Hugo Duch

"Hoy, el futuro policía es un alumno de la UNCuyo"

Director del Instituto Universitario de Seguridad Pública

Con la reforma policial llevada a cabo a fines de 1998, la educación de los futuros policías en Mendoza cambió, se intentó que en el plan de estudios existieran más materias relacionadas con los temas humanísticos, ética profesional, información turística, comunicación y psicología social. De esta manera la vieja escuela policial con perfil militar, desaparecía. Aquella vieja escuela que formó a uniformados que luego se vieron envueltos en trágicas muertes o desapariciones de civiles y que le costara el cargo a los Ministros de Gobierno en turno.

Pero a diez años de la puesta en marcha de ese proyecto, el Instituto recién sólo tiene 30 licenciados en Seguridad Ciudadana, y unos cuantos egresados de la Tecnicatura  o Auxiliares, aún así más del 80% de la Policía de Mendoza aún tiene la formación de la vieja escuela. Aunque no se dice en voz alta, uno de los problemas más graves en la institución policial es la poca aceptación que hay de los egresados con títulos universitarios, frente a aquellos que no lo tienen. Algunos aseguran que esta es una vieja “maña policial” difícil de erradicar en poco tiempo.

El Doctor Hugo Duch fue dos veces Director General de Escuelas, primero durante el gobierno de Felipe Llaver y luego con Roberto Iglesias. Desde hace cuatro años está a cargo de la dirección del IUSP (Instituto Universitario de Seguridad Pública), él asegura que la producción intelectual que hay en el mencionado instituto, todavía no está siendo aprovechada en su máximo nivel por los ministerios y menos aún por la sociedad.

Duch está convencido que su paso por este organismo fue un “éxito”, aunque se atreve a una autocrítica.

- A diez años de la reforma policial y a diez años de tantas promesas de cambios en la Policía de Mendoza, ¿cuál es la evaluación que usted realiza?

Esta es una institución joven que empezó hace muy poco, la importancia académica está dada por el hecho de que el 50% de su control, está bajo la atenta mirada de la Universidad Nacional de Cuyo. Bajo ese régimen se hemos ido incorporándonos a todos los planes de ingreso que tiene cualquier facultad en la universidad. Ahora podemos realmente decir que somos parte de esa casa de altos estudios.

- Eso se había planteado en la reforma, ¿no se estaba realizando?

Cuando yo me hice cargo de esta gestión hace cuatro años, hicimos una auditoría y observamos que muchas de las cosas que se planteaban en el programa de estudios no se estaban cumpliendo, por ejemplo el estudio de idiomas. Si no se cumplía con estos pasos, la universidad no podía avalar los títulos de los egresados. Tampoco había conexión con los miembros del Consejo, desde el punto de vista académico. Realmente considero que ese ha sido un logro en mi gestión, profesionales como el doctor Roberto Godoy Lemos,  Benigno Gutiérrez y Juan Carlos Aguiló, fueron nexos importantísimos para hacer que esta relación entre el IUSP y la universidad, funcionara.

- ¿Qué otros problemas ocasionó el hecho de no estar en directa relación con la universidad?

Notamos que se habían hecho algunas modificaciones en el plan de estudios, sin que el consejo estuviera enterado de ello. Desde diciembre del 2007 los planes de estudio del instituto cambiaron, incluimos materias de orientación teórico epistemológicas y se procedió a la separación de las áreas de Seguridad Pública y Penitenciaria.

- Sólo faltan 5 años para que se cumplan los 15 años de la puesta en marcha de la reforma policial. En aquél momento se aseguró que para esa fecha, toda la institución policial sería fruto de la nueva formación encarada en el 98. ¿Usted cree que se puede cumplir con esa promesa?

Yo creo que sí. Usted al principio me preguntó cuál era mi balance sobre los diez años de gestión, y yo le digo que el logro más importante fue el cambio cualitativo. Hemos avanzado en el compromiso de la institución de cumplir con las normas universitarias que se habían planteado desde el principio y que no se estaban cumpliendo en su totalidad. Hoy el estudiante para ser el futuro policía es un alumno que pertenece a la Universidad Nacional de Cuyo.

En cuanto a lo cualitativo, que es a donde apunta su segunda pregunta, podemos decir que en promedio por año están egresando ( entre auxiliares, técnicos y licenciados en seguridad pública), unos 1000 policías por año. Cuando me hice cargo en el 2004, a penas egresaban 300, y ninguno logró la licenciatura, ya hay 30 licenciados que están trabajando en la fuerza.

- ¿Es un número muy escaso para llegar a los objetivos no?

Puede ser, pero hace cuatro años, los egresados de la licenciatura no sabían  cómo debían presentar  su tesis final, por ello muchos llegaban a cumplir las horas académicas y nunca presentaban su tesina. Al observar eso, se empezó a trabajar en la formación de los alumnos para que puedan llevar adelante un trabajo de investigación importante para su carrera y que podría servir para utilizarse en la practica.

- ¿Qué tipo de trabajos han presentado?

Estamos hablando de investigaciones que los mismos uniformados hicieron sobre diversos temas tales como violencia en las escuelas, policía comunitaria, proyección de la policía en el siglo XXI entre otros.

- ¿Servirían para  ser aplicados en las gestiones de los ministerios?

Por supuesto, acá hay una gran producción intelectual que ningún ministro de ninguna gestión supo aprovechar. Acá hay una base quizás para futuros planes de seguridad que se han gestado en el seno mismo de la policía.

- ¿Qué se hizo para que los egresados aumentaran también?

Abrimos varias delegaciones en el sur provincial, y en el este, en donde la cantidad de inscriptos ha ido creciendo paulatinamente. En el 2004 había un total de 250 matriculados en la provincia, ahora hay más de 1600.

- ¿Usted nota que la institución se está jerarquizando?

Si porque es la única en el país con estas características, que tiene un grado de aceptación importante en la Secretaría de Seguridad Interior dependiente del Ministerio del Interior, en donde hemos tenido la oportunidad de contar nuestra experiencia. Yo he sido expositor en encuentros, y jefes académicos de otras instituciones se han puesto en contacto conmigo porque les ha gustado la escuela con el soporte universitario.

-Durante años la fuerza policial en Mendoza ha sido subestimada por los ciudadanos, en realidad nunca hubo respeto hacia ellos. ¿Usted cree que eso cambiará?

Sí, yo creo que la sociedad ha sido muy injusta y dura con la policía, es una profesión muy difícil  porque tiene que enfrentarse a los propios ciudadanos a los que tiene que proteger. Yo creo que lentamente se va a producir un cambio cultural en los ciudadanos para que eso deje de ser así. Igual, ahora el policía es diferente y cada vez se notará más.

- ¿Cómo será ese futuro policía según usted?

Ese policía tendrá otros valores y habilidades que le va a permitir resolver problemas acordes con las políticas de los gobiernos provincial y nacional. Ese policía tendrá más del 50% de instrucción práctica, formación jurídica y humanística.

- Siempre se ha dicho que en el ámbito policial hay “mañas” que atentan contra la misma institución, en especial cuando la formación académica ha cambiado tanto. ¿Cómo es la aceptación de este nuevo policía dentro de la misma fuerza, están teniendo problemas de inserción?

Algunos problemitas hay, no sé si diría que son viejas mañas sin tener un conocimiento acabado del tema. Hay una mirada sospechosa de aquel que egresa con un título universitario sobre aquel que no lo tiene, aunque eso pasa en todas las carreras en general. Recordemos que este fue un cambio muy fuerte en la institución, al cual no muchos estuvieron de acuerdo en aceptar.

- ¿Qué falta hacer?

Hay que seguir trabajando en la parte ética, un plan de estudios tiene que tener estructuras teóricas epistemológicas sólidas, en la conciencia de policía y en lo disciplinar y transdisciplinar entre todas las materias. Es decir si queremos trabajar en que el policía tenga más conocimiento ético, eso no se puede hacer de manera aislada, sino transversal con todas las materias.

- ¿Qué críticas hace usted sobre su gestión?

Estoy trabajando para conseguir que los futuros uniformados tengan más pasantías, ahora sólo cumplen una tarea práctica de dos semanas, yo creo que eso debería ser de un mes o más. Aunque considero que en todas las carreras universitarias existe el mismo problema. Un futuro abogado cuando hace pasantías, por lo general lo que más aprende es a coser expedientes. El policía tiene que hacer más práctica y tomar contacto con la realidad, no una pasantía para que barra la vereda de la comisaría, una pasantía con un tutor que lo vaya monitoreando.

- ¿Usted cree que el Instituto debería estar bajo la directa jurisdicción del gobierno provincial?

(Casi sin pausa y subiendo el tono de su respuesta el funcionario dijo) Qué sería de esta institución si dependiera de los avatares políticos?, yo creo que con eso respondo su pregunta. Acá en una gestión de gobernador, se cambiaron 7 ministros de seguridad, es esta institución dependiera de eso, no tendría destino. Por suerte fue algo que se pensó muy bien, el Consejo de Administración, que es el órgano máximo y el director, duran 5 años en sus funciones y quien lo quiera modificar, se deberá enfrentar a las sanción por parte de las mismas instituciones educativas.

- ¿Ha tenido contactos con Ciurca?

Sí, claro. Por los problemas propios del ministerio no han sido muchos, pero hemos estado en contacto. Aunque para mi gusto me gustaría  que ese contacto fuera mejor y quisiera que este claustro generador de conocimiento fuera más consultado por la seguridad.

¿Cómo será el nuevo policía mendocino?

 

Opiniones (11)
24 de agosto de 2017 | 03:06
12
ERROR
24 de agosto de 2017 | 03:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los que conocemos al Instituto desde el principio, los que estamos desde el 2000 podemos decir que, es cierto qe se le "cambió la cara" al edificio desde el 2004. Ahora está identificado su frente, se puede ingresar sin embarrarse, los baños -tanto de los cadetes como del personal - se encuentran en condiciones, las aulas y las oficinas están calefaccionadas, antes no ¿o se olvidan del frío que pasábamos?, los techos se llovían, los profesores no tenían ni Sala para reunirse o pasar los recreos. Y que me cuentan de la Sala de Informática? sigue teniendo 3 computadoras?. Ni hablemos del material didáctico. Claro antes era más fácil, como no había nada, nosotros no teníamos que trabajar tanto. No nos olvidemos que antes los cadetes ni siquiera tenían seguro de vida. En lo administrativo, era muy fácil trabajar, si total no habían archivos, no se recopilaban las normas legales -propias y de otras dependencias. No se tenía una base de datos de todos los alumnos. Bueno, en fin ........
    11
  2. Hasta el 2003 eran más los policías que se iban o jubilaban que los que ingresaban a la fuerza. Con la apertura de las sedes o delegaciones, ahora se nos abrió la oportunidad para estudiar en los departamentos del interior de la provincia.
    10
  3. No sabía, no deja de ser una tranquilidad y una alegria que los futuros policías sean alumnos de la Universidad Nacional de Cuyo..
    9
  4. Hay que continuar con la jerarquizacion de la formacion policial que inicio el Dr. Duch
    8
  5. Somos un grupo de Cadetes de la Delegación Valle de Uco. Queremos agradecer la instrucción que estamos recibiendo, tanto humana como policial. Gracias por permitirnos participar de la maratón que se realizó el 2 de junio en San Carlos. Les mandamos algunas fotos.
    7
  6. TRABAJO DESDE EL INICIO EN EL INSTITUTO Y PUEDO DECIR SIN TEMOR A EQUIVOCARME, QUE LA GESTIÓN DEL DR. MESTRE FUE LA QUE MÁS HIZO POR JERARQUIZAR LA INSTITUCIÓN. UN GRAN HOMBRE CUYA AUTORIDAD EMANABA DE SU CONDUCTA, NO SÓLO SE SUS DICHOS.
    6
  7. Las verdaderas palabras de Hugo Duch tendrían que haber sido: "Hoy la policía no tiene futuro". Cazaban y compañía se encargaron de destruir 100 años de una institución señera en el mundo y eso no se recupera más. Al contrario, ni los licenciados, ni los técnicos ni los auxiliares dan pié con bola, porque si así fuera las cosas estarían arregladas o por lo menos tendrían algún viso de solución. Pero esto es muy simple, a ningún policia le interesa la posibilidad de ir a la cárcel por culpa de los DDHH o de la propia política. Entonces ni los antiguos, ni los modernos, ni los que vendrán van a hacer nada. O sea: "La policía no tiene futuro, no como institución".
    5
  8. Si los policías quieren estudiar me parece fantástico pero no nos confundamos...no están para contener emocionalmente a nadie, para eso hay otros trabajos. Un policía debe ser honesto (como todos los ciudadanos), equilibrado mentalmente y saber actuar bajo presión y situaciones de peligro. No entiendo como Duch está al frente de algo porque fue un verdadero desastre en la DGE.
    4
  9. Las materias las dictan gobernantes porque no se consiguen una lista de profesores por favor y comprueban lo que les digo, el nivel de enseñanza es muy malo o bueno de ahi no pasa, el nivel de asistencia de profesores ya es bajo y todavia reclaman sueldos mas altos por favor... cuando eras director de ese intituto nunca hiciste nada mas que pintarlo y cambiarle la cara, pero nadie te lo dijo nunca la policia son civiles disfrazados que salen a ganarse la comida, nadie se va jugar la vida por dos mangos... entiendan esto es plata no vocacion
    3
  10. el Director Dcuh, se olvidó en los temas de autocrítica colocar el problema actual que tiene con los docentes y no docentes del instituto, que le hemos pedido por nota que nos incluya en las paritarias, por que los sueldos son los mas bajos de toda la provincia!!!
    2
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.