Mercedes Sosa

"Es muy difícil ser latinoamericano"

Diálogo íntimo con la mayor cantante argentina.

Mercedes Sosa volvió a su querida Mendoza y actuó por partida doble: el viernes por la noche lo hizo en el Festival del Chivo, en Malargüe, y el sábado se hizo presente en el Festival Nacional del Orégano, en Pareditas, San Carlos.

Desde luego que sus actuaciones fueron brillantes y también dejaron muchas palabras, pensamientos, porque la “Negra” tuvo dos encuentros con los medios locales, en un gesto que la engrandece aún más.

Después de una de esas conferencias de prensa, dialogó a solas con MDZ, para dejar reflexiones acerca de la Argentina 2008, entre otras tantas cosas.

-¿Qué pasó cuando venía a Mendoza?
-Haber llegado a Malargüe en las condiciones en que llegamos es como si Dios nos hubiese premiado. Tuvimos un vuelo espantoso, terrible. Ibamos con Lucianito (Pereyra) y él vio muy bien cuando el ala del avión casi toca la pista de aterrizaje. Fue algo tremendo. Mire, yo he viajado mucho en aviones en toda mi vida y le puedo asegurar que lo que nos pasó en San Luis fue por problema de la nave y nos salvamos por la pericia del piloto, que inmediatamente supo que hacer. Llegamos al aeropuerto de Mendoza, estuvimos un rato y nos llevaron a San Rafael y ahí nos agarró una turbulencia espantosa. Fíjese que cuando llegamos al último aeropuerto había un ejército de técnicos esperándonos. Eso es un indicador que el problema fue el avión.

-Imagino que el susto fue mayor…
-Nunca pasé tanto miedo en un avión. Por un momento, pensé que se caía y listo. La verdad es que aún pienso y me da miedo. Por supuesto, que si pasé está, ahora me subo a cualquier avión para viajar a cualquier lado.

-Estuvo en Malargüe y en San Carlos; siempre vuelve a Mendoza…
-Es algo que no puedo controlar. Me nombran Mendoza y ahí nomás organizo el viaje.

-¿Sabe de la lucha que están llevando a cabo los pobladores de San Carlos?
-Se que están peleando por su tierra, por la no contaminación de las aguas y yo ruego que no vaya a pasar lo mismo que pasó con el Uruguay, donde se está viviendo una situación peligrosa, casi de guerra. No es fácil luchar contra las grandes empresas, contra las multinacionales, pero la única manera que existe es a través de la unión del pueblo.

-¿El problema uruguayo lo ve con preocupación?
-Es que no tendría que haber problemas entre los pueblos hermanos de América Latina. Fíjese lo que pasó con los rehenes en Colombia: se unieron todos y los dejaron libres. Y con respecto a ese tema, muchos dicen que el ex presidente Kirchner fue a pasar un papelón a Venezuela. En realidad, el papelón se lo llevó el presidente de Colombia, Uribe, porque él sabía donde estaba el chico Emmanuel y también no cumplió en liberar la zona para entregar los rehenes.

-¿Cómo definiría a nuestro continente?
-América es un continente lleno de tristezas, muy difícil, lleno de equivocaciones. Es muy difícil ser latinoamericano pero es muy fácil amar a América Latina. Yo conozco todo el continente y lo digo con propiedad.

-¿Qué opina de Hugo Chávez?
-Es un personaje especial. Un hombre que quiere ser mandamás por toda la vida es peligroso, hay que tener cuidado. Puede ser que sea importante, interesante, pero hay mucha gente amiga mía que tiene odio contra Chávez. No lo conozco y no tengo interés en conocerlo.

-La introduzco en un tema más local: ¿cómo ve a la Argentina del 2008?
-Maravillosa, con muchas esperanzas. Los cuatro años de gobierno del doctor Kirchner fueron muy importantes para poner un piso firme para que ahora, la presenta de la República pueda gobernar bien.

-¿Conoce bien a la presidenta?
-Tuve la dicha de conocerla en mi casa, el mismo día en que Menem anunciaba que no se presentaba al ballotage y quedaba todo para que el presidente fuese su esposo. Yo le pregunté que quería tomar y ella me respondió “mate cocido”. Ya con esa respuesta me cayó muy bien.

-Entonces confía en ella.
-Creo que una mujer puede cambiar muchas cosas. Una mujer está acostumbrada a manejar una casa, una oficina, a manejar empleados. Una mujer tiene una mirada mucha más amplia que el hombre y eso se va a notar. Y creo que la próxima presidenta de los Estados Unidos será Hillary Clinton. Con eso, cartón lleno. Creo que está llegando el momento en que las mujeres están tomando seriamente a la política y van ganando su lugar.

-¿Y qué piensa de las críticas que hay sobre la presidenta?
-Que son muy superficiales. La critican porque se arregla mucho. Si Cristina se pinta los ojos y es muy coqueta, en buenahora, ¿por qué no lo va a hacer?

-Para ir cerrando, ¿cómo tiene programado este año?
-Tengo varias giras a Europa y uno de los objetivos que tengo es volver a grabar un disco, donde uno de los principales protagonistas será Pocho Sosa. Sueño con cantar con él “Mendoza, madre de vendimias”, de Jorge Viñas. Además, se viene Cosquín y ahí voy con muchos amigos. Pero uno de los desafíos más importantes que tengo en el año es imponer el folclore cuyano en Buenos Aires. Hay muchos a los que puedo empujar para que suenen como Pocho Sosa, Juan Sebastián Garay, Jorge Viñas, Orozco-Barrientos, María Eugenia Fernández… Son muchos los mendocinos que tienen que descubrir.

 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 00:59
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 00:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial