Eduardo Berríos, médico mendocino

"Pisco era una pirámide de escombros"

El joven que reaccionó tras un terremoto y se convirtió en héroe.

El joven médico mendocino se encontraba de paseo en la ciudad de Pisco el día de la tragedia, uno de los puntos más cercanos al epicentro del sismo. Colaboró en las primeras acciones médicas tras el reciente terremoto de Perú durante una semana, para muchos, de manera heroica.

Por estos días Eduardo Berríos (29) se encuentra en Trujillo, una bella ciudad colonial ubicada a 500 kilómetros de Lima. Planea continuar su viaje a solo 10 días de pasar por una de las experiencias más estremecedoras de su vida, tras colaborar en  las tareas de rescate y atención de las víctimas en el devastado Perú pos terremoto. Piensa seguir recorriendo países hacia el norte hasta llegar a México en los meses que le quedan de viaje. Pero confiesa que "le cuesta salir" de la experiencia del terremoto.

- Cómo fue que llegaste a Pisco?

- Hace como diez años que venía planificando este viaje, y cuando me recibí en diciembre pasado ya no tuve más excusas. En enero  salí por Chile con la idea de conocer los distintos países de Latinoamérica y sus culturas. Primero estuve en San Pedro de Atacama. al norte de Chile donde trabajé dos meses en una disco para juntar dinero. Entonces pude llegar a Bolivia y finalmente a Perú.

- ¿Dónde estabas cuando ocurrió el sismo?

- Con una amiga alemana estábamos acampando en la Playa Lamina, cerca de la Ciudad de Pisco, que se ubica dentro de la península de Paracas. Creo que nos salvó el hecho de que la playa está protegida por la península porque el terremoto trajo unTsunami. Después todo fue muy caótico, colapsó un puente que se conecta con la ruta Panamericana y une Pisco con Lima. Entonces estábamos literalmente desconectados, más allá de la falta de servicios, agua luz, gas. Solo quedaba el transporte aéreo como posibilidad de comunicación.

- ¿Colaboraste a través de alguna organización para dar ayuda a las víctimas?

- No, simplemente me ofrecí a través de un médico militar que conocí en la base militar a donde nos evacuaron en avión. Para llegar ahí tuvimos que caminar alrededor de tres horas por el desierto. Uno no tenía idea de la magnitud del terremoto hasta llegar a una ciudad. El impacto fue cuando regresé a la Ciudad de Pisco y me encontré con un 80% de destrucción, porque la mayoría de las viviendas son de adobe. Con el cuerpo médico atendíamos pacientes y la situación se volvió bastante angustiante, porque con las réplicas la gente se desesperaba y lloraba, algunos decían que "se venía el mar". Entonces comenzaron las epidemias porque pasamos varios días sin agua, ya que el sismo había destruído las cañerías. Entre las enfermedades infectocontagiosas y epidémicas más comunes hay parasitosis, diarreas y además las heridas y el grave nivel de stress pos traumático que se da en estos siniestros.

- ¿Existe una suerte de inspiración Guevarista en tu viaje?

- No es la primera vez que me lo dicen, pero no creo que pueda compararse... ni que llegue tan lejos (risas). En verdad este viaje que empezó siendo sólo para conocer a otras culturas cambió bastante despues de lo que viví en Pisco. Unos días atrás al llegar a Lima me empezaron a caer las fichas y sentí el dolor de la gente por la situación, y se me hace difícil salir de esa experiencia. Hubo otros sucesos como que se derrumbó una carcel y huyeron los presos y hubo saqueos. Uno se siente muy confundido en una situación así.

- ¿Vas a seguir viajando de todos modos?

- Sí, en pocos días tomo una embarcación en el Río Marañón que es un afluente del Río Amazonas para llegar a Iquitos (Ecuador) y de ahí a Manaos (Brasil). Desde esta ciudad se puede llegar por tierra a Venezuela y luego a Colombia. Llevo siete meses viajando y mi objetivo final es completar el año de viaje  llegando a México que fue lo planeado.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 03:10
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 03:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial