Carlos Ciurca

"Estoy trabajando para bajar el delito 100 por ciento"

El ministro de Seguridad está a punto de cumplir un mes en la cartera.

El 9 del mes que viene se cumple un plazo del cual la ciudadanía está muy atenta. Se trata de los primeros seis meses de gestión de Celso Jaque, al final de los cuales el gobernador prometió, durante la campaña electoral, bajar 30% el delito en la provincia.

Si los comentarios de los lectores de nuestro diario sirven para medir la expectativa social, debemos decir que ésta es grande. Pero más bien es una espera incrédula. Muchos creen que la fecha servirá para confirmar que la promesa de Jaque no se cumplió y ya están llamando a movilizarse para elevarle una queja al gobernador.

Carlos Ciurca, actual ministro de Seguridad, será quien deberá poner la cara cuando llegue el 9 de junio. En entrevista con MDZ, promete que no le esquivará al compromiso y anuncia que mostrará los números del delito, les convengan o no al Gobierno.

Muy cerca de cumplir su primer mes de gestión (asumió el 21 de abril), Ciurca explica por qué ha elegido la hiperactividad como estilo de gestión y marca una prioridad: dice que le importa más eliminar la violencia callejera, que desterrar los robos que cometen las bandas organizadas.

De cara a su primer aniversario, el ex legislador cuenta, por último, para qué le sirve al gobernador  Jaque andar con una radio policial del sistema tetra en el bolsillo de su saco.

-Usted está cerca de cumplir un mes como ministro de seguridad, ¿eso es un récord?

-(Piensa, pero no contesta).

-Era un chiste…

-Estamos cerca del mes y un poco la convicción que teníamos como equipo se ha reforzado. Y en lo personal, la responsabilidad asumida. La seguridad es un problema de todos los mendocinos, pero el responsable soy yo. El derecho de la seguridad me lo dio Jaque operativamente a mí para que lo garantice. Mi impronta es la humildad, esfuerzo y firmeza en la toma de decisiones. Reforzar la convicción tiene que ver con duplicar el compromiso. Pero cada día que termina siento que hice todo lo que podía hacer.

-¿Trabajar tanto en el territorio es algo que acordó con el gobernador o es un criterio suyo?

-Es mi perfil, la metodología para que si me cuentan que hay un problema en la comisaría de Luján, yo pueda decir que ya la conozco. Eso me da mayor seguridad y achica el margen de error. Siento que el policía, cuando uno le da la mano en un operativo a las dos de la mañana, se siente acompañado con la presencia. También en lo territorial tengo la tranquilidad de haber retomado el Consejo Asesor de seguridad pública con el mismo actor con el que trabajé dos años (Roberto Godoy Lemos) y con quien pudimos terminar en un aporte de 574 páginas sobre la temática de seguridad.

-¿Usted va a lanzar su plan de seguridad?

-El plan lo presentó Celso Jaque el 23 de agosto de 2007, junto con todos los candidatos. Hago muchas fotocopias para que los que no fueron ese día, lo tengan. Y sobre ese plan estamos trabajando.

-Un plan que durante los primeros tres meses de gestión no se usó, porque estaba el Partido Demócrata…

-Yo creo que Juan Carlos Aguinaga, a quien respeto y con quien tuve la transición esperada, venía aportando al plan de Jaque, aunque con su impronta, que es la del PD. Es imposible imaginar que un partido con profesionales, dirigentes y técnicos, no vaya a incorporar sus propias ideas. Yo no tengo nada que discutir para atrás, ni de Aguinaga ni de Cornejo, y tengo el desafío de aplicar la totalidad del plan de Jaque, con aportes de la calle.

-Usted debe ser el único ministro del gobierno de Jaque que no tiene nada que discutir para atrás…

-No tengo nada que discutir para atrás porque este ministerio tiene características distintas. La velocidad de la gestión hace que el que conduce tenga obligaciones muy similares. Pero esto no significa que yo coincida con todo lo que se ha hecho.

-¿Pero no hay una herencia recibida acá?

-La herencia es la del estado provincial y este es un ministerio donde la oposición aporta siempre. Aún cuando hace un pedido de informes, investiga o debate un proyecto en la bicameral de seguridad. No es un ministerio cerrado, tiene muchos actores. Desde el brazo vertical de la Policía, hasta quienes demandan seguridad y los municipios que colaboran, entre otros. De Leopoldo Orquín, que es presidente de la Inspección General de Seguridad, recibo muchos aportes. O de Alfredo Cornejo, con quien tuve charlas, o Miguel Bondino, con quien compartí mucho trabajo.

-De todos los que nombró, el único que duró toda una  gestión fue Orquín. ¿Cómo va a hacer  para tener un destino parecido?

-El destino no es personal, el destino tiene que ver con un equipo y un gobierno. Soy el responsable, pero hay un equipo, que es el que trabaja todos los días y tenemos objetivos comunes. Y hay un gobierno provincial, con todos sus ministros ocupados en la multicausalidad de los problemas de seguridad.

-Usted habla mucho de la política de seguridad. ¿Pero esta política no está atravesando un momento extraño, con una comisión Bicameral legislativa que está casi desactivada? ¿No está pinchada la política de estado?

-Yo no relaciono la política de estado con la Bicameral.

-¿Pero no es un elemento de ella?

-Es un elemento, Cuando fuimos a la Bicameral nos pusimos a disposición y contamos las acciones inmediatas. Además, cuando se produjo el robo de armas en UMAR, el pedido de informes que hizo la Bicameral fue la respuesta que tenía que dar. La Bicameral tiene un rol fundamental y yo confío en sus aportes.

-Lo que veo como periodista es que está desactivada la Bicameral, en materia de aportes.

-Los integrantes han enviado proyectos de ley…

-Hay actuaciones individuales, pero usted no tiene una Bicameral de la cual reciba controles.

-Mi visión no es esa. La mía es que la Bicameral tiene momentos y perfiles que protagonizan, los cuales no tienen relación directa con la producción de la Bicameral. Lo cierto es que hemos tenido pedidos de informes y propuestas.

-Qué opinión tiene de que el presidente de la Bicameral, que lo tiene que controlar, sea justicialista, igual que usted?

-Cuando fue presidente de la Bicameral, no era oficialista, pero sentía que debíamos ponernos a disposición en aportes. No importa quien presida. Si el presidente es uno de los más dinámicos hacia afuera, también hay dinámicos hacia adentro. Los perfiles se complementan.Yo creo que van a hacer aportes muy concretos y van a controlar las fuerzas de seguridad.

-Respecto del delito: ¿Otra vez se instaló en Mendoza al fenómeno de las bandas delictivas?

-Inteligencia Criminal ha venido haciendo un diagnóstico importante sobre las bandas de Mendoza y las que ingresan a Mendoza. Inteligencia tiene que adelantarse a los acontecimientos y tener la información precisa. Las bandas en Mendoza existen. Pero estos grupos necesitan tiempos mínimos de planificación. Toda esta logística para lograr el objetivo, que es el delito organizado, se puede llegar a detectar cuando tenemos una Inteligencia que está en la calle, y ahí se previene. Estamos trabajando en eso.

-¿Le preocupan robos como el de la joyería del shopping? ¿Inteligencia está trabajando como debería?

-Puede preocuparme o hablarme de características delictuales diferentes a las acostumbradas. Cuando muchos delincuentes no encuentran oportunidad para delinquir, porque no tienen logística, empiezan a ser mano de obra desocupada que captan las bandas.

-¿Hay mucha mano de obra desocupada?

-Hay una hipótesis. Los que saben, dicen que lo que pasó en UMAR (robo de armas) tiene una preparación de un mes. Ante esto, yo puedo decir que llevaba siete días en el ministerio y los delincuentes llevaban entonces 23 días trabajando en el golpe. Es un problema grave, porque el otro delito se sigue produciendo. Los que entienden dicen que esto tiene una logística.

-¿Hoy le preocupa más el delito de las bandas o el eventual, violento, que se produce en las calles y termina muchas veces con muertos?

-El que termina en muerte. La prioridad es cortar la impunidad y prevenir el delito que termina en la muerte de una víctima. Uno prioriza. Hay que estar con presencia para que los delincuentes sepan que si cometen un delito y matan a alguien, vamos a levantar hasta la última piedra para encontrarlos. El ejemplo es lo que pasó con el penitenciario Haro. No era necesario que lo mataran. Podrían haberle dicho que se tirara al suelo. En vez de tirarle, el que lo mató podría haberlo empujado al suelo.

-¿Qué se puede hacer para que eso no ocurra?

-Hay que caer con toda la fuerza en el marco de la ley. No es que se puede delinquir sin violencia y evitando matar. No, no. No se puede hacer nada fuera de la ley. Pero lo que más me preocupa es la violencia y la impunidad que termina innecesariamente  con la vida de cualquiera. Las balas ahora pican en el contorno, no en el entorno. Cualquiera de cualquier rango social está en riesgo. No tenemos que acostumbrarnos a eso. Hay que derrotar eso, es el enemigo mayor, el máximo exponente del delito.

-¿Hay complicidad policial en los hechos delictivos?

-No siempre. En todo caso es la excepción. Yo defiendo la institución policial. La Policía es profesional, está capacitada y el Estado ha invertido en esa capacitación. Esa es la regla, lo otro es la excepción. Cuando saludo a los policías en los operativos de noche, veo que esa es la fuerza a la que tenemos que fortalecer. La que está en la calle, la que está preocupada, la que hay que recomponerle todas las deudas salariales para que no tenga muchos problemas en su casa. La excepción son los que delinquen o son funcionales a los delincuentes.

-El 9 de junio  expira la promesa electoral de bajar el delito un 30% que hizo Celso Jaque. Hay quienes hablan de hacer movilizaciones y cuestiones por el estilo. ¿Va a hacer algún anuncio de reducción del delito ese día?

-No, lo que voy a hacer es decir la verdad de acá, no dar un anuncio. Voy a decir la medición que tenemos. Esto me va a dejar tranquilo, esté lejos o cerca de la meta.

-O sea que usted es consciente entonces de que el 9 de junio es una fecha en la que algo tiene que decirle a la ciudadanía...

-Sí. Algunos lo van a preguntar y otros lo van a recordar, porque fue una meta que Jaque puso en la campaña.

-¿Y si no llega al 30% prometido?

-No es eso lo que más me importa. Lo que me importa es trabajar por esta y otras metas a futuro.

-¿Pero si no se cumple la meta, no será un fracaso?

-Lo que no haría es justificar nada, buscar fundamentos para explicar por qué no se llegó. Lo que voy a hacer es decir: este es un día más de tantos de la gestión, donde hay que dar una respuesta. Pero es un día más. No lo tengo registrado como el “día D”.

-¿Va a hacer una rendición de cuentas?

-Totalmente. Por eso todo el esfuerzo. Hay que estar 24 horas laburando. ¿Para cuanto alcanza en función de esa meta? Lo responderá el gobernador o lo responderé yo si me lo pide. Pero no es mi día D. Mi tranquilidad es cuánto se puede avanzar en función de metas que no son sólo un porcentaje. Aunque hay una meta explícita. Esto no es: “me tapo los oídos y los ojos".

-Hay que salir y decir algo, lo que haya…

-Lo que haya, sí.

-¿Y cómo cree que va a llegar al 9 de junio?

-Le miento si le digo que me he puesto a pensar en lo que está preguntando, o contando los días que faltan. Pero sería torpe negar las metas. En mi caso, voy a responder por todos los días que me tocó ser responsable directo de la seguridad. Voy a decir todo lo que hice.

-Va a ser su primero de mayo…

-¿Por la rendición de cuentas? Sinceramente le digo que todos los días es mi primero de mayo, por la velocidad que tiene esto.

-¿Fue un error prometer en la campaña un descenso del delito del 30%?

-No fue un error, lo sería no trabajar para lograrlo.

-¿De dónde salió el 30%?

-De la meta del candidato a gobernador, Celso Jaque. Yo siento que estoy trabajando para bajar  100% el delito. Después, como se traslada eso a los números, no sé. Siento que algún ciudadano va a poder mirar la impronta, los hechos y las acciones, además de los números.

-Siguiendo con las promesas de campaña, ¿qué pasa con los 40 millones de pesos de la Nación para la seguridad de Mendoza?

-Nosotros estamos ejecutando con fondos propios. El gobernador me ha dicho que tenemos que presentar los proyectos, y que ante esa presentación, la Nación va a hacer el desembolso de los 40 millones.

-O sea, va a haber un desembolso posterior…

-Hoy no es imprescindible que lleguen los 40 millones, porque estamos ejecutando con el presupuesto provincial. Pero esta plata es muy necesaria. Comparada con el presupuesto general parece poco, pero es muy importante.

-¿Usted va a ir con una carpeta debajo del brazo a la Nación a golpear puertas para que le den la plata?

-No, es el gobernador el que va a ir.

-¿Qué tiene previsto hacer con la ley de emergencia en seguridad?

-Estamos haciendo las compras. La ropa y los chalecos para la Policía es lo más importante. Pero esto tiene mecanismos de Fiscalía de Estado y Tribunal de Cuentas. Además, otra prioridad es la compra de vehículos. Si me pregunta, más que la ropa, me importan los chalecos.

-Suena irrisorio que con una ley que le da libertad para el gasto, haya problemas para realizar las compras, como el hecho de los chalecos y la ropa, que fue una promesa no concretada de Aguinaga, y el pago de los juicios de los policías, que datan de hace mucho tiempo.

-El director de administración, que además de comisario es contador, está juntando reclamo por reclamo y expediente por expediente de los policías. Estamos muy cerca de tenerlos todos, pero no estaban todos acá. Son 21.000 reclamos sobre una fuerza de 7.500 policías, con lo cual hay muchos que han hecho varios reclamos.

-¿Es entonces un problema administrativo?

-Sí, es un problema administrativo. Yo quiero dar certezas: quiénes son y cuánto se les debe a cada uno. Con el chaleco y las camperas, el problema es el tiempo de entrega. No hay un depósito que tenga 7.500 camperas de las que necesitamos nosotros. Estamos peleando, además del precio, que haya entrega inmediata, para que las camperas no lleguen en enero.

-¿El gobernador Celso Jaque está involucrado en su gestión?

-Más que involucrado, lo siento al lado mío, aunque no esté. En cada cosa que hago está al lado. Me llama en el momento justo, me da la respuesta oportuna y me da la opinión pertinente. El respaldo es absoluto y no hay mezquindad, tampoco por parte de los funcionarios e intendentes.

-¿Es cierto que Celso Jaque anda con una radio tetra para controlar todo lo que pasa en su ministerio?

-Si, y yo también tengo una.

-¿Para qué tiene una radio el gobernador, para controlar al ministro o para controlar a la policía?

-Para entender cómo funciona el sistema de comunicaciones de la Policía y la tecnología, y para saber qué problemas hay.

-¿Lo hace porque es obsesivo?

-Lo hace de responsable que es. Uno la responsabilidad la puede demostrar o no. Jaque la ejerce.


 

Opiniones (26)
20 de agosto de 2017 | 22:24
27
ERROR
20 de agosto de 2017 | 22:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. AMIGO, CREO QUE CIURCA TENDRIA QUE SER EL GOBERNADOR Y JAQUE EL MINISTRO DE SEGURIDAD. SI JAQUE NOS PROMETIO BAJAR LA DELINCUENCIA EN UN 30% Y CIURCA EL 100% NOS CONVIENE ESTE ÚLTIMO, PUES, COMO EN TODA OPERACIÓN COMERCIAL LA REBAJA MÁS GRANDE SE HACE MAS INTERESANTE. ES MÁS , YO PONDRÍA PARA LA PROVINCIA DE MENDOZA UN GOBIERNO BIPERSONAL CON AMBOS GOBERNANDO. ¿TE IMAGINAS UN GOBIERNO CONJUNTO JAQUE-CIURCA? EN POCO TIEMPO TENEMOS GARANTIZADA UNA DISMINUCIÓN DEL DELITO EN 130%
    26
  2. Por favor, déjense de hablar güevadas y dedíquense a gobernar. Del 30% que ya era sanata ahora pasamos a bajar el delito al 100%. Ciurca tiene la cara de platino iridiado, por lo dura.
    25
  3. Desde ya que el título me parece un sueño por lo que el contenido va sin duda hacia el mismo lugar. Personalmente soy vecino de la Quinta sección y cuando me acerque a la comisaría para consultar sobre un problema concreto la respuesta fue que lamentablemente no contaban con efectivos porque les habían reducido a la mitad la cantidad de personas a cargo. Esto significa que en lugar de 20 efectivos (si, palabra que la cantidad de efectivos con las que contaban, segun los dichos de la persona que me atendió es que antes heran 20) con lo cual podían lastimosamente hacer algo , ahora cuentan con 10, para cubrir una zona bastante extensa y que posee un gran flujo de gente, sobre todo en calles Belgrano, Emilio Civit y Aristides Villanueva a toda hora. Lamentablemente, mas alla de cualquier palabra que se pueda decir, cualqueir recompensa que se pueda ofrecer o cualquier publicidad pro gobierno que nos quiera hacer sentir "en marcha", la realidad es la que vive cada uno de nosotros en su lugar de trabajo, en su casa, en el día a día, esa realidad que parecen desconocer quienes tienen la responsabilidad de velar por nuestra tranquilidad.
    24
  4. NO VAN A QUEDAR NI LAS VENTANAS
    23
  5. MIRÁ LA FOTO. NO ME DIGAS QUE NO TIENE CARA DE SANTO Y QUE NO TOCARÁ ABSOLUTAMENTE NADA DE LO QUE NO LE PERTENEZCA. SE LO VÉ PROFUNDAMENTE IDENTIFICADO Y COMUNICÁNDOSE CON EL SER SUPREMO. TODO PARECERÍA QUE EFECTIVAMENTE TRABAJARÁ DESINTERESADAMENTE PARA REDUCIR EL DELITO EN UN 100% Y TRABAJAR DIA Y NOCHE INCLUSIVE SABADOS , DOMINGOS Y FERIADOS AL SERVICIO DE LA GENTE.
    22
  6. PREGUNTA EN LAS HERAS.....
    21
  7. AL FIN APARECIÓ UN VALIENTE COMPROMETIDO CON SU PUEBLO. PARECE QUE EL HOMBRE ESTÁ DISPUESTO A UN PROFUNDO FILTRADO Y DEPURACION EN LA POLICÍA DE MENDOZA.
    20
  8. -EL CARADURISMO NO TIENE LÍMITES- OTRO GRAN LOGRO QUE NOS PERMITE Y DÁ LA DEMOCRACIA
    19
  9. un mitomano peor que su jefe
    18
  10. Sin ser un experto, con solamente leer todos los días las crónicas policiales de cualquiera de los diarios, uno puede arribar a la conclusión objetiva, de que el delito NO HA BAJADO. Tampoco se ha circunscripto. Por el contrario, los asaltos y robos, se dan en todas las zonas del Gran Mendoza: en pleno centro comercial y bancario, en los centros comerciales abiertos o cerrados, en las plazas, en los hoteles y hosteles, en veterinarias, en casas de alto, medio o humilde nivel. Los delincuentes actúan solos, de a dos, de a cuatro, en bandas. No exagero en lo mas mínimo. Miremos solo el diario de hoy y el de ayer, y saquemos la cuenta. Murió el ferretero asaltado, quisieron robar a una niña en el Shopping, asaltaron a una mutual a escasos metros del Instituto formador de policías, etc. etc. O miremos, al azar, dos de la semana pasada. No hay día en el que no hayan asaltos, robos, salideras, etc. etc. Entonces, la pregunta es obvia: ¿Qué se ha conseguido hasta ahora? ¿Qué ha hecho la inteligencia policial? Se tropieza una y otra vez con la misma piedra: ayer se fugaron 2 presos mas del Hospital Central. Lo mismo que el caso del Lagomaggiore. Ministro, bien dice que "está trabajando", pero, sería bueno ver algunos resultados
    17
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial