Alfredo "Freddy" Fernández

"El Movimiento es más importante que el mismo PJ"

Congresal justicialista.

Durante la primera semana de marzo el PJ iniciará una instancia decisiva para el futuro de su estructura, uno de los propósitos de su Congreso Nacional es recomponer uno de los partidos históricos nacionales que, como todos los partidos, ha sufrido internamente un decaimiento muy fuerte frente a las críticas sociales que exigen mayor representatividad ciudadana.

Alfredo “Fredy” Fernández, actual Director de la Anses regional (Zona Cuyo),  y congresal nacional del sector concertador, analiza la alquimia que frente al próximo 7 de marzo ha armado Néstor Kirchner, quien además de pretender ser el próximo presidente del partido busca, un partido “movimientista y frentista”.

-¿Qué se puede esperar del próximo Congreso Nacional que prácticamente está por comenzar?

- Este congreso, una de las cosas que pretende de parte de la decisión política de Kirchner, es la de ir tras la presidencia del Partido Justicialista, algo que muchos dirigentes le había pedido y hasta ahora él no había aceptado. A mi me parece que él buscó el momento oportuno y se dio ahora que su esposa es la presidenta de los argentinos. Él siempre pregonó por armar un espacio popular a nivel no sólo de Argentina sino también teniendo un poco la mirada en 2010, respecto a la participación que deberán además tener otros partidos de distintas naciones sobre los asuntos del Mercosur. Es decir, tomando al PJ como eje para crear un espacio más amplio. Seguramente la llamada a participar del congreso es para que de alguna manera avalemos la convocatoria a las elecciones nacionales.

- Ahora, ¿Usted cree que pueda haber una posible situación de conflicto considerando la posible entrada de Emilio Pérsico, del movimiento Evita a nivel nacional y ex vice jefe de Gabinete de Felipe Solá o de Miguel Bonasso?

- No creo a esta altura. Nosotros hemos convivido en el bloque cuando yo era diputado nacional en los últimos cuatro años, con Bonasso, a pesar que él los primeros dos años tenía un bloque aparte y funcionábamos como un interbloque  y en los últimos dos ha sido parte directa del bloque. Y Pérsico viene sumando en el proyecto cuando Néstor era presidente. Pero más allá de eso –de que formó parte del gobierno de Solá- hay que recordar que el peronismo nace con un concepto movimientista. Es decir que era más que el mismo partido porque el partido es una herramienta electoral, decía Perón. El hecho de que luego se compongan frentes, eso siempre ha sido históricamente así. Recuerdo que en el año ´45 acuerda con el Partido Laborista y con una parte de la Unión Cívica Radical. Cano era radical y también se convocó a sectores del socialismo. Tuvo a la Democracia Cristiana, cuando  en la fórmula del Frejuli participó Cámpora y Solano Lima. Siempre el Movimiento Nacional Justicialista estuvo por encima de la concepción partido. El movimiento es más amplio que el mismo partido. Yo creo y vuelvo a repetir que la idea de que Kirchner sea presidente del partido, obviamente pasando por una elección que creo que la va a ganar, sea hasta con la participación de quienes  no están de acuerdo y participen decididamente de esa interna nacional. Yo estoy convencido que en una interna de este tipo Kirchner va a ganar y que el movimiento va a tener su papel amplio y abierto como lo ha tenido siempre el Movimiento Nacional Justicialista.

- La iniciativa de Néstor Kirchner de disminuir los totales de los miembros actuales del congreso de 130 a 60, ¿tiene que ver con esto que Usted menciona sobre lo de ser inclusivos?

- En el concepto de 130 creo que se abonaba la posibilidad que siempre se cayera en un esquema tan asambleístas que en realidad nunca dejó funcionar al partido. En realidad el partido nacional no fue una estructura eficiente, para eso se llama al congreso, porque es la autoridad máxima del partido. Yo creo que para que un cuerpo orgánico funcione hay un límite de gente para participar del partido. A mi me parece, si mira el concepto aplicado por las mismas empresas privadas, para que una cuestión funcione tiene que tener una representatividad limitada. Para espacios más ampliados está el congreso. Aunque en los congresos es muy difícil tener un debate muy profundo. Se toma un temario y se trabaja sobre cuatro o cinco ejes en cada congreso. Eso pasa en todos los partidos.

- Se observa un movimiento de reestructuración muy fuerte tanto en la UCR como el PJ, ¿qué piensa que sucederá con los demás partidos?

- Yo creo que sería importante que el mismo radicalismo viva su propio proceso de reordenamiento. En realidad, si Usted lo observa, en general todos los partidos han venido sufriendo un decaimiento muy, muy fuerte. Acá, muchos nos atacaban en su momento cuando hicimos el acuerdo con Cobos. Yo decía entonces que el radicalismo salió fortalecido. No nos olvidemos que en las elecciones de 2003 el radicalismo sacó dos puntos y medio con Moreau a la cabeza después de una interna judicializada con Terragno. O sea, hagamos memoria, adónde había llegado el radicalismo solo. Por lo tanto creo que estamos en una etapa donde se ha ido recuperando un poco más de credibilidad. Es decir, los partidos habían caído respecto a su credibilidad al igual que otras tantas estructuras. A mi no me parece mal que los partidos se modernicen porque en última instancia, queramos o no, para que se logren cargos que sean representativos, considerando la Constitución (Nacional), se debe pasar por las estructuras de los partidos. Por algo no tenemos otra forma. Por ahí se reclama que los movimientos sociales tengan a sus propios representantes pero a la hora de jugar tienen que hacer su partido y pasar por ahí. Lo que ha sucedido es que ha habido una gran fragmentación partidaria. Si Usted mira a Mendoza, de los 32 partidos que existen la mitad son  escisiones del justicialismo. Quiere decir que el justicialismo ha tenido un problema de fondo grave. Es decir, que por el hecho de ganar o tener la estructura del PJ no significa que se mantenga la línea doctrinaria de Perón o de Eva Perón. Perón decía que el partido es la herramienta electoral y que el movimiento expresa al partido en movimiento. El movimiento está por encima del partido. Incluso él planteaba una expresión mayor con representantes gremiales y de la rama femenina y del PJ, en el espacio que se llamaba el Consejo Superior del Movimiento Nacional Justicialista. Yo recuerdo que ese consejo existió hasta el ´73. Después de eso no se continuó ya que vino la ley que dejaron los militares después de la vuelta del proceso y nos enfrascó mucho. Es como si hubiéramos querido meter el movimiento dentro del partido y en realidad esto no funcionaba, no ha sido bueno. Hoy el partido como está necesita de una rápida adaptación a las necesidades que la sociedad que necesita sentirse representada. A los jóvenes hoy no les gusta ira al partido, porque por algo no los contenemos.

- Bueno, desaparecieron las unidades básicas.

-Por su puesto. Las unidades básicas eran unas estructuras que tenían un papel más social que político. Perón fue uno de los pocos que logró sintetizar que el poder social se transformara en poder político,  tanto a través  de las unidades básicas como de los gremios. Eso no se ha vuelto a repetir. Hoy todo el mundo se llena la boca con las ONG o con las organizaciones sociales no gubernamentales pero a la hora de la definición política de los cargos, las mismas estructuras sociales critican a quien se acerca a la política. El ejemplo más claro es Kitita de Neme que antes de decidir entrar de lleno a la política era una de las dirigentes más respetadas y ahora es muy resistida.

- Sobre el tercer punto del plan K para el congreso. ¿Usted cree que va ser positivo plantear un alineamiento internacional del partido cambiando la participación del humanismo cristiano por la del humanismo socialista?

- Yo creo que las mismas religiones también han sufrido la fragmentación. Dentro del cristianismo debe haber no menos de 300 religiones. Creo que la sociedad hoy ha madurado a niveles importantes donde quiere que las organizaciones sean un poco más abiertas. Nosotros debemos ser más abiertos en eso, sino miremos a la gran cantidad de gente que antes eran católicos y hoy son evangelistas. Porque no se sienten contenidos. La gente necesita creer, aunque a mi no me gusta mezclar la política con la religión. En cuanto a la política, la gente quiere espacios más sociales y más participativos. Hasta ahora el sistema democrático reclama a una reestructuración partidaria para acceder a la representatividad.

- ¿Cómo se entendería eso como peronista?

- A mi gustaría que lográramos avanzar en el concepto de la comunidad organizada que planteaba Perón a través de la figura de los conductores. Por eso escribió libros. Él planteaba que la misma sociedad fuera capaz de encontrar sus propios mecanismos de conducción en temas mucho más abiertos y participativos. Decía que tenía que haber una comunidad organizada que permitiera descentralizar el poder del Estado. Donde hubiera un Gobierno centralizado pero un Estado descentralizado para que el pueblo pudiera ser libre. Y esto justamente exigirá que imaginemos y plantemos mecanismos mucho más modernos y participativos.

- Si tuviera que elegir, como candidato a presidente del PJ en el 2011, ¿Scioli o Lavagna?

- (Risas) Ahora bien, yo creo que primero Cristina Kirchner hace un mes que acaba de asumir como presidente de los argentinos y sería casi impensable hablar de candidatos.

- Lo pregunto sobre todo por este acercamiento (de Lavagna) que, no  va a negar, ha causado sorpresa.

- Esta bien, pero de todas maneras, dentro de las posibilidades legales está la posible reelección de Cristina y la nueva presidencia de Néstor Kirchner y pueden haber uno montón de dirigentes más. Me parece muy pronto ponerse a hablar de estas cosas. Sinceramente cuando un gobierno recién empieza creo que es mucho más saludable para su funcionamiento, en principio, respetarle los primeros cien días que le concede la sociedad. Y en segundo lugar, cualquier dirigente como en el caso de Scioli, primero debe concentrarse en cómo tratará de sacar adelante a la provincia más difícil del país, porque es la más poblada y con los bolsones de pobreza más importantes de la Argentina.

- ¿Porqué el congreso va a aprobar la amnistía para los afiliados?

- La verdad es que no me ha quedado del todo claro porqué plantean esto. Lo que pudo haber pasado es que se estaría pensando en los muchos que se autoexcluyeron cuando Kirchner comenzó a gobernar y el PJ quedó intervenido en realidad. Hay por otra parte quienes son peronistas en su provincia y en lo nacional tienen un partido distinto como es la gente de San Luis. Me parece que eso tiene que ver con que en algún momento dirigentes cercanos a Kirchner pueden haber pensado eso. Ya que habiendo estado afiliados al PJ en sus provincias hayan estado con otro a nivel nacional. Pero no tengo ningún elemento como para comentarle en profundidad sobre ese asunto.
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 12:47
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 12:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A quién le importan estas opiniones ... truchadas, verso, negociado, personajes veletas y Dios nos libre de los que usan el lenguaje en exceso, como Cristina!!!!!!!!! Las personas de bien sólo queremos trabajar en paz, vivir en un país justo, con reglas claras y dar espacio sólo a los hechos. No más verso!!!!! RES NON VERBA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial