Daniel Vilchez

"Un ministro de Salud debe ser activo, que lidere y entusiasme"

Diputado provincial (UCR)

El principal motorizador de la reunión entre el director del Hospital Central, José Ascar, y la directora de Hospitales, Susana Bresca, con la Comisión de Salud Pública de la Cámara de Diputados, asegura no haber quedado conforme con la exposición de los funcionarios ni mucho menos con la postura de la Comisión legislativa.

Es que el diputado radical Daniel Vilchez asegura estar preocupado por la falta de vocación informativa del Gobierno, respecto a la profunda crisis del Sistema Sanitario provincial, y afirma que el déficit presupuestario de la Salud mendocina sería de casi el doble de lo reconocido por el ministro Sergio Saracco. Hombre al que también tilda de falto de liderazgo y poco activo.


-Saracco reconoció públicamente que el déficit presupuestario de su cartera alcanza los 20 millones de pesos, a pesar de ser elevado usted es uno de los pocos que desmiente ese dato pero asegurando que, en realidad es mucho mayor.

-Si. Yo estimo que el déficit de los hospitales de la provincia ronda los 50 millones de pesos.

-¿En base a qué llegó a ese cálculo?

-En base a mis números, de como van las ejecuciones que llegan acá -a la Legislatura- y de acuerdo las proyecciones que hago, merced a mis conocimientos en la materia.

-¿El director del Central dijo que a él le falta casi un millón y medio?

-Y casi dos también. Pero, esta necesidad la advierte (Adrián) Cerroni -ministro de Hacienda- al emitir un bono de 150 millones de dólares para la provincia. Creo no equivocarme demasiado si digo que tiene que ver con esta necesidad.

-¿Por qué cree entonces que Saracco no reconoce la verdadera crisis?

-Porque en general son poco proclives a informar. En el área de Salud, todos los mendocinos, o por lo menos aquellos que se especializan, deberían tener algunos indicadores que vayan midiendo la gestión. Obvio que no lo hacen porque los números no los ayudan. Informan solo las buenas noticias o aquellas que ellos consideran que son buenas noticias y esto, la gente lo advierte. Las encuestas lo señalan.

-Pero, más allá de números, se advierte una falta de estrategia…


-…En realidad, lo que no está definido en materia de Salud es cuál es la planta básica necesaria. Esto se debería discutir seriamente de cara al futuro. Blanquear y decir no solamente la cantidad médicos que hacen falta, de enfermeros o de camilleros sino además la proyección. No sirve de nada hacer una foto de la realidad, hay que tener en cuenta el crecimiento de la población, de los índices de accidentolgía vial, de violencia social, etc. Entonces, quienes tienen la responsabilidad de manejar el Sistema de Salud tiene que prever estos aspectos.

-En reiteradas ocasiones, Saracco ha dicho que este es un problema que se arrastra desde hace varios años.

-Desde el retorno de la democracia, todos los gobiernos, con mayor o menor talento, han venido invirtiendo y preocupándose en el Sistema de Salud.

-Y, ¿ahora?

-Se ha interrumpido ese proceso. En especial las capacitaciones que se venían dando y también el proceso de blanqueo salarial y el pase a planta de los empleados. Esto forma parte de una problemática global que creo se debe definir y que el Gobierno no ha resuelto. Siempre dicen que tal tema y tal otro lo están viendo y el tiempo sigue pasando.

-¿Sería conveniente hacer cambios en la gestión de la cartera sanitaria?

-Un ministro de Salud debe ser activo, que lidere los procesos de cambio y que entusiasme. Eso no lo noto en Saracco. El crecimiento en materia de accidentología, violencia, población o falta de recursos, exige que salga a flote ese liderazgo nato. En Mendoza, hay muchos temas por resolver pero el principal es lograr que la gente se sienta parte.

-Aunque, él argumenta que nadie lo apoyó cuando solicitó la Ley de Emergencia del Sistema Sanitario.

-Él. Pedía una ley para hacer una serie de relevamientos que dejaban ver que no estaba a la altura de conducir el Sistema sanitario de la provincia. En realidad, ingresaba a un sistema que tenía que conducir y liderar y empezaba preguntando. No está mal que pregunte pero no se necesita una ley de Emergencia para hacer diagnósticos. Me parece que un ministro tiene que tener ese diagnóstico y si no lo tiene, en algún momento reconocer que la situación es más compleja de lo que pensaba. Sin embargo, no ha salido de la boca de Saracco una visión estratégica de la Salud ni de lo que quiere hacer. Me dio a pensar, en aquel momento, que él trataba de pulverizar controles y abrir el juego para crear y modificar áreas y que antes, debería haber explicitado los por qué.

-En la reunión con los diputados, Ascar, al igual que Saracco, aseguró que se hicieron inversiones en el Central…

-… Si, en el último tiempo, han hecho un esfuerzo grande por equipar. Equipos que vinieron bien en algunos casos pero en otros fueron más para la foto y la página del diario que dice que están levantando vuelo más que para la utilidad de la comunidad involucrada.

-Se advierte que no quedó satisfecho con la exposición de Ascar.


-Ni siquiera me quedé tranquilo. Vi mucha preocupación en salvaguardar la figura de los funcionarios y no así del recurso humano. No puede decir la máxima autoridad del Hospital Central que quien quiera estar se quede y quien no, que se vaya. Si esto es así, se te van seis médicos de la terapia y ¿qué hacés? Me parece que hay que buscar una vía de arreglo para fomentar que los especialistas en terapia quieran estar en el Central y que sea tractivo hacerlo. Si te olvidas del recurso humano muy difícilmente puedas salir de esta situación.

-Pero, asegura que saca avisos en el diario y los profesionales no se presentan…

-…No te podés encoger de hombros argumentando que presentaste tres avisos en el diario. No podés tener estas actitudes. El tema de fondo es, que hoy tenemos 19 o 20 camas ocupadas y si mañana hay un choque de colectivos en la ruta, no podemos atender a los heridos. Ellos aseguran que se resentiría el servicio pero a los pacientes se los atiende igual. Y, no es así. No se los puede atender “igual”, si los protocolos dicen que se debe disponer de un médico cada 8 camas y ocupas 20, quiere decir que cuatro pacientes, o probablemente todos, no están siendo atendidos como corresponde. Ni hablar de lo edilicio, hoy no se tiene control visual del área.

-Otro de los aspectos a los que se arribó como conclusión es la problemática que representan las obras sociales en los hospitales públicos. ¿Cree que sería posible intentar cambiar las resoluciones nacionales de aranceles?

-No creo que después del 10 de diciembre, y poniéndonos de acuerdo con los directores de hospitales, haya problemas en modificar esas resoluciones. Sería necesario poder sentarse con los responsables de las obras sociales y llegar a un acuerdo. Si, por ejemplo, por una intervención quirúrgica le pagan a un instituto privado 20 mil pesos, no podés pagarle 5 mil a un hospital público.

-Pero el principal problema lo presentan las obras sociales vinculadas al Gobierno, como Pami y Osep…

-…Creo que Osep tiene dos tarifas, en función de los convenios. No tiene problema en pagar lo que le piden los privados y sin embargo, a los hospitales públicos le paga estrictamente lo que dice el convenio. Entonces, todas estas cuestiones tienen que ver con la información. Uno de los grandes problemas es conocer quien cierra los convenios, porque los hospitales descentralizados, y que tienen su propio gobierno, tienen sus convenios particulares. Si esto estuviera explicitado también, los diputados podríamos intervenir para aplicar un criterio único para todos los hospitales y en base a valores que sean representativos del costo.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 05:36
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 05:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho