Mauricio Macri

Confesiones de Macri a MDZ: ego, Boca, política, ocupas, Jaque y ellos

Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Se lo ve flaco casi al extremo. Aduce que las tensiones le quitan el apetito y que desde un punto de vista optimista, es mejor a que el efecto fuera el inverso. 

Así se mostró el jefe del Gobierno porteño en su estada fugaz por Mendoza. Mauricio Macri está subido al tren electoral buscando aliados políticos y llego también con la idea de reflotar el PRO de cara al 2011 que lo tiene como uno de los firmes precandidatos a presidente.

Participó de la cena de fin de año del Partido Demócrata con los que dijo “estamos buscando ponernos de novios de vuelta” y tuvo reuniones en un hotel céntrico con el diputado nacional Omar De Marchi y el senador Ernesto Corvalán (ambos del PD y que no fueron a la comida partidaria) y también con representantes del Peronismo Federal entre ellos, el diputado nacional, Enrique Thomas y los diputados provinciales Daniel Cassia y Roberto Blanco.

Macri ante MDZ: "Mi pelea es contra los prejuicios".

En una extensa entrevista con MDZ habló del mix entre el fútbol y la política, de las tomas en Villa Soldati y Villa Lugano que lo tensionaron, hasta el punto de hacerlo bajar de peso.

Se refirió de su imagen de "concheto" y dijo que su gran pelea es contra los prejuicios que tiene la gente sobre él.

Además se manifestó sobre Celso Jaque y expresó que en el país que sueña, Mendoza ocupa un lugar importante. "Venir a Mendoza siempre es una alegría. Me tratan bien acá. Hay muy buena onda. Tengo buena onda con la gente en casi todos lados…salvo en Olivos", abrió la charla el líder el PRO.

 -Eso se lo debe a Boca…

- El fútbol es una religión, te vincula, te da un puente de comunicación. Cuando fui a la comida del Partido Demócrata la primera frase era: ‘Yo soy de River, yo soy de San Lorenzo’. Todos se identifican. El fútbol es una gran familia, el domingo es de vida o muerte. ¿Qué sería de nosotros si no estuvieran los hinchas de River? nos morimos de aburrimiento. Yo siempre digo que es el equipo que más alegrías me ha dado. Estoy en contra de que descienda. Me gustaría que sufriera un poquito más.

"¿Qué sería de Boca sin River?", se preguntó seriamente Macri.

- Antes de entrar a la "zona dura" de las preguntas, cuéntenos ¿Está de acuerdo con los campeonatos cortos? No le ha ido bien a Boca.

-Ni en mi época ganamos tanto con estos torneos. Ganamos mucho más en lo internacional que en lo local. Creo que lo de Boca es más ansiedad, más locura porque rápidamente te quedas fuera de conversación. Creo que es propio de esta inestabilidad argentina que habría que desterrar. El fútbol expresa mucho de la realidad del país. Ves un partido de fútbol y te das cuenta, cuando ves el caos, el nivel de "colados", la impunidad de las barras. Vos decís: este país no debe estar muy ordenado que digamos. Cuando ves lo precario de los equipos, la falta de valores, pensás que este país no debe estar económicamente muy fuerte porque los buenos jugadores están todos afuera.

En ese andarivel de la conversación el jefe capitalino quiso saber sobre el equipo de Godoy Cruz y consultó: "¿Está mejorando tanto Mendoza que a Godoy Cruz le fue tan bien, o es pura casualidad?

- Creo que a Godoy Cruz le fue bien porque cuanta con una buena dirigencia que no se sale de un plan de desarrollo futbolístico, respondió MDZ

- En el fútbol nada funciona si no hay buena dirigencia que ha tenido coherencia y paciencia. Yo hablé con esa gente (directivos de Godoy Cruz) hace muchos años. Me acuerdo que me invitaron al club y me contaron todo lo que estaban haciendo. Yo los felicité, porque iban a apostar a las inferiores, iban a ir de poco. Los felicité y les dije que les iba a ir muy bien, porque todos los que quieren dar un salto en un año les va mal. Hay que apostar al trabajo, la coherencia. En Boca con menos del 10% de los recursos, con coherencia, con inferiores, con identidad le ganamos a equipos como Real Madrid, el Milán que tienen entre diez y treinta veces más ingresos que nosotros. Es decir que acá se da la de David y Goliat.

"Hay que combatir el fenómeno del ego", dijo Macri con tono aleccionador.


-En el caso de Godoy Cruz parece que está asentado en la elección de los técnicos que han sido muy determinantes en las campañas de Godoy Cruz y Asad ha sido uno, se lo decimos para recomendárselo…

Yo creo que todo es un equilibrio relativo. Creo que es la comisión directiva, el valor institución, el técnico y el jugador. Lo que más hay que combatir es el fenómeno del ego.

-¿Eso lo dice por Bianchi?

- Lo digo por todos. El ego es el drama del siglo XXI. Pasa con la televisión, con la política, con los intelectuales y con el fútbol. Si vos no logras manejar el ego de estos chicos (los futbolistas) que tienen veinte años y que rápidamente se hacen famosos, tienen plata, novias lindas, el buen auto. ¿Cómo los manejas? Con la institución. Diciéndoles: viejo acá lo más importante es el club. Y ninguna que crea que puede dejar de entrenar tiene un lugar acá. Y eso fue lo que generó Boca. Nadie era más importante que el Club. Pasaron muchos jugadores, pasaron varios técnicos y siempre se siguió ganando.

"Matías Martin estuvo muy agresivo conmigo", se quejó Macri del periodista de "Vértigo".


- Pero quedó un sello de Bianchi indeleble en una parte de la historia de Boca muy exitosa.

- Es lo que cada uno dejó. Hay un sello de Bianchi, un sello de Basile, de Palermo, de Guillermo Barros Schelotto, hay tipos emblemáticos. Siempre el afecto, el protagonismo se refiere a una persona pero lo importante es que eso sea importante de un conjunto. Cuando eso se transforma en un elemento que no tiene límites se destruye todo lo demás.

- Es raro escucharlo hablar así. Lo hemos seguido por los medios y vimos una entrevista que le hizo Matías Martin en el programa Vértigo que estuvo muy interesante.

- Estuvo muy agresivo (Matías Martin) y yo me quedé bastante enojado. Yo fui en una forma distendida y me encontré con un tipo que lo único que hacía era agredir.

- Sin embargo no se lo vio molesto en la nota.

-Yo creo que el problema lo tienen él consigo mismo, no conmigo. Si uno necesita agredir o ser tan punzante es porque tenés un problema con vos mismo no conmigo.

- Siempre se ve una imagen suya muy relacionada a su personalidad, a su ego. ¿Por qué cree que pasa eso?
 
- Yo trabajo mucho sobre eso y me siento que estoy en paz conmigo mismo. Nunca he querido robar protagonismo donde no lo tengo ni ubicarme méritos que no tengo. La verdad, que si hay algo que se me ha hecho duro siempre en mi vida no ha sido ganar o perder, el conflicto, el transformar, el organizar sino luchar contra el prejuicio.

- ¿Qué prejuicios le molestan?

- Todos los prejuicios me molestan. Me molesta que la gente evalúe y me diga: "uy mirá que simple que sos".

- Lo que pasa es que de usted se tiene una imagen de "concheto".

- No lo tomo como un elogio, cuando me dicen "que simple que sos" sino me pongo a pensar ¿por que pensaban lo contrario? A mi me pasa que muchas veces. Por ejemplo voy al campo en Tandil -yo nací en Tandil- y ya estoy medio viejo entonces tengo que parar en la ruta y hacer "pichí" en el baño. Y cada vez que estoy al lado de un tipo en el baño me dice ¿ey qué haces acá? Es una cosa de locos.

"Los valores son: respeto, orden y austeridad", sentenció Macri. 

- Lo que usted decía respecto del fútbol y cómo debería funcionar un club, ¿lo puede aplicar en el gobierno porteño o es más complejo?

- Es lo mismo. Los valores son los mismos para un país, una ciudad, para un club, una empresa.
Los valores son el respeto, el orden, la austeridad. Yo intento aplicarlo en todos lados, obviamente hay intereses distintos, poderes distintos. La complejidad avanza, pero la verdad es que lo hemos hecho, pero es un proceso que te lleva más tiempo. Además una ciudad está mucho menos aislada de la realidad de un país que un club de fútbol. Si tenes a alguien que hace lo contrario, a estos valores que yo predico desde la política todo se hace más difícil.

-Todo lo que está pasando con Villa Soldati ¿lo sorprendió o tenía previsto que podía ocurrir algo así en cualquier momento?

-Todo el tiempo ha venido pasando, lo que cambió acá fue la escala. En realidad han cambiado varias cosas. Este fenómeno combina dos realidades. Primero: crecimiento de ocho años sin haber logrado bajar la pobreza. Fracaso de lo que llaman "ellos" (los kirchneristas) "el modelo kirchnerista". Segundo: como ellos han propiciado una sistemática devaluación de las instituciones y del valor de la ley. Por eso se han ido generando grupos mafiosos que han invadido el espacio público y han hecho un negocio, aprovechando que tienen muchos clientes que necesitan un espacio. Ellos van, agarran una propiedad, la lotean, la venden y si les sale mal cobran lo que vendieron a cada uno un cacho de tierra. Si le sale bien, le cobran el cacho de tierra y después le cobran el subsidio al gobierno para irse y la estafa de lo que vendieron. Este es el fenómeno.

-¿Y por qué pasó lo de Villa Soldati entonces?

- Acá lo inédito fue que los vecinos reaccionaron porque es un parque público (el parque Indoamericano). Los vecinos reaccionaron violentamente y obligaron a que el Estado nacional intervenga.

"Lo de Villa Soldati fue muy angustiante", enfatizó Macri.


- Hasta ahora no había dado sus razonamientos sobre los orígenes de la problemática...

- Yo lo hablo, pero como no hay una tensión del problema, no hay difusión. Para mí fue muy traumático, muy doloroso, muy angustiante el episodio pero también me parece que fue enriquecedor para la cultura que viene.

- ¿Por qué?

- Porque dividió la sociedad entre los que queremos vivir dentro de la ley y creemos que desde ahí tenemos oportunidades de progresar y salir de la pobreza y  los quieren apostar al crecimiento de las masas y al sistema del sálvese quien pueda.  Al resto no le va bien, sino que se explique cómo puede ser que  hayamos crecido el 9% por año y haya más pobreza. Es decir  que toda esa cantidad de plata que entró en Argentina se la quedaron estos grupos mafiosos que están al margen de la ley.

- Esta situación con Villa Soldati ¿tensionó más la relación que usted tiene con el gobierno nacional?

-Relación nunca tuve, no por decisión mía, sino por decisión de ellos. En tres años no pudimos trabajar en nada en conjunto y yo sigo apostando a un espacio de trabajo en conjunto. Para mí, ellos no son mis enemigos, son mis adversarios, piensan distinto. Mis enemigos son la pobreza, la inflación, la inseguridad. Ellos tienen esa visión tan maniquea, muy extremista.

- ¿Y usted no?

-Yo puedo estar equivocado hacia la visión que tienen para nuestro país de  aislamiento, de manipulación pero no por ello no trabajaría en conjunto para mejorar la seguridad de los porteños. Es mi obligación trabajar codo a codo. Lo mismo con el transporte para que la gente pueda viajar mejor. Hay un montón de cosas en las que se puede trabajar en conjunto y no lo he logrado porque ellos decidieron desde el día cero que Buenos Aires no es parte de la Argentina.

"Ellos (por el kirchnerismo), no son mis enemigos, son mis adversarios", intentó diferenciar Macri.

- Rodríguez Larreta (jefe de gabinete porteño) reclamó el cumplimiento de la orden del juez federal Daniel  Rafecas de desalojar el club Albariño que está tomado. ¿Usted ratifica esto?

- Es elemental. No podemos fabricar las ruedas todos los días. Hay un club que es de todo el barrio y hay unos señores que decidieron vivir adentro del club, se lo quieren quedar. El juez va, verifica que es un club privado y que los señores que están ahí no son los dueños del club. Da la orden de desalojo y los tienen que desalojar, sino mañana se te meten en tu casa. Si seguimos este camino, le puede tocar a cualquiera. Esta locura no sé adonde nos lleva, no entiendo. Así no vamos a construir nada.

- Usted dijo que le gustaba mucho venir a Mendoza. Queremos saber si tiene una opinión de la gestión de Celso Jaque, si conoce algo de su gobierno.

- No la sigo de cerca. Me cuenta la gente del PRO acá que no tiene buena aprobación.
Yo he venido mucho a Mendoza, a la cordillera, a hacer rafting, por sus vinos, a hacer política, por el fútbol. Cada vez que vengo digo: 'que potencial tiene Mendoza'. Es el fiel reflejo de la Argentina, da para mucho más.

- ¿Y no está bien aprovechado?

- Hace faltan gobiernos que expresen más el espíritu emprendedor,  concapacidad hacer, y de  invertir. Yo veo el presupuesto de Mendoza y se va todo en gastos. Cada tipo que ha llegado ha metido a su puntero político, a su pariente, su novia. No tienen plata para hacer un camino, tienen problemas con la provisión de agua. No hay plata para financiar una Pyme que genere laburo bueno. En la Argentina que yo sueño, Mendoza tiene un lugar muy importante.

"El presuesto de Mendoza se va todo en gastos", criticó.
- ¿Y de Cobos qué opina?

- Lo conozco poco, no puedo opinar de él. Tengo más relación con (Ernesto) Sanz.

- La permanencia de Cobos en su cargo ¿cree que lo ha desdibujado? ¿Tendría que haberse ido?

- Yo hace mucho tiempo dije que en algún momento él iba a tener que tomar una decisión y marcar su camino. No haberlo hecho le generó una cierta incomodidad.

- Respecto de sus aliados en Mendoza. ¿Cómo está su relación hoy con el Partido Demócrata?

- Estamos buscando ponernos de novios de vuelta. Estuvimos muy bien. Con Omar De Marchi (diputado nacional) hicimos una buena campaña, después nos equivocamos.

- ¿En qué se equivocaron?

- Nos faltó comunicación. Hay que hacer autocrítica. Debimos habernos comunicado mejor porque claramente si hubiésemos ido en conjunto en las últimas elecciones (a concejales de Capital) nos hubiese ido mejor. Lo importante es aprender de los errores. Si uno aprende de los errores tiene un gran futuro.

"Con el PD estamos buscando ponernos de novio de vuelta", señaló Macri.


- ¿Puede ser que haya una idea más general de unificar sus aliados en un proyecto nacional incluyendo el peronismo federal?

- Son dos momentos. Hoy es el momento de construir el PRO, pensar el país donde hay mucho impulso de la juventud, nueva gente, nueva militancia, sumar partidos tradicionales y después se verá con el peronismo. Yo tengo muchos amigos ahí, tenemos vocación frentista, pero hoy es ‘vamos con la obra amarilla’.


Opiniones (3)
21 de noviembre de 2017 | 07:25
4
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ....
    la verdad que este pibe jaque es una maravilla ... por eso se bajo los pantalones con la presi asi quedamos una vez mas debajo del resto de cuyo !!! aguante todos menos macri !!! ahora .... todos ... son lo que gobernaron hasta ahora y en que condiciones estamos? muchachos ... dejen de fumar opio !!! es hora de despertar ... no me gustaria mas de lo mismo ... y esta es una opcion diferente o vamos a seguir con el fanatismo necio y poco pensante de los partidos tradicionales??? sigan con la misma y piensen ser del tercer mundo eternamente ... aliense con el poderoso venezuela o el imperio boliviano !!!! jajaja Aun les queda argumentos para sostener ese discurso cerrado de fanaticos enfermos???
    3
  2. Este muchacho no hizo nada bien en la ciudad que dirige ,ni las escuchas, por eso va a adelgazar un poco mas con el juicio politico que se le viene,, tres miembros de la oposicion ya lo pidieron y ninguno de estos son kirschnerista ,,a quien culpara ahora???,,,al chapulin colorado!!!!
    2
  3. COMO SIEMPRE UN LIVIANUN UN NENE DE PAPA. BUSCA PONERSE DE NOVIO CON UNA MINORIA ABSOLUTA. AGUANTE CON EL FRACASO.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia