Osvaldo Peinado

"Estar en la NASA es el sueño del pibe"

Ingeniero mendocino especializado en proyectos espaciales.

El ingeniero Osvaldo Peinado tiene 42 años. Egresó del Pablo Nogués y estudió en la Universidad de Mendoza. Después de pasar un poco tiempo en el Criciyt partió rumbo a Alemania para perfeccionarse y se instaló en Munich, que es su ciudad desde hace 14 años. Atrás dejó familia, muchos amigos y cientos de recuerdos pero la vocación era tan poderosa que pudo más.

Hoy, es uno de los poquísimos argentinos que tiene ingreso permitido a laNASA y su trabajo para la Agencia Espacial Europea lo posiciona dentro de un ambiente muy exclusivo, donde la ficción se mezcla con la realidad en muchos casos.

Sin dudas, a más de uno se le cruzó alguna vez ser astronauta o trabajar con elementos espaciales y Osvaldo Peinado hizo realidad ese sueño. Tuvo el gusto de sentarse en transbordadores espaciales, de manipular trajes especiales, de mantener un contacto diario y permanente con los astronautas que hoy por hoy orbitan la Tierra a bordo de la Estación Espacial y estar en las oficinas de la NASA o el Pentágono como parte de su trabajo.

En estos días, de descanso en su casa natal del Barrio Cadore de Guaymallén, Peinado habló con MDZ sobre su vida, su trabajo,  su misión para las Naciones Unidas en Afganistán y  cómo está posicionada la Argentina en la carrera espacial.

-¿Cón qué título egresaste de la Universidad de Mendoza y qué estudiaste y dónde en Alemania?
-Egresé como ingeniero en computación, y en Alemania hice un doctorado en teledetección espacial en la Universidad de Munich (N de R: fue el primer extranjero en la historia de esa prestigiosa universidad en egresar con un 10 sobresaliente).

-¿Cuál es tu trabajo actual?
-Soy jefe de control de tierra, o sea Ground Operations Manager. Esto significa que soy el encargado de coordinar los experimentos europeos en la ISS (Estación Espacial Internacional). Eso implica coordinar con la NASA y RSA (agencia espacial rusa) los tiempos de los astronautas, los recursos de la estación, los lanzamientos con equipos y hacer la comunicación entre los astronautas y la tierra.

-¿Cómo es que llegás a la NASA?
-De dos maneras. Una, al ser GOM sos responsable de las comunicaciones de la estación con Europa. Los datos se bajan vía Rusia y vía EE.UU. Hay cientos de cosas que hacen a la comunicación a través del Atlántico, del espacio a la tierra que tenés que coordinar con la NASA. Además, muchos de los astronautas europeos tienen parte del entrenamiento en la NASA. Pero, normalmente se hace en Colonia, en el centro de astronautas europeos y al ser el Jefe de Operaciones tenés que coordinar con ellos su trabajo. El otro motivo por el que llegué fue porque desarrollé un software para control de centros espaciales que luego se lo di a mi equipo para que continuara perfeccionándolo. La NASA -en forma secreta- investigó a nivel mundial cual es el mejor software que existía para las misiones a Marte y los centros espaciales del futuro y eligieron mi sistema como el mejor del mundo, por lo cual me invitaron a explicarles como hacer las cosas. De este modo tengo dos formas de contacto con distintos grupos y por eso es que voy tan seguido a Houston, Hunstville (Alabama) y Washington.

-¿Cuáles son las comisiones en las que estás trabajando en la NASA?
-Son dos: uno es Columbus, el laboratorio europeo en la estación, y el otro es ATV (automated transfer vehicle) que es un módulo que se tira con un cohete Ariane 5 de la Guyana francesa y lleva agua, comida, oxígeno y experimentos en forma automática a la estación. Luego tiene motores para acelerar la estación y devolverla a la órbita correcta. Más tarde se lo llena de desperdicios, se lo saca de órbita y se desintegra en la atmósfera.

-¿Nuestro país está muy lejos de las nuevas tecnologías y de lo que pasa a nivel mundial en cuanto a la investigación espacial?
-De las nuevas tecnologías está muy alejado. Yo creo que el corralito alejó y atraso al país más de 15 años. A nivel espacial se hacen cosas interesantes en la Argentina; en la parte de satélites pero el gravísimo problema es pensar a largo plazo: no se puede trabajar en el espacio sino tenés proyectos de por lo menos a 15 años, algo que con los cambios de gobierno y económicos hacen el desarrollo casi imposible. El satélite Nahuel 2 sigue en discusión. Tendría que estar volando desde hace 3 años y ni siquiera hay un proyecto de hacerlo.

-¿Argentina puede tener un astronauta alguna vez?
-Hubo un mendocino que lo intento vía Rusia, pero nunca fue al espacio. Si tiene una green card, habla excelente inglés y tiene las condiciones psíquicas y físicas, no veo ningún problema. La otra opción es tener 23 millones de dólares, 6 meses para un entrenamiento acelerado en Moscú y volar como astronauta espacial.

-¿Cuáles son las condiciones que una persona debe tener para poder ser astronauta?
-El entrenamiento dura casi 10 años. La gran mayoría son pilotos de aviones de caza pero también hay físicos, químicos, muchos ingenieros, algunos médicos e incluso alguna maestra. Se necesita una muy buena condición física para soportar el despegue y psíquica para vivir sin gravedad, sin comidas normales, con un día que dura una hora y media, sin poder tomar agua como en la tierra y aguantar el encierro de la estación, que si bien es muy grande, no te podes bajar cuando quieras.

-¿Cómo es la carrera espacial entre los países más poderosos del mundo en estos momentos?
-Ya casi no existe. Los costos son demasiado altos para competir. Ahora se colabora, por eso existe la ISS (estación espacial internacional). Sólo en experimentos secretos cada uno hace sus cosas, como por ejemplo en medicina; pero el resto se comparten ideas, tecnologías y sobre todo costos. Ese es mi trabajo justamente: hacer que una empresa belga vuele un experimento en un cohete ruso, se instale en el módulo americano, baje los datos con los japoneses, hable con un científico canadiense y le lleguen sus resultados en forma totalmente protegida, casi en tiempo real vía NASA; ESA; RSA; todo coordinado por Alemania y mi equipo.

-Estuviste en transbordadores, ¿cómo fue la experiencia?
-Ese fue el sueño del pibe, un privilegio único. Nunca antes un argentino estuvo ahí. Es sentarte donde el astronauta aprieta el botón de despegue, cerrar los ojos y soñar que volás vos. Para mí fue algo fantástico. Lo hice porque era necesario ver el lugar donde van los astronautas y sin dudas que estar en la NASA es increíble.

-En uno de tus viajes estuviste en Afganistán ¿porqué?
-Fui enviado por Naciones Unidas. La idea era ayudar a la reconstrucción del país usando imágenes de satélite, en ese país. No se puede mandar simplemente gente a reconstruir porque los matan entonces con satélites se puede ver en donde hay puentes usables o aeropuertos en países vecinos para ver si se manda la ayuda en camiones, aviones o barcos y se puede coordinar toda la logística mandando militares que protejan a la gente que ayude.
Una anécdota de ese viaje: estaba en Kabul y no sabían que era Argentina pero si conocían a Maradona. Es más el chofer del auto blindado que me transportaba –oriundo de Pakistán- era fanático de Diego (recordá que en Afganistán tenían prohibido el fútbol). Ahora, el presidente de ese país y muchos otros saben que Mendoza existe y también saben lo que tenemos.

-¿Otras veces estuviste trabajando para Naciones Unidas?
-Estuve en situaciones similares en Kosovo, Mozambique, Colombia y Nicaragua.

-¿Qué fue lo más extraño que te pasó en tu trabajo?
-Hay algo que en los últimos diez años fue recurrente y es que me confunden -por un parecido físico- con Antonio Banderas. Esas eternas confusiones han sido traumáticas o chistosas pero eso una vez me salvó la vida. Estaba en Teherán cuando los talibanes secuestraron el avión en que yo viajaba y unos soldados rusos empezaron a pedirme autógrafos, confundidos, por lo cual me subieron a un avión a Turquía sin pedirme documentos. En esa época, Argentina no tenía relaciones diplomáticas con Irán y el estar ilegal en ese país implica la cárcel.

Opiniones (5)
19 de octubre de 2017 | 17:24
6
ERROR
19 de octubre de 2017 | 17:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No leí mucho solo observé y lo que observé me basta y me sobra,sola llegué a la luna! Gracias MDZ.
    5
  2. Felicitaciones Osvaldo por los logros obtenidos, pero en la nota se olvidaron de nombrar a Fernando Caldeiro, argentino, de Ituzaingó y astronauta de NASA desde 1996
    4
  3. hola, yo tampoco tengo los 23 millones para ser turista espacial, cosa que me gustaria, hay dos proyectos que estan hablando de 100 mil dolares por pasajero en el 2024, y bajarian los costos a partir del 2035, o sea antes de jubilarse a lo mejor seria posible, ojala un abrazo Gracias por tus comentarios osvaldo
    3
  4. la verdad... mas interesante que Banderas!!! Ademas un capo en lo que hace , con una vida interesante y llena de logros... Volve seguido... asi te vemos por ahi
    2
  5. Pero me encantó la nota. ¡Qué orgullo! Cuando yo era niño quería ser astronauta. Como no me salió, leo mucha ciencia ficción, devoro las noticias del espacio y soy astrónomo aficionado. Un consuelo. ¡Qué grosso este tipo! Hay que tenerlas bien puestas, además de mucha capacidad, para hacer lo que está haciendo. Notas como estas me salvan el día, me alegran la semana y me alegran la vida. Con la más sana envidia, ¡grande Osvaldo!
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México