Manolo Pereiro y Marcelo Zoloa

"Cada uno determina su propia libertad"

Fundadores de Bela Lugosi que lanza su quinto CD: "Desde el Puente".

Bela Lugosi es un clásico del rock mendocino que hace años se instaló en Buenos Aires, donde terminó de crecer y madurar. Resultados que se ven reflejados en su último trabajo, el quinto CD de la agrupación, “Desde el Puente”. Sólo un tema del trabajo que ya está en las bateas invita casi visceralmente a la fiesta: “Mondongo Reggae”, uno de los primeros cortes compuestos por “los bela” y que se repite en todos sus trabajos discográficos debido a que sigue siendo “el hijo”

que sigue creciendo. El resto de las composiciones, ahora, poseen un sello de humanidad. Esa que busca libertad infinita a sabiendas que la adaptación forzosa de la vida obliga que nazca la paciencia para hacer soportable la espera de lo inalcanzable. Ese estado humano, demasiado humano, que sólo puede ser alcanzado a través del alma de un artista. Ese medio vivo que con algunas arrugas en el rostro se vuelve reflexivo. Y el amor, y los afectos y quienes ya no están y lo insaciable y la vida y la muerte se vuelven tópicos obligados de sus expresiones soñadas, con una guitarra roquera que acompaña y las percusiones laten en el centro mismo del pecho. Según Marcelo Zoloa, guitarra, voz y armónica, y Manolo Pereiro, batería y percusión, “este trabajo habla sobre todo eso, pero fundamentalmente de que cada uno determina su libertad y lo hemos hecho porque queremos ejercer nuestro derecho a ser libres y eso lo defendemos”. 

- Bueno, el domingo se lanza en Mendoza “Desde el Puente.


- Marcelo: Nos lanzamos desde el puente…

- Después de escuchar este quinto disco a uno le queda la sensación que el sonido logrado es más "bela", más representativo de la banda y lo único que me llama la atención es que hay un solo tema que no tiene la letra impresa. Hablo de policías y ladrones –Police and Thieves-, donde tu voz cambia tanto que en algunos pasajes te parecés a Sid Vicious.

- Claro, porque ese tema es de Junior Marvin y fue compuesto cerca de los años 60 y lo popularizaron los Clash. Ese tema lo hacemos con Andrea Prodan, el hermano de Luca Prodan, que hace años se instaló en Argentina. Andrea es un artista increíble. En realidad es actor a quien conocimos porque una vez fue a la sala de ensayo. Empezamos a zapar, a hacer algunos temas de Sumo. Lo conocimos hace un año y quedó una amistad que ahora se ha formalizado con su participación en el disco. Él es muy fanático de The Clash y nos contó una anécdota referida a que la última vez que escuchó esa tema en vivo fue en el año ´77, porque su hermano Luca le había comprado la entrada y le dijo en ese momento `vení que vas a ver una banda que te va a volar la cabeza`. Eso fue en Londres y entonces nosotros quedamos con la boca abierta, no. Y ahora lo volvió a escuchar en vivo con nosotros.

- ¿Esta es la primera vez que hacen un tributo, un cover?

- Sí. Habían muchas cosas extra musicales también como para que ese tema estuviera ahí en el disco.

- Hablemos del disco. He observado que hay un solo tema que invita a la fiesta y que la banda está más madura, tanto por las letras como las melodías. En cuanto a los contenidos de las letras se habla mucho de la humanidad, de las cosas que le pasan permanentemente al hombre, de la amistad, del estar aislado, de la necesidad de paz y de descanso, de los logros, de la libertad, del amor, siempre con buenos ritmos.

- El disco es bastante reflexivo. Es un disco que tiene como diez fotos distintas. Podes encontrar el mar, la montaña, una ciudad al palo, el cielo, una selva. Cada tema se diferencia uno del otro. Eso se buscó, que cada uno de ellos tuviera su color. Cuando lo estábamos componiendo con Manolo buscamos que cada tema estuviera definido en sí mismo. Y creo que se logró. Porque cuando lo escuchás te lleva a distintos estados de ánimo de una manera muy marcada.

- El primero, “No le des hielo a la águilas”, arranca con un buen ritmo, arriba. ¿Su ubicación fue fortuita o lo pensaron así?

- Manolo: Ese tema cayó en el primer lugar del disco por su propio peso. Es como que cada tema cuando lo hacés cobra vida y toma su lugar. Y nosotros sólo seguimos la corriente y dejamos que cada uno se vaya ubicando naturalmente en el disco.

- En este primer tema me impresionó el saxo.

- Marcelo: Lo que pasa es que en este disco hay más saxo porque está incorporado Javier Bravo, el cuarto “bela”, quien además toca muy bien las teclas. Si bien colaboró en el disco anterior en este ya es uno más de nosotros, por lo que la banda ya se consolida como un cuarteto. Lo interesante en este tema es que hay una sección de vientos bastante importante, como en otros dos temas más. Nos animamos a usar una sección de vientos, algo que antes no habíamos hecho.

- Digo, ¿es como que se sigue redescubriendo Bela Lugosi?

- Y si. Porque para meterte en terrenos nuevos y trabajar con vientos hay que estar más enfocados. No eso de meter vientos por si nomás. Eso siempre quisimos hacerlo y Javier la tenía bastante clara y tomó las riendas de ese asunto.

- Pasemos al segundo tema. De “Soy libre”, casi que te diría que es el tema de difusión. Si bien “Desde el Puente” es un excelente himno al amor, junto a “Pájaro rojo”, los tres podrían llegar a competir tranquilamente por ser el tema de difusión del disco.

- De hecho “Soy libre” es el corte de difusión.



- Ah… Creí que “Desde el Puente” lo era porque es el nombre el disco…

- No. “Soy libre”, es el corte y un poco habla de cosas que uno no quiere dejar de hacer y con las que uno quiere estar en sintonía. Hay cosas que están bien y uno se siente libre haciéndoles.

- Como expresiones artísticas. Como el pintor que sale en el video y comienza con su acto de creación. Después la chica que arregla la bicicleta y después se toma el palo…

- Si, como que cada uno determina su propia libertad. No tenés que ser necesariamente un filósofo para eso. Alguien que simplemente se expresa porque tiene ganas de hacerlo y lo hace.

- Manolo: Es crecer desde la libertad también.

- Marcelo: Sentirse libre simplemente por eso. Porque lo hacés y tenés ganas de hacerlo. Parece algo muy simple el concepto pero a veces puede ser muy complicado. Hay tanta gente que quiere hacer cosas simples en la vida y no las hace. Que se pasó la vida queriendo hacer algo que nunca logró hacer. Y eso es una forma de no ser libre que se va sumando a un montón de cosas que uno vas dejando en tiempo y son las responsables de que terminés dentro de esa jaula.

- Y, ¿Desde el Puente?

- Es el segundo corte. Cando volvamos a Buenos Aires tenemos que filmar el video.

- ¿Porqué desde el puente?

- Porque es como la imagen de algo que te une. Uno está de un lado y del otro hay situaciones de las que no quisiera desprenderse. Seres queridos, cosas queridas. La imagen del puente me parece interesante desde esa óptica. Mientras exista ese puente va a seguir la comunicación. Va a existir la vida.

- ¿Es el resultado de dejar su tierra, por haberse alejado muchos kilómetros?

- Cuando uno se va, el lugar al que se pertenece se extraña. Tanto él –Manolo- como yo hemos dejado la familia. Y entonces establecer ese puente imaginario es lo que también te motiva a seguir. Uno no puede dar vuelta la página y olvidarse de uno mismo. Por eso es que este disco tiene ciertas cosas profundas. La banda siempre escribió sobre eso. Sobre las cosas y las motivaciones del ser humano. Ya lo hicimos con títulos como “Decidir” y “Haciendo lo que queremos”. Es nuestra política, las cosas afectivas y lo que nos propulsa a seguir haciendo cosas.

- Algo parecido, pero desde el otro lado del charco, todo “Está haciéndose”. Es un corte más duro, pero que habla de las cosas que siempre faltan…

- Siempre te faltan cosas. Siempre hay una cadencia de cosas que lo marcan. Ahí al personaje prefiere tener una cierta esperanza. Ante la falta de todo ese resto. Todo está haciéndose, como, dentro un futuro cierto positivo.

- Es un tema optimista…

- Si. En el fondo, todos los temas de Bela Lugosi son optimistas, muy en el fondo… (Risas)

- Se nota… Pero, ¿porqué “no podés atrapar el sol”?

- Porque todo está haciéndose…

- “El pájaro rojo”, este es un gran tema.

- En realidad es un tema que está dedicado a “Valdo” Delgado. Es un tema que habla de la muerte. Enfocado desde la reflexión. Yo creo que quien haya perdido un ser querido puede entender a este tema. Es el tema menos comercial porque es un tema sin estribillo. En un plano bastante heavy. A mí me gusta mucho este tema porque es bien de trío, bien al estilo de Black Sabbath. Pesado y denso y el mismo tiempo tiene una carga emotiva muy grande. Para nosotros era un tema por hacer bastante importante. Que hablara de la muerte. No es fácil. Tenés que tener cierto criterio para no hablar boludeces cuando estás hablando en términos de Tánatos. Es un tema muy retrospectivo.

- Llegamos a “Más de lo mismo”. Llegamos al reggae pidiendo lo que a veces odiamos.

- Es como una contradicción. Porque hay gente que dice querer cambian y a veces está buscando más de lo que ya tiene. Es un juego de palabras que refieren a situaciones encontradas. Es un contenido irónico.

- De policías y ladrones ya estuvimos hablando. Y llegamos al mítico “Mongo Reggae” que invita a la fiesta desmedida donde desafían con hacerle desprender el pantalón a alguien…

- Manolo: Si no me equivoco el primer tema que hicimos, ¿no?.

- Marcelo: Sí…

- Manolo: Fue el primer tema que hizo la banda junto a “Qué hago aquí”. Y es una canción que cuando la grabamos en el pasado en cierta manera no nos había dejado conforme la producción. Sabíamos que ese tema podía dar mucho más que lo que se plasmó. Es un tema que está siempre en los recitales de Bela Lugosi. Siempre estuvo, está y estará.

(interrupción cariñosa de Patricia Rodón quien no aguantó quedar detrás del vidrio y pasó a saludar a los chicos)

- Manolo: “Mondongo Reggae”, es el clásico tema con el que Bela Lugosi empieza a crear clima arriba del escenario. El clima del jolgorio. Por eso decidimos que merecía una buena producción y lo volvimos a hacer para un disco. La gente se merecía tener una buena versión del corte. Por eso también está en ese tema Andrea Prodan.

- “El último en llegar” es la segunda balada del disco. Habla del amor, del deseo, del descanso, la paz. ¿Es uno de esos temas destinados a trascender? Por la composición, las melodías…

- Ese es un tema muy trabajado que trajoTomás (Escola), nuestro bajista y con el material nos pusimos a trabajar. Pero lo mejor del tema se sacó en el estudio. Se laburó mucho con texturas de teclados y se lo vistió de una manera especial. Un poco parecido a lo que sucedió con “Desde el Puente”. Un tema por el que se dedicó un tiempo importante para luciera así. Nosotros siempre tuvimos una influencia importante de Pink Floyd a la hora de hacer esos tipos de canciones. Siempre nos gustó vestirlo con climas, de esos que no se logran fácilmente y que requieren tiempo. Este es uno de los temas que lo merecen y que se puede escuchar ahora y dentro de diez años, sin ser uno de los temas más importante del disco.

- Los otros son más pegadores pero este lo podés escuchar dentro de mucho tiempo por la radio, a la nochecita, y no te jode. Al contrario, te gusta…

- Creemos que este disco es bastante rutero. Es un disco ideal para quien viaja y va viendo distintos paisajes. Me perece que ese es el concepto del disco. Al que te metés, lo escuchás y vas descubriendo distintos lugares. Porque el disco empieza con un rock, con saxo bien arriba y después viene “Soy libre”, que es medio punk. Después viene el reggae y “Más de lo mismo” que es un reggae medio balada. Tenés Clash. “Desde el puente”, que es bastante marítimo.

- El décimo tiene un nombre desopilante y real a la vez: “Un hombre solo le habla a las palomas”.

- Es un tema que habla de matar a un vecino en realidad. (Risas)

- ¿Por qué el vecino es un guardabosque?

- Habla de un vecino que tengo en Buenos Aires y que es un volado. Que nunca le habla a nadie. Nunca lo vi hablando con un ser humano. Que vive solo y que una vez lo vi hablándole a las palomas. Eran cuatro palomas en su balcón a las que le hablaba y me pregunté cuál es su grado de sensibilidad para no hablar con la gente y sí con las palomas. Este un tema bastante simple pero sirvió para darle el toque que necesitaba el disco, con una sección de vientos, muy a lo John Lennon.

- ¿Tu hermana es la que hizo el arte del disco?

- Si.

- ¿Sos algo de Cristian Zoloa?

- No, no.

- Es vecino mío en Palmira.

- Le deseo que sea famoso.

- Más allá de lo que se va a presentar en Mendoza el próximo domingo a las 21 en Teatro Gabriela Mistral. ¿Hay otras presentaciones? ¿La de Mendoza es la primera presentación del disco?

- Sí, es el primer lugar donde vamos a mostrar el disco en vivo que ya está hace un mes en las disquerías.

- ¿Proyectos o compromisos?

- Manolo: El 12 de marzo, que es el día en que presentaremos el disco en Buenos Aires, en Marquee, en Escalabrini Ortiz al 666 a las 23. Y también volvemos a Buenos Aires directamente para ponernos a trabajar en ese show y en la realización y producción del video para “Desde el Puente”.

- ¿Y después?

- Marcelo: Después seguiremos con muchos toques para mostrar el disco, básicamente en Buenos Aires.

Bela Lugosi es:

Marcelo Zoloa: Guitarra, voz y armónica.
Manolo Pereiro: Batgería y percusión.
Tomás Escola: Bajo y coros.
Javier Bravo: Saxo y teclados.
Arte y diseño del disco “Desde el Puente”: Carina Zoloa.
Fotografías: Carina Zoloa y Víctor Silione.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 10:34
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 10:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'