Adriana Varela

"Yo nací para el riesgo"

La cantante de tangos se presentará esta noche en el Independencia y antes habló con MDZ.

¿Qué se puede decir de Adriana Varela que ya no se haya dicho?

Es una de las principales voces femeninas que tiene el tango argentino. Adorable, seductora, arrabalera y talentosa, derrocha emoción en cuanto escenario pisa. Y esta noche, los mendocinos tendremos la suerte de disfrutar en vivo en nuestro teatro mayor.

Es que desde las 22,  Adriana Varela presentará “Docke”, su más reciente trabajo discográfico, que fue grabado en vivo y con el acompañamiento de un quinteto de guitarras.

La cita será en el teatro Independencia, donde se venden las entradas anticipadas.

Antes de ese encuentro con los mendocinos, la “Gata” se sentó a hablar con MDZ. Y la verdad es que la charla se desarrolló a agenda abierta, sin tapujos, como siempre. Y, por supuesto, hay frases y definiciones que pasan a la historia.

-Bienvenida a Mendoza.
-Gracias… venir a Mendoza una vez por año es un honor.

-¿Cómo tomás tu viajes a nuestra provincia?
-Como algo mágico. Vengo a laburar y a encontrarme con ustedes pero siempre hay algo distinto al venir a Mendoza.

-¿Descansás?
-No, ¿sabés donde descanso?

-¿Dónde?
-En el escenario. Ahí me relajo, hago lo que tengo ganas de hacer, hablo con la gente que tengo ganas de hablar, con el público… Ahí está mi verdadero descanso.

-Que inédito.
-Tomalo así como te lo digo. Para mí, viajar me parece un plomo: armar la valija, llegar a los aeropuertos, a los hoteles, todo eso es muy tedioso.

-Venís a presentar “Docke”, un gran disco.
-¿Te gustó, decime algo del disco?

-Es otra cosa. Al tener guitarras, todo cambia en el tango.
-¡Viste! Creo que la gente se da cuenta de eso y me lo agradece mucho. Siento que Rivero, Gardel y Nelly Omar no son ningunos boludos y por algo hicieron tangos con guitarra.

-¿Cómo llegás a hacer este disco sólo de guitarras?
-Cuando yo empecé a cantar, en Homero, me ve el “Polaco” y le gusta todo. En ese momento yo cantaba acompañada por guitarras –las “Guitarras argentinas”, donde estaba Ernesto Villavicencio- y ellos me ayudaron a crecer en esta carrera. Otra vez, en vivo, puse algunas guitarras y como siempre me habían quedado esas ganas, me animé e hicimos este show –para que saliera también en DVD- y quedó este disco.

-Por eso, el DVD tiene ese clima tan especial…
-Es que la gente le da una calentura fenomenal al show y tengo entendido que a la gente le gustan mucho los discos en vivo. A mí, particularmente, me gustan más los discos de Sabina en vivo que en estudio, por más defectos que haya. La “incorrectitud” me gusta.

-Si mal no recuerdo, vos tenés tres discos en vivo.
-Claro…

-¿Te gusta trabajar sin red?
-Ya no me asusta. El primer disco en vivo estaba muy mal; fue cuando se declaró la guerra de Irak, y estaba muy indignada con lo que pasaba. Entonces, ese primer disco en vivo fue bravísimo. Pero después, me quedé tranquila y empecé a disfrutar como loca.

-Imagino que en el show de esta noche habrá guitarras.
-Vienen tres guitarras y un pianista, porque la gente pide otros tangos y no puedo decir que no.

-Vos sabés bien que en Mendoza hay muy buenos guitarristas. ¿Te animarías a hacer algo de folclore?
-Voy a develar un secreto: en el Independencia voy a cantar una zamba, a expreso pedido del público mendocino. Cuando era chica, cantaba “Zamba Azul”, de Tito Francia. Entonces, Horacio Avilano –que es mi director de guitarras- me dijo que este era el mejor momento para volver a cantarla. Y lo voy a hacer después de 800 millones de años… Es más, no la ensayé y ahí si que no habrá red.

-Están anunciando tu presencia en un acto de la CGT para el día lunes.
-No voy a estar presente porque viajo pero doy mi nombre como apoyo a esta fiesta que habrá en esperando la aprobación de la Ley de Radiodifusión.

-¿Cuál es tu posición al respecto?
-Es una causa muy noble y quiero que salga de una vez por todas para que todos participen, en libertad, de los medios de comunicación. Yo viajo mucho y veo lo que pasa en las provincias y me hincha las bolas ver lo mismo que veo en Buenos Aires. La participación de todos es indispensable y esta ley así lo permite. Por eso, estaré presente en este y en cuanto acto se haga por esta ley.

-Hablando de viajar, leí que estuviste en España, en Uruguay y te estás yendo a México.
-Allá voy, justo ahora que está todo mal.

-¿Llevás Tamiflú en el bolso?
-¡Ni se les ocurra tomar Tamiflú! Como yo soy políticamente incorrecta, siempre estoy viendo páginas en la web que me informan y descubrí que ese es el gran negocio.

-¿Y qué prevención tomás en estos casos?
-Tomo mucha Vitamina C y algún que otro remedio que me da mi médico. Soy muy apegada a las algas, la homeopatía y todo eso.

-Pero igual te vas a México.
-Es que yo nací para el riesgo, mi vida…

-¿Y cómo te tratan allá?
-Me aman. Me cago de risa porque parece que cuando llego yo llega Madonna. Lo mismo me pasa en Colombia. Pero en México se está despertando una pasión insospechada.

-¿Sentís que la juventud sigue en deuda con el tango?
-Los chicos de hoy en día están mucho más empapados de lo que nos imaginamos. Pero no hay ninguna deuda porque nadie tiene deuda. Creo que la deuda la tiene el sistema al negar la identidad. Pero como no necesitamos al sistema, escuchamos lo que elegimos no lo que nos imponen.

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 19:40
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 19:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes