Alejandro Pérez Hualde

"La Ley de Medios contribuye a la independencia de los periodistas"

Nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

Hace cinco años y medio que Julio Cobos le eligió como el postulante para la Corte después de que Carlos Moyano renunciara como ministro. Dice que está orgulloso de haber sido nominado por el actual vicepresidente. El miércoles 25 asumió como presidente de la Suprema Corte de Justicia. Alejandro Pérez Hualde empezó su periodo polemizando con uno de los gremios estatales que lo señala como uno de los que perjudicó a los empleados públicos que reclaman por el pago de la antigüedad congelada en cinco años.

En esta entrevista, más reflexivo y menos vehemente, el juez defendió esos fallos que rechazó el reclamo del Sindicato de Trabajadores de Estados Autoconvocados (imagen de la izquierda). 

Sin embargo admitió que se dieron sentencias en distintos sentidos en causas por reclamos salariales iguales. Por eso reiteró que los fallos de l Corte local y que resiste el gremio estatal fueron convalidados por el mismo Alto Tribunal en plenario y la votación fue ajustada, 4 a 3 a favor de no aceptar el reclamo de los estatales para que el Estado le devuelva la antigüedad retenida.

“Al Poder Judicial no lo eligen porque tiene la razón absoluta. En la sociedad primaria, cuando se organiza democráticamente, se dijo: busquemos uno entre nosotros que será el que decida cuando nos peleemos entre nosotros y nos comprometemos a aceptar sus decisiones. Y quizá hasta se puede equivocar y para eso hay otra instancia. A lo mejor la Corte de la Nación dice que estamos equivocados. Eso no es impensable. Somos el árbitro para eso estamos acá”, dijo a modo de sentencia Pérez Hualde.

El abogado administrativista devenido en juez de Corte ahora habita un austero y todavía desordenado despacho por la reciente mudanza ubicado en el Cuarto Piso del Palacio Judicial. Hasta hace unos días ese recinto lo ocupó durante seis años, Jorge Nanclares el anterior presidente del Máximo Organo de justicia provincial.

Esta es la entrevista que Pérez Hualde concedió a MDZ donde repasó tópicos de la coyuntura judicial y de los problemas estructurales de la Justicia y la sociedad. Incluso sobre el final del encuentro revela su pensamiento sobre la Ley de Medios que enfrentó al gobierno kirchnerista con los multimedios del país.

La Justicia penal y lo difícil que es tener buenos fiscales

-¿Realmente hay interés y voluntad de aplicar el nuevo Código Procesal Penal en toda la provincia?
-La intención que tenemos es llevarlo a toda la provincia. Es un problema porque en una parte del territorio estamos persiguiendo al delincuente y en el otro estamos vigilando a la policía cómo investiga. Por eso la intención es aplicarlo porque la velocidad con que se están resolviendo las causas prácticamente se ha reducido a la mitad. Estábamos con una demora en más de un año y ahora hemos llegado a elevar causas a juicio en un plazo de 7 meses. Lo que pasa es que no nos podemos inventar un fiscal porque cambió la filosofía ha cambiado y los fiscales deben investigar.

-A propósito, se ha notado la inexperiencia de los fiscales.
- Es que, hablando en criollo, hemos tenido que pagar el derecho de piso. Hemos ido aprendiendo pero con esto se plantea el dilema: O preparamos todo, lo programamos o nos lanzamos y lo vamos ajustando en el camino. Por eso a veces se encuentran abogados jóvenes que si bien tienen buena formación profesional pero con “falta de calle”.

-Los mismos magistrados más experimentados asumen que los policías se “comen” a los fiscales.
-Es inevitable… es inevitable, es como si a un periodista recién recibido de la facultad lo ponen al lado suyo, usted le va a enseñar todo lo que tiene que ver con el oficio.

-Sí pero en el caso de los policías, le enseñan hasta las mañas a los fiscales.
-Bue… estamos trabajando con un recurso humano que se forma en la calle… Tenemos que hacer experiencia y ese riesgo siempre los hemos tenido.



La Corte, la presidencia, y el buen juez

-Cuando ingresó a la Corte ya imaginaba ser presidente.
-Estando como ministro de Corte ya lo tomé como una posibilidad por eso me preocupé por aprender esto y acompañé a Jorge Nanclares para aprender. Por más que yo estuve 26 años del otro lado del mostrador la verdad que para conocer al Poder Judicial hay que estar del lado de adentro. Cuando llegué había un sistema por edad y antigüedad y entonces me tocaba a mí. Fue al año y cuatro meses de haber asumido tuve la posibilidad de ser el presidente de la Corte.

-¿Y por qué no aceptó?
-Francamente les dije a mis compañeros de Corte que era inconveniente, aunque ellos me lo ofrecieron. Además estábamos en un momento de mucha conflictividad con el gobierno que era el mismo que me había designado. Por eso después de ese episodio se resolvió que cada dos años se votaría por la presidencia.

-¿Por qué ahora sí aceptó?
-Es la primera vez que se ha abierto la votación porque se ha dicho por primera vez cómo fueron los votos y fue algo que quisimos hacer. Tuvimos nuestro debate y el espaldarazo decisivo me lo dio Nanclares. En realidad las opciones eran: o continuaba o tomaba la posta de algunos de los que conformamos el equipo que estamos llevando adelante este proceso de transformación (NdR: el “equipo renovador” son, además de Nanclares y Pérez Hualde, Aída Kemelmajer y Carlos Bhöm). Y también cuento con el aval crítico del otro sector por eso el día de la presentación como presidente estaba Pedro Llorente (que junto a Herman Salvini, y Fernando Romano conforman el grupo de los ortodoxos en la Corte).

-Cómo se hace un buen juez?
-Hay un decálogo de cómo se hace un buen abogado donde todas las exigencias son estudiar en todo momento. Pero un juez además de estudiar tiene que ser sensible a la realidad que le toca enfrentar, no puede ser alguien aislado a la realidad, ese tipo de juez hoy no se concibe. Además tiene que estar dispuesto a resolver cuestiones como las políticas en el caso de los amparos civiles con los jueces de primera instancia. Por lo que debe estar preparado para enfrentar esos casos con mucha incidencia.

-Es una característica de esta sociedad judicializada por la coflictividad.
-Es un fenómeno que se da en todo el mundo aunque los mendocinos somos muy conflictivos y batimos records en ese sentido. Si usted escucha el discurso del Ricardo Lorenzetti (el presidente de la Corte Nacional) habla de que este es el siglo del Poder Judicial, porque ya hubo un siglo parlamentario y otro presidencialista. Esa mirada la comparten otros titulares de Corte como el de Panamá y el de Colombia, es decir hay una conciencia más o menos generalizada sobre esto. El Poder Judicial está tomando nuevos roles y la gente acompaña esto con fuertes críticas. Es un momento de cambios muy fuertes porque han cambiado los requerimientos de la población con la Justicia.

-¿Y qué le gusta más de esta función?
-Me ha parecido muy interesante en los casos de Derecho Administrativo donde la Corte tiene que cumplir el rol de jurado de primera instancia. Esto ocurre únicamente en Mendoza donde hay instancia única en la Corte eso le exige investigar y producir pruebas y toma testimoniales, cosa que en otros fueros eso no es posible. Últimamente hemos tenido un caso de estabilidad del empleo público, por ejemplo.

-¿Hasta cuándo un juez es productivo y que garantice que impartirá justicia?
- Hay una ecuación interesante. Normalmente un juez más veterano resuelve más rápido y mejor porque en esto la experiencia es algo muy valorado. Aunque nosotros estamos acostumbrados a ver jueces camaristas más jóvenes con un promedio de 40 años y allí agotaron la carrera judicial, esto en otros países llegar a camarista se pasan muchos años antes de acceder a ese cargo.

-¿Se deberían jubilar obligatoriamente?
-Por una razón de protección de la independencia de los jueces se le quitó la obligación de jubilarse de acuerdo a la edad. Aunque la Constitución nacional en 1994 puso un tope de edad que son los 75 años, con la salvedad de que podía continuar con un nuevo acuerdo del Senado. Pero ese tope fue cuestionado por Carlos Fayt, el juez de la Corte que ahora tiene más de 90 años y la Corte de la Nación con la composición anterior declaró la inconstitucionalidad.

-Hay un proyecto de ley que congela el pago de la antigüedad cuando un juez cumple la edad para jubilarse.
-Sí. Es para desalentar que continúen en el cargo cuando cumplen la edad jubilatoria, Esto forma parte de la discusión que tenemos en común con el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo. Me parece que es materia opinable y no me parece que afecte directamente a la Justicia. En lo personal yo no tengo problemas aunque mi opinión no vale en este caso.

-¿Ha observado que este gobierno quiere que se jubilen la mayor cantidad de jueces posible?
-Creo que todos los gobiernos tienen esta idea. Con el anterior pasó lo mismo. Creen que con una jubilación masiva de jueces pueden promover una renovación del Poder Judicial. No niego que eso pueda ser así, pero se nos están yendo jueces muy pronto piense que con 60 o 61 años se están jubilados me parece que estamos exagerando.

Cobos y… yo; y la reforma de la Constitución

“Para mi es un motivo de orgullo que Julio Cobos me haya designado, aunque he dado pruebas de que he fallado en contra de los intereses del gobierno de Cobos, Los que observan estas cuestiones saben que no tengo problema con esto, y resuelvo con independencia. La independencia para un juez es una obligación no un privilegio”, señala Pérez Hualde.

-La verdad es que ahora el presidente de la Corte es el juez puesto por Cobos.
-Es una realidad y no reniego de eso pero no me condiciona. Yo para convertirme en juez de Corte tuve votos de la oposición si no entraba. Logré 21 votos a 16 y los radicales eran 13 y no estaban todos de acuerdo con mi designación por Roberto Iglesias había propuesto a otro candidato (Leopoldo Orquín).

-Bueno ese fue el primer motivo de la pelea entre Cobos e Iglesias. Se puede decir que usted fue el motivo de la primer pelea entre ellos.
-Sí. Pero me parece que yo fui el pretexto de esa pelea. Eso era algo que ya se veía venir y que pasaría en cualquier momento y por cualquier motivo.

-Es partidario de la reforma de la Constitución provincial.
-Nuestra Constitución siempre ha sido de avanzada fue la primera en garantizar los derechos civiles incluso antes que las constituciones de México y de Alemania. También creo que puede ser una oportunidad para esta discusión de reforma, lo que me parece es que hay que lograr un gran consenso que debe exceder a los sectores políticos y de los mismos constitucionalistas que son muchos y deben acompañar este camino. Hace 10 años, Aldo Giordano como Fiscal de Estado organizó encuentros con distintos sectores de la sociedad.

La ley de Medios

-Hemos escuchado al presidente de la Corte de la Nación que no le ha agradado el modo en que se aprobó la Ley de Medios.
-Creo que ha tenido un  tratamiento desgraciado porque no ha habido un debate claro y franco. Creo que se planteó con un altísimo grado de confrontación. Creo que la ley tiene calidades bastante importantes y se acerca mucho más que la anterior que es la defensa de lo más importante en este rubro que es la independencia de los que buscan la información que son los periodistas. Ese es el valor a garantizar y en eso creo que esta ley contribuye. Pero creo que el debate se deterioró muchísimo. Me parece una exageración pensar que el Gobierno fuera el enemigo del periodismo y es una exageración pensar que los que votaron a favor de la ley son mercenarios y los compraron a todos. Lo que noto es que la ley ha tenido un fuerte consenso, no veo un  rechazo hacia la ley. Y en la medida que esto pueda permitir que haya mayor canmtidad de agentes en el mercado de la radiodifusión y el periodismo contribuye a la mayor independencia de los periodistas. Creo que es el valor a conservar.

-¿Por qué dice que la ley es una garantía para los periodistas?
-A los periodistas es un caso similar a los jueces. Por ejemplo en Italia hay dos empresas que ocupan todo el espectro mediático entonces no hay independencia periodística porque o se trabaja en un lado o en otro por lo que no se garantiza la independencia del periodismo.

-¿Y eso como se soluciona?
-En los países más desarrollados se ha buscado con normativas que el sistema de radio y teledifusión esté en pocas manos. En nuestro caso me parece que no se dio un debate claro. A mi me preguntaron sobre el tema del diario Uno y yo dije que es entendible que no se le crea a este gobierno porque miente hasta con las encuestas del Indec y por eso es muy difícil creerle qué va hacer con  esta ley pero no se pudo conocer los fundamentos de la ley porque esta norma es mucho mejor que la de los militares. Con esta ley el Poder Ejecutivo tiene menos facultades que con la de los militares. Lo que se perdió la oportunidad es hacer un organismo de control eficiente e independiente.

Opiniones (6)
23 de noviembre de 2017 | 04:59
7
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 04:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Che, hermanos mendocinos (dentro de todo "argentinos") En lo profundo de sus opiniones... Todos tienen razon...!!!!!! Los "K" buscan poder, y la contra pide la verdad. Que a su tiempo busca lo mismo ("Tener el poder sobre el pueblo"). Es lo mismo de siempre. el que fue y el que vendrá... Todos buscan poder.... Ya fué. No deja de ser otra opinión la mia... jajajajaja EXITOS para nosotros...!!!!! Nos la merecemos.
    6
  2. Este individuo Pérez Duhalde es un salvaje unitario subversivo neoliberal!!!
    5
  3. En un matutino del domingo en un extenso e inmerecido reportaje este especímen proveniente del riñon más recalcitrante y retrogrado conservadurismo menduco afirmaba que los jueces deben bajarse del pedestal eso si manteniendo la intangibilidad de sus salarios -les sale más barato usar OSEP por su esposa empleada publica- y durando en esos cargos lo mismo que los sucesores de los Borgia, o sea los papas, de por vida.
    4
  4. Alejandro te deseo mucha suerte y la sabiduría para fallar lo más acertadamente posible.
    3
  5. O no ha leído la ley de medios, o está preopinando para evitar fallar cuando le toque -pero dejando sentada una opinión con un guiño al kirchnerismo, para conseguir ventajas-, o simplemente todavía no se ha dado cuenta de que la ley es sólo un proyecto de poder que derriba la libertad de información. Se ha olvidado la Constitución Nacional, él, que debe custodiarla. El caso que cita de Italia es por lo menos arbitrario o falso: lean simplemente a Umberto Eco y verán que hay libertad de expresión allí.
    2
  6. Con este tipo de entrevistas livianas Pérez Duhalde se trata de "blanquear". Mendocinos: no nos equivoquemos, quiere aparecer como un buen tipo común y corriente; pero viene por nosotros, los mendocinos de a pie, para garantizarle a las grandes empresas monopólicas mano de obra tipo ganado (eficiente, mansa y no pretenciosa en materia de salarios). PÉREZ DUHALDE: NO TE CREO NADA!!!! Devolvé la bolsa de los empleados públicos!!!
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia