Adolfo Bermejo

"El PJ ahora tiene un único jefe político, Celso Jaque"

Intendente justicialista reelecto en Maipú.

Adolfo Bermejo no puede quejarse de su presente político: desde un principio fue uno de los pocos que apoyó sin ninguna duda la candidatura de Celso Jaque, y el malargüino será desde el 9 de diciembre el gobernador de Mendoza. Fue por un tercer mandato en Maipú, y logró el 60% de los votos. En su departamento se pusieron en juego seis bancas en el Concejo Deliberante, y consiguió todas.

Mientras que muy despacio se empieza a hablar de “Bermejo 2011”, él se ríe y prefiere cuadrarse ante su nuevo líder. “En la provincia, el peronismo ahora tiene un único jefe político que es Celso Jaque”, dice una y mil veces.

Dice que no se imaginaba volver a ser intendente y que no forma parte de la “mesa chica” de Jaque. Por eso sólo jura que tiene la “bendición” de ser amigo del electo gobernador, al tiempo que no perdona a los justicialistas que se fueron con Julio Cobos. “La gente ya se encargó de expulsarlos”, sentencia.

- ¿Qué análisis hace de las elecciones?

- En lo político es muy bueno, por todo el proceso que vivió el justicialismo en los últimos tiempos, donde veníamos de derrotas electorales fuertes, con un grupo de justicialistas que fue a jugar a la Concertación. Nosotros en ese sentido nos mantuvimos dentro del justicialismo, entendiendo que la Concertación que nos pedía el Presidente tenía que ver con concertar políticas públicas. Nosotros lo entendimos así, a Cobos siempre lo ayudamos para que así fuera. Creo que este sentido queda para adelante un campo muy extenso para seguir trabajando. Faltan políticas de Estado, falta coordinación con los municipios. En la provincia, el peronismo ahora tiene un único jefe político que es Celso Jaque. El justicialismo siempre tuvo la tendencia a ordenarse rápidamente cuando hay un líder, un conductor. Por lo tanto creo que esta fortaleza del justicialismo, puesta en función del gobierno, es buena para Mendoza.

- ¿Y de lo que pasó en Maipú?

- En el plano departamental, la satisfacción de haber logrado un triunfo. De las seis bancas que se renovaban, conseguimos todas. Eso habla a las claras de un reconocimiento de la gente de Maipú a la gestión, pero también lo tomamos como un compromiso importante y una fuerza renovada para trabajar por todo lo que falta. En Maipú no hubo transición, el 29 ya estábamos trabajando. Nos comprometimos a seguir haciendo lo que estamos haciendo, mejorar lo que hay que mejorar, y cumplir las promesas de campaña. Hablamos del centro universitario y estamos en estos días licitando la primera etapa. Dijimos que íbamos a hacer una planta de agua, y la inauguramos antes de las elecciones. Ya presentamos el presupuesto en el concejo deliberante donde hicimos una apuesta muy fuerte en lo que es salud mental. Es algo que queremos potenciar, y a Jaque ya le hablamos en este sentido.

¿Cómo piensan potenciar ese programa?

- Conformamos un equipo interdisciplinario de profesionales. Lo que estamos haciendo es trabajar en la prevención de adicciones, con cursos de capacitación a docentes y directoras de escuelas. Conseguimos que la DGE diera puntaje por participar en esos cursos con una gran cantidad de voluntariado, la mayoría madres sobre todo de barrios o lugares donde hay más conflictos con las adicciones. Se hace mucho hincapié en la prevención, en la educación, en el acompañamiento de la familia y de la escuela. La idea es que en algún momento exista a nivel provincial un centro que pueda rehabilitar a los chicos que no podemos contener.

- ¿Hará cambios en su equipo de Gobierno?

- Eso está en función de lo que necesite Celso a nivel provincial. En esto lo dejamos en total libertad y respetamos las decisiones que tome Celso. Es cierto que pusimos a su disposición el recurso humano que tenemos en el municipio, donde ya hay alguna trayectoria, experiencia. Por un lado está en función de eso y después los cambios naturales que se van a dar con funcionarios que van a ocupar otros cargos. Son cambios que estamos evaluando, pero por supuesto que los va a haber y la idea es oxigenar y renovar fuerzas para adelante.

- Da la impresión que hoy todas las decisiones pasan por Jaque

- Celso tiene mucho diálogo. Estamos en una etapa donde a los legisladores les encargó la tarea de estudiar las áreas para tener un diagnóstico claro de como está hoy la situación. Y a los intendentes nos dijo que llegado el momento va a ocupar el recurso humano. Le dijimos que está disponible, que lo haga con total confianza y libertad. Lo que le marcamos a Jaque cuales son las cosas que desde los municipios creemos que son necesarias apostar rápidamente.

- ¿Cuáles son esos temas?

- No hay política de Estado provincial que sirva como paraguas o que nos permita hacer políticas integrales, como por ejemplo en medio ambiente. En Maipú tenemos una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos domiciliarios, pero creemos que Mendoza debería tener dos o más como ésta. Y la hicimos desde la soledad del municipio, no tuvimos compañía en este sentido.
Tampoco hay una política integral de programas sociales, y esto juega en contra de los municipios porque el esfuerzo es más grande, los recursos que hay que poner son mucho más. Y esto tiene que ver también mucho con la seguridad. Si bien hacen falta más policías, en Maipú tenemos el Instituto de Seguridad, trajimos a Gendarmería, pero creemos que en políticas sociales falta este trabajo integral con la provincia y los municipios.

- ¿Se debe discutir la coparticipación?

- Seguro, porque en esto de asumir mayores responsabilidades entendemos que la coparticipación no alcanza, que hay que entregar más recursos y responsabilidades para que la provincia descanse en los municipios en algunas políticas. Debe existir la voluntad política del gobierno provincial de dar la charla en serio. Es lo primero, y a partir los intendentes junto a los legisladores armaremos una mesa de trabajo. Celso está pensando también en hablar con la Nación para mejorar la coparticipación que tiene la provincia, y esto por efecto cascada va a ayudar a los municipios. Es una asignatura pendiente, como la reforma de la constitución provincial, que confiamos que Celso, que fue intendente y entiende estas cosas, las va a llevar adelante.

Mesa chica, Concertación e indulto

- ¿Forma parte de la mesa chica de Jaque?

- Creo que cuento con la bendición de ser amigo de Celso, y para mí eso es suficiente. Elegirlo como candidato fue una decisión política oportuna y que no cambió sobre la marcha. Nosotros siempre entendimos que para Mendoza era preferible esto: que desde nuestro partido, desde nuestra identidad, sin movernos de este ámbito, ofrecer una propuesta a los mendocinos porque teníamos gente capacitada, y Celso es el mejor ejemplo de ello. Él tiene virtud y mérito suficiente como para haber ganado esta elección.

- ¿Qué opina de la Concertación entre justicialistas y cobistas?

- Nunca entendimos esta Concertación, porque nunca vimos un plan de gobierno, una mesa pensando en la mesa del futuro. Lo que veíamos eran cargos: vengo, te ofrezco, si no te venís vos, vamos a buscar a otro. De hecho lo hicieron: en Maipú nos vieron firmes a nosotros y lo fueron a buscar a (Francisco) García, en Guaymallén a (Jorge) Pardal, en Las Heras a  (Guillermo) Amstutz. A nosotros nos parecía que esa no era la concertación que pedía el Presidente, pensamos que ese proyecto significa acordar políticas públicas para que a Mendoza le vaya mejor. Y en eso Cobos nos encontró, como esperamos encontrarlos a ellos cuando nos toque gobernar la provincia.

- ¿Habrá perdón para los justicialistas que se fueron con Cobos?

- Cuando me preguntan si los vamos a echar del partido, me tiene sin cuidado. Primero que no lo decido yo, que soy presidente del partido hasta diciembre y entrego el mandato para que asuma (Juan) Marchena. Y aún siendo presidente yo puedo opinar, puedo decir lo que pienso. Pero el partido tiene un consejo provincial y un tribunal de disciplina. Son ellos los que van a definir si a esta gente se la expulsa o no, como hizo el radicalismo.
En lo personal creo que la gente ya se encargó de expulsarlos. La gente el 28 de octubre dijo quiénes seguían en política y quiénes se tenían que ir. Y si García en Maipú, Pardal o Amstutz, si no interpretaron este mensaje, yo creo que la gente ya se ocupó de eso.
El día de mañana, si Jaque tiene la decisión de recibirlos, de aceptarlos, es una decisión personal de él que se la tendrá que transmitir al partido. Pero creo que ya se fueron solos y en esto lo que queda para adelante es trabajar con la gente que acompañó con códigos, con ética, con valores. Con ellos queremos construir la Mendoza del futuro.
¿Qué saco yo con echar a Pardal, García o Thomas? Ya los echó la gente. ¿Que van a pretender, volver al partido? Yo no creo que vuelvan. Hoy tenemos que preocuparnos por ayudar a Celso arranque bien el gobierno.

- ¿Está de acuerdo con limitar la reelección de los intendentes?

- Hay que limitar la reelección, y al gobernador hay que darle una reelección. Una reelección para los dos es suficiente porque un sólo periodo es corto. A mi me tocó una etapa de crisis donde tuvimos que postergar un montón de obras que recién ahora podemos hacer. Si tenés que soportar una crisis como la de 2001, en un periodo no alcanzás a hacer lo que hay que hacer. Pero la reforma de la Constitución no es sólo reelección. Tenemos consagrada en la Constitución Nacional la autonomía de los municipios, y la provincial no lo tiene contemplado. Lo primero que necesitaríamos es que los municipios tengan la suficiente autonomía como para poder llevar estas cosas adelante.

- ¿Ya le plantearon a Jaque la necesidad de reformar la Constitución?

- Hablamos de todos los temas que creemos importantes. El será quien priorice cuáles son los temas de mayor envergadura para empezar a darle un ordenamiento hacia adelante. Pero no se lo imponemos nosotros. Sólo tiramos en la mesa los temas, y él definirá como jefe de la provincia y jefe político del PJ cuáles son los tiempos de tratamiento de todo esto.

- ¿Sabe que ya se habla de Bermejo 2011?

- (Risas) En estos últimos tiempos no me imaginaba volver a ser intendente. Estoy acá desde hace muchos años, y siempre estuve en función de lo que más le sirve a mi partido y a la gente, a mis compañeros. Mi futuro político, hoy que tenemos un jefe que es Jaque, seguramente seguirá atado a lo que él decida. Yo no me imaginaba volver a ser intendente, pero las necesidades, los hechos, las circunstancias y los pedidos de los íntimos fueron: necesitamos que te quedés en Maipú para asegurarlo y para que desde acá le aseguremos el triunfo a Jaque. Hoy me preocupa hacer una buena gestión en Maipú, y mi futuro político nuevamente estará sujeto a las necesidades del proyecto y de Jaque. Si él me necesita de intendente me quedaré como intendente; y si el día de mañana me pide que vaya a tal lugar, iremos allá porque uno tiene vocación para estas cosas.

- ¿No es peligroso concentrar tanto el poder como lo están haciendo con Jaque?

- Celso es abierto, dialoga, y va a tener su círculo de confianza íntimo. Pero el peronismo históricamente tuvo la capacidad de que cuando alguien gana o gobierna, se ordena rápidamente. En Mendoza lo venimos sufriendo desde hace tiempo. Los últimos jefes que podemos nombrar, como Pardal y Amstutz, terminaron en una interna sangrienta y en una general que nos llevó puesto a todos. En el peronismo necesitamos ese liderazgo. Hoy lo que tenemos una jefatura política que nos ordena, porque gobernando necesitamos este ordenamiento.

- Se dice que Jaque es “Giojadependiente”. ¿Usted que opina?

- Que es bueno trabajar en función y pensando lo que necesita la región. Es cierto que desde lo político hubo una sintonía especial con (José Luis) Gioja, y los últimos tiempos nos apoyamos en él desde lo partidario y político. En el futuro lo bueno de esto es que habrá una articulación regional muy importante, pero Gioja no vendrá a interferir en el gobierno de Jaque ni nada que se le parezca.

- ¿Cómo cree que será el gobierno de Cristina Fernández en la Nación?

- Cristina es la continuidad de un proceso importante en Argentina. Por ahí nos olvidamos de donde venimos, dónde estábamos hace algunos años atrás. A muchos nos va a encontrar acompañando ese proceso, y creo que puedo hablar con Celso en ese sentido, que también acompañará.

- ¿Y qué papel puede tener Julio Cobos como vicepresidente?

- Yo puedo hablar de lo institucional, porque como lo traten en el Congreso, la verdad no tengo idea. No ha llegado muy bien parado tampoco, es una realidad. En política los resultados electorales marcan la realidad, y cuando no te va bien tiene sus repercusiones, sus consecuencias. Distinto hubiera sido si llegaba con una provincia ganadora, exitosa. Pero perdió las elecciones y esto habla de que la gestión no fue la mejor.

Opiniones (5)
21 de octubre de 2017 | 20:44
6
ERROR
21 de octubre de 2017 | 20:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. yo opino que bermejo tiene toda la razon por fin mendoza y el partido justicialista tiene un conducutor,los mendocinos estamos y estaremos durante cuatro años orgullosos de tener a celso jaque gobernador y mas aun aquellos q vivimos en el sur .un hombre honesto trabajador inteligente ,luchador y justo como celso jaque nos hace falta en mendoza.todos deceamos que logre lo q tiene pensado para los mendocinos .mucha suerte celso
    5
  2. todo lo que pretendés que pidan los vecinos del B,. S. Eduardo, pedilo vos, respecto de quién fue primero, si la zona industrial o laresidencial, vivimos acá desde hace 32 0 33 años, mientras que las empresas han comenzado a instalarse hace 3 o 4 años, no es esa la cuestión, hay que buscar la manera creativa de que ambos coexistan, nadie pidió que "saquen la zona industrial" como vos lo expresás; hay que leer bien e interiorizarse de los problemas antes de opinar
    4
  3. o sos un tipo limpio o sos "amigo" de Mazzon.... sin palabras
    3
  4. En lugar de pedir para que saque la zona industrial, por que no le piden al intendente de Godoy Cruz que saquen los carreteleros que pasan por Luzuriaga, dejando basura en todas la calles de nuestros barrios? O también pueden pedir que no entierren más basura en los cerrillos, porque cuando venga un aluvión quedaremos todos tapados en basura. O pedirles que limpien los canales del carril Sarmiento porque cuando caen dos gotas locas acá en Luzuriaga por la mugre que tienen en Godoy Cruz se nos inundan las casas.
    2
  5. Ud. habla en la nota de políticas integrales respecto de temas de medio ambiente: le recordamos que el departamento está en deuda con zonas de Luzuriaga (como el Barrio San Eduardo), donde están, literalmente, mezcladas la zona industrial con la zona residencial; le pedimos, como vecinos, que ponga especial énfasis en solucionar este gran problema que nos causa un perjuicio enorme. Suponemos que para Ud. no será novedad, atento a la gran cantidad de notas cursadas por nosotros. Consideramos que no debe ser fácil, pero hay proyectos presentados por los vecinos, y que convendría implementar cuanto antes, para no seguir agravando esta situación, de la que por supuesto no tenemos culpa, ya que hace cerca de 32 años que vivimos en el barrio. Muchas gracias MDZ, por la posibilidad de llegar a nuestros funcionarios
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México