Samuel Oliveira

"Esta industria contribuye a la autoestima"

Secretario de Turismo de Recife, Brasil.

En el Salón de los Espejos, en el Hyatt, hay clima de fiesta y alegría. Bien décontracté, al decir de un cronista social ¿Es que se trata de mendocinos de una nueva generación? ¿Son comprovincianos que olvidan por un momento el cansino cuento del desierto sufrido? La respuesta es bien distinta: se trata de una comitiva de brasileros, nordestinos, de la ciudad de Recife, la capital del Estado de Pernambuco. Y entre ellos se encuentra el Secretario de Turismo de la ciudad, Samuel Oliveira.

Una breve reseña debe advertir que se trata de un estado –o provincia, en nuestra división geopolítica- de casi 8 millones de habitantes. Y que Recife es uno de los puertos más antiguos del continente descubierto por portugueses, aunque por un largo período, en el siglo XVII, fue dominio de holandeses. Esta capital es conocida como la Venecia de Brasil, ya que está cortada por 39 puentes. En épocas de carnaval se congregan allí las escolas, dando un colorido menos cliché que el de Río o Salvador. Aunque viejos conocedores aseguran que el único carnaval que aún resiste en sus mejores tradiciones en todo el país se desarrolla en Olinda, también en el mismo Estado.

En 2007, Pernambuco recibió a 3.643.000 turistas. El gasto medio individual diario trepó los 193 millones de reales. Según los datos oficiales, los argentinos que estuvieron en Pernambuco, entre enero y marzo del actual año, gastaron 4.200.000 de reales, cifra desprendida de por los 3.120 argentinos oriundos de Córdoba y Mendoza que aterrizaron en Recife. Según el secretario de Turismo, el mercado argentino es “interesante por las similitudes culturales. Ambos sentimos la misma pasión por la música, el arte y la danza”, explica.

- Los comentarios, los buenos, acerca de su ciudad, han superado los límites de Brasil.

- (Sonríe) Recife es una opción relativamente nueva para los turistas argentinos. Es una ciudad cálida, con una población muy amistosa y amigable. Y nosotros tenemos un producto turístico sobre el que venimos trabajando hace un tiempo, que reúne una oferta tanto para el turista de nuestro país como el internacional. Hemos realizado una gran transformación de la ciudad: en sus parques, sus calles, los mercados, en gran medida por la decidida intervención del prefeito (intendente) Joao Paulo Lima e Silva, que en su gestión, que ya lleva ocho años, realizó el gran cambio que hoy exhibe Recife. Es impresionante lo que se ha logrado con la recuperación de los mercados populares, pensando siempre en el atractivo turístico. También hicimos un trabajo muy serio entre las comunidades, concientizando a los pobladores de la importancia del turismo. En consecuencia hoy Recife es una ciudad con todas las comodidades y servicios de un destino turístico internacional. Y principalmente el que viene desde Argentina. Nuestras playas son muy bonitas, el mar es ideal para tomar baños, y una gastronomía deliciosa con frutos de mar. Y la noche de la ciudad, claro, que es muy agitada, en bares y discotecas.

- Pernambuco es un lugar de extraordinaria riqueza musical.

- Así es. La nuestra es la capital multicultural de Brasil. Y en música tenemos todos los ritmos. Maracatú, forró, frevo...

- Y un gran grupo, mítico, como Nacao Zumbi.

- ¡Claro! Nosotros tenemos grandes expresiones culturales, muy fuertes. Y por eso a este 2008 año lo hemos declarado como el año de turismo en Recife. Para eso hemos organizado un atractivo diario, por lo que hemos completado 365 días de actividades relacionadas con el turismo. En Internet se puede consultar la agenda, así como las distintas alternativas y circuitos más convenientes, según la época de la visita. Hemos completado esta oferta con circuitos segmentados, donde hay actividades relacionadas con el buceo hasta paseos por los mercados. Recife es un excelente punto para bucear. En eso también somos la capital nacional de Brasil.

- ¿En qué lugares desarrollan estas estrategias de promoción?

- Estamos trabajando aquí, en Argentina, en dos ciudades: Córdoba y Mendoza. También lo hacemos en Alemania, Portugal, Italia y España. La labor es promocionar Recife en las principales ciudades de estos países. Lo realizamos por medio de una sociedad que hemos hecho entre el Estado y el sector privado. También está en nuestra agenda la posibilidad de ingresar al mercado americano. Pero quiero decirle que uno de nuestros mayores intereses es consolidar el mercado argentino, ya que se trata de un público al que le gusta el nordeste brasilero. Y todo aquel que va, quiere volver.

- Las cifras de la industria turística en Brasil son formidables. ¿Cuál es la situación de su ciudad?

- Como bien dije nuestra ciudad ha desarrollado un trabajo muy bien planificado, en alianza con el sector privado. Se estipuló un plan y un presupuesto para ejecutarlo.

- Hace ocho años, ¿esto existía?

- No, absolutamente no. Esta planificación a la que me refiero lleva tres años de ejecución. Y se aprovechó de todas las reformas hechas en la ciudad anteriormente. Y desarrollamos campañas, como ésta que nos trae a Mendoza: “Recife te quiere”. Cada acción que organizamos de este tipo tiene su motivación, su presupuesto y su gestor. Nosotros organizamos una reunión semanal para planificar y aprobar las acciones de promoción. También tenemos relación con las universidades, en busca de proyectos y análisis de mercado. Y también hacemos turismo dentro de las comunidades, esto es: en cada barrio descubrir lo particular o alguna cosa que puede ser importante para la atención del turista. Esto es muy importante para la ciudad misma:  los ciudadanos participan de las soluciones para mejorar los accesos, abrir ofertas gastronómicas o ayudar a revitalizar museos y centros culturales. Por eso esta nueva Recife es muy amigable para el turismo, ya que es un proceso que integra a todos.

- ¿Un punto clave fue el haber recuperado los valores tradicionales de la ciudad?

- Exactamente. Porque además eso contribuye a la autoestima de los ciudadanos. Es importante entender que en nuestra concepción el turismo, en el presente y para el futuro, no es hacer una ciudad turística únicamente para los visitantes. El gran valor de las ciudades turísticas es que sean de sus habitantes. A partir del momento en que la población vive su ciudad, disfruta y le gusta su ciudad,  acompaña  el proceso de desarrollo turístico. A nuestro entender, el turista, hoy, quiere estar donde está el pueblo. No quiere un lugar sólo destinado al turismo, y mucho menos quedar atrapado en lugares que sólo tienen a personas en su misma situación. A partir que disponemos la ciudad para sus habitantes es que estamos posibilitando mayores atracciones turísticas.

- Se refirió a la alianza entre el Estado y los privados. ¿Es indispensable este modelo para el progreso?

- Creo que sí. Y tiene que ser una relación con mucha responsabilidad para ambos sectores. Nosotros tenemos que hacer un diagnóstico para saber dónde están los problemas y dividir las responsabilidades. Si yo tengo un mal servicio turístico receptivo, tengo que solucionarlo con esa área específica. Lo mismo si fuera un servicio municipal. Por eso creo que ambos sectores deben unirse, tener conciencia, responsabilidad y realizar diagnósticos muy honestos para resolver las dificultades.

- ¿Cómo se mantiene esta política en las transiciones o cambios de administración pública?

- Nosotros hicimos un trabajo muy volcado a la recuperación de la estima de la población. En todas las áreas del gobierno se establecieron alianzas con el sector privado. Nuestro sistema electoral tiene este año elecciones. Y creemos que el actual intendente será reelegido, ya que cuenta con una aprobación del 80 %. El ha revolucionado la ciudad por sus cambios. Y ha logrado que muchos partidos políticos apoyen su gestión. Pero lo más importante es que el sector privado ve en el actual plan turístico un proyecto serio. Por eso participa de él. Y cuando cambiase la administración, sea quien sea elegido, deberá continuar con las políticas, ya que han demostrado mucho éxito hasta el momento.

- Insisto con las estadísticas del sector en los años recientes.

- Yo estoy a cargo de la secretaría hace dos años. El año pasado fue bastante particular, porque sufrimos la crisis del sector aéreo de Brasil: vuelos atrasados, disminución de frecuencias, incluso problemas en el sector energético. Pero, aún así, la tendencia fue de crecimiento. O sea que no sólo dejamos de caer en los índices de los últimos años, sino que crecimos un 15 % comparado con el resto del país. También logramos aumentar en un 25 % el gasto promedio por visitante, por lo que hemos ganado en calidad respecto al perfil del turista. Y por último una estadística que nos enorgullece, ya que es una conquista muy difícil en estos tiempos: prolongamos la estadía promedio de cada visitante: de 4 a 5 días.

- Uno de los temas más preocupantes, al menos en Mendoza, se relaciona con la inseguridad. Este aspecto es bastante considerado a la hora de decidir un viaje de placer. ¿Cuál es la situación en Recife?

- Realmente Brasil ha sufrido mucho con este tema. También por eso venimos hasta aquí, para dar tranquilidad. Nosotros hemos sufrido mucho con la cuestión de la inseguridad. Y esto ha sido por la presencia de problemas serios, reales, pero también por una difusión muy exagerada, y más preocupante de lo que en realidad era. En Recife tenemos tasas bajísimas de delitos contra turistas. En ese sentido también se ha trabajado en seguridad, en todo el Estado, y la ciudad de Recife ha ayudado. Nosotros, en breve, publicaremos la situación de la seguridad, aunque no es un factor considerable ni que atente la llegada de visitantes.

- Cambiando de tema: ¿cuál es su opinión respecto a la discusión que se plantea ante una nueva candidatura del actual presidente Lula? Constitucionalmente es inviable.

- Bueno, actualmente se está discutiendo el tercer mandato suyo.

- El mismo ha dicho que no se presentaría.

- Yo creo que lo que él ha hecho en nuestro país, los cambios, las dificultades por las cuales atravesó, son cuestiones para analizar. Así como la actitud del presidente Lula en superar los problemas y encontrar soluciones.

- ¿Se está refiriendo al resonado mensalao, aquel escándalo de corrupción?

- Sí, pero también de muchos otros problemas, que fueron exagerados. Incluso algunos no fueron verdaderos. Lula ha sabido superar todo eso. Tiene mucha fuerza. El ha sabido cambiar su equipo cuando precisaba cambiarlo. Ha encontrado gente nueva para acompañarlo. Y hoy Brasil es un país con una economía que está creciendo y más ahora que tenemos crédito internacional muy fuerte. Y es un país que ha resuelto muchos de sus problemas. Y creo que sería un gran regalo si nuestro presidente aceptara postularse para un tercer mandato. Y creo que el pueblo acompaña este deseo. Y si no puede ahora ¿quién sabe? Quizá en otro momento (risas).

- La actual discusión es que para que suceda debería reformarse al menos una cláusula constitucional. ¿Lo cree adecuado?

- Si eso puede ser cambiado, y está previsto, ¿por qué no? Creo que no es ningún cambio de una ley, sino que se está discutiendo en todos los niveles, hasta porque la popularidad del presidente es muy grande. No es un golpe institucional. Y el trabajo que él ha hecho ha dado muy buenos resultados. Nuestra economía tiene reservas muy importantes. Y en el plano internacional Brasil es un país con alta seguridad para las inversiones. Se ha realizado un gran avance en materia de exportaciones y la economía está equilibrada. Esto corre también para la generación de nuevos empleos y la inclusión social, con un fortalecimiento de la clase media. O sea, los números de Brasil son favorables. Creo que un presidente que logró esta situación, y que quisiera continuar, debería poder ser candidato. Sería un gran presidente para nuestro país.

- Existe una alternativa: que Lula no acepte su tercer mandato y que se postule en Argentina.

- (Carcajadas) El también ha contribuido a consolidar la fuerza de América del Sur. Y es un defensor del MERCOSUR, la democracia. Creo que nosotros hemos tenido mucha suerte en tenerlo como presidente.

- ¿Se ha convertido Lula en el verdadero líder natural de una región que pretende ser encabezada por diferentes estilos de conducción?

- Creo que Lula se preocupó mucho, en primer lugar, por hacer el trabajo en casa. No se preocupó mucho por proyectarse. Y lo que hizo fue nada más que trabajar por Brasil. Con eso el ganó el respeto de otros países, además de respetar, y mucho, las instituciones de otros países. No hay que olvidar el mal momento económico de los primeros tiempos del presidente Lula. Aún así el continuó con su esquema, pensando que eso iría a resolver nuestros problemas más graves. Y así los resolvió. El ha consolidado un liderazgo en la región por todo lo que ha hecho. Y basta con ver la historia de su vida para saber de su tenacidad, esfuerzo y convicción.

"Recife te quiere"

Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 02:37
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 02:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.