Gabriela Toscano

"Argentina tiene más espectáculos que New York"

Protagonista de "La Duda", obra que se presenta hoy en Mendoza

Luisa es la directora de un colegio religioso, una monja cuya misión -autoimpuesta- es la de velar por la integridad moral de los alumnos que allí concurren. Una mujer que tiene una terrible sospecha sobre ciertos comportamientos del Padre Flynn, sacerdote que dicta clases en la institución. Sobre esa duda, nacida a raíz de un supuesto hecho atroz,  se entretejen los tópicos que se despliegan en la historia.

Estos son los trazos generales que delinean el personaje al que Gabriela Toscano, la actriz que arribó a Mendoza junto a Fabián Vena para interpretar la multipremiada obra teatral, " "La Duda".

Escrita por John Patrick Shanley -ganador de un Pulitzer- y dirigida por Carlos Rivas, la propuesta discurre, con toques de ironía pero con una marcada carga dramática en algunos momentos, por cada uno de los matices que toma el enfrentamiento de estos dos personajes.

La imagen sombría del abuso de menores, la religión -y sus variantes, ortodoxa y contemporánea-, la moral y la fe, son los temas principales que aborda "La Duda" y que van marcando el pulso de una obra que ha cosechado elogios, aplausos y premios desde que fue estrenada.

De las dos funciones de esta exitosa propuesta podrán disfrutar los mendocinos, hoy, a las 21.30 y 23.30, en el Teatro Plaza de Godoy Cruz.

Antes de su presentación, la segunda en nuestra provincia, Gabriela Toscano nos concedió una entrevista.

- ¿Cuál es el eje conceptual de "La Duda"?
- La obra es básicamente la historia de esta hermana, Luisa, que se ha puesto como misión la cuidar la integridad de los niños de la escuela. Ella ha estado casada y tuvo su marido en la guerra, y tratará de llevar su misión hasta las últimas consecuencias. Tiene la duda o la sospecha de que este sacerdote ha abusado de unos de los chicos y por experiencia, como dice dentro de la obra, va a tratar de que él confiese.

- ¿La duda que se genera en ella tiene asidero o es infundada?
- Ella tiene una gran observación de lo que es la vida y a través de algo que vio, de datos que tiene, de cosas que sabe, empieza a tener su certeza.

- ¿Cómo recibe el público una historia sobre la que se proyecta la sombra de un “supuesto” abuso de menores?
- La obra tiene mucho humor irónico y eso hace que el espectador pueda relajarse y ver esto desde un punto de vista menos dramático. Aunque la obra sí desenlaza entre una gran pelea entre estos individuos –el padre Juan, que hace Fabián Vena y el personaje de la hermana Luisa-. Se desata “la gran guerra”, como decimos nosotros, y se convierte en una obra dramática. Siempre digo que “La Duda” es una obra en donde la gente elige si él es inocente o no, según su vida, sus valores morales. La obra está escrita tan inteligentemente que cada personaje tiene para aportar lo suyo y entonces confunde al espectador. Cada uno decide al final.

- ¿A partir de qué construiste tu personaje?
- Uno construye de distintas maneras. Básicamente es con lo que el personaje dice y hace. Cuando uno comienza a poner en funcionamiento, a imaginar y a ponerse en el camino de lo que dice el autor, aparece el personaje. También he creado un comportamiento, el personaje es muy alejado de lo que es mi naturaleza, me ha servido mucho porque tuve que componerlo. Y eso es muy agradecido para las actrices que siempre estamos buscando personajes importantes en el teatro. Me permitió crecer mucho como actriz.

- Durante el tiempo que llevan de gira por el interior, ¿notás diferencias en la recepción de la obra?
- Sí, algunos lugares son más tímidos o reservados, y otros son abiertos, sin prejuicios. Por lo general, la gente del interior del país no tiene tantos prejuicios como la de Capital. Pero en general tiene que ver con cómo vean la obra. Lo interesante es que Carlos Rivas, el director, plantea que la obra tiene que estar viva todas las noches arriba del escenario y que tiene que ser como algo privado que la gente ve. Eso hace que el espectador esté mirando todo el tiempo.

- Como actriz, ¿preferís el escenario o las cámaras?
- Me gusta todo, pero el teatro –todos los actores lo decimos- agranda mucho el instrumento y lo desarrolla. En cambio la televisión hace otra cosa que también es fantástica: resolver. Generalmente, por estar apurados, tendemos a resolver y no a profundizar, por eso se vuelve al teatro, “para llenar la bolsa” y luego volcarla en el cine o la televisión. También tiene que ver el contacto del público, que es algo intransferible. El teatro es un ritual que se forma entre el espectador y los actores. La gente se viste, se perfuma, compra las entradas. Pero todos los medios son interesante para exponer su mundo, aunque distintos, claro.

- Ya que lo mencionás, ¿participaste en algún otro medio que no sean el teatro y la televisión?
- Cuando era chica hice algo de radio –un especie de radioteatro- pero no tengo mucho recuerdo.

- Desde tus comienzos en la actuación hasta ahora, ¿te quedaron cosas en el tintero?
- Siempre uno está pensando que lo último que hace es lo mejor. Uno va formando su carrera a medida que crece y va buscando personajes de acuerdo a la edad que tiene y de si está capacitado para hacer. Cosas me van a quedar hasta que deje de actuar. Voy a estar a abierta a desarrollarme.

- ¿A quiénes considerás como maestros?
- Tuve mis maestros cuando era chica, siempre lo digo. Ahora somos pares, con Leonor Manso, Ana María Picchio, Miguel Ángel Solá, actores que cuando era chica miraba. Hice comedia con Guillermo Bredeston y Nora Cárpena, he actuado con Gómez Cu, Raúl Rossi, que ya no está porque han sido de otra época de la televisión. Ellos me impregnaron, dejaron una historia en mí. Por sobre todo que la época cuando hacía “Los Miedos” –con Solá, Darín y Picchio- fue muy importante y me ha marcado.

- ¿Estás participando de algún otro proyecto?
- Con Carlo Rivas estamos dicidiendo si vamos a hacer otra obra pero en esto días vamos a ver qué es lo que pasa. Y proyectos en televisión tampoco tengo.

- ¿Qué lugar pensás que ocupa hoy el teatro como medio expresivo?
- El teatro que es uno de los artes más viejos, viene desde los griegos. Nuestro país tiene una gran cantidad de espectáculos, incluso más que New Cork o París. Hay “algo” acá que quiere expresarse. Y mucha gente lo hace a través del off, del under, del teatro comercial. Si se quiere reflexionar es porque algo está vivo. El teatro siempre es un arte emergente del pueblo y si bien, se perdió mucho con la televisión, espero que los que disfrutan del teatro inculquen a los demás la experiencia única. Nos pasó con “La prueba”, el espectáculo anterior, gente que nos fue a ver y que no conocía el teatro, volvió a vernos en este. Se crea todo un mundo, que tres o cuatro personas que estén haciendo algo, es algo privado. El teatro es revelador, sirve para despertar.

Opiniones (2)
21 de octubre de 2017 | 12:53
3
ERROR
21 de octubre de 2017 | 12:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No sera Buenos Aires, que tiene mas obras que New York? Lo que pasa que esta debe ser de los que creen que Argentina termina en la Gral Paz...
    2
  2. Cuidado la ortografía: el autor de la obra es John Patrick Stanley. La obra es esxcelente, y realmente las actuaciones me conmovieron cuando la vi el año pasado en el Teatro Mendoza. Gabriela Toscano es otra persona en este papel. ¡Vayan a verla!
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México