Gonzalo Higuaín

"Estamos para lo que vinimos: ganar el Mundial"

Con sus tres goles ante Corea, entró en la historia de la Selección Argentina.

"No era una presión, sino un lindo desafío", avisa el delantero de Real Madrid.

"Si estás en el área penal y no estás seguro de qué hacer con la pelota, metela en el arco y después discutimos las opciones", reclamaba Bill Shankly, creador del famoso Liverpool de los 70. A los goleadores no hay que explicarles nada, sólo acuden al encuentro exacto guiados por el instinto. Calculadores, obsesivos. Para entenderlos se inventó la palabra olfato, perfecta en su indefinición. Gonzalo Higuaín no es sólo un goleador, su reparto de atributos contempla recorridos más abundantes. Pero como en definitiva vive de los festejos, esta vez vengó esos tres mano a mano que el arquero nigeriano Vincent Enyeama le había desbaratado en el debut. Porque esta raza de futbolista es, esencialmente, vengativa. El rumoreo perturbador los enciende

- ¿Le pediste la pelota al árbitro para quedártela de recuerdo? 

- No, no, ni lo pensé. 

- ¿La camiseta del día del hat-trick sí te la guardás? 

- Una es para mi familia, y la otra sí, la otra me la quedo de recuerdo. 

- ¿Te acordás de la última vez que metiste tres goles en un partido? 

- Ufff, no, no me acuerdo? Y no deben haber sido tantas, ¿no? 

Tal vez el olvido fue intencional. Pasó poco tiempo como para que su memoria ya lo haya extraviado. Ocurrió el 14 de marzo de este año, en la victoria por 4 a 1 de Real Madrid sobre Valladolid, mientras los merengues sostenían la persecución de Barcelona. Y no se trató de una actuación más. Cuatro días antes, Real Madrid había sido eliminado prematuramente por Lyon de la Liga de Campeones y en el Bernabéu. Un nuevo y faraónico proyecto de Florentino Pérez se desmoronaba. ¿El culpable para la crítica y una buena porción de la afición? Gonzalo Higuaín y su mira descalibrada. El archivo enseguida demuestra que no conviene hacerlo enojar. Los goleadores son letales cuando intuyen desconfianza. 

Los gritos contenidos en el Ellis Park encontraron rápida revancha para el 4-1 sobre Corea del Sur en el Soccer City. Gonzalo respondió con el manual del matador bajo el brazo, porque en cada conquista apareció donde la jugada reclamaba su cierre, con dos cabezazos y una captura detrás de un rebote en el palo. ¿Desahogo? "Yo sabía que las situaciones estaban, después había que concretarlas. Por suerte las que no entraron contra Nigeria pudieron entrar ahora. Siempre hay que estar con la cabeza fría." 

- ¿Realmente estabas tranquilo, no sentías nada de presión? 

- No era una presión hacer goles, sino un lindo desafío. Ayudar a la selección con goles es muy lindo. Contra Nigeria tuve situaciones que no se pudieron concretar y por ahí te vas con esa espinita de no meterla, pero con la alegría de haber ganado. Ahora se dio todo. Por suerte pudimos ganar, que era lo más importante. Ya podemos disfrutar con tranquilidad porque prácticamente tenemos asegurada la clasificación. Pero hay que seguir mejorando. Esto es un Mundial y hay que seguir con las pilas bien puestas. Una desconcentración acá se paga muy caro. 

Durante mucho tiempo fue incomprensible que Higuaín no integrara la selección. Se llegó a especular que Maradona no lo llamaba por cuestiones que iban más allá de lo futbolístico. Que había una historia secreta. Sospechas que apuntaban a que estaba pagando las diferencias con la AFA cuando no formó parte del Sub 20 que ganó el Mundial de Canadá 2007 porque todavía analizaba la posibilidad de sumarse al equipo principal de Francia, ya que Gonzalo nació en Brest, en 1987, cuando su padre, Jorge, jugaba en la Liga gala. El singular Raymond Domenech, entrenador francés, ya lo había citado en noviembre de 2006 para jugar un amistoso con Grecia y, después de algunos días de vacilaciones, Pipita rechazó la propuesta. También como versión sonaba con insistencia una diferencia personal con un futbolista que finalmente no vino a Sudáfrica.  

En agosto del año pasado, el destino cruzó en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, al Real que volvía de una gira por los Estados Unidos con la selección, que estaba en una escala rumbo a Moscú, donde disputaría un amistoso con Rusia. Heinze hizo el enlace, y por primera vez se saludaron Higuaín y Maradona. El promocionado llamado caería dos meses más tarde. En definitiva, Gonzalo tardó más de lo aconsejable en desembarcar. Con 22 años debutó en el ya inolvidable partido con Perú, bajo el diluvio. La noche que Palermo evitó que se volviera tragedia. Aunque quedó tapado por aquel vendaval de sensaciones, el primer gol lo marcó Pipita. Sí, en su estreno ya cumplía en la red. 

- ¿Cómo definirías a esta selección? 

- El balance es positivo, hicimos un gran partido en todos los aspectos, por ahí el gol nos puso en aprietos, pero sabíamos que jugando como en el primer tiempo iban a aparecer las situaciones. 

- ¿No está pendiente la solidez defensiva? 

- El equipo es el que gana los partidos, no un jugador ni una zona de la cancha. 

- ¿Cargarán con los favoritismos ahora? 

- Eso queda a criterio de los demás. Nosotros somos los mismos que llegamos. 

- ¿Preferís jugar con Grecia o descansar para los octavos de final? 

- Nooo, eso que lo decida Diego. 

Aterrizó en el Santiago Bernabéu a principios de 2007. Desde entonces, Fabio Capello fue el único entrenador que creyó realmente en su potencial. Últimamente también el chileno Manuel Pellegrini, pero ya con el respaldo de una abrumadora cosecha de goles. Juande Ramos no había creído en Gonzalo. Y mucho menos Bernd Schuster, que hasta sentenció que nunca marcaría más de 12 goles por temporada. 

- ¿Nació la leyenda del heredero de Batistuta?? El estuvo en el estadio. 

- Estoy muy contento, pero hay que estar tranquilos, esto recién empieza. Es un orgullo que un referente de la selección como Batistuta me haya visto. No pude hablar con él el día que nos visitó en el predio, ojalá que ahora tenga la oportunidad de hacerlo. 

- Batistuta y Stábile eran los únicos que habían convertido tres goles en un partido de la selección en un Mundial? 

- Es un placer entrar en la historia por hacer tres goles con la selección. Ojalá que podamos seguir haciendo historia. Todo lo que queremos es ayudar a la selección para que gane el Mundial. 

- En un Mundial con pocos goles hasta acá, ya tener tres te perfila? 

- Bueno, de a poquito, ser el goleador del Mundial, bueno, me pondría muy contento, pero eso no me tiene que sacar de lo que estamos haciendo. 

- Maradona reparte abrazos y besos para todos. ¿Qué te dijo después del partido? 

- Me felicitó. El sabía que la pelota iba entrar. Después de jugar con los nigerianos, vino y me dijo que no me desespere porque los goles iban a llegar. Y tuvo razón. 

- ¿Qué es lo que más te ha impresionado del Mundial? 

- Bueno, todos los partidos están siendo muy trabados. ¿La verdad? Lo que más me gusta es la Argentina.

- El ataque argentino, por variedad y características, ¿es el mejor y más peligroso de la Copa? 

- Sabemos que tenemos un ataque fuerte. Lo hemos demostrado con Corea, pero prefiero estar tranquilo y seguir en esta línea. Sabemos que podemos hacer un gran Mundial y sólo depende de nosotros. 

- ¿Y qué sería un gran Mundial? ¿Hasta dónde puede llegar la selección? 

- Estamos para lo que vinimos: ganar el Mundial 

En junio del año pasado, LA NACION entrevistó a Gonzalo cuando sólo se agitaban conjeturas y rumores alrededor de sus posibilidades en la selección de Maradona. ¿Te ves en Sudáfrica 2010?, fue la pregunta directa. "Sí, confío siempre. Me veo jugando el Mundial. Y no voy a defraudar a nadie", intuía. Y avisaba. San Higuaín de los milagros, como lo bautizaron en Madrid, cumple. 


Números: El promedio asusta


En siete partidos convirtió cinco goles 

Siete partidos solamente suma Gonzalo Higuaín en la selección, por eso su vinculación con el gol es más elogiable. El promedio es de 0,714. Lo hizo debutar Maradona, el 10 de octubre de 2009, ante Perú, en el Monumental (2-1), por las eliminatorias; luego jugó con Uruguay (1-0), España (0-1), Alemania (1-0), Canadá (5-0) y los dos encuentros que se disputaron en el Mundial. 

5 con estos 3 tantos, Gonzalo Higuaín se convirtió en el goleador del ciclo Maradona, junto con Martín Palermo, ambos con 5. Las dos conquistas anteriores de Pipita habían sido ante Perú (2-1) por las eliminatorias, y Alemania (1-0), en un amistoso en Munich. 
6 es el promedio para LA NACION Deportiva en su carrera breve por la selección.

Higuaín sólo tiene 22 años. 


La familia, presente y contenta


Jorge, el Pipa mayor, acompañado por su señora, Nancy, los padres de Gonzalo, se encuentran en Sudáfrica. También uno de sus hermanos, Nicolás. En total son cuatro hermanos varones, junto con el delantero Federico y el más chico, Lautaro.
 

La mejor marca, en España 


Una vez en su carrera Gonzalo había conseguido una marca incluso superior a la de ayer: con la camiseta de Real Madrid, el 8 de noviembre de 2008 le anotó cuatro goles a Málaga, en el Bernabéu, para la victoria de los merengues por 4 a 3.

 

Información provista por canchallena.com

Copyright 2010, SA La Nación

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 21:26
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 21:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial