Ricardo Scollo

"El egoísmo del artista es difícil de encauzar"

Secretario de Cultura de Mendoza

Es uno de los funcionarios que el gobernador exportó de Malargüe, aprovechando su experiencia como director de Cultura del departamento sureño por varios años. También, aunque él diga que no es así, se trata de uno de los funcionarios de primera línea de más bajo perfil.

Ricardo Scollo se hizo cargo en diciembre de una de las áreas en las que menos se piensa al momento de la distribución presupuestaria, a pesar de tocarle uno de los rasgos más tradicionales de Mendoza al mundo, la Vendimia –en la que, irónicamente, se le va una gran parte de los fondos-.

De las dificultades en su gestión, de las deudas pendientes –que, a esta altura son varias-, y de los recambios políticos que le tocó tras pasar la turbulencia vendimial. De tales circunstancias, hablamos con el Secretario de Cultura de la provincia.

- Después de 8 años de gestión radical ¿Cómo encontró la provincia en materia cultural?

- He seguido las gestiones anteriores, porque tuve la oportunidad de ser director de Cultura en Malargüe durante ocho años. Con los subsecretarios siempre tuvimos una relación muy abierta y un muy buen acercamiento. Quizá era otra visión, ya que era venir desde el departamento. Siempre estuve muy metido como para aprender el funcionamiento de la subsecretaría. No me atrevería a criticarlos, porque lo mismo podría estar pasando ahora. Creo que es una etapa de repensar una nueva política cultural. Lo que me interesa destacar en esta gestión es un trabajo federal, que se irá viendo con el transcurso del tiempo. No se si es porque me tocó el hecho de estar lejos y no ver mucho accionar que se quedaban solamente en los grandes centros urbanos, lo que me provoca a hacer un trabajo más comunitario, más democrático y federal, en cuanto a un rescate de lo que cada municipio tiene.

- ¿Se ha encontrado municipios relegados culturalmente respecto del área provincial?

- Lo fuerte que me he propuesto es refuncionalizar el Consejo de Directores de Cultura, que había dejado de funcionar. Juntar a todos los directores a tomar decisiones respecto de cómo tiene que ir la política cultural. Sí he encontrado que no es tenida muy en cuenta el área de cultura en los municipios. No es para criticar a los intendentes. Creo que es una tarea mía de poder arrimarme al municipio e ir a hablar con el intendente para que le empiecen a dar cabida a muchas de las cosas que no se tienen en cuenta. Normalmente, las direcciones de cultura sufren ser la parte protocolar de cada municipio, y eso no debe ser. Estoy empeñado en que los directores de cultura se sientan apoyados por esta gestión.

- En ese sentido, si bien el área de cultura pasó a depender directamente del gobernador, fue poco lo que aumentó el presupuesto para este año –nota: de o,6% en 2007 a 0,8% este año, es decir, de 21 a 23 millones de pesos-.

- Sí. Esto todo es una cadena, porque aquí hay que incluir a legisladores y a otros ministros para que se haga conciencia de la importancia de tener un presupuesto más firme, que no es un gasto sino realmente una inversión para la provincia y que se ven en cosas muy puntuales como la Vendimia, el Americanto, los Caminos del Vino. Pero esto no tiene que ser lo único que seamos capaces de generar.

- Se lo preguntaba porque cultura siempre es como la cenicienta en el reparto de plata.

- No se si tanto como la cenicienta, pero sí sufrimos siempre. A ver…no es lo puntual ni lo urgente, por allí eso es lo que nosotros normalmente sentimos. Pero creo que se tiene que generar una acción para que los ojos también giren hacia la cultura y se comprenda que también desde la cultura se puede trabajar la seguridad y temáticas de contención social, como ya se lo hemos planteado al gobernador. Acá hay que ir interesando a las partes. Estamos teniendo reuniones con las cámaras de Diputados y Senadores para contarles cuáles son los programas culturales que estamos llevando a cabo, para interesarlos y pedirles que tengan en cuenta todas las variables y acciones que se generen desde el sector, para que después nos avalen un presupuesto más amplio.

- Tengo entendido que el presupuesto ya está bastante acotado para lo que resta del año. ¿Esto es así?

- Realmente sí, es un presupuesto acotado, pero si lo sabemos usar lo podremos redistribuir como corresponde.

- ¿Cuánta es lo que le queda? 

- Y…no te podría decir números, pero estamos detrás de una reposición de partidas. Acuérdense de que Vendimia se lleva gran parte del presupuesto. Ya estamos pidiendo una partida especial sólo para Vendimia, dentro del presupuesto de Cultura, pero que no afecte toda la partida anual. Este año tuvimos que aumentar lo presupuestado respecto de la edición anterior, pero lamentablemente nos contrarrestó bastante. La promesa del ministro de Hacienda es, para después de julio, hacer alguna reposición de fondos.

- Otro de los temas es el cierre de las salas provinciales de teatro y que ha dificultado la labor de los elencos que no cuentan con espacio propio. Incluso, me han comentado que estando cerradas, se realizaba en una de estas salas céntricas un curso de peluquería. ¿Cuándo se van a reabrir? 

- Ya estamos trabajando junto con la Secretaría de Turismo para utilizar la sala Ramponi, en planta baja, para que tenga una doble función. Luis Böhm la necesita para atender a turistas y yo la necesito como sala de teatro. Calculamos que la vamos a habilitar para julio, antes de las vacaciones. Tengo una convocatoria pendiente con los teatreros para charlar sobre el tema. Y la otra es una sala privada, la ex Casa Galli, que la vamos a alquilar para cubrir esta necesidad.

- El Museo Cornelio Moyano sigue cerrado y esta es una queja de los turistas, ya que es una posibilidad menos en la oferta cultural.

- Todavía sigue cerrado. A partir de octubre empiezan los arreglos de los techos, que se han dejado caer. Como una propuesta nuestra, y sabiendo que mucha a mucha gente le ha caído bien, aprovechamos el sponsor del Banco Nación, en avenida San Martín, para disponer de toda la vidriera y exhibir allí toda la colección del Museo Cornelio Moyano. Por un lado estamos privados del museo, pero por otro también queremos que el museo salga afuera y por eso aprovechamos este espacio.

- Hablando con algunos artistas, me comentaban cierto temor porque se están desmantelando las áreas artísticas.

- Yo no lo diría como desmantelar. En el organigrama que hemos planteado, hablamos de una dirección de producción cultural en la que estamos aglutinando el área de danza, plástica, cine y video, letras, que siempre fueron como departamentos estancos con un jefe que no tenía poder de decisión. Ahora la idea es que trabajen en conjunto y que sea el director el que defina la acción a seguir. Y este cambio se va a notar en el edificio, porque ya que las pequeñas peceras de vidrio que estaban en la Sala Elina Alba van a desaparecer y trabajarán juntas en el primer piso.

- Durante un buen tiempo, la UNC estuvo trabajando en un plan estratégico cultural a largo plazo, pero que no parece haber sido muy tenido en cuenta por las autoridades. ¿Ha tomado algo de ese plan?

- Esa ha sido una promesa de gestión que he mantenido con Marcelo Lacerna. Participé como delegado del sur en los foros de discusión y prometí retomar este plan cultural. Además, hace días estuvo reunido con funcionarios de la Secretaría de Cultura de la Nación, y me preguntaban si íbamos a continuar con el plan ya que no sólo generó mucho debate sino que también se invirtió muchos fondos. Ya hemos tomado de este plan cultural, ocho ejes de trabajo: federalización territorial, participación y desarrollo cultural comunitario, capacitación de artistas, gestión de infraestructura para el desarrollo sustentable, investigación del patrimonio tangible y no tangible, legislación cultural, fomento a la comunicación cultural e inserción en lo nacional e internacional.

- Me quedó con este último punto, la inserción nacional e internacional, ya que quiero recordarle que en la última Feria del Libro en Buenos Aires no se pudo participar. De esa manera ¿Cómo pensamos insertarnos globalmente?

- La no participación fue porque no se dieron los plazos de inscripción. El stand tenía un valor de $120 mil que no estaban presupuestados, que se podían haber sacado de algún lado, de sponsors por ejemplo, pero ya no estaban dados estos plazos para inscribirse y la Nación es muy estricta en este sentido. Trabajamos lo mismo en la Feria, presentamos tres libros, tuvimos como clave el último día de cierre –Nota: ese fue el Día de Mendoza-. Y pensando justamente en este hecho, creo que queda claro que ha faltado un área de desarrollo, de producción y de exportación cultural –tal como está planteado en el organigrama actual-. Esta área de exportación va a tener que aprender a jugar con esto: de qué manera vemos la posibilidad para exportar. Todavía no tengo en claro quien va a dirigirla, es un área nueva, pero trabajaría en el apoyo a giras artísticas, la creación de una cámara pymes cultural, la producción discográfica, la creación audiovisual, entre otras.

- Eso ya supone elevar bastante el presupuesto. ¿Jaque avalaría todo esto?

- Creo que sí, porque él ya tiene conciencia y por eso estamos trabajando en una incubadora de empresas culturales, a desarrollarse en estos cuatros años en Guaymallén. Lo veo muy viable, porque ya lo hemos hecho en Malargüe, donde pudimos incubar cuatro empresas de artesanos. Creo que es un buen momento para empezar a crear situaciones que no se queden en la situación de un mercado local.

- Algunas críticas de los escritores se dirigen a Ediciones Culturales, por un lado, debido a la baja calidad de los libros que publica y, por el otro, por su escasa apertura.

- Creo que es un área que estuvo dormida mucho tiempo. Ediciones Culturales va a estar a cargo de Liliana Bermúdez, porque ella ha pedido tomar la posta. Hay unas propuestas lindísimas y el mes que viene estamos lanzando por los medios una serie de libritos. Pero acá también hay otro problema: los escritores quieren sacar sus libros, ¿quién los lee? No hay difusión, y no es por echar culpas hacia atrás. Me he encontrado con muchísimo material en la Secretaría de Cultura y que nunca se difundió. Estamos armando paquetes para enviarlos a las bibliotecas populares. Estamos, entonces, haciendo un libro que se llama “Memoria del Bicentenario”, con muy buen contenido. En una primera etapa, será un librito de bolsillo, que llegue con los diarios. Y vamos a empezar a hacer esta tarea de concientización para volver a leer. Va a ser de autores mendocinos. Nos queda mucha tarea por hacer y hago mea culpa porque llevamos poco tiempo. También hay que empezar a pensar que, hoy por hoy, el libro – en su actual formato- no es lo más interesante. Por allí, la tecnología nos está llevando a que el libro se vaya transformando. No solamente pensar que la producción puede ser a través de un libro cosido, editado, con todos los chiches, sino que podemos buscar otros formatos, como el CD, con más accesibilidad, porque lo que necesitamos es que la gente vuelva a leer y que se interese por el arte.   

- ¿Cómo se viene la feria del libro en Mendoza? ¿Tiene algún adelanto, un escritor de renombre como invitado?

- La primera medida que hemos tomado es cambiar el lugar: va a ser acá en el ECA. También estamos hablando con la Capital para que nos preste la Plaza San Martín, porque está muy poco explotada y está en pleno centro. Se han hecho contacto con 19 editoriales y ya están confirmadas nueve. Y acá, me atrevo a decirlo, nos va a generar un conflicto con los libreros de Mendoza, porque queremos abrir la feria y buscar otras ofertas para la provincia, aunque podemos ofrecerles a ellos también más facilidades para estar. Las editoriales no digo que vayan a estar compitiendo con los libreros, pero sí van a mostrar otras realidades. Todavía no me atrevo a decirte qué escritor va a estar, pero queremos que sea una feria distinta. Hemos planteado algunas locuras interesantes que tienen que ver, quizás, con una visión mía, donde la gente entre no sólo a ver libros sino que también descubra a partir de otras asociaciones que queremos generar.

- No quedó muy clara la partida de funcionarios de segunda línea, como León Repetur y Javier Ozollo.

- Con respecto a los dos directores, creo que tomé la posta porque fui el primero en decidir algunos cambios en el gobierno. Con estas dos personas –se refiere a Ozollo y Repetur- las conocía de distintos trayectos políticos y de haber compartido con ellos distintas experiencias, pero no de haber convivido. Al momento de una planificación, de un criterio y de una forma de pensar la política cultural, no coincidimos. Creo que la prueba estaba en dejar pasar toda una primera etapa, que era la del acomodamiento, más nuestra primera vendimia. Pudimos ir superando distintos obstáculos tanto personales como políticos, pero bueno, por allí es una forma de no terminar de entender personalmente como para hacer una buena gestión. Creo que nunca buscamos atacarnos mutuamente, porque respeto mucho la trayectoria de las personas, pero creo que tenemos distintas capacidades. Compartir y convivir me parece que no era lo adecuado y podíamos recaer en una situación crítica.

- Incluso, Gladys Massi, ya que hubo versiones contrarias al respecto. Desde la Secretaría se decía que se iba a jubilar, pero por otro lado se señalaba que la habían despedido.

- Yo de Gladys no tengo nada que decir, me parece una excelente mujer, muy correcta y muy puntual. Cuando asumo en la Secretaría, ella venía con su renuncia en la mano. Lógicamente me parecía inoportuno quitarle un cargo directivo en un momento tan clave como la Vendimia. Tuvo muy buen trabajo, pero no era de mi equipo. Durante la fiesta, se le dio todo el respaldo. Se le puso más personal que, incluso, era una queja que ella tenía de otras fiestas. El equipo trabajó muy bien pero, bueno, yo quería que trabajara en esta etapa de los foros de Vendimia y que nos ayudara con el próximo concurso. Ya estaba muy cerca su jubilación y queríamos que saliera por la puerta grande, como corresponde a una funcionaria. Teníamos otras intenciones, pero fue muy noble de su parte decir “no comparto esta situación, prefiero dejar”.

- Por último, en este tránsito de Malargüe al Gran Mendoza, ¿Con qué esperaba sorprenderse más? ¿Con el ego de las artistas de la capital o con las roscas de los políticos?

- Muchas veces me lo pregunto y este planteo podría ser un disparador. ¿Qué es lo que noto yo en el artista local? Tienen una cualidad increíble: el valor que tiene por la vida. Este terrible valor de sentirse aferrado a principios de la vida, a saberlos explotar, a quererlos que descubran que los demás lo vivan. Pero cuando descubren eso, no lo digo en general, muchos entran en un egoísmo difícil de encauzar. Viven esta situación muy mágica, pero son muy difíciles a la hora de agrupar, de decidir, cada uno dispara para el lado más cómodo. Creo que ha sido el encontrarme con esta situación. Lo que sí me gusta es que no los conozco. Sí soy un entendedor, pero cada vez que me encuentro en esta situación la gente dice “Ah, Usted es el Secretario de Cultura”. Así puedo descubrir al artista de otra manera, porque no me gusta basarme en lo que me dicen otras personas.

- O sea ¿No está sorprendido por la interna que le tocó vivir?

- No, no, para nada. Forma parte de la cultura política que nos toca vivir, del folklore. Lo que sí y acá tiene que quedar en claro, es que es difícil ser sectariamente partidista en cultura. En esto, la política tiene que ser muy abierta y muy participativa. No puedo ponerle una cruz a un artista plástico porque es de un cuadro político distinto al mío. Yo tengo que darle el valor que se merece como artista.
Opiniones (41)
19 de agosto de 2017 | 06:42
42
ERROR
19 de agosto de 2017 | 06:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. CENTORBI QUE AHORA DECIDE EL MISMO, QUIEN ACTUA EN NUESTRO TEATRO Y QUIEN NO, SIGUE CON SU MAMITA CUIDANDOLE LA ESPALDA, UNA MUJER DE AVANZADA EDAD QUE LE ATIENDE EL TELEFONO, RESUELVE TEMAS, NO ES EMPLEADA....EGOISMO?
    41
  2. Sería interesante que los funcionarios de cultura sean hacedores de cultura. Sería interesante que los funcionarios de cultura no sean aquellas personas que no tuvieron donde colocarlos en otra repartición. Seria interesante que el cargo del pacsem se concursara como concursamos los artistas. Seria interesante que los funcionarios recorran los municipios no para dar cursos sino para mandar fondos para que la cultura federal que despostrica sea una realidad. Seria el secretario de cultura tuviese menos histericos a su alrededor señor Jorge Mario, demasiado perseguido para el cargo que ocupa. Seria interesante que el secretario fuese un artista, y no alguien que ni siquiera demuestra disfrutar de un "librito" que esta por publicar. Si los secretarios son ajenos a la sensibilidad y nunca tiempo de recibir a los hacedores es imposible que la cultura de mendoza tenga un horizonte. El secretario de cultura es un paracaidista que hizo cultura en Malargue, pero una provincia no es Malargue. Nunca vimos un mapa cultural, (ni tampoco el de seguridad) por eso humildemente le ofrecemos una brujula, para que sepan donde estan parados. Hay mucha gente, que es valiosa sumar a pesar de las banderias politicas. Eso si es ser egoísta, Señor Ricardo.
    40
  3. En Cultura cada gestión nueva es peor que la anterior. Me da vergüenza ajena leer las respuestas del Secretario de Cultura. No creo que sea mala persona... simplemente me cuesta entender que ocupe ese cargo. En pocos meses de gestión el jaquismo amenaza con degradar la cultura hasta límites impensables...
    39
  4. "La única forma de hacer cultura es propiciar que el pueblo cante, baile, pinte, escriba y actúe" Guillermo Magrassi, antropólogo argentino. Son épocas de mucha urgencia, en las que lamentablemente las banalidades se llevan gran parte de las "energías sociales". Estamos en emergencia cultural: inseguridad, violencia escolar, deterioro de los espacios públicos, corrupción creciente, ignorancia... Hablar de un "trabajo federal" no alcanza Sr. Scollo, porque se apoya Ud. en debilidades: las secretarías de cultura municipales. Mucho menos sirve su terrible apreciación de que el libro "no es lo interesante" y podríamos reemplazarlo por CD's... Lo demás de la nota es nada, ni política, ni cultura. Les dejo la frase de Magrassi como disparador, por ahí da alguna pista de lo que podríamos estar haciendo en tiempos de emergencia. Y estoy segura que muchos de los "egoístas" se arremangarían para llevar el arte a los barrios. Que sería como llevar esperanza, dignidad, imaginación, alegría de ser humanos.
    38
  5. Estaba convencido de que Usted, Sr. Secretario de Cultura, era una buena persona y que su entorno (compromisos políticos del Gobernador) lo iba a debilitar. Pero me doy cuenta de que Usted es el que falla y de que Usted es el que cree que manejar la Provincia de Mendoza culturalmente es igual que hacerlo en Malargue. No se confunda, Sr. Subsecretario, no es lo mismo. recapacite, demuéstrenos que usted es la persona sabia que aparenta ser y pida disculpas por sus declaraciones. No hay ninguna que se salve de mi censura y de la de muchos. A la Sra. Gladys Masi y a su equipo de colaboradores Usted debe agradecerle de rodillas el éxito de esta última Vendimia. Mo pregunta es: que va a ser de la próxima Vendimia con todo ese equipo (incluída la Sra. Gladys Masi) dispersado. Espero que sus manotazos de ahogado llegado el momento no le obliguen a llamar as Alejandro Pelegrina o a Pedro Marabini (a pesar de sus gorileadas e improvisaciones) para que le salven las papas. Par, piense, recapacite y sea humilde. La pinta de humilde, ya la tuene. Ahora, demuéstrelo.
    37
  6. la sra bermudez no da puntada sin hilo, a saber: 1- cobra 6000 pesos como funcionario de jaque 2-en artes la juega de izquierda y cobra 4000 pesos como docente 3- es editora de alfabeto escolar en diario uno y cobra unos buenos miles de pesos 4-además cobra aparte de todo esto como investigadorea del la uncuyo la mujer orquesta gana más que le gobernador todo esto lo hace desde la mas absoluta incompatibilidad horaria y nadie dice nada. de terror y de corrupción.
    36
  7. Responde haciendo honor a su puesto, un buen alumno que aprendió rápido con las luces de la ciudad a cómo moverse y qué decir. A pesar que se contradice, sabe que no está diciendo nada y que la gente no le va a creer. Saco en claro que: No hay proyecto, no tienen ideas, es más, hicieron la vendimia porque no les queda otra, y lo próximo será la Feria del libro porque... no les queda otra. Lo poco que hay no se difunde. Perdón? Ellos no difunden. Trabajar con los municipios, quiere ser más federal y democrático, bien, con cual empezaron? hace tres meses terminó la Vendimia y 5 que asumió. Y? que departamento está beneficiado? Hará una serie de "libritos", porque los escritores sacan libro pero quién los lee? ja ,el libro no es interesante dice, y luego habla de editar, bien cocido con todo los "chiches". Remata que mejor es un cd para que la gente o sea nosotros descubramos la lectura y el arte ¿? con respecto a la funcionaria que renunció, lo que da a entender es que la iba a echar, pero esperó la Vendimia (nadie se va antes de la fiesta y él recién llegaba), entonces le dijo algo como: -mirá vos podes renunciar y yo quiero que renuncies. Creo que tenemos los funcionarios que nos merecemos, y mucha culpa tienen los artistas locales que piensan Cultura tiene la obligación de darles todo o mantenerles su trabajo. El artista como cualquier otro trabajo tiene que ser independiente. Y no lo son, esperan que el estado les solucionen todo lo problemas. Subsidios que le dicen%u2026 Conclusión: nos quejamos de este Maestro rural que tiene a cargo nuestra cultura, y está bien que lo hagamos, pero también miremos para adentro, está agonía cultural, este silencio en las salas viene hace tiempo, y este señor es uno más, que hoy le toca responder, y no lo hace ni por los artistas ni por la cultura ni por Mendoza.
    35
  8. Lamentablemente es màs de lo mismo,si en 6 meses no ha hecho nada,no tiene ni idea ademàs se ha rodeado de vagos,como el esposo de una diputada nacional en prensa,es màs de lo mismo, y sino veamos Billy Romero y su gestiòn marcada por robos en la Biblioteca San Martìn y pèrdida del Fondo Provincial de la Cultura con el apoyo de Sara Rosales ayer senadora hoy directora de cultura de Guaymallèn y presidenta del centro cultural del multimedio uno , que voto como senadora en el recorte del Fondo Provincial de la Cultura,con Alejandro Pellegrina en artisticas cuando se perdiò el espacio del Banco de Mendoza,luego Lacerna y su larga siesta(muy parecido a Escolo) no cumplia con la ley del Fondo Provincial de la cultura con Jury hablando de Turismo sin dar espacio a cultura ahora persigue artesanos la Mariana y depuès el socio de Moneta es señor Marabini o sea todos desprecian a los artistas,Jaque prometiò el 2 % de presupuesto provincial para cultura,pero claro al gobernador se le olvidan sus promesas o le gusta jugar al truco,solo miente,este señor que habla del egoismo de los artistas le recuerdo que ante cada desastre somos nosotros los que colaboramos sin recibir un peso ,los politicos vienen y sonrien para las fotos,sì los politicos como Ud.¡¡¡. mi madre siempre me dijo que Evita era actrìz o sea era artista y segùn sus dichos era egoista,señor secretario Ud,Romero,Pellegrina,Massi,Lacerna y Marabini cobran sueldos por los artistas y son todos iguales me pregunto ¿donde està el cambio?
    34
  9. pido perdón como mendocino espectador, pido perdón por la falta de coherencia de nuestros gobernantes, por la infecacia, por la ingratitud, por la falta de solidaridad y de respeto.. pido perdón porque aún después de 25 años de democracia no hemos sabido votar a nuestros representantes y ahora somos esclavos de nuestra propia ignorancia y encima destruimos a quienes tienen la capacidad creativa de darnos belleza y sonrisas y mucho más...perdón y no paren aunque muchos contadores quieran sacarles elpan de la boca...no paren ...todavia somos muchos los espectadores..
    33
  10. Los artistas podemos ser desbolados, desorganizados, pero egoistas no. Definitivamente. Ustedes son unos mediocres al igual que todos los que han pasado antes, que hacen de esta secretaria su coto de caza y de negocios. Todo el mundo lo sabe, en especial los artistas. Ni siquiera hace falta hacer nombres... son los mismos de siempre que se reciclan hasta el artazgo. Usted al igual que su gobernador, lo que no tiene es una politica cultural en serio, en profundidad y a largo plazo usted es uno mas de los que creen que el espectaculo con figuras dse Buenos Aires es cultura. Afortunadamente dentro de 50 años nadie se acordará de su patetico paso por esa Secretaría, sin embargo el trabajo de los hombres y mujeres que han aportado su grano de arena a la cultura mendocina, se consolidará y brillará. Podés quedarte y robar como todos, o irte a tu casa, no tiene la mayor importancia. Los hacedores de hechos culturales seguiran trabajando y construyendo, con sus aciertos y sus errores. Y lo de encauzar replanteatelo se que te moves en un ambiente facho y estas un poco contagiado, pero sacatelo de la cabeza eso ya no vuelve mas. Encauzate vos y toda esa banda de chupasirios que te rodea.
    32
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial