Juan Carlos Carboni

Juan Carlos Carboni, o la nostalgia como forma de vida

Creador del Programa de radio "El Club de la Nostalgia"

"El Club de la Nostalgia" no solo es un programa de radio que se emite todos los domingos de 9.00 a 11.00hs por la LV4 local, sino que también es, sin lugar a dudas, un espacio para el recuerdo de aquellos años felices que toda una generación de adultos mayores supieron disfrutar.

Su conductor, Juan Carlos Carboni, se esmera cada fin de semana por ofrecer lo mejor de su repertorio, un sinfin de melodías que acompañan el mate de cada domingo. "Trato de poner aquellos temas que nos hicieron bailar, rock y baladas porque los "lentos" también eran parte de esos bailes... sonrisas".

Casado con Lucila y padre de dos hijos llamados Coqui y Laura, Juan Carlos trabajó toda su vida como docente en el Distrito de Monte Comán. Alli se crió y ejerció su pofesión hasta que un día de la década del 90 encontró su vocación. "Un jóven abrió una radio FM y me invitó a hacer un programa junto a unos amigos, yo de caradura acepté y esos fueron mis primeros pasos en la radio".

Un día volviendo de Córdoba, un conductor de radio Continental llamado Mochín Marafiotti, le prendió la lamparita. La compañia de ese programa que se dedicaba a recordar viejas canciones lo inspiró para crear lo que hoy conocemos como "El Club de la Nostalgia".

"Esa audición radial me cambió la cabeza,¿ por qué no replicar un programa así en una radio local"?. Y así empezó una historia que ya lleva 15 años inenterrumpidos en el aire, un programa que invita a recordar aquellas tardes de sábado cuando los chicos y las chicas se preparaban para ir a los clubes o las confiterías a bailar.

-¿ Por qué la radio?

Primero empecé por curiosidad y luego con el tiempo me fui enamorando de la radio. Yo espero con mucha ansiedad cada domingo porque en la radio descubrí mi verdadera vocación, si bien la docencia fue mi profesión y me alegro mucho de haberla ejercido, la radio es mi pasión, con decirte que este año empecé la carrera de locución.

-¿Qué siente después de 15 años en el aire?

Siento orgullo de haber podido crear un programa con la que mucha gente se identifica. Yo no busco la tristeza de la nostalgia, yo quiero que la gente se sienta felíz al oír la música que elijo cada domingo. Aquellos años fueron nuestros y no por eso son mejores ni peores que los actuales simplemente distintos.

 

-¿  Cómo eran esos años que usted recuerda a cada rato?

Todo lo que es sinónimo de juventud nos remite a la alegría y a la felicidad. Escuchar a los Iracundos, Neil Sedaka, Elvis, The Beatles, Keith Richards es como volver a revivir el beso de la primer novia. ¿Quién no se identifica con alguno de esos temas y recuerda el primer baile con la que actualmente es su esposa?. Esos son los momento felices que yo intento reflejar, toda una época que marcó un cambio en la juventud y por supuesto el rock and roll, Bill Halley y sus cometas ......y tantos otros.

Desde el jueves nos prepárabamos para el baile y más nosotros que vivíamos en un distrito. Más de una vez hacíamos peripecias para venir a alguna a confitería del centro, llegabamos sucios y despeinados porque nos teníamos que subir a algún camión para que nos trajera.

-¿ Eran tiempos distintos?

Totalmente, no se si mejores, pero definitivamente eran distintos, nosotros nos veníamos a divertir, en esa época no había drogas y en los bailes muy pocos tomaban alcohol, la idea era mover el cuerpo y escuchar la música y de repente bailar algún lento para estar cerca de una mujer. En esas épocas la chicas no tomaban bebidas alcohólicas en cambio hoy es alarmente ver como se emborrachan.

-¿ Usted siempre fue noctámbulo?

La verdad es que no , si bien la música se disfruta más de noche a mí me encanta acostarme temprano. Levantarme, como lo hago los domingos y prender la radio. Esa es la idea que yo tengo porque en ese horario de 9.00 a 11.00 de la mañana se puede disfrutar con tranquilidad el espacio que humildemente ofrecemos.

-¿ Cómo llegó a la LV4 con su espacio radial?

Mi llegada a la LV4 se la debo agradecer a Daniel Lorenzo que confió en el producto. Antes de empezar en esta emisora habíamos tenido coqueteos con los directores de la misma pero nunca se habían podido cristalizary un día Daniel me llamó y me propuso un espacio y desde ese entonces empezó mi camino aquí.
 

- ¿ Le gustaría tener más horas en su programa?

No sé si más horas en un mismo día pero tal vez un día más de horas sería ideal, pero esto es un pensamiento mío no una exigencia hacia la LV4. Yo disfruto tanto este programa que me paso toda la semana pensando en que voy a hacer el domingo, voy armando la producción, seleccionando la música etc.

- ¿ Cómo elige la música?

Nada especial intentó reflejar momentos o quizás estados de ánimo. Empezar la mañana de domingo con un rock and roll para que los muchachos se despierten y se enganchen con el programa.

-¿ Y cómo hace para tener tanta discografía a mano?

Hoy Internet es maravilloso, además el compacto te permite tener diversidad y cantidad de temas. Muchas veces la gente me ofrece música que tiene en viejos cassetes o long play y yo se los tengo que rechazar porque la tecnología que posee la radio no permite este tipo de recursos. Igualmente me llena de orgullo que la gente ofrezca su propio material para compartir en la radio, eso al menos siginifica un cierto aprecio hacia el programa. 


 
- ¿Le queda cuerda para rato?

Yo tengo 62 años y todavía me siento muy bien para seguir en esto, empecé locución y comparto clases con chicos a los que triplico en edad. Por suerte logré incertarme en ese grupo de estudiantes y a mucho de ellos los invito a que me acomapañen en el estudio para que conozcan las intimidades de este mundo.

Y de repende el café se terminó y con el último sorbo la lamparita roja se apagó, Juan Carlos con una mirada sonriente agradeció la charla y nos invitó a seguir con el recuerdo de "aquellos años felices".

Juan Carlos se levantó con el traje impecable, el pelo engominado, un peine en el bolsillo y al ritmo de los "Hits" se despidió de la redacción. Todo un símbolo de los años dorados que nuestros "jóvenes" mayores supieron disfrutar.

La nostalgia entendida como un sentimiento de alegría teñido por la tristeza, pero esa tristeza se sacude muy fácilmente con algunas de las canciones que mágicamente "saca de la galera" cada domingo Juan Carlos, y queda sólo alegría.

Al menos, esa es la apuesta que viene ganando desde hace 15 años Juan Carlos Carboni.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 19:31
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 19:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial