Susana Andrada

"La era de los alimentos económicos terminó"

Titular del Centro de Educación al Consumidor de Argentina

Susana Andrada es la persona más solicitada en los medios nacionales a la hora de hablar de aumentos de precios y la galopante inflación que se vive día a día y que puede comprobarse con tan sólo arrimarse a una góndola y chequear el precio de –casi- cualquier producto.

 

Como titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC) de Argentina se ha manifestado en contra de las políticas de acuerdo de precios del Gobierno, asegurando que no se ven reflejadas en el bolsillo del consumidor. Actualmente, el CEC analiza que durante la segunda quincena de enero muchos productos tuvieron un alza aún mayor que en meses anteriores.

  

-¿Qué aumentos se puede esperar para 2008?

 

-Los productos alimenticios sobre todo. Ahora, estamos analizando a través de la institución que durante la segunda quincena de enero se registraron aumentos muy grandes en la canasta básica de alimentos, los lácteos aumentaron un 10%, las carnes un 5%. En este momento, estamos detectando en distintas provincias en general  faltante de aceite de maíz debido a la exportación y se habla de un aumento del trigo lo que va a repercutir en el precio del pan y todos sus derivados. Hay distintas variables económicas que están generando un aumento en los precios, principalmente el aumento de los combustibles.

 

-Viendo la situación en los mercados y la alta tasa de exportación, ¿este aumento continuará en el tiempo?

 

-Sí, porque hay factores internacionales en juego. La era de los alimentos económicos terminó debido a los biocombustibles, hay muchos de esos productos que se exportan para ese propósito. Se suma a esto, la gran demanda internacional por productos argentinos. Argentina se caracteriza por exportar los alimentos que se consumen en el propio país, exporta granos, lácteos y estos son todos productos de la canasta básica.

 

-¿Hay una posible solución para estos aumentos escalonados?

 

-La solución la tiene que dar el Gobierno, hay que marcar una política fuerte, porque los tratados de acuerdo de precios no han dado resultado en el bolsillo del consumidor y tratar el tema más de fondo, marcando un precio en el mercado interno diferenciado con los precios del mercado externo, porque sino estamos importando inflación.

 

-¿Cuáles son los productos que más han aumentado en el último tiempo?

 

-Aquellos productos con un alto componente de exportación, los aceites y sus derivados, los lácteos. La carne que tuvo un aumento muy fuerte en 2007.

 

-El año pasado el Centro de Educación al Consumidor fue uno de los impulsores del famoso boicot al tomate, que luego se propagó a otros productos como la papa y el zapallo. ¿Sirven ese tipo de maniobras?

 

-Sirve siempre y cuando el consumidor tome conciencia de cuáles son sus derechos y que es un actor importante en la cadena de comercialización, somos los que movemos el mercado. Ahora, cuando se trata de productos que están manejados por empresas oligopólicas o monopólicas como en el caso de los lácteos que son sólo dos las empresas que manejan el 70% del mercado o de los aceites que son tres grandes refinerías las que manejan el mercado es ahí donde el Gobierno tiene que aplicar la ley de Defensa de la Competencia o la Ley de Monopolios y así ver qué pasa en la cadena de valor que aumenta más allá de lo que el consumidor puede pagar.

 

-¿Por qué en la Argentina no sucede –como en otros países- que cuando un producto aumenta su precio los consumidores optan por no comprarlo?

 

-Eso se debe a que en Argentina hay más consumo y eso se ve reflejado en la inflación, pero esa alza en el consumo se debe no a un aumento en la producción sino a los aumentos de los sueldos, principalmente en todo lo que son productos electrónicos y a través de las tarjetas de crédito.

 

-Frente al aumento de entre un 15% y un 20% en la canasta escolar el Secretario de Comercio,  Guillermo Moreno, aseguró que se pactará con sectores de la producción para lanzar una canasta escolar "económica". ¿Sirven estos acuerdos que pacta el Gobierno?

 

-Hasta ahora, el Gobierno ha llevado a cabo cerca de 60 acuerdos con distintos sectores, por ejemplo, con la industria alimenticia, que no dio resultado porque el año pasado fue uno de los rubros que más aumentó. En este momento, se está llevando a cabo el tema de la canasta escolar, pero una vez que se trazaron los valores y que el producto está en el mercado es muy difícil que el valor baje. Este acuerdo se tendría que haber hecho en diciembre cuando empezó la producción y ahí haberlo hablado para que el precio que se fijara fuera el adecuado.

 

- Los consumidores parecen no estar muy informados sobre el plan energético y el recambio de lámparas. Además, hay una incertidumbre sobre si funcionará o no. ¿Cree que servirá esta política implementada?

 

-No hay un plan energético, simplemente existe un plan para repartir lamparitas. La Argentina tiene un problema con la producción de la energía, en total se produce 19.500 megavatios y por momentos, se consumen de  18.500 megavatios, es decir sólo hay mil megavatios de reserva. Tengamos en cuenta que países como España tiene un consumo de 19 mil megavatios y una producción de 35 mil. Es decir, que acá no hay una producción energética suficiente.

 

-En el último tiempo ustedes denunciaron cortes de luz sistemáticos en Capital Federal, ¿qué explicación hay?

 

-Nosotros creemos que durante el mes de enero acá hubo cortes programados encubiertos porque se generaban siempre en el mismo horario desde las 23 hasta la 1, e incluso, hasta las 10 de la mañana. Hay barrios en los que no hubo luz durante 24 horas, todo esto se desprende de la situación que vivimos a nivel energético.

 

-¿No cree que sería necesario que se proyectaran políticas de concientización de la sociedad antes que simplemente imponer medidas?

 

-Definitivamente, en otras partes del mundo se enseña sobre el ahorro energético desde la escuela, aquí no. Además, no tenemos una conciencia de la importancia del tema y de lo vital que es tomar medidas desde el hogar. Todo esto se deriva de que no hay una política energética clara.

 

 

Opiniones (3)
18 de agosto de 2017 | 02:01
4
ERROR
18 de agosto de 2017 | 02:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Señores, seamos un poco más serios. Dejemos de mirarnos el ombligo y pensar q somos "lo más de lo más". El tema inflacionario no es exclusivamente argentino, ni siquiera el alza sostenida de los alimentos. Incluso ya hay términos para nombrar tal efecto: "agflación" ó inflación agraria. Hecharle la culpa a los "biocombustibles", no sólo es una simplificación infantil, sino mentirosa y manipuladora. La inflación es multicausal, y sin detallar en demasía, podemos enumerar algunos factores principales de la situacion argentina: 1. Producimos básicamente alimentos: cientos de millones de nuevos consumidores asiáticos y de Europa Oriental han salido de la pobreza extrema y empiezan a incorporar más proteinas a su dieta (carne y soja: oh casualidad!) lo que hace elevar la producción local y mundial de tales productos, pero la demanda lo hace más fuertemente: como consecuencia récords históricos de cotizaciones de granos y derivados cárnicos. (Nota: cientos de millones más de humanos y tantos otros animales - vacas, pollos, cerdos, etc.- que alimentar con granos y cereales, hacen elevar los precios muy por encima del uso de granos para biocombustibles) 2. Estamos devaluados y atados al dolar en una pseudo convertibilidad 3 a 1. Moneda que a su vez está muy devaluada en el mundo. Pregunten en Europa cuanto pueden exportar con el euro a la cotizaciones actuales. 3. Tenemos "memoria inflacionaria histórica" que se traduce en: si todo sube, con causa o sin ella, yo subo mis precios igual a esas subas y un poco más para "cubrirme". Desata verdaderas espirales de precios. Pregunten por Alfonsín. ES TRISTE LEER DIA A DIA SIMPLIFICACIONES DE QUIENES NO SOLO NOS GOBIERNAN, SINO TAMBIEN DE QUIENES NOS INFORMAN Y DEFIENDEN. EN ESTE PAIS DE REALISMO MAGICO, PEDIR Más información Y MENOS boludeo simplista PARECE SER IMPOSIBLE.
    3
  2. La resistencia al precio del tomate del año pasado no tiene nada que ver con nada y fue UN ARGUMENTO PARA LA GILADA,cuando el tomate se hiela, no hay y por eso sube, . Bajó cuando empezo a entrare mas tomate al mercado y en el verano no vale nada. POrque no les damos unos mangos a los productores que se funden cuando vale tan poco? Y nos tenemos que dar cuenta y empezar a pensar por cuenta nuestra que cuando algo se vuelve muy escaso sube de precio. como la honestidad en este país, que ya casi no se consigue. por lo demas bastante buena la nota y muy aclaratoria, nos vamos a c... de hambre.-
    2
  3. es: que linda mujer es Susana Andrada!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial