Haydée Caruso

"Hay experiencias positivas en cambios policiales"

Coordinadora de la Red latinoamericana de policías

En cualquier película latinoamericana, nueva o vieja, podemos ver la cara corrupta y perniciosa de los policías de nuestros países. Esa es la imagen y esa es la realidad palpable.

Sin embargo, hoy puede encontrarse gente dentro y fuera de las fuerzas policiales con ganas de cambiar no solamente esa imagen, sino la realidad de la seguridad en Latinoamérica.

Uno caso que ha hecho punta a nivel continental no solamente tiene como protagonistas a policías y organizaciones sociales, un cóctel muchas veces explosivo. Sino que involucra a expertos y académicos y es conducido por una mujer. Haydée Caruso.

Ella es nuestra entrevistada y coordina la “Red latinoamericana de policías y sociedad civil”, una iniciativa de la organización brasileña Viva Rio. Tiene en sus manos un proyecto que ha generado un gran interés en por lo menos 10 países, entre ellos el nuestro. Tres policías de Buenos Aires y Neuquén ya participan de la Red con sus opiniones y acciones. Pero aspiran a que este punto de encuentro se transforme en un verdadero nodo que resulte de utilidad para la región.

Aquí nos cuenta el proyecto en marcha y nos anticipa algunas de las tareas programadas.

- ¿Cuándo nació la Red de Policías y Sociedad civil y quiénes participan?

- La red surgió en 2006 y hoy cuenta con la participación de miembros, tanto policías como civiles, de 10 países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Perú, Venezuela y México.

Básicamente, la Red pretende difundir conocimiento y promover intercambios entre actores latinoamericanos del área de seguridad pública, con el objetivo de incentivar su participación en los procesos locales de reforma policial.

- ¿Cuál es la idea de que policías y dirigentes sociales se encuentren en una red Latinoamericana?

- Buscamos consolidar un foro para policías latinoamericanos comprometidos con iniciativas de reforma o desarrollo institucional de sus corporaciones. Creemos que es una forma de construir puentes y canales de diálogo entre investigadores, organizaciones de la sociedad civil y policías. Y además creemos que es una apuesta muy interesante lograr identificar, cualificar y apoyar a líderes policiales, cuyas trayectorias profesionales conlleven experiencias de formulación, gestión y ejecución de proyectos.

- ¿Hay suficiente experiencia en Latinoamérica en reformas policiales como para que las propias fuerzas puedan comparar acciones entre un país y otro?

- Creo que Latinoamérica hoy ya posee experiencias importantes de cambios y desarrollo institucional de sus policías. Por ejemplo, las experiencias de Colombia (especialmente en la ciudad de Bogotá), la policía de Minas Gerais en Brasil, la provincia de Buenos Aires y el reciente proceso de construcción de una comisión para la reforma policial en Venezuela son marcos importantes de estos cambios.

Es importante señalar que las reformas no son totales, quiero decir, son sectores o aspectos de las policías que empiezan a cambiar, pero esto ya se hace importante en nuestro contexto latinoamericano de jóvenes democracias.

Otro aspecto fundamental es que hoy en nuestro continente hay cosas para intercambiar entre nosotros y esto es importante porque evita la copia de “modelos” europeos o norteamericanos que ni siempre guardan conexión con nuestra realidad.

- ¿Hay reformas que sean consideradas exitosas? ¿Cuáles, por ejemplo?

- El caso de Minas Gerais en Brasil es hoy una referencia nacional.  Tanto como los Carabineros de Chile cuánto la policía de Investigaciones también son buenos ejemplos.

Hoy en nuestro sitio de Internet (www.comunidadsegura.org) ofrecemos un libro de la investigadora Lucía Damert al respecto que puede ser bajado y leido completamente

- ¿Los policías participan activamente de la Red? ¿De qué manera?

Construimos diversas actividades para los miembros, tales como un curso de Liderazgo para el Desarrollo Institucional Policial que reúne conocimientos teóricos y saberes prácticos que apuntan a la relación de la policía con el Estado y con la sociedad. También programamos viajes de estudio, foros y Chat, por ejemplo.

- ¿Los gobernantes políticos de la seguridad también se han mostrado interesados?

- Aún no estamos trabajando con los gobiernos. Nuestra estrategia es fortalecer a los propios líderes policías. Pero creemos que muy breve la red necesitará aproximarse de los gobernantes que tienen la responsabilidad por la toma de decisión política.

- ¿Es posible el intercambio entre sectores que siempre se han mostrado antagónicos, como por ejemplo "policía y juventud"?

- Este ha sido un tema recurrente en nuestros debates. Estamos regularmente estimulando la producción de artículos sobre este tema, en especial, focalizando el rol de los jóvenes policías actuando con  jóvenes civiles. 

- ¿Son permeables a las críticas las policías del continente, criticadas por su autogobierno y espíritu de cuerpo cerrado?

- Si, en los foros y chats hay espacio para la crítica a sus propias instituciones. Esto se da porque los Chats son cerrados a los miembros de la red. Todos se conocen y por eso se sienten bien para hablar sobre temas sensibles en sus corporaciones. Por ejemplo, esta semana discutimos el tema de la violencia institucional, abriendo espacio para listar los problemas enfrentados, comparar lo que pasa en los países y proponer alternativas de soluciones.

- ¿Qué valor se les da en la red al tema del control social del trabajo policial?

- Este es uno de los 6 temas estructurantes de la red. Los demás son: mandato policial, planificación, gestión y evaluación del trabajo policial; policía y juventudes; control interno y reforma policial.

- ¿Hay estudios sobre cómo manejar el recurso humano hacia adentro de las policías, su democratización, estímulos, etc?

-Aún no hicimos un estudio específico sobre el tema, pero algunos "cases" de los policías publicados en nuestro libro apuntan para esta dirección.

Sobre esto, contamos con un trabajo que hizo la organización Viva Rio, en Brasil, en 2005. Se trata de un amplio diagnóstico sobre la policía militar de Rio de Janeiro y Soraya El Achkar también hizo un amplio diagnóstico de todas las policías venezolanas. Pero invito a los interesados a que ingresen a nuestra Red y la lean completa.

Opiniones (2)
17 de octubre de 2017 | 13:49
3
ERROR
17 de octubre de 2017 | 13:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Aunque no estoy en total desacuerdo con el análisis de Paracelso creo que es muy fácil hacer críticas de esa naturaleza que no construyen un camino - o sea, o se vende a las estructuras de poder o a la revolución. Si hay una infección es necesario tomar antiobióticos y a la vez buscar estrategias de prevención de largo plazo. Felicito iniciativas como esta que invierten en la sensibilización de policias jóvenes y progresistas y la construcción de puentes entre ellos y otros segmentos de la sociedad.
    2
  2. Me quedo con el primer párrafo de la nota, lo demás es verso. Verso que además puede ser muy redituable para quienes poseen un afán sincero de cambio o simplemente para obtener becas o subsidios para "investigación" supuestamente "científica". El tema "policial" no es un problema de la fuerza y la sociedad civil, y en todo caso el Estado, aquí falta un actor que es el poder económico. Las fuerzas de seguridad son aparatos represivos del Estado al servicio de las clases dominantes. Eso no lo digo yo ni sólo Althusser, en cualquier texto acerca del tema (hasta los más liberales) se puede encontrar esa definición. Si no se modifican las relaciones económicas entre el capital y el trabajo, en el sentido de una mayor participación en el reparto del producto bruto por parte de los sectores más postergados, que en nuestros países son la mayoría, difícilmente se pueda hablar de modificaciones en las estructuras represivas. Sin una política de estado que distribuya las riquezas que todos producimos, las soluciones a niveles subordinados de las políticas estructurales, son coyunturales y destinadas al fracaso. Otro tema, en el que no voy a abundar, es el de las que Zaffaroni denomina "agencias" jurídico-policiales-penitenciarias, verdaderas estructuras dentro de otra estructura, la del Estado, que operan de manera autónoma e intrínsecamente vinculadas con el delito. Cosa que no se resuelve sólo con"buenos policías". Ocupémonos de generar políticas que redunden en una mejor calidad de vida para la mayoría trabajadora, lo demás es puro parche.
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes