Juan Cristóbal Comotti

"Creo más en lo improvisado y lo absurdo"

Director teatral.

Juan Comotti (32) dirige desde hace 10 años el elenco Enko, con el cual  ganó varios festivales de teatro, y el último Regional junto con la obra "Puente roto" y  "La boda" (dirigida por Gladys Ravalle, su madre). Ambos se presentaron en Formosa, en la Fiesta Nacional del Teatro, que culmina hoy.

Hijo de la talentosa actriz y Cristóbal Arnold,  siguió el camino familiar estudiando licenciatura de Arte Dramático y realizando un Magister en Dirección Teatral en Chile.  Sin embargo, mientras tanto hubo otras inquietudes personales como ser voz y guitarra de la banda de Rock Kaspar Hauser y escribir un libro de poesía. 

 Trajo a Mendoza el método de la máquina teatral, del referente porteño Pompeyo Audivert, del teatro El Cuervo, con quien se formó en 2005. Con el elenco Enko abren un espacio en Godoy Cruz, el tercero desde que existe el grupo, pero  sueñan con la sala propia.

-¿Cómo conociste el teatro?

-Creo que desde la panza. Cuando era chico me quedaban dos opciones: o me quedaba con mi abuela o iba a los ensayos o a repartir programas cuando actuaban mis padres y a cuidar los hijos más chicos de los actores. Me pasó algo muy raro que es que cuando estaba embarazada  mi madre hicieron Magnus y fue una obra que terminé reestrenando con mi viejo 22 años después. Muchos de los actores de esa época hoy son funcionarios o artistas de renombre.

-¿Alguna vez pensaste en no dedicarte al arte?

-En realidad nunca estuve seguro de a qué cosa me iba a dedicar, simplemente lo hice por intuición. Empecé ayudando a mi papá con el sonido y las luces, en “Sacco y Vanzetti”, “Recuerdos” y otras obras. Entonces mis viejos me dijeron: "si no te recibís no vas a poder hacer más la técnica, ni entrar al teatro" (risas). Entonces me puse a estudiar y creamos el elenco Enko, que cumple diez años. A finales de los 90, la sala quedaba en San Martín y Peatonal,  era de mi viejo y trabajábamos ahí. Después, con el premio del Festival Provincial de Teatro de 2000, pudimos alquilar nuestra propia sala, que fue la Enko Sala estudio teatro de calle San Juan.

-¿Qué otros intereses  hay en tu vida?

-De adolescente tocaba guitarra en una banda de rock, primero fue Hembra y después Kaspar Hauser, y cantaba. También escribía... una mezcla de esoterismo y metafísica, es que la poesía es una forma de eso. En ese tiempo edité un libro en forma independiente, "Luna llena de lugares comunes", justo al mismo tiempo que mi viejo sacó su libro “La rama en el techo”, sobre memorias del teatro y anécdotas de vida también.

-Otra coincidencia familiar…

Sí, fue muy interesante porque en mi libro publiqué textos que me había dejado mi abuelo paterno que era camionero, pero escribía aforismos y pintaba. Así que  se creó una suerte de libro generacional. Lo mío más hermético, casi prosa, junto a textos sobre la casa, la esperanza, el hombre, el árbol, propio de un italiano que se vino a América y yo argentino que me quería ir a Italia (risas). Se juntaron dos mundos muy distintos y formaron algo que a mí me encanta.

-¿Cómo fue tu encuentro con Pompeyo Audivert?

-En  los comienzos para mí el teatro todo era muy intuitivo y creo que siempre trato de volver a eso, lo improvisado, lo absurdo. No creo en la categorización de lo profesional. Entonces conozco a Audivert y me encuentro a actores que cuando hablan se sitúan en un sistema poético muy grande, donde lo sacroprofano es muy fuerte, con un lenguaje cotidiano pero hablando de cosas profundas.

A Pompeyo en persona lo conozco como actor una vez que fui a Buenos Aires y actuaba en “Esperando a Godot”, y me partió la cabeza. Después él vino a Mendoza en 2004 y dije no voy a parar hasta averiguar qué es esto. Cuando conseguí la beca me pasé un año allá y al volver hice mi tesis de Maestría aplicando el método de la Máquina teatral de Audivert, que es una variante del absurdo.

-¿Cuál es la tendencia principal entre las corrientes teatrales en Mendoza?

-No sé, se trabaja el grotesco y el absurdo aunque desde la Universidad se mezcla con algo de naturalismo. Pero lo interesante del método de Pompeyo es que no sigue líneas, no habla de géneros. Es una política diferente, quizá una anti-estética que reflexiona sobre la forma de hacer teatro, no en qué cosa se dice como un panfleto con la palabra, sino en cómo se expresa eso con el cuerpo.

-El último estreno tuyo fue el 24 de marzo “La muchacha de los libros usados" ¿por qué en esa fecha?

-Ya habíamos hecho mucho teatro por la memoria porque es un tema que a mí me pega mucho, porque me siento parte del grupo de Hijos, y siento que es como que las Madres son la mía. En mi banda de rock también el mensaje era contestario, porque no nos acordamos que en la época de Menem no teníamos la misma política de derechos humanos que ahora.  Inclusive hoy todavía es difícil tocar estos temas en espacios tan grandes y de tanto público como el Teatro Independencia. Hace muchos años lo llenamos con la obra “Los impunes” cuando no se creía que había tanta gente interesada. En realidad hay un teatro por la memoria y uno por la identidad, que es lo que vemos en la televisión y es una forma de hacer más masivo el tema de la dictadura. Hay un cuerpo grande de obras sobre el golpe de estado y nuestro elenco es, del interior, uno de los que más enganchó. “La muchacha” es teatro testimonial, pero irradia por el personaje hacia esa época.

-¿Cuáles son tus proyectos futuros?

-Abrir una sala y dar cursos de Máquina Teatral. Tengo ganas de estudiar edición musical y el sueño mayor es la sala propia, aunque la realidad es que es complicadísimo. Los elencos en Mendoza están buscando lugar, como les sucede a El Espejo o a La Casa de los Títeres, por ejemplo, en estos días.

Opiniones (1)
17 de octubre de 2017 | 18:16
2
ERROR
17 de octubre de 2017 | 18:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NO CREO QUE SEA TAN ASÍ HE VISTO SUS OBRAS Y SON DEMASIADO CAPRICHOSAS Y LA MAYORÍA CUANTA CON MUY MALOS ACTORES QUE LEJOS ESTAN DE PODER ALCANZAR LO ABSURDO E IMPROVISADO,
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes