Litto Nebbia

"Hoy me encuentro con tipos que están desesperados por ser famosos"

Una leyenda del rock argentino llegará a Mendoza para presentarse desde hoy hasta el sábado. Y habló de todo.

Siempre es un verdadero placer hablar con Litto Nebbia. Más allá de estar frente a uno de los principales motores del rock argentino, es un hombre que transmite tranquilidad, sapiencia, experiencia, como muchas de sus obras.

Y en los últimos días -por el bien de nuestra música- volvió a mostrarse en los primeros planos de la pantalla televisiva al ser uno de los principales protagonistas de la celebración al rock argentino que se llevó a cabo durante los festejos por el Bicentenario. Así, se lo vio disfrutar de un escenario junto a Fito Páez, Ricardo Soulé, Emilio del Guercio y otras tantas leyendas, fundacionales.

Y este Nebbia es el que podremos disfrutar en Mendoza, desde hoy hasta el sábado -a las 21.30- presentándose en Plaza Paradiso, Chacras de Coria. El show que trae está titulado “A su aire” y es una propuesta íntima que promete emocionar con viejas y nuevas canciones acompañado con piano y guitarra.

Las entradas son generales, cuestan $ 80 y ya están a la venta en Le Club de Plaza Paradiso, Chacras de Coria.

Antes de ese desembarco en el coqueto escenario del Paradiso, Litto Nebbia haló largo y tendido con MDZ, con definiciones de antología.

A disfrutar:

-Volvés a Mendoza. ¿Hay algo que une a nuestra provincia?
-De cada lugar por donde paso tocando, me llevo la impresión del contacto que he tenido con la gente a través de la música. Mendoza no es un lugar adonde yo vaya tan regularmente, pero tengo el recuerdo de buenos conciertos por ahí.

-Recientemente se te vio en los festejos del Bicentenario. ¿Cómo viviste esos momentos?
-Muy emocionante fue todo. Tocamos bien y sonamos muy bien. La cantidad de gente fue impresionante y si no te concentrás te tiemblan las piernas. Todos mis compañeros estuvieron muy bien y la gente lo agradeció. Nunca imaginé inaugurar el escenario central de los Festejos por el Bicentenario. Creo que es una gloria adquirida para el rock argentino. Después de tantos líos y rechazos y persecuciones que tuvimos en los inicios, que hoy se reconozca al rock argentino junto al tango y el folklore como nuestras tres músicas auténticas, es muy justo.



-¿Cómo ves a la Argentina ahora?
-La veo yendo para adelante. Con problemas y discusiones lógicas, con diversidad de opiniones. Pero así debe ser, así se hace un país: intercambiando pareceres y luego matizando. Lo único desagradable, a veces, es que algunos opositores son bajos, ofensivos y mentirosos.

-¿Me podés contar algo sobre tu homenaje al rock?
-Es una idea que tuve por el 2000. “Una celebración del rock argentino” es un homenaje a canciones y artistas de la Primera Década del Rock Argentino. Estuvimos más de tres años grabando. Grabamos 197 canciones de esa época y terminamos tocando 303 músicos. La idea era lograr la cruzada, de jóvenes y maduros, famosos y desconocidos, gordos y flacos….(risas)…. Es un Box Set con 9 CDs y un Booklet con más de 100 páginas con la biografía de todos los participantes. Y por otro también hicimos el “Cuaderno de la celebración del rock argentino”, que es un álbum de luxe con fotos de grabación, 1 mapa genealógico y 1 DVD de cocina de grabaciones.

-Tenés un profundo conocimiento sobre la música que se está haciendo en diferentes partes del país, ¿cuál es tu opinión?
-Los lugares más activos y originales para mí son Santiago del Estero, Tucumán y Rosario. Músicos jóvenes creando una música que está enraizada con nuestra idiosincrasia. En la rítmica, en el paisaje, en la manera de cantar. Desgraciadamente, nada de esos artistas se conoce ni se divulga en la Capital Federal.

-A propósito, ¿cómo ves el rock argentino en estos momentos?
-Excesivamente comercial. Para mi el objetivo sigue siendo la música. Hoy me encuentro con tipos que están desesperados por ser famosos. Y no crean escuela, no hacen camino. Terminan algunos siendo “famositos”, pero no tienen prestigio.

-Cuando mirás para atrás, ¿qué ves?
-Veo mi vida como peldaños, que he ido caminando y construyendo. Generalmente son sueños, que se fueron concretando con amor y esfuerzo.

-Tocaste con todos, ¿con quién te faltó o te hubiese gustado tocar?
-Siempre hay alguien que te hubiera gustado conocer o poder tocar o hacer algo musical. Me hubiese gustado poder tocar con Aníbal Troilo o con Frank Zappa. Alguien dirá ¿qué tienen que ver uno con el otro?: el corazón, pues…

-¿Hay algún Tanguito actualmente en la Argentina?
-No sé si te refieres a Tango, José Iglesias, el real o al que inventaron para el “business”. La necrofilia del rock es uno de los más terribles negocios mezclados con la música. Tango, el verdadero, el que conocí, un joven malogrado, con grandes desaveniencias familiares, lleno de sueños como los que teníamos todos. Un tipo con gran espíritu artístico, pero que jamás se pudo desarrollar, estudiar, ni siquiera grabar un buen disco. Fue de la época uno de los primeros que muy torpemente cayó en la mierda de las drogas.



Acerca de Litto Nebbia
Félix Francisco (Litto) Nebbia nació en Rosario en 1948. Hijo de padres músicos, aprendió guitarra y piano, y comenzó a escribir sus primeras canciones a los doce años. Entre 1963 y 1966 integró Los gatos salvajes, agrupación pionera del rock cantado en castellano, y en 1967 reapareció con los mucho más evolucionados Los Gatos, con quienes alcanzó un reconocimiento masivo, nacional e internacional. Tras la disolución del grupo en 1970, comenzó una carrera solista que progresivamente fue ampliando su perspectiva musical, particularmente en dirección al tango, el folklore argentino y las expresiones de raíz jazzística, pero sin soslayar ningún género ni estilo.

Más allá de estos cambios, y pese a lo variado de sus incursiones, mantiene intacta su personalidad como autor e intérprete, que lo hace inmediatamente reconocible, tanto hoy como en sus comienzos. Su prolífica producción, alrededor de 1000 obras, lo ha hecho merecedor, entre otras muchas distinciones, del Premio Sadaic al Mejor Autor y Compositor de Música Popular, el Premio Konex al Mejor Autor de Música Popular y el Gran Premio del Fondo Nacional de las Artes.

En 1992 fue declarado Ciudadano Ilustre de su ciudad natal y, diez años más tarde, de la ciudad de Buenos Aires.

En 2005 formó ¨La Luz¨ con Ariel Minimal (guitarra), Federico Boaglio (bajo) y Daniel Colombres (batería), con quienes grabó los celebrados ¨Danza del corazón¨ (2005) y la trilogía ¨The Blues¨ (2007/2008), dos de sus mejores trabajos de los últimos años.

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 13:55
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 13:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California