En Chile, arrojaron al río una estatua de la ministra de Cultura

Como forma de protesta el artista Francisco Tapia, tiró a las aguas una escultura de Paulina Urrutia. El reclamo se basa en las pocas políticas culturales implementadas por esta cartera del Gobierno.

El artista chileno Francisco Tapia, conocido como "Papas Fritas", arrojó al río "Mapocho" en Santiago, una estatua con el rostro de la ministra de Cultura, Paulina Urrutia, como una forma de protestar por las pocas políticas culturales implementadas por esa cartera de Gobierno.

La figura de Urrutia era parte de la instalación titulada "La Isla de las Papas Fritas", en donde el autodidacta artista se presentó en la sexta Bienal de Arte Contemporáneo del Museo de Bellas Artes.

La estatua fue lanzada al río luego de una procesión que cruzó el Parque Forestal hasta el puente en la calle Loreto, a pocas cuadras del Museo.

El polémico montaje de Francisco Tapia tiene como objetivo ironizar sobre las políticas culturales del Gobierno y del Museo, que a su juicio solo están destinadas a fomentar el arte y no la cultura.

Con este montaje, "Papas Fritas" ya había dado que hablar hace unos días luego que se ofreciera para que le dieran latigazos en la espalda por 1.500 pesos (unos 3,15 dólares), donde tenía pintado el logotipo del Gobierno de Chile.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 13:09
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 13:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho