Guillermo Hardwick

"Tenemos mucho para ver y poco para disfrutar"

Coproductor y guionista de "La Aventura del Hombre".

Poco conocido para algunos y un grande para muchos otros. Guillermo Hardwick (*) es un documentalista que trabajó durante años en Canal 13 y que aún trabaja en Canal 7 de Buenos Aires.

Fue durante doce años consecutivos el coproductor-guionista  de uno de los programas documentales más reconocidos en la historia de la televisión argentina,  “La Aventura del Hombre”, conducido por el ya fallecido Mario Grasso. Si bien el trabajo de Hardwick abarca fundamentalmente la televisión con diferentes ciclos en Canal 13, entre las décadas del 80 y 90, se destacó con trabajos tales como “Sebastián y su amigo el artista”, “El Show de Andrés Percivale”, “Televisión Abierta” y “El mundo del espectáculo”, entre otros productos. También sobresale su labor en comedias y numerosos sketches para presentaciones musicales.

Como realizador, se puede decir que sus trabajos se lucieron en programas especiales como “Historias de la Argentina Secreta”y el testimonial “H.O.M.E.L.E.S.S.” rodado en Londres y Nueva York para Smart productions.

Más allá de su amplia trayectoria, Guillermo es un “explorador de la vida”, un tipo sencillo que viaja por todos lados buscando historias, con la clásica humildad de quien está seguro de sus pasos a seguir.

 -¿Cómo fueron tus inicios en la carrera de documentalista?

Yo estaba estudiando en el Instituto Superior de Radiodifusión en Buenos Aires, porque siempre tuve facilidad para el área de la literatura, y fundamentalmente me gusta mucho describir historias. Estando en el Instituto conozco  a Juan Ramón,  padre de Juan Alberto  Badía, que era director de estudios del lugar. En ese momento Juan, era un prestigioso profesional, jefe de locutores en Canal 13 de Buenos Aires, gracias a él, me fui integrando poco a poco en ese canal. Al poco tiempo conozco a Oscar Viale, productor y autor de muchos éxitos teatrales, él fue mi “padrino” en la televisión, y fue con quien comencé a trabajar escribiendo guiones de comedias y obras teatrales. Sin embargo siempre tuve un perfil mucho más relacionado con lo científico y la educación.

-¿Cómo te integraste al equipo de “La Aventura del Hombre”?

En el año 1981 Proartel de Canal 13,  comenzó a formar un equipo de producción, me presenté y quedé seleccionado para trabajar en ese grupo. Fue una experiencia muy linda porque el canal quería potenciar el desarrollo de su producción local por dos razones, por un lado porque tenían un acuerdo con la televisión española, para el intercambio de materiales locales, tales como novelas, programas especiales y documentales. Y por otro lado Canal 13 quería aprovechar la llegada de la televisión a color y la nueva imagen, y así potenciarse frente a la competencia. En mi caso, junto a otras personas, tuvimos la misión de sacar al aire una serie documental.  Hasta ese momento, lo único que se hacía en materia de documentales era  un ciclo de una hora que se emitía los domingos, en el cierre de la transmisión, era una especie de relleno en la programación. Los primeros programas se hacían con material que facilitaban las embajadas en Buenos Aires, era mucho material de “parrilla” como se dice en la jerga. El programa se llamó “La Aventura del Hombre” y era conducido por Mario Grasso. Cuando se forma el equipo de producción en el cual yo estaba, el programa pasa a ser emitido los lunes a las 21, Mario siguió en la conducción.

-¿Cómo reacciona la audiencia frente a estos cambios?

Ahí descubrimos que la gente estaba deseosa de este tipo de programas, subieron las mediciones una barbaridad y el canal empezó a prestar más atención a este tipo de trabajos.

-¿Cuáles son las diferencias entre la primera etapa de “La Aventura del Hombre”?

La verdad es que es difícil compararlas porque son dos cosas muy diferentes. En la primera etapa se trabajaba con material “enlatado” de las embajadas, era un ciclo muy modesto y sin mucho presupuesto. En el 82, la producción puso al aire programas de gran audiencia e invirtió más en este documental. Aún hoy muchos de estos programas pueden verse a través de la señal Volver en la televisión por cable.

-¿Cuáles son la experiencias que más te impactaron?

Justo el año que comenzamos a trabajar fuertemente, 1982, sucedía la guerra en Malvinas, así que parte de nuestro equipo se trasladó a las Islas y estuvo casi durante toda la guerra. Con el material obtenido se hizo un programa especial que se llamó “Guerra en el Atlántico Sur”, aún hoy ese material es utilizado en algunas escuelas y es reproyectado en el canal, cuando se recuerda la guerra. El programa tuvo un impacto muy importante en la gente que vio imágenes de la guerra que nunca había visto, un testimonio muy duro para la realidad argentina.

- Hay generaciones de jóvenes que no crecieron con “La Aventura…” ¿con qué otros programas se puede comparar?

Ahora los programas y los tiempos han cambiado mucho, es difícil comparar programas de los de antes con los actuales. En aquella época lo que más se parecía a "La Aventura..." era el ciclo de ATC (Canal 7) “Historias de la Argentina Secreta. Ese programa fue similiar al nuestro, más que nada por la cantidad de tiempo que estuvo al aire, aunque en realidad ellos trabajaban historias más puntuales. Hubo otros programas, pero duraron muy poco al aire. En realidad con estos dos programas, el público argentino comenzó  a aceptar este tipo de productos. Nosotros nunca tuvimos un rating menor a dos cifras, lo más bajo que tuvimos fueron 11 puntos, con picos de audiencia de 26 y 27 puntos.

-¿Cómo ves la televisión actual?

Hay que tener en cuenta que el panorama de los medios de comunicación cambió. Como documentalista que soy, tengo un mapa en mi cabeza sobre la situación, la tecnología es muy evolutiva, aun falta la “high definition” (la televisión de alta definición). La televisión satelital pone un nuevo lenguaje, eso marca una diferencia con las décadas del 80 y 90, antes era una televisión muy artesanal, que marcó un lenguaje en su momento, pero que ahora está superado. En la televisión actual con el cable y el satélite tenemos mucho para ver y poco para disfrutar.

-Internet y los medios on line están dejando su huella en el siglo XXI ¿Creés que son una fuerte competencia?

Internet es el futuro y es la nueva tecnología, como gente de medios que soy, me encanta ver cómo la gente se desplaza a los bares con sus notebooks a leer diarios del mundo en la web. Antes lo que se demoraba días en conocerse, se puede saber al instante. Yo creo que es otra la visión de los sociólogos respecto de este tema cuando afirman que la gente está “más desconectada al estar tan conectada” (refiriéndose a Internet).

-¿Seguís haciendo producciones ahora en Canal 7?

Estoy asesorando al canal en la producción de documentales, recientemente se suscribió un convenio, y desde marzo se iniciará un ciclo de programas turísticos, descubriendo paisajes con historia. Serán documentales en los que se presentarán lugares típicamente turísticos, pero relatando una experiencia humana que acompañe al lugar.


(*)Guillermo Hardwick también es miembro del jurado en ATVC, la Asociación de Televisión por Cable, quienes todos los años entregan premios a las mejores producciones en la televisión por cable del interior del país. Es docente titular en la cátedra de Técnico del documental de la Universidad de Morón, actividad que desarrolla con mucho placer, ya que le permite mantener un estrecho contacto con los jóvenes estudiantes. Además es Secretario de Previsión Social en Argentares.

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 03:14
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 03:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes