María Flor Destéfanis

"Le han lavado la cabeza a la gente"

Reina Nacional de la Vendimia 2010.

Definitivamente, María Flor Destéfanis no empezó con el pie derecho su reinado. En vez de cosechar los aplausos del Teatro Griego Frank Romero Day, la morocha recibió la silbatina de aquellos que consideraron que la elección estaba “acomodada”.

El murmullo que se corrió la noche del sábado que arengaba la frase “salió porque es de una comuna justicialista” alentó el mal humor de aquellos que dos horas antes habían silbado y abucheado al gobernador, Celso Jaque.


Tal vez, María Flor, sufrió los coletazos de una reacción que se repite cada vez que el malargüino aparece en público y que este año se cocinó en la bronca que despertó para el público local la falta de entradas para asistir a la gran fiesta.

Para colmo, muchos mendocinos se sintieron burlados cuando se conoció que la soberana vivía en Junín, si bien se aclaró que nació en Santa Rosa- comuna que lidera el jaquista Sergio Salgado- la joven reside desde muy pequeña en el departamento que hoy gobierna, el cobista Mario Abed. 

Consultada, sobre estas presunciones, la reciente soberana responde segura pero a la vez distante, es evidente que no desea que le sigan “pegando”, por eso insistirá en que va a revertir la imagen que hoy tienen de ella al asegurar que: “Trabajaré para que la gente me llegue a conocer porque yo confío en mi personalidad”.

La reina forma parte de una familia de raigambre peronista. Es hija de la abogada Adriana Aveiro, jefa de asesores legales de San Martín y de Osvaldo Destéfanis, juez de Paz de Santa Rosa y ex funcionario de la comuna de Junín cuando gobernaba el peronista Dante Pellegrini. Será por eso que la chica repite en varias oportunidades que "la votación no estuvo arreglada". Será por eso que promete representar a todos los mendocinos aunque una buena parte de ellos por ahora le de la espalda.

-¿Te sorprendió que te silbaran en el Teatro Griego?
-Sí me sorprendió, pero cada uno tiene su opinión y con el tiempo estoy segura que me van a llegar a conocer. Los medios han tomado la opinión de un grupo de personas y se han dejado llevar por eso. Pero yo confío en mi personalidad y en que va a pasar el tiempo y las personas que me silbaron no lo hagan más.

-¿Por qué creés que se dio esta situación?
-No le encuentro explicación. Habría que preguntarle a los que me silbaron.


-¿Creés que la gente sintió que hubo acomodo porque pertenecés a una comuna liderada por un jaquista?
-Puede ser, porque en la noche de la elección yo escuché a una barra que gritaba “acomodo” y es lo que muchos han pensado, pero no es así. Me han llegado comentarios de que muchos dijeron eso, pero a su vez se les preguntó a los que hablaron si yo les gustaba antes de toda esta situación y dijeron sí, por eso es como que le han lavado la cabeza a la gente. Antes, en la Vía Blanca fueron muy buenos conmigo y después esto.     

-Al gobernador también lo silbaron al ingresar al Frank Romero Day, ¿te molestó?
-Ni siquiera sabía que lo habían silbado. No voy a opinar aunque yo no lo hubiera silbado por respeto. Puede ser que muchos no estén de acuerdo pero de ahí a silbar o dañar a la familia como han hecho conmigo me parece que es una cuestión de respeto.

-¿Qué opinión te merece el gobernador?
-No lo conozco para opinar de él, se lo critica porque es una figura pública. Ahora me doy cuenta de que también vamos a recibir críticas pero espero que sean constructivas. Tiene errores y aciertos pero sigue adelante.

-Vivís en Junín y no en Santa Rosa, ¿eso contribuyó a esta situación? 
-No, no creo que haya tenido que ver que viva en Junín, eso es dejar de lado el espíritu de la Vendimia porque yo soy mendocina y voy a representarlos a todos. En Santa Rosa todos me conocen y nunca me hicieron un planteo al contrario me recibieron muy bien y sólo me dieron palabras de aliento. Por eso les pido a los que me silbaron que confíen en mí.  

-¿Sentiste previo a la elección que había un clima enrarecido en torno tuyo?
- Me sorprendí muchísimo cuando salí electa, si bien antes había gente que se me acercaba y me decía cosas muy lindas eso le pasaba a todas las chicas. Sé que ahora hay compañeras que dicen que yo era la preferida, pero nunca escuché un comentario así mientras estuvimos juntas en el hotel.


-¿Te molestaron las críticas de tus compañeras?
- He recibido críticas pero también mucho apoyo, no voy a dar nombres pero las chicas están conmigo y se preocupan por mí.

-¿Tenés miedo de que te vuelvan a abuchear?
-No, la verdad es que la segunda noche fue diferente a la del domingo. Creo que muchos medios han querido que haga declaraciones pero no me meto ni siquiera en los comentarios de las notas que se han hecho sobre el tema, pero ahora es diferente está cambiando de a poco y creo que no me va a volver a pasar. 

-Tuviste mucha promoción como reina de Santa Rosa, ¿sentías que podías ganar?
-Toda mi familia y amigos hicimos un esfuerzo enorme por promocionarme, si bien el municipio ayudó  mucho, salimos a la calle, hicimos carteles, igual hubo otras reinas que tuvieron más publicidad de la que yo tuve.

-¿Cuál es la impronta que le vas a dar a tu reinado?
-Como es el año del Bicentenario quiero aprovecharlo para promocionar a la provincia.

-¿Por qué creés que saliste Reina Nacional de la Vendimia?
-Por mi personalidad y simpatía. Haber hablado en inglés creo que contribuyó, fue un condimento positivo. Soy sencilla y humilde e hice mucho por promocionarme desde subir a los colectivos en Santa Rosa hasta caminar por la Peatonal con un megáfono para que me conocieran, por eso repito que nada estaba arreglado y sino fíjense en la elección, si gané por un voto nada más.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 20:16
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 20:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial