Pavel Hortek

"La gente va al teatro buscando diversión"

Director ejecutivo del Teatro Negro de Praga.

Toda la magia creada en sus espectáculos se ciñe a una técnica denominada "cámara negra". A partir de este truco, cuyo origen se remonta a las tierras de los emperadores chinos, los integrantes del Teatro Negro de Praga plasman sobre el escenario mundos fantásticos y coloridos momentos de ensoñación.

La luz negra, esencia del espectáculo, enciende a su paso cada uno de los elementos escénicos -vestuario, utilería, escenografía- dotándolos de una ilimitada libertad expresiva.

Es que en el universo del teatro negro todo es posible. Los objetos, con vida propia, transitan cada historia narrada al ritmo de la música y despojados de toda ley de gravedad.

Nacida en 1961, esta compañía checa arriba a Mendoza -en el marco de su gira por la Argentina- para presentar "Los sueños del Dr. Frankenstein", la última de sus producciones, en el Auditorio Ángel Bustelo, hoy a las 22.

De la mano de 11 artistas -9 bailarines y 2 colaboradores- la obra se inspira en el célebre personaje creado por Mary Shelley pero se nutre también, de otras figuras como el Conde Drácula, Sherlock Holmes y El hombre invisible.

Un recorrido por varias ciudades europeas, a bordo de trenes, barcos y carrozas; hasta llegar a Rumania es la invitación que lanza esta nueva propuesta del Teatro Negro de Praga (una compañía que cuenta con 4 obras anteriores: “Alicia en el país de las maravillas”, “El universo eterno”, “El concierto en Teatro Negro”y “Las aventuras de Fausto”).

Pero para conocer los detalles del espectáculo y otros concernientes al futuro de la compañía, dialogamos con Pavel Hortek, su director ejecutivo, quien nos concedió una entrevista durante la visita que realizó en Buenos Aires.

- ¿Desde cuándo dirige la compañía?

- Empecé en el Teatro Negro de Praga original en el año 77’ como productor y después, en 1986, nació este grupo, que tiene la marca registrada. Desde entonces yo estoy como el director ejecutivo y Michael Cocourek es también el autor y director artístico.

- ¿Cómo nació la idea de concebir un espectáculo basado en la historia de Frankenstein?
- Siempre estamos buscando temas para hacer una nueva obra. Y desde hace algún tiempo teníamos en mente hacer horror pero con humor. La mayoría de nuestras obras son divertidas pero como la palabra “negro” ya tiene algo de horroroso, nos pareció interesante plantear un espectáculo así. También que el hecho de que el escenario sea negro nos pareció un buen espacio. Empezamos a buscar cómo desarrollar un tema horroroso y el primer personaje en el que pensamos fue en Frankenstein porque, aunque en la obra original es más víctima que monstruo, se convirtió durante los siglos en un símbolo de horror. Tomamos entonces su personaje y algunos otros como El hombre invisible y Drácula y creamos una historia.

- ¿Y cuánto tiempo transcurrió desde esos primeros esbozos hasta el montaje de la obra?
- El proceso empezó en el momento en que estábamos pensando cuál sería el tema de la próxima obra, que puede durar un año. Después comenzamos a probar con nuestros actores y bailarines, algunos fragmentos del espectáculo (para ello necesitamos como tres meses). Luego llega la época cuando el autor está preparando el guión, el compositor la música y los escenógrafos, la utilería. Y finalmente, en la última etapa, que dura desde 6 semanas a dos meses montamos la obra. Es un periodo relativamente largo. Normalmente tardamos de 9 meses a un año y medio.

- ¿Cuál, de todas las propuestas, se mantuvo en cartel por más tiempo?
- Definitivamente, “Las aventuras de Fausto” que nació en 2003 y aún la tenemos en le repertorio.

- ¿Tiene algún entrenamiento especial los integrantes de la compañía?

- Desde hace quince años trabajamos, principalmente, con bailarines. En otra época, pensábamos que podíamos utilizar actores dramáticos para lo que denominamos “papeles blancos”, que son los vistos por el público; y, para la parte de trabajo en negro “los invisibles”, utilizar bailarines. Sin embargo fue dificilísimo porque en nuestro teatro no existe quien esté trabajando sólo en blanco o sólo en negro por ello necesitamos de actores universales. Todos los actores cambian, como 16 veces, su vestuario. Descubrimos que quienes podían cumplir esas dos partes eran los bailarines. Trabajamos sobre todo, con la expresión del cuerpo y con los objetos a los cuales se les da vida.

-  ¿Cuál es el régimen de ensayos?
- Cuando estamos en Praga tenemos ensayos diarios a partir de las cinco de la tarde. Pero, ahora, como en Argentina vamos a tener una gira por el interior y la capital, no queda mucho tiempo para ensayar (hay muchos días de viaje y luego hay que montar el escenario). Pero por ejemplo, desde la primera noche que estamos en Buenos Aires están ensayando aproximadamente una hora y media.

- ¿La obra que presentan aquí fue estrenada en Praga?
- Sí, tenemos en Praga dos teatros propios. Uno es un poco más pequeño, con capacidad 320 butacas de capacidad y el más grande es de 400. En uno de ellos tenemos una formación arquitectónica especial en el techo que nos permite hacer ciertos trucos.

- ¿Hay diferencias en la recepción de la obra de acuerdo a los países que visita?
- Sí, por supuesto. Argentina, por ejemplo, tiene un público mejor preparado para conservar su capacidad imaginativa. No quizá como hace 25 años atrás, claro. La gente viene al teatro sólo buscando la diversión pero el problema es que algunas naciones son muy pasivas porque están educadas por la televisión. Me pareció siempre que los argentinos tenía facilidad para dejarse entrar a la obra. Posiblemente esto bajará también con todo lo nuevo.

- ¿Deben competir con la televisión y las nuevas tecnologías?
- Muchas veces me preguntan cómo nos tocaron las nuevas tecnologías. En un principio, en los 80’, cuando estaban desarrollándose y nosotros pensando cómo incluirlas. Pero con los años encontramos que es imposible competir con las nuevas tecnologías que desarrolló el cine, la televisión. Y descubrimos también, que hay que seguir la parte artesanal, el arte de las manos de los propios actores.



- ¿Utilizan maquinarias teatrales tradicionales?
- Tenemos algunos dispositivos inventados especialmente, pero seguimos utilizando las lámparas de luz negra, como siempre.

- ¿Después de la gira por nuestro país qué tienen previsto?
- Luego de aquí volvemos Praga y nos debemos preparar para un nuevo capítulo en nuestras vidas: vamos a China. Tenemos muchas expectativas porque es la primera aparición del teatro negro allí. Las leyendas dicen que en China nació alguna técnica parecida al gabinete negro pero hasta el momento no se conocen espectáculos de este tipo. Nosotros seremos los primeros, el país es un mercado muy interesante. En agosto iremos a EEUU y terminaremos el año las Islas Canarias.

- ¿Cuándo llegaría el próximo espectáculo?
- Ya estamos pensando el nuevo espectáculo, se llamaría “La máquina del tiempo”. Creemos que será estrenada a mitad del año que viene o principios del 2010.

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 13:51
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 13:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia