Louie Escobar

"Gustavo Coppoletta fue un payaso que se creyó más que todos"

Fotógrafo e iluminador de Hollywod y la suspensión de "El faldón", la ópera prima del artista plástico.

Primer plano. El gesto amargo de Louie Escobar y las palabras que mastica: “Quiero ser prudente y sutil, no quiero herir a nadie". Primerísimo primer plano: "Hubo espíritu de cine, pero por la culpa de una sola persona…”, el mendocino deja en suspenso la frase mientras clava los ojos en la mesa y también, una pesada cuota de silencio.

"Algunas cosas fueron soberbias y algunas, bizarras. Me siento desilusionado”, esgrime con un español fluido y agrega: “lo peor del caso es la gente que se queda acá… yo me puedo tomar un avión en cualquier momento y lograr que esto quede atrás como una horrible anécdota”.

Panorámica. Los comentarios de Louie traducen la experiencia que le dejó El faldón, el proyecto cinematográfico a través del cual el artista plástico y músico Gustavo Coppoletta debutaría en el mundo del séptimo arte y en el que Escobar dejaría plasmado su experimentada mirada como director de fotografía -un anhelado debut, según detalla-.

Flash back. A los 7 años, Louie Escobar dejó este terruno para radicarse en California, Estados Unidos. En ese país estudió fotografía siguiendo el ejemplo de su padre, un aficionado a la imagen estática. Más tarde su interés por el movimiento le permitió sumarse a las huestes de técnicos de Hollywood. Actualmente, allí se desempeña como iluminador y se codea con titanes del celuloide como Oliver Stone, Quentin Tarantino o Martin Scorsesse.


Sin embargo, nunca perdió el anhelo de filmar en este costado del mapa. Esa, asegura, fue la principal razón que lo motivó a sumarse a la ópera prima de Coppoletta.

Plano secuencia. Según adelantó el artista plástico a MDZ, a principios de marzo, el filme tendría un sólido respaldo: en el plano artístico, sustentado en la participación de Nicolás, Gastón y Axel Pauls, y el debut protagónico de la catalana Begoña Domínguez; y en el económico, traducido en el financiamiento del INCAA y el apoyo de la cooperativa KAOS y ALEPH Media S.A (reconocida productora de cine  liderada por Fernando Sokolowicz y con más 40 filmes en su haber).

Con estos promisorios créditos, el director y su staff -uno pocas veces visto en una realización local- iniciaron el rodaje en locaciones de Valle de Uco, el lunes 19 de octubre. Pero el proceso de filmación -“que ya venía mal barajado desde el principio”, advierte Louie-, se suspendió conflictiva y abruptamente.
 
Sobre los motivos que causaron este corte intempestivo y las sensaciones que le produjo, se refiere el iluminador en el extenso diálogo que mantuvo con este medio y que quedó traducido en esta nota.

- ¿Siempre volvés a Mendoza?

- Trato de volver, tengo primos. Vengo para las vacaciones, llego en Navidad y me quedo hasta febrero, que es cuando se retoma el trabajo allá. Sin embargo, me gusta trabajar mientras estoy de vacaciones.

- Esta vez volviste concretamente para eso. ¿Cómo fue que te sumaste al staff técnico de El faldón?

- Nos conectó mi primo, Coppoletta lo conocía porque le había vendido un par de cuadros. Además, porque Adriano Della Torre, quien me trajo por primera vez a Mendoza, vio mi carrete y le gustó. Él me llamó en enero del año pasado.

- ¿Por qué aceptaste la propuesta?

- Básicamente me capturó la idea, el guión estaba realmente buenísimo. Siempre quise hacer cine en Argentina, me cautivó esa parte: la de poder hacer mi primera película aquí, como director de fotografía.

- ¿Qué paso durante el rodaje?

- Eso fue lo más bizarro de todo. En Estados Unidos, los filmes de más bajo presupuesto se preparan más. Desde el principio le vi un conflicto a esta película: le faltaba de preparación. Pero me lancé porque había gente amiga que me decía que podía hacer algo bueno.

- Y te lanzaste de lleno…

- Sin guita, ni nada. Me tuve que pagar el viaje yo, aunque Coppoletta había prometido otra cosa. Me iban a pagar los pasajes, la estadía y viáticos. Pero el primer mes me tuve que quedar en la casa de mi primo. Ni siquiera recibí un email en el que se me agradeciera por haber llegado por mis propios medios o en el que se me avisara cuándo me iban a pagar. Ya venía caliente de Estados Unidos, pero lo que más me dolió fue la falta de respeto. Entiendo bien esa viveza…

- ¿Te referís a la “vileza” criolla?

- Mucha gente se confunde conmigo porque hablo raro el castellano pero soy realmente argentino, nací en Godoy Cruz; eso no me lo pueden quitar. Ya cae un poco pesado que me digan “yanqui esto; yanqui, lo otro” porque entiendo muy bien la argentinidad. Durante años escuché a mi viejo decir “en Argentina te van a cagar”, esa es la primera voz que tengo que apagar.

- Es que, claro, te fuiste a muy temprana edad…

- Pero siempre vivimos una vida muy argentina. El conflicto siempre lo tuve; nunca fui argentino ni yanqui del todo. Los recuerdos que tengo de Argentina siempre son de quilombos y vivezas criollas, o sobre los de los argentinos chantas que viven allá y que están metidos en tranfugueadas.

- ¿En tu trabajo tuviste que lidiar con esa imagen?

- Lo vengo canalizando. En los últimos diez años algo muy fuerte me pegó y no he dejado de volver. Me di cuenta de lo bueno, muy rápido; y de lo malo, también. Ahora vivo una gran batalla interna en la que mi niño interior no se puede quedar callado. Aprendí que una persona que tiene una voz, se pueden cambiar muchas cosas. Acá, por guita, mucha gente no dice nada y deja que las cosas pasen. Estoy como Bob Marley: “Get up, stand up” (Levantate, defendete), esa es mi parte yanqui.

- Desde esa óptica, ¿cómo ves el fenómeno que desató El secreto de sus ojos?

- Como película me parece linda e ingeniosa. Me cagué de risa porque retrata una época que yo recuerdo. Sin embargo, no entendí muy bien por qué le enchufaron una historia de amor casi al final -cuando venís cargado con todas las emociones de la primera parte-.


- ¿Y en lo estrictamente lumínico?

- En la iluminación se ve una calidad que no se veía desde hace años en el cine argentino. Justamente, al tipo de cine que quiero llegar: respetuoso y grandioso. Acá se pueden hacer cosas buenas. Lo paradójico es que fui a ver El secreto… porque me habían dicho que el formato con el que se grabó era el mismo con el que íbamos a filmar nosotros… quería ver cómo se traducía eso en la pantalla… Básicamente veo películas para eso: ver detalles y tomar apuntes.

- ¿Qué visión tenés del cine independiente?

- Me gusta mucho más que las grandes películas. Una vez que un estudio groso se involucra en un filme, controla todo. El cine independiente te permite hacer ciertas cosas que, quizá, en una gran película no podés. Por ejemplo: a mí me gusta operar la cámara pero en una mega producción, por una cuestión de ley, al DF (N de la R: director de fotografía) no se lo permiten.

- Ese rol habías asumido en El faldón…

- Es que esa era la idea de hacer esta película… arrancar con esto para que la gente me conozca y luego poder demostrar todo lo que sé de iluminación y movidas de cámara, transmitir visualmente a través del "hacer". Era un puntapié para seguir trabajando acá y poder orientarme al drama, ya no tanto a lo comercial.

- Supongo, sin embargo, que algunos de tus trabajos en el cine mainstream te habrán dejado gratos sabores…

- Mis trabajos han sido como iluminador e ingeniero. El cine americano es muy cerrado, está controlado por compañías de seguro que manejan las mismas data base. Aunque mi carrete sea bueno, no puedo ser DF porque siempre he sido iluminador. Es lo que me está faltando; es lo más difícil y lo más frustrante…

- De ahí la importancia de participar en este proyecto…

- Hasta el propuse ser productor asociado, llevarme el material a Estados Unidos y buscar dinero… Pero fue tan soberbio que ni siquiera entendió la importancia de terminar esta película.

- ¿El problema fue la falta de dinero?

- Dejamos de rodar porque dejaron de pagarnos. Hubo una cuestión entre el INCAA y la cooperativa a la que estábamos asociados. Ese fue el clavo final de algo que venía mal desde el principio. No había un productor, teníamos un solo auto como transporte, cumplíamos jornadas de 14 horas de trabajo y recibíamos las viandas, frías y tarde. Nadie se hizo cargo, ni se presentó cuando comenzamos el rodaje. Cuando se armó el quilombo, organizamos cerca de 10 asambleas. Hubo intereses cruzados, desilusión, ánimos bajos, opiniones divididas.

- ¿Qué postura tomó Coppoletta?

- En lugar de ponerse del lado de su equipo, Coppoletta se puso del lado de los productores corruptos; nos tildó de "quilomberos", cuando lo único que reclamábamos era que se nos pagase lo que habíamos trabajado. Tuvimos que secuestrar la película para que nos paguen; se armó flor de lío: intervino el S.I.C.A (N de la R: Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina) y el secretario de Trabajo, labramos un acta. Lo peor es que vuelvo con una fea historia y las manos vacías…

- ¿Y el material filmado?

- No creo que nada de lo que grabamos sea rescatable. Trabajamos al 40% y a mí me gusta hacerlo al 110%. Teníamos el equipo, las mejores luces, las cámaras, gente con pilas… Hubo espíritu de cine, pero por la culpa de una sola persona… Yo me puedo ir pero la gente que queda acá es la que sufre. Tanto acá como en Buenos Aires, hay personas que estudian cine y que "realmente" (N de la R: Louie subraya la palabra con el tono de voz) quieren hacer películas. Los técnicos que habían venido desde Buenos Aires se fueron con la idea de no volver nunca más. No quiero que quede esa imagen de los mendocinos, por eso estoy hablando. La gente que trabajó en El faldón no tuvo nada que ver, todo fue culpa de un solo payaso que se creyó más que todos.
Opiniones (14)
19 de noviembre de 2017 | 17:57
15
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 17:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. viejo te conozco aproximadamente tres horas, y la verdad que gente con ganas de nada van a existir siempre; vos si que la tenes clara, un tropiezo no es caida el rock sigue mi hermano.
    14
  2. hay una realidad que tal vez la gente no conoce. yo fui parte del equipo tecnico, que se contrato en bs as para rodar esta pelicula en mendoza. 1. se contrato un equipo de tecnicos profesionales de cine por el 50% del sueldo basico que indica el convenio de trabajadore." se acepto" 2.cuando el rodaje, como en este caso, se hace efectivo en una provincia, se le paga un extra al trabajador en concepto de viaticos, telefonia etc en este caso "se acepto no cobrar viatico" ,y asi puedo estar todo el dia. la cuestion que cuando llegamos a mendoza despues de haber viajado 14hs de micro no teniamos donde para."se tolero" entrando la primer semana de rodaje,no contabamos con desayuno en el parador y la cena eran unas viandas tipo prision en bandejitas de metal despues de haber trabajado mas de 12 horas diarias a y sin bebida (la pagabamos nos), "se soporto" se pacto como en todo rodaje el pago semanal (todos los viernes) el primer pago se recibio martes.(no el viernes), prometiendo en reiteradas oportunidades que se regularizaria la proxima semana."nunca sucedio" es mas nunca llegaron los cheques ni de esa semana ni de la tercer semana,"que querian? que tambien donaramos nuestros sueldos?" el equipo puso la mejor de las ondas para hacer posible la filmacion de esta pelicula y la verdad se les trato del peor modo. por eso paso lo que paso. si alguien puede desmentir lo que estoy contando y defender los intereses de la produccion, la verdad pobre porque sin duda tiene un gran problema en su cabeza . desde ya muchas gracias marcelo a beltramini. un humilde tecnico de cine
    13
  3. bueh, el primer comentario me lo "moderaron", sera xq le di duro a la vista citadina. en fin, ESTAMOS CON LOUIE!!!! no voy a poner demasiado pero lo importante es rescatar los talentos q se animan a hacer algo distinto acá, luchando contra la corriente, la mediocridad, el individualismo soberbio, y la corrupcion. oops lo hice de nuevo. aguante luisito
    12
  4. Otra cosa para quienes le dicen a Louie "Resentido". Alguien entiende la gravedad del asunto. Te llaman de Argetnina para trabajar en una película, te prometen pagarte el viaje y la estadía. Te dicen Arregla todo y venite que es seguro. El dia que toca sacar el pasaje, te dicen bueno pagatelo vos y en cuanto estes acá te devolvemos el dinero, confias en ellos, te vas entusiasmado con un proyecto, con todas las pilas y cuando llegas no solo te tratan mal si no que no te dan la plata del pasaje, de la estadía ni la que corresponde al trabajooo.......... Que harías vos si te hacen una cosa así?
    11
  5. Conocí gente que trabajo en este rodaje y tiene la misma opinión... Querían que la gente trabaje gratis, tuvieron que gastar plata de sus propios bolsillos sin tener la seguridad de que esta les sería devuelta. Tengo entendido que hasta echaron a un productor en medio del rodaje, desastre. No valoran el arte, ratonean, maltratan y explotan. Muchas veces he escuchado " a vos te sirve" como que trabajar en un proyecto importante con gente conocida ya es el pago, a mi me sirve poder comer. Valoren el ARTE por favor! Lo necesitamos! No permitamos bajo ningún punto de vista que sucedan estas cosas, por que nos afectan en todo sentido. Cada vez mas mediocres! Nooo por favor!
    10
  6. COPPO... SOS UN GENIO... SEGUI ADELANTE
    9
  7. Lo que le faltó a Coppoleta fue la humildad del primerizo, el delirio de grandeza y la soberbia lo condenaron. Así nunca vamos a poder salir del pozo que hoy es Arg. Tenemos q empezar a aprender de los mejores, o por lo menos, apreciar la experiencia. y para cityview, no entendés lo que es el trabajo en equipo, te creés que no es igual de importante el que "tira cables" que el "director"... mirá lo q pasó en el faldón, los que cargan todo pararon, paró el film... quién es más resentido?
    8
  8. fuerza louie, al fin alguien dice las cosas como son. es increible el trato que recibe una persona que simplemente quiere hacer las cosas bien... pero no me extraña, energumenos que ponene comentarios como "quedate a comer macdonaldo con los yanquis" nunca van a entender y son el tipo de gente que mantiene la imagen argentina en el horno. acuerdense de 7 AÑOS EN EL TIBET, por algo los gringos no vinieron nunca mas a filmar nada... y pensar que hay gente que se cree grossa porque le filma las publicidades horribles al super vea jaja.
    7
  9. Copoletta,hacete cargo de todas las cagadas que te mandaste!!! Y como productor asociado,tenes la misma responsabilidad que el garca de Azar este tipo cago a todo el equipo de filmacion el mismo que se puso la peli al hombro gente que fue a trabajar y puso plata de su bolsillo para filmar tu "pelicula" tanto de MDZ como de BS AS.
    6
  10. papi. sos o nos sos argentino? que parte no entendes?sino te gusta: andateeeeeeee boludo. hay me molesta que me digan yanqui (digo por esta nota) ¿Te referís a la %u201Cvileza%u201D criolla? - Mucha gente se confunde conmigo porque hablo raro el castellano pero soy realmente argentino, nací en Godoy Cruz; eso no me lo pueden quitar. Ya cae un poco pesado que me digan %u201Cyanqui esto; yanqui, lo otro%u201D porque entiendo muy bien la argentinidad. Durante años escuché a mi viejo decir %u201Cen Argentina te van a cagar%u201D, esa es la primera voz que tengo que apagar. anda payaso. quedate en usa a comer Mc Donaldo con los yanquis. quien carajo te crees que sos... gil
    5
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia