Profesor Domingo De Cara

"Los padres están ausentes en la educación de sus hijos"

Secretario del Consejo Federal de Educación de la Nación

Fue Director General de Escuelas durante toda la gestión en la gobernación de Rodolfo Federico Gabrielli (período 1991-1997). Luego de esos cuatro años intensos al frente de los docentes mendocinos, siguió un año y medio más con la tercera gestión justicialista consecutiva del novel período democrático, la de Arturo Pedro Lafalla. Después dejó la actividad pública local, al menos por un tiempo, “mi etapa de funcionario en Mendoza está concluida”, aseguró.

Ahora,  dentro del Ministerio de Educación de la Nación, es el Secretario del Consejo Federal de Educación de la nación, se encarga de la coordinación de las políticas educativas entre las autoridades nacionales y provinciales, cargo para el que fue reelegido  dos veces consecutivas.

- Usted tiene experiencia como docente y también como funcionario, sus años dentro de la Dirección General de Escuelas le deben haber servido para hoy tener una visión sobre la evolución de la educación en la Argentina. ¿Qué aspectos  podría marcar de esta evolución?

Yo creo que los puntos negativos en las escuelas argentinas y en general en la mayoría de los establecimientos de todo el mundo, es la ausencia de los padres dentro de la educación de sus hijos. Además a esa falta de participación hay que sumarle que cada vez son más demandantes respecto de la escuela, hay una actitud casi clientelar, una tendencia a judicializar las relaciones que realmente no creo que sea lo apropiado, es más bien una moda. Hay una expresión muy simbólica, antes el padre hablaba con el docente y le decía “qué hacemos con este chico profesor?”, sin embargo ahora esa actitud de preocupación por la educación ha cambiado, y el padre pregunta “¿qué han hecho con mi hijo?”. Es una situación lamentable que ocurre bastante seguido en cualquier tipo de escuela, sea privada o pública, incluso a veces es más habitual que suceda en ámbitos privados.

Cuando hablo de la ausencia de los padres restándole importancia a la educación como formadora de sus hijos, que antes se seguía con mucha atención y perseverancia, no me refiero a los sectores sociales menos favorecidos que podría ser que debido a razones laborales, los progenitores tienen poco tiempo para dedicarle a sus hijos, digo que los sectores medios de la sociedad hacen un abandono de los hijos, cuando el aprendizaje puede ser una tarea muy grata para compartir, pero hay que ponerse junto a los chicos, y practicarla.

La agudización de esta falta de compromiso de los padres es una señal muy negativa en la formación de los menores.

-Los cambios dentro de las instituciones también han sido positivos en algunos aspectos  ¿Cuáles son a su modo de ver?

Al mismo tiempo que ocurren estas señales de alarma negativa, se pone de manifiesto que la educación es realmente necesaria, es la base para una sociedad distinta, pero tenemos que apostar a un largo plazo. En países desarrollados como Suecia o Finlandia, en donde el desarrollo económico y social es muy fuerte, esto no es una casualidad. Antes, hace unos 30 o 40 años, esos países tenían una educación inferior, sin embargo apostaron a la educación y hoy están cosechando los frutos de esa siembra.

Esto me parece que son muestras que tiene la clase política, la conciencia y la importancia que tiene para cada país la educación de los jóvenes.

-Haciendo un pantallazo general, algunos podrían llegar a pensar que está haciendo falta  reforzar la idea de la educación como base fundamental en la formación de las personas.

En realidad lo que hace falta es aplicar la ley vigente y hacerlo bien. La ley de educación nacional, si uno la lee y lo hace bien, es realmente un plan de trabajo y es para hacer uso de ella. Lo que es más importante, la ley de educación Nacional, está hecha para la Argentina, tiene muy claros los plazos para poder cumplirla. Por otro lado, la ley de financiamiento educativo, lleva su tercer año consecutivo de aplicación, y están comenzando a aparecer las señales positivas.

-¿La violencia escolar puede considerarse como un problema moderno en la escuela?

Es un tema que siempre está presente en las conversaciones del Ministerio y el Consejo. Este último se reúne una vez por mes, en donde se presentan propuestas para ser analizadas, el Ministerio de Educación tiene un programa de convivencia escolar que desarrolla acciones en las mismas provincias. El tema de la violencia se trata en forma contextualizada, no como un problema de la escuela, sino un efecto de la sociedad. El chico está en la escuela y decodifica los mensajes que le han llegado desde los medios de comunicación, las relaciones humanas, etc.

-Hay docentes y establecimientos escolares en donde el problema de la violencia no se aborda, sino que se esconde ante los padres y el resto de la sociedad. ¿Está haciendo falta capacitación a los docentes?

Una pregunta similar una vez se le hizo al ministro Oporto en Buenos Aires, en donde se habían registrado hechos de violencia muy graves. Él dijo algo que me pareció muy atinado, “diariamente los docentes actúan de manera que la violencia no tenga un presencia activa en las escuelas, es decir, lo que se manifiesta es el hecho cuando la violencia estalla, pero si nos damos cuenta que la sociedad está con más violencia, se puede pensar que podría haber más violencia de lo que realmente hay”. Dicho de otro modo hay mucha más violencia en la sociedad de lo que realmente se observa en las escuelas, y habría más en las instituciones si no se estuvieran haciendo tareas preventivas y persuasivas por parte de los docentes.

Yo particularmente pienso que uno siempre tiene la posibilidad de capacitarse más y aprender más, frente a su pregunta de si los docentes necesitan más capacitación. En el país hay unas 44.000 escuelas que contienen a unos 11 millones de alumnos, y hay un millón de docentes, es decir que hay muchos espacios donde la violencia podría ser peor y no lo son porque los docentes están actuando en función de ellos. En realidad el índice de violencia es menor a la cantidad de personas que se mueven dentro del ambiente educativo. Si los docentes no estuvieran preparados, seguramente habría mucha más violencia de la que hoy sabemos.

- La escuela constantemente está sufriendo cambios, no es algo quieto. ¿Cómo es para usted la escuela moderna?

Yo realmente creo que hay una diversidad de escuelas como para poder decir que la escuela se está adaptando, muchos lo están haciendo, a otras les falta bastante. Si uno analiza el sistema educativo, la educación inicial (5 años) se están cumpliendo los objetivos en la vida social, el juego, el aprendizaje de las letras, en ese sentido el nivel inicial que es el joven, se están logrando los objetivos.

En cuanto a la escuela primaria, en general, también se están cumpliendo los objetivos, en especial como el primer espacio de democratización y conocimiento. La escuela sigue siendo el espacio primero con el conocimiento y la cultura, lo que tenemos que puntualizar es la necesidad de que en la escuela primaria se aprenda de manera más cabal las primeras herramientas del niño que son la lectura y el cálculo. Sin embargo esto no es solo responsabilidad de los docentes, nosotros queremos a través del Consejo, profundizar el espacio de lectura en las escuelas, es algo demasiado simple, pero que se ha ido perdiendo y sigue siendo la base de todo. Quien no tiene el hábito para la lectura, la posibilidad de acceder a la nueva información queda poco a poco aislado de todo lo que lo rodea.
En Mendoza se han hecho trabajos muy interesantes con talleres de lectura que han tenido muy buenos resultados. Lamentablemente esos trabajos no han tenido continuidad en el resto del país.

-¿Qué pasa entonces con la escuela secundaria, se la culpa de ser la gestora de muchos problemas, entre ellos la violencia?

En este momento la escuela secundaria es la que está en crisis, todavía no advierte que tiene que dar el salto más grande en materia educativa. Pero cuado yo digo esto no estoy responsabilizando a los docentes de esta tarea, lo que pasa es que la escuela secundaria fue pensada para sectores que iban a ingresa a estudios superiores. Hoy le estamos pidiendo que sea obligatoria, pero a la vez le estamos pidiendo que prepare a los jóvenes para estudios superiores, para la vida en sociedad y para el trabajo. Esta escuela secundaria tiene que cambiar y mucho.

La ley de Educación de la Nación dice en sus primeros artículos, que hay que concensuar políticas en la escuela secundaria para la organización interna. Es necesario que la escuela sea distinta, porque se genera una relación poco humana entre un docente que entra y sale de un salón con 35 chicos y cuya clase no dura más de 40 minutos. La mayoría de las veces ese docente no alcanza a comprender la relación con el alumno ni su vida. Se plantea entonces que los docentes trabaje en pocas escuelas, que tengan dedicaciones más exclusivas, con salarios actuales, pero no es bueno para el educador, que esté trabajando en 4 o 5 escuelas a la vez, hasta dos establecimientos sería lo adecuado.

-Muchas veces en la secundaria, los docentes no pueden llevar adelante un trabajo planificado.

Es cierto, un docente en la escuela primaria es asignado o reasignado por los directivos del establecimiento, en función de lo que entiende que está capacitado, lo pone en primer grado o tercero, de acuerdo a sus condiciones. En cambio con el docente de secundaria, puede tener un curso y no se lo puede cambiar sino a partir de la decisión de la junta de calificaciones.

- Algunos dicen que también falta equipamiento en las escuelas, por ello no se puede desarrollar una tarea más creativa que incentive a los menores.

Muchas veces se cree que con tener equipamiento se resuelve todo, pero a las herramientas hay que usarlas, y hay escuelas que no lo hacen. De qué me sirve tener una biblioteca o un laboratorio completo, si permanece cerrado para los docentes y alumnos.
Internet hay que saber usarlo, en el portal del ministerio, (www.educar.ar), tenemos miles de docentes que se comunican para familiarizarse de la herramienta y hacer un uso apropiado. Otros docentes, jamás han ingresado al sitio.

Domingo De Cara tiene ahora la difícil función de llevar adelante la formación de los futuros adultos argentinos, sobre un tema muy controvertido en las aulas, la educación sexual en las escuelas de todo el país. Según lo acordado con el Ministerio de Educación de la Nación, la Educación Sexual Integral (ESI) será obligatoria en todos los niveles de enseñanza, con un abordaje transversal en diversas materias, tras ser aprobados ayer sus lineamientos curriculares en el Consejo Federal de Educación (CFE).

La educación sexual se enseñará en materias como  Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Educación Física, Educación Artística y Lengua y Literatura, en los niveles inicial y primario.

En el ciclo básico secundario se la tratará en Formación Etica y Ciudadana, Humanidades, Filosofía y Psicología, entre otras, y también estará incorporada a la Formación Docente en el nivel superior. Según lo aprobado en la reunión de los titulares de Educación de todas las provincias y la Nación, para el resto de los años del nivel medio, cada jurisdicción definirá la modalidad de abordaje de la ESI.

Opiniones (6)
19 de agosto de 2017 | 04:59
7
ERROR
19 de agosto de 2017 | 04:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NECESITAMOS QUE VUELVAS QUERIDO PROFESOR, LA TIA ESTA PERDIDA COMO DE LARUA EN EL PROGRAMA DE TINELLI.- POR FAVOR VOLVE, HABER SI MEJORAN EN ALGO SON IGNORANTES TOTALES.-
    6
  2. como siempre muy interesantes las entrevistas de MDZ Me parece que en medio de tanta incertidumbre las respuestas de este profesor son muy claras e iluminadoras. De lo mejorcito que hemos tenido en la DGE
    5
  3. Me parecen muy claras y realistas las apreciaciones del profesor. Se nota su profesionalismo y conocimiento del tema. Pueda ser que sigamos procurando mejorar la escuela primaria y la secundaria. No todos los funcionarios "curran" y pierden el tiempo, varios como el profesor de cara dedican sus esfuerzos y estudios a pensar y ejecutar políticas serias. Recuerden y estudien todoas las acciones positivas de capacitación, mejoramiento, responsabilidad y respeto a los directivos y docentes que se ejecutaron durante su gestión
    4
  4. Esta muy buena la nota y si bien los conceptos vertidos los podemos tomar como obviedades también es una obviedad el desentendimiento que hay por parte de muchos padres para con la educación de sus hijos. Volviendo al título creo que es preocupante el tema y en algunos casos los padres se comportan como clientes de la educación que esperan les brinde el establecimiento sin ejercer en lo más mínimo su rol de padres educadores. Es más cómodo que otro se haga cargo y si no me cumple le exijo o reclamo, total el cliente siempre tiene razón.
    3
  5. La noticia me hizo pensar que muchas veces como mamá, no me gusta que me digan si hice algo mal. Pero creo que es así. Cuando dicen "su hijo", nos da por contestar al toque: no es su culpa, fue de otro/s, incluido el profesor. Parece que el "su" nos hace reaccionar tratando de DES-responsabilizarnos, como reacción psicológica de no hacernos cargo y culpamos al otro. En definitiva, creo que tratamos que la escuela/los docentes nos resuelvan todo, y si nos "piden" algo: compromiso, trabajo conjunto, participación, nos molesta. Creo que los padres nos tendríamos que volver a sentir como los PRIMEROS EDUCADORES, y la escuela como nuestra colaboradora, Y NO AL REVÉS!! ¿es eso una utopía hoy?
    2
  6. Muy buena la entrevista y los conceptos vertidos por el Profesor, el titulo de la nota importantísimo, tendrían que leerlos muchos padres que sólo se enteran que los hijos van a la escuela cuando lo llaman por algún problema que han originado y no toman conciencia de las actitudos de sus hijos, responsabilizando y desautorizando al profesor.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial