Lolo Fuentes, de Miranda!

"¿Te gusta mi música?, bueno, escuchala"

Integrante de la banda que se presenta mañana en Mendoza.

Leandro Martín “Lolo” Fuentes comenzó a tocar la guitarra a los 14 años. Fanático de Ozzy Osbourne, despuntó el vicio integrando bandas de casi todos los estilos.

Sin resistirse a ganar experiencia laboral, pasó por los más variados trabajos –albañil, ayudante de mago, cocinero, barman, vendedor de seguros médicos, personal en sellos discográficos chicos y asistente de a bordo de Aerolíneas Argentinas- hasta que conoció a Alejandro Sergi y en 2001 nació Miranda!, una banda que comenzaba a mover el under porteño con sus sonidos electro pop y su estilo ochentoso y desprejuiciado.

El resto es conocido. La banda se convirtió, vertiginosamente, en un fenómeno musical y Lolo se transformó en el guitarrista estrella, sobre todo, después de que su nombre fuera coreado efusivamente por millones de fanáticos (y no tanto) del pop en el estribillo del tema “Don”, de su segundo álbum discográfico.

Desde aquel furor provocado por las pegadizas canciones de “Sin restricciones”, hasta hoy –que son un éxito en México y otros países latinoamericanos y su última producción se vende, incluso, en Japón-  Miranda! grabó dos discos, el EP “Queréme!, Tributo a las novelas” (2006) y “El disco de tu corazón” (2007).

Siempre con la diversión como leit motiv, el cuarteto formado por Alejandro “Ale” Sergi, Juliana “Juli” Gattas, Nicolás “Monoto” Grimaldi y Lolo Fuentes visitarán suelo mendocino para ofrecer temas de su nuevo disco.

Antes de la presentación, en la Cava Vieja de la Antigua Bodega Giol -mañana, a las 22, en medio del Circus Fest-, Lolo dialogó telefónicamente con MDZ

¿Cómo viven el furor que está teniendo el nuevo disco en México?
- Fuimos a Zacatecas a un festival increíble que hace el gobierno de la ciudad. Dura dos semanas, es gratis y llevan a artistas de la talla de Bob Dylan, Gloria Gaynor, a gente como nosotros y Azafata, que es una banda que está empezando. Hace mucho que no íbamos a México y aunque Zacatecas no es como el D.F., la gente nos paraba, nos reconocía, nos pedían autógrafos y fotos, están muy copados con el tema. Para nosotros fue una especie de experimentación con el reggaeton cumbia, un poquito para divertirnos, que es lo que siempre nos proponemos, y prendió. Conocimos a Pablo Lezcano, que es un tipo que admiramos muchísimo. Ahora vamos a Mendoza.

- ¿Cuándo fue la última vez que estuvieron acá?
- Fue para la Vendimia Electrónica del año pasado, en un estadio abierto que es circular y estuvo un elenco genial de Chile que hacía teatro. Creo que hace fue hace más de un año. En Mendoza hay gente que siempre nos está preguntando cuándo vamos. Estamos muy contentos de ir a tocar nuestro disco nuevo.

- ¿Qué es Miranda! hoy?
- Miranda! es una banda de amigos, que se convirtieron en una banda de profesionales y supieron llevar la diversión y hacerla trabajo sin que lo parezca; que siguen con ganas de tocar, proponer y que investiga todo el tiempo para ofrecer canciones, vestuario, videos nuevos. Mañana grabamos el video de “Enamorada” y después de terminarlo, casi sin dormir, tomamos un avión y nos vamos a Mendoza pero felices. Tengo amigos allá y voy con ganas de verlos, de encontrarme con su público. Como hace mucho que no vamos, tengo la esperanza de que vaya todo el mundo y de que nos está esperando; también puede ser que no vaya nadie (risas).

- Alcanzaron una gran popularidad a nivel nacional e internacional, ¿les preocupa mantenerse ahí?
- No tenemos esa preocupación; en realidad lo que más nos interesa es hacer música y si se puede vivir de ella, buenísimo. Cuando comenzamos Miranda!, cada uno tenía su trabajo y hacíamos música igual. Ahora está buenísimo; no te voy a decir que me gustaba más la situación de antes pero la verdad es que estamos muy contentos. Afuera hay mucha aceptación y sobre todo a nivel de otros géneros y eso no pasaba nunca. Si ibas a tocar pop, un heavy metal te tiraba con todo. El otro día fui a ver a Ozzy Osbourne -yo soy muy fanático de él-, estaban todos los heavys y me encontré a Leo García. Le pregunté: “¿Qué hacés acá?”, me dijo: “Lolo, si no estoy acá, no entiendo nada”. Si bien es un espectáculo de heavy metal, es pop, es Disneylandia. Está todo montado con pantallas de televisión, también promociona sus shows y es el tipo más popular del show business.

- Hablando de la imagen que tiene y muestra un artista, ustedes tienen un estilo desprejuiciado que roza la ambigüedad sexual, ¿es algo preconcebido?
- Cuando conocí a Alejandro pensé que era un freak (risas) y cuando bailo, lo hago porque me sale y me divierte así. El tema del maquillaje viene desde chiquito: le robaba las cremas para el pelo, los maquillajes y la ropa a mi mamá y me travestía, que es lo que hago en el escenario. Me juntaba con mi tía y me ponía un disfraz y salía a cantar delante de todos mis familiares, y eso es, creo, lo que se refleja en Miranda!. Esta estética se formó por la química y la mezcla de todos.

- Desde el principio tuvieron mayor repercusión entre el público adolescente, ¿para quienes salieron  a tocar ustedes?
- Para nosotros, para divertirnos, para pasarla bien, que es la consigna que tenemos. Mientras nos divertimos, todo bien. Cuando se transforme en un trabajo, lo dejaremos de hacer. Nos divertimos mucho tocando en vivo y eso se transmite en el público. Lo que pasa en los shows de Miranda! es que la gente va sin prejuicios, entonces se pone una boa rosa, un pantalón azul o ajustado y se genera algo muy bueno. Cuando fui a ver a Ozzy, al final venían los heavy metal a decirme: “a ustedes los respeto porque se la bancan, están acá”. Creo que hay cortarla ya con que el tema de quien es más macho, o quien es gay o quien parece gay, son prejuicios viejos. ¿Te gusta mi música?, bueno escuchála. Me parece que son valores viejos que se están cayendo. Lo importante es si sos buena o mala persona y si tenés algo para ofrecer.

- ¿Les pasó sentir el rechazo de la gente en alguna presentación?
- En Paraguay nos pasó una vez: salimos a tocar  y nos tiraron con barro, ¡y nos encantó!, incluso nos miramos con Ale y decidimos quedarnos hasta que tiraron piedras y los managers nos sacaron del escenario. Siempre está buena la reacción, es preferible que te amen o te odien pero no pasar inadvertidos. Generalmente nos tiran buena onda, pero los que tiran mala, al principio empiezan a mover la patita y después terminan bailando como unas locas.

- ¿A quienes consideran como referentes?
- Históricamente, desde Prince hasta Jamiroquai. Ozzy Osbourne, Britney Spears, Madonna, Leo García, David Bowie, Bob Dylan, Oscar Wilde - que a mí me influencia muchísimo-, las películas –“Las vírgenes suicidas”, de Sofía Coppola-, el teatro, Galeano, nos influencia todo. Incluso también cosas nuevas, nos pasó con Block Party Fanny Club que nos influenció en su momento. Todo el tiempo están saliendo cosas que pueden ser positivas. No me limito sólo a las referencias históricas sino que también me fijo que está pasando ahora. Los Nerd Kids, por ejemplo, me parecen buenísimos. En una de sus presentaciones, que hicieron en La Plata, el cantante, que estaba separado del público, se tiró del escenario e hizo como nadaba en el pasto hacia el público. Otra vez estábamos en un ensayo en Villa Gesell con un amigo, se cebó y se subió arriba de la batería; yo hice lo mismo en el show de la noche. Por eso pienso que todo te influencia todo el tiempo si te dejás ser permeable.

- Pasaron vertiginosamente de la escena electrónica under porteña a tocar en mega espacios, ¿extrañan esos primeros toques?
- Por suerte tocamos en lugares grandes y también en chicos, vamos a lugares nuevos donde no nos conoce nadie. El desafío es llegar y tocar sin que sepan nuestros temas, y que al cabo del tercero la gente empiece a bailar. También tocamos con bandas que recién empiezan (Los Peyotes, Nerd Kids), por ahí vamos a sótanos, con sonidos y amplificaciones pésimas pero está buenísimo porque artista tenés que ser siempre. Lo vi en Bob Dylan, acá y en Zacatecas. El tipo es como si estuviera tocando en un bar, con los 66 años que tiene, lo hace porque le gusta, no por necesidades económicas. Toca para cinco o diez mil personas igual, le pone la misma luz a todo, y suena como si estuviera en un barcito de Memphis. Eso es lo que no se pierde en Miranda!, las ganas de tocar para la cantidad de gente que sea.

- ¿Cómo nació la idea de hacer “Quereme”?
- Yo soy amigo de Henry Zacka. Cuando lo conocí, por una amiga que es vestuarista y fue novia de él, le dije: “Soy re fana de ‘Amándote 2” y he visto “María de Nadie”, somos súper fanáticos de la novelas. Se generó por los Martín Fierro, nos convocaron para hacer un show con música de novelas y después decidimos grabar el disco. Salió un poco por idea de ellos y después nos copamos nosotros.


"Quereme", en vivo, Gran Rex.

- El último disco no fue producido por Eduardo Schmidt  y Pablo Romero sino por Cachorro López, y no está Bruno De Vicente, ¿qué significó para la banda estos cambios?
- Bruno se quería bajar de la banda, no tenía más ganas de tocar en Miranda!, quería dedicarse a sus proyectos personales, lo dejamos ir en buenos términos. Cuando entré a grabar con Cachorro tenía miedo: nunca había grabado con un productor tan grosso y -aparte- porque no me considero tan buen músico. Después todo fue fluyendo, es un tipo muy agradable que te saca lo mejor de vos.

 ¿Cómo se dio grabar con Julieta Venegas, “Perfecta”?
- Surgió por una amistad porque el año pasado hicimos una gira por todo México y hubo dos fechas que compartimos con ella. Nos hicimos amigos después del show mientras tomábamos unos tragos y bailábamos. Ale hizo un tema que era como ideal para Julieta, se lo mostró, le gustó y vino y lo grabó de onda, que es como generalmente funcionan las cosas.


"Perfecta".

- ¿Qué tienen agendado hasta ahora para el 2008?
- Estamos filmando “Hola”, todo digital y mañana y pasado filmamos “Enamorada”. Después nos vamos a Mendoza y luego al D.F a un festival que se llama “Cero Fest” y ahí hacemos todo México. En mayo volvemos a México y vamos también Costa Rica. En Junio vamos a hacer un show que se llama “El Templo del Pop” y va a ser el show más importante de la Argentina. Seguimos en Santa Domingo, Chile, Bogotá, Uruguay. Básicamente vamos a andar por toda Latinoamérica y en algún momento iremos a la costa oeste de EE.UU y a España, tenemos un tema nuevo grabado con Fangoria.

- Si no fueras de Miranda!, ¿irías a ver uno de sus show?
- Sí, obvio, sería fan de  Miranda! y me haría gruppie del guitarrista (risas).

Opiniones (3)
17 de agosto de 2017 | 05:03
4
ERROR
17 de agosto de 2017 | 05:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ... se la come!
    3
  2. La Nota es Perfecta para mi... Me encantó el titulo. Además me parece una entrevista lograda, desprovista de estructuras y prejuicios. Felicitaciones a la periodista!
    2
  3. muy buena nota!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial