Cuando llegamos nos dijeron que estaban agotadísimas las entradas y que querían que hiciéramos tres funciones más pero sólo hicimos una más.



"Y dale alegría a mi corazón".
Liliana Herrero y Fito Páez, Festival de Invierno de Porto Alegre 2007.


- Por último, si tuvieras que dar algunas pistas, ¿con qué se encuentra la gente que aún no ha escuchado el disco?

- Con una enorme diversidad de música popular de Uruguay, Brasil y Argentina (no sólo del litoral sino de todo el noroeste). Con muchos invitados, una especie de asamblea de música. Con momentos muy calmos, convulsionados, opacos y otros exultantes como los corazones. Porque no es “mi corazón” sino el de todos. Es una frase de un tema que está en el disco, “Chañarcito”, que es de Carlos Guastavino y León Benarós. Dice “Igual a mi corazón” refiriéndose a las espinas de Chañar y al corazón que entre espinas se sostiene.

La entrevista termina pero Liliana agrega, preocupada: "Esperemos que en este viaje a Mendoza no ocurra nada extraño porque es un día complejo, se está llamando a una gran movilización para el miércoles de todos los sectores que están en pugna, así que espero que se pueda hacer el concierto para tener un poco de alegría, intensidad y felicidad, y para que yo pueda decir cosas que pienso".



"El plástico de tu perfume".
Liliana Herrero y Lisandro Aristimuño, en vivo, La Trastienda 2007.

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 18:08
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 18:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.