ABR, un método de rehabilitación para niños y jóvenes adultos con daño cerebral
Una madre cuenta la experiencia de rehabilitación de su hijo mediante el uso de una novedosa técnica que no recurre a drogas, aparatos eléctricos ni cirugías.

Alejandra Gil es una de las pocas mamás que practica en Mendoza  la rehabilitación biomecánica avanzada (ABR, por las siglas en inglés de Advanced Bio-mechanical Rehabilitation) para mejorar el movimiento y el desempeño motriz de Salvador, su hijo de siete años. Junto a tres familias más, esperan que los mendocinos conozcan los beneficios del tratamiento y lo puedan llevar a la práctica de la mano de un prestigioso kinesiólogo que visitará Mendoza los días viernes 8 y sábado 9 de marzo a las 17 en el Círculo de Kinesiólogos de Mendoza, Eusebio Blanco 148 de Ciudad.

Rehabilitación biomecánica avanzada

ABR es un método de rehabilitación basado en la biomecánica para niños y jóvenes adultos con daño cerebral y que proporciona una recuperación predecible de la estructura músculo-esquelética y de las funciones motoras.

De acuerdo a los resultados analizados por los profesionales, por medio de este procedimiento se logra mejorar la estructura de manera tan significativa que permite recuperar espontáneamente las funciones motoras normales. Todo esto sin drogas, sin aparatos eléctricos ni cirugías, sólo con el trabajo manual sobre el niño, que puede ser realizado por padres o por quienes sean entrenados por el equipo ABR.

Alejandra Gil dialogó con MDZ Online para compartir su experiencia con esta nueva corriente.

- ¿Cómo conociste este método?

- Comencé cuando mi hijo Salvador tenía tres años. Yo lo llevaba a kinesiología y hacíamos cada una de las terapias que nos iban recomendando. La terapia tradicional generaba avances pequeños y poco notorios, siempre estábamos con expectativas de encontrar algo más. Un día me conecté por un blog con una mamá de Chile que le aplicaba este método canadiense a su hija. Cuando vi cómo le había quedado el cuerpo a la nena y cómo había evolucionado, me quedé sumamente entusiasmada. Pero en Mendoza no teníamos la opción, y con el apoyo de la kinesióloga y el pediatra comenzamos a viajar para entrenarnos. Salvador no corría ningún tipo de peligro y por eso decidimos empezarlo.

- ¿De qué se trata la terapia?

- Es una terapia de kinesiológica pero con una técnica muy distinta.  Las bases parten del cuerpo humano, en eso no hay diferencia, pero es una técnica totalmente pasiva. No se estiran los músculos ni se fuerzan, sino que los movimientos se logran cuando su cuerpo ya está bien posicionado. Los chicos con parálisis no pueden realizar algunos movimiento particulares, por eso la kinesiología tradicional realiza un estiramiento de músculos y de actividades reiteradas para lograr el movimiento. En este método no ocurre lo mismo, se empiezan a buscar las causas directas anatómicas, desde el centro –tórax– hasta que se empiecen a formar los demás músculos, buscando la posición que se tiene que tener. Se trata de algunos masajes  que mejoran su estructura lisa de adentro hacía afuera. Además de las mejoras funcionales, hay mejorías en lo orgánico. A partir de ello mejoran muchísimo en la digestión y hasta se enferman menos. La técnica es similar a un masaje, aunque no llega a serlo, no sienten dolor ni molestia, y muchas veces se quedan dormidos. Es muy suave con la filosofía de respetar el propio movimiento, si recurrir a métodos invasivos.

- En este tipo de tratamientos se involucra mucho la familia. ¿Por qué es tan importante su presencia?

- Es importante que la familia le dedique tiempo. Uno es el que más sabe sobre su hijo. No sé más que un médico o un kinesiólogo, pero conozco a mi hijo más que nadie. Es importante que yo tenga las herramientas y el conocimiento para llevar a cabo el proceso. Para que la técnica dé resultado se necesitan muchas horas por día, por lo menos tres, cosa que demanda mucho dinero. Entonces, la idea es que la familia aprenda, para implementarlo en casa. Actualmente le hago una hora por día y con eso estoy contenta. Cada seis meses volvemos a los entrenamientos para aprender nuevos ejercicios y comparar los resultados.

- ¿Y cómo fue la primera experiencia?

- Hace cuatro años viajamos con mi marido a escuchar la charla a Buenos Aires. El disertante fue el  licenciado en kinesiología Richard Paletta, de Rosario, que se especializó en Canadá. La idea era que él nos enseñara a los padres o a los familiares a realizar cada una de las técnicas, para no sacar a los niños de su ámbito ni de su contexto. Al poco tiempo, los resultados comenzaron a aparecer, nos quedamos sumamente asombrados con la mejoría, y ellos habían sido muy claros con respecto a lo que iba o no a suceder. No hubo mentiras ni ilusiones. Cada seis meses comparamos por medio de fotografías la mejoría.  

- Y de ahí surge la idea de traer la técnica y fomentarla en Mendoza.

- En el 2012 teníamos muchos problemas para realizar los pagos al exterior, porque el tratamiento se pagaba en dólares y en Canadá. En la última experiencia estuvimos como un mes con el trámite bancario y pedíamos que por favor nos estiraran el plazo para abonar, porque no se podía realizar el pago en tiempo y forma, por los impedimentos del cambio de moneda. Ahora la situación cambió, se estableció que Richard Paletta se quedara con la representación en Argentina, ya con una clínica propia y la idea es llevar el método al interior del país, adonde quiera que haya un grupo de familias dispuestas a trabajar.

- ¿Es accesible económicamente?

- En mi caso, me lo cubre la obra social. Sale exactamente lo mismo que un tratamiento convencional. Con la aplicación de la Ley de Discapacidad me alcanza el dinero para el procedimiento. No es inaccesible, pero lo ideal es tener una obra social e ir aprendiendo para que el chico evolucione bien. Además, yo me guío con la kinesióloga de él y el pediatra. A veces, las instituciones se niegan a las nuevas corrientes de la medicina, pero de a poco se van viendo los resultados. 

Algunos testimonios de la clínica de Rosario.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (1)
21 de Abril de 2014|06:37
2
ERROR
21 de Abril de 2014|06:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
garion907 de Marzo de 2013|12:43
Solo sirve para rehabilitar problemas del tipo motris? No tiene aplicaciones neurologicas?
1
Fotogalería
16 de Abril de 2014
Naufragio en Corea del Sur
15 de Abril de 2014
Eclipse lunar
17 de Abril de 2014
Murió el gran Gabriel García Marquez
10 de Abril de 2014
Mendoza se va normalizando luego del paro
16 de Abril de 2014
Atentado en la Maratón de Boston: un año después
13 de Abril de 2014
Impactantes imágenes del desastre en Chile
15 de Abril de 2014
78° Master de golf