Jorge Fandermole

"No creo que me alcance la vida para leer lo mejor de la poesía argentina"

El trovador rosarino se presentará hoy en el ciclo "Autores e intérpretes", en el teatro Universidad, a las 22.

Por una iniciativa de la Secretaría de Extensión Universitaria de la UNCuyo, esta noche comenzará el ciclo denominado “Autores e intérpretes”.

Así, el Teatro Universidad abre un nuevo espacio para disfrutar de la música popular a través de grandes artistas, no demasiado difundidos pero bien reconocidos por los amantes de los ritmos y melodías que proponen.

Por eso, Jorge Fandermole será el encargado de abrir el ciclo y lo hará a partir de las 22.

Fandermole es autor, compositor, intérprete y docente de música santafesino. Su formación está ligada al cancionero popular tanto de géneros urbanos como rurales, cuya influencia aparece en sus composiciones.

Durante los '80 formó parte de la Trova Rosarina, junto a Juan Carlos Baglietto, Rubén Goldín, Lalo de los Santos, Adrián Abonizio y Silvina Garré, destacándose en la creación de temas como “Era en abril” y “Canción del pinar”.

En 1982 comenzó a actuar como solista cantando sus propias canciones.
Tiene seis discos solistas editados. Junto a otros músicos fundó la Escuela de Músicos de Rosario.

Temas como “Río marrón”, “Sueñero”, “Cuando”, “Oración del remanso” y “Diamante” acrecentaron su prestigio como autor musical, por lo que fue premiado en 2005 con el Diploma al Mérito de la Fundación Konex, entre otras importantes distinciones.



Sus canciones han sido interpretadas y grabadas por Mercedes Sosa, Suna Rocha, Juan Carlos Baglietto, Ana Belén, Carmina Canavino, Silvina Garré, Liliana Herrero, Silvia Iriondo, Silvia Lallana, Juan Quintero y Luna Monti, Ethel Koffman, Miriam Cubelos, Claudio Sosa, Juan Juncales, Guadalupe Farías Gómez y otros.

La producción ejecutiva del evento está a cargo de Analía Garcetti. El valor de la entrada general es de $25 y se pueden conseguir de manera anticipada en Le Club disquerías.

Antes de que Fandermole suba a escena, MDZ mantuvo un diálogo intenso y cálido con él, donde pasó su historia, sus ganas y sus visiones de la cultura argentina.

-¿Qué venís a presentar a Mendoza?
-En este caso no vengo con disco nuevo sino con un repertorio que conjuga canciones de diferentes épocas, algunas muy viejas y otras nuevas, de hace muy poco tiempo e inéditas. Por supuesto hay una parte de las canciones que son de los dos últimos discos, pero de todas maneras queremos mostrar lo último.

-¿Cuánto cuesta mantenerse cuando uno es cantautor, de perfil bajo, sin discográfica en la espalda ni hit sonando permanentemente?
-El costo de las cosas depende también de lo que uno pretenda o necesite. Yo no siento un peso terrible por hacer lo que hago y por otro lado nunca he tenido un hit sonando permanentemente, de modo que desconozco esas ventajas; esto me pone a salvo de expectativas que estén fuera de mi escala. No hay un mercado al que deba responder más que a las meras medidas estéticas que me fui imponiendo y al que ha adherido una franja de público. Los periféricos ganamos nuestros lugares con un esfuerzo por el que no se nos ocurre quejarnos.

-¿Hubo algún momento en qué pensaste en torcer el rumbo tomado?
-Sí, permanentemente me planteo cambios necesarios en el desarrollo de los proyectos o en la dinámica del trabajo porque tampoco resulta hacer por hacer y no revisar estrategias, sobre todo cuando gran parte del trabajo es autogestivo. Por eso me replanteo permanentemente los tiempos de producción de los discos, su edición, doy marchas atrás o adelante según convenga. Hay momentos en los que conviene trabajar hacia adentro por ejemplo y no desesperarse por salir a trabajar.

-¿Cuánto te molesta que se te siga presentando como “uno de los integrantes de la Trova rosarina”?
-En absoluto, me halaga.

-¿Has encontrado algún cantautor que se asemeje a tu estilo?
-No me he dado cuenta; tal vez porque me llaman la atención aquellos que trabajan sobre ideas o con lenguajes completamente distintos.

-¿Cuál es tu opinión de la actualidad musical argentina (hablando de trovadores)?
-Me da la impresión de que hay muchos y muy buenos trovadores, es decir gente que toma la canción como modo expresivo; que los hay en todas las regiones y que como siempre, muy pocos emergen por la dinámica centrista de la difusión de la obra.

-¿Cómo nace una canción en vos?
-Primero necesita tiempo para arrancar, después necesita tiempo para ser terminada. En el medio las alternativas son diversas porque se puede empezar por cualquier parte, por la letra, por una frase, un motivo melódico, un rasguido, etc.

-¿Influye la situación del país o el mundo en tus letras?
-Mirá, uno es por momentos un autista y por momentos un organismo muy permeable a todo lo que lo rodea; cuando pasa esto último es imposible que lo exterior a uno mismo no esté presente formando parte de su expresión y su lenguaje. Hay gente especialmente atenta y sensible a lo que ocurre y son cronistas de la realidad de su tiempo; habemos otros más desatentos en quienes a veces el dolor o la esperanza ajena se asoman en una copla o un verso. Pero nadie más o menos sensible puede ser indiferente a su entorno. La indiferencia suele ser conveniencia.

-¿Hay poesía en la Argentina?
-Al menos desde mi lugar, no creo que me alcance la vida para leer lo mejor de la poesía argentina.

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 19:25
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 19:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho