José Pouler

"El fallo va a ser puesto a consideración de la gente"

Un asambleísta de Gualeguaychú anticipa la posible rebelión ante la sentencia de La Haya por Botnia.

Sin duda ayer los ojos de buena parte de la Argentina y Uruguay estuvieron atentos a lo que el tribunal de la Haya decidiera respecto a la papelera Botnia, ubicada en territorio uruguayo y sobre las aguas binacionales del Río Uruguay, cerca de las poblaciones de Fray Bentos y Gualeguaychú.

El fallo de la Corte dio “una de cal y una de arena”, como señalaron algunos medios, tanto para Argentina como para Uruguay, ya que si bien determinó se incumplió el Estatuto del Río Uruguay al no dar suficientes detalles de la actividad de Botnia, no se avaló el pedido de Argentina por la supuesta contaminación que la papelera ocasiona.

Para entender un poco más este conflicto que causó tironeos en la relación de ambos países, sintetizamos muy superficialmente este conflicto: En 2002 el entonces presidente uruguayo, Jorge Batlle, negoció con la firma española ENCE7 y la finlandesa Botnia, la instalación de dos grandes plantas de celulosa.  A principios de 2006, la empresa sueco-finlandesa Stora Enso ofreció instalar en la zona una tercera planta de celulosa.

Botnia decidió construir su planta a orillas del río Uruguay, frontera internacional entre Argentina y Uruguay, a 4 y 12 km respectivamente, río arriba de la ciudad uruguaya de Fray Bentos. Stora Enso, por el contrario, propuso construir su planta sobre el Río Negro, interno de Uruguay. Por su parte ENCE, española, decidió hacerlo en Conchillas, más al Sur y ya frente a la provincia de Buenos Aires, cuyos habitantes no se oponen.

Desde ese momento, en Gualeguaychú -que se ha desarrollado rápidamente como un destino turístico, y una estrategia definida para promover el turismo con eje en el turismo ecológico- comenzó la lucha.

Pero recién en el año 2003, cuando los asambleístas comenzaron a manifestarse y cortar rutas, el conflicto se dio a conocer en todo el mundo. Y en 2006, luego de negociaciones sin avances entre Argentina y Uruguay, el gobierno de Néstor Kirchner recurrió a la Corte Internacional de Justicia.

Tras el fallo, MDZ dialogó con una de las caras visibles de la  lucha de los ciudadanos de Gualeguaychú, el asambleísta José Pouler.

-¿Qué sensación deja el fallo de la Haya?

-Llevamos casi diez años de lucha, pero esto se conoció hace tres años, cuando empezamos con el corte de ruta. Fue una medida que se tuvo que tomar porque nadie estaba dando un paso atrás con la instalación de Botnia. Sentimos una gran decepción porque el Tribunal reconoce que se violó el Estatuto del Río Uruguay, pero la pastera seguirá.

-¿Qué implica la violación del Tratado?

-Que de ahora en adelante primero tienen comunicar si quieren instalar otra pastera y esperar que sea aceptado por Argentina. Pero para a pesar de que a ésta la instalaron de forma ilegal , la dejan habilitada, entonces deja mucho que desear.  Yo creo que hubo un error de estrategia por parte de la Cancillería argentina en el hecho de basarse en dos pilares. Se tendría que haber basado en la violación del Estatuto, y al constatarlo tenía que volver a foja cero.  Pero pusieron la papelera aparte, entonces queda vigilada, pero habilitada. Es una aberración jurídica que tengamos que vivir con la violación al lado, y mostrar una contaminación irreversible para que la saquen. No puedo entender que los jueces de la Haya sean cómplices de esto.
 
-¿Cuál hubiese sido la estrategia correcta?

-Lo ideal hubiese sido ir con la violación al Estatuto solo, o con la prueba de que las plantas contaminan. Pero no en base a informes del Banco Mundial y la Comet , que son los que la financian y la DINAMA (Dirección Nacional de Medio Ambiente, de Uruguay), que es parte de un gobierno corrupto, que se rasgaba las vestiduras diciendo que era lo más impoluto que había, y que cada vez son más corruptos.
 
¿Cómo determinan ustedes la contaminación?

-Por los episodios de olor, que es producto de los químicos. Además el agua cambió sustancialmente. En el Google si ponés la última foto vas a ver el crecimiento algal tremendo que hay en esa parte del río y no en otras. Hubo también críticas de los propios medios uruguayos por las cavas que están haciendo, donde entierran todos los elementos contaminantes, que en algún momento se puede romper la membrana y pasar a la corteza todos los desechos. Hay muchos motivos por los cuales no puede estar allí.
 
-¿Y por qué cree usted que los jueces de La Haya no lo consideraron?

-Es difícil saber el por qué de ésto. Hay informes que no sé si presentaron. Hay uno del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial, de Argentina), en el cual el presidente Enrique Martínez dijo que el agua del río Uruguay estaba en iguales condiciones en tres puntos diferentes en Uruguay, sobre la base de una muestra que se tomaron en agosto, octubre y diciembre de 2008. Mandaron a analizar la dioxina en sedimento a Canadá, el análisis cerró en enero y dijo que había 500% más frente a Botnia que en Concepción del  Uruguay, que es una ciudad con 70.000 habitantes, una zona muy industrial. Los informes desaparecieron de la página por pedido de Cancillería, y por lo que veo no fueron presentados, entonces creo que Argentina fue muy pobre en elementos. Yo creo que hay otros intereses detrás. Yo sigo sosteniendo que los gobiernos son marionetas del poder que hay detrás, y a las pruebas me remito. Cuando un gobierno quiere hacer algo, se neutraliza, esto es un ciclo más de la historia.

-¿Usted se refiere al poder económico?

-Sí, esto no es casual. No es casual que haya habido Botnias en Argentina, en Uruguay, Chile, Perú y Brasil. Son planes premeditados. Está la palabra de Lawrence Summers, que estaba con Obama y fue asesor del Banco Mundial, él dijo que había que llevar la industria sucia al cono sur y que cuando se detectara la contaminación ya iba a ser tarde, además las indemnizaciones iban a ser más baratas porque los salarios eran más bajos.  Esto fue en el año 92 y por eso digo que hay un poder detrás de los gobiernos.
 
-Pero es muy delicado lo que sostiene respecto a la complicidad del gobierno argentino…

-El poder económico ha sido cómplice. Tengo argumentos para decirlo, porque cuando pudo evitar que Botnia se instalara, revisando el código aduanero no lo hizo. En el año 2005 descubríamos los camiones que llevaban estructura para Botnia y los obligábamos a que volvieran a Chile. La aduana detuvo dos camiones y los dejó pasar por orden del Ejecutivo, porque no estaba implementado el código aduanero. El Gobierno argentino ha sido tan cómplice como el gobierno uruguayo, es mi opinión personal. No fue complaciente, el Gobierno argentino fue cómplice.
 
-¿Y de qué manera cree que el Gobierno va a enfrentar a la comunidad de Gualeguaychú luego de esto?

-Es por algo que este pueblo se sigue manifestando. La impotencia de ver que los que te tienen que defender no lo hacen, lleva a que nos manifestemos de forma pacífica. Acá están las familias, muchos jóvenes, ellos supieron afirmar la información y la potenciaron. Que los jóvenes sepan tanto de esto a uno lo llena de alegría.
 
-¿Cómo continuarán ahora con su lucha?

-Vamos a continuar con la manifestación social. La medida más notoria fueron los cortes,  eso abrió nuestra lucha. En todas partes del mundo saben que existe una comunidad que no se deja avasallar. Que utilizó las armas de la globalización para estar interiorizado y seguir luchando.
 
-¿Pero ya hay un fallo, no lo van a acatar?

-El fallo atañe y lo tienen que acatar los países. El fallo se acata. La protesta social no tiene que acatar ningún fallo. Nosotros somos un movimiento social. Si las instituciones nos representaran  y nos defendieran, no hubiésemos salido a las rutas. Hace casi diez años que estamos luchando, pero hasta que no existieron los cortes de ruta nadie le prestó atención a la problemática. Teníamos previsto este fallo y va a ser puesto a consideración de la gente. El domingo que viene posiblemente hagamos una asamblea extraordinaria en donde todos los actores sociales puedan opinar y todos podamos votar las medidas a seguir.

-¿Cuál es la evaluación de los daños que causa Botnia?

-Hay muchas formas de medirlo, un grupo técnico se está dedicando a eso, pero pasa mucho tiempo hasta que se despiertan las patologías. Si se mide el impacto económico, el dinero que dejó de entrar y los puestos de trabajo que no se crearon, es mucho. Tenemos una autopista  por la que en una hora y media estamos en el conurbano bonaerense, y estaba previsto que se hicieran centros de convenciones, hoteles, todas las inversiones importantes dejaban buenos puestos de trabajo, pero que finalmente no se  efectivizaron.
 
-¿Pero no ofrece nada positivo Botnia, aunque sea creación de empleos? 

-No, para nada. 

-¿A nivel judicial queda algo para hacer?

-Lo va a analizar el comité técnico, van a consultar a la Cancillería y a muchos abogados especialistas en derecho internacional para ver determinar si hay una contradicción  entre violación al Estatuto y la instalación de la papelera. Porque si Uruguay no cumplió el estatuto puede volver a foja cero. Es difícil que la Haya la desmantele por la contaminación, pero por la violación debía haberla desmantelado. 
  
 -¿Cómo están ahora? 

-Es un momento de reflexión, aprendimos a cultivar la paciencia. Vamos a ver qué dice el cuerpo técnico legal y lo que dice la ciudadanía. No creo que haya una lucha ambiental más grande en el mundo, eso tenemos que reafirmarlo y lo veremos este domingo, lo que sembramos se está cosechando.

Opiniones (8)
15 de diciembre de 2017 | 01:45
9
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 01:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. AMIGO:DEBERIAS LEER ART 41 DE LA CONSTITUCION NACIONAL, LA LEY 25551, LA 5961 Y LA 7722. LOS QUE NO CUMPLEN LA LEY SON NUESTROS REPRESENTANTES CORRUPTOS POR ESO LAS COMUNIDADES ENTERAS TIENEN COMO FORMA DE EXPRESARSE LA CALLE. O PENSAS QUE EL PUEBLO DE GUALEGUACHU SON AMBIENTALISTAS COMO CREES?? EL PROBLEMA DEL MERCURIO SOLO DEMUESTRA QUE EL ESTADO NO TIENE CAPACIDAD DE CONTROL. SI ESO PASA CON UNA PEQUEÑA FABRICA, QUE PENSAS QUE PASARA CON LA MEGAMINERIA O UNA PAPELERA. EVIDENTEMENTE CONOCES MUY POCO DEL TEMA!! LAS COMUNIDADES ORGANIZADAS APRENDIERON ACA Y LATINOAMERICA PARA PODER FRENAR ESTO, LA GENTE YA NO CREE EL DISCURSITO DE LOS GRUPOS ECONOMICOS Y LOS GOBIERNOS COMPLICES!!
    8
  2. SI NOS SOMETEMOS A UN FALLO INTERNACIONAL, DEBEMOS RESPETARLO AUNQUE NO NOS GUSTE, ESO SERIA RESPETAR LA LEY Y NO COMO SE HACE NORMALMENTE AQUI, SI ES PARA HACERLAS CUMPLIR ESTA BIEN Y SI LAS TENEMOS QUE CUMPLIR NOSOTROS NOS LAS PASAMOS POR EL TUJE
    7
  3. NO ES NUEVO QUE LOS GOBIERNOS NO RESPONDEN A LA VOLUNTAD POPULAR. ALGUIEN PIENSA QUE EL TRBUNAL ES IMPARCIAL?? NO!! RESPONDEN A LOS INTERESES DE LAS MULTINACIONALES QUE LOS FINANCIAS. VIENEN POR TODO Y YA NO LES INTERESA LO QUE PUEDA PASR CON LA GENTE. SOLO LA MOVILIZACIÓN Y LA LUCHA POPULAR DETIENE ESTO. ES EL MISMO ESQUEMA PARA TODOS NUETROS BIENES COMUNES. SAQUEO, CONTAMINACIÓN Y MUERTE PARA EL PUEBLO, GOBIERNOS COMPLICES DEL PODER ECONOMICO. FUERZA GUALEGUAYCHÚ!!!
    6
  4. en cualquier lugar del mundo está persona tendría problemas con la justicia. Dice que a ellos nadie los representa? qué ¿son un país aparte? De ahí a la anarquía no hay ni tan siquiera un paso. Es increíble escuchar que la oposición a Botnia es porque violaron el tratado (la ley) por lo tanto es ilegal. Y los cortes muchachos? también es ilegal. Dónde se ha visto que para repudiar una violación a la ley la tengo que violar más? Por favor, un poco de humildad, no se les ocurre pensar que tal vez están equivocados?. Dar un paso atrás para ellos es la muerte de toda esta corriente ideológica mal llamada ambientalismo, y digo mal llamada porque el verdadero ambientalismo es indispensable, todos deberíamos serlo, pero de ahí a ser un fanático anarquista y destituyente hay gran paso. Acá en Mendoza estamos igual, con los asambleistas del agua pura que jamás salen a decir nada cuando el agua está en peligro, salvo que quien la ponga en riesgo es la minería, después a ellos no les importa ni el mercurio, ni Botnia ni nada, demostrando así que son un grupo político ideologizado que lo que menos le interesa es el agua o el medio ambiente, sólo es su fachada para ganar simpatías. Muchachos, a leer la constitución y a ser más humildes "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio"
    5
  5. Nos sometemos a un tribunal foráneo y luego, si el fallo no nos gusta, no le damos ni cinco de bola. Los fallos no se ponen a consideración de la gente: se acatan o se apelan cuando existe la posibilidad de hacerlo.
    4
  6. Si no sacan a BOTNIA con el corte de Gualeguychú habrá que cortar los otros puentes y bloquear los puertos y aeropuertos uruguayos. Uruguay violó el Tratado.
    3
  7. Persevera y triunfarás. Dicen que las palabras se las lleva el viento, y sí, claro que es verdad que las palabras se las lleva el viento. Pero también es verdad lo que hay quienes sostenemos que las palabras son llevadas por el viento y son semillas que germinan en cualquier lugar como plantas de paciencia, perseverancia, y esta paciencia NO HA PODIDO Y NO SERÁ VENCIDA por alguien cualquiera, por más poderoso, dictatorial, corrupto, de facto, que sea.
    2
  8. Ahora está claro. Escuché que Argentina no presentó todas las pruebas en el juicio Botnia ante el Tribunal Penal de La Haya. Argentina fue tratada en ese juicio como denunciada y no como denunciante. Uruguay no tuvo que demostrar su posición con contra pruebas. Uruguay fue tratado como denunciado. Dicen que hubo alguien que en un principio apoyó enfáticamente el corte del puente, que se hiciera piquete. Ese alguien necesitaba el apoyo de Uruguay para catapultarse a dictatoriar el Unasur. Esperemos que el Sr. Pepe Mujica no se haya dejado comprar y no preste su anuencia para que ese alguien pueda pretender Reinar haciendo uso de su arma preferida: Dividir para Reinar. Saludos con pesar para nuestros hermanos argentinos de Gualeguaychú.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho