Juan Martín Ilarregui

"No queremos que la gente se ilusione con curas milagrosas"

Investigador becario post-doctoral del CONICET en el Laboratorio de Inmunopatología.

La ciencia muchas veces nos suele sorprender. Esta vez, el asombro llega por partida doble: es que un grupo de científicos argentinos logró hallar un mecanismo que detiene el sistema inmunológico del organismo. El descubrimiento podría utilizarse para mejorar tratamientos contra el cáncer, diabetes y esclerosis múltiple, entre otras enfermedades.

La noticia de este novedoso hallazgo “explotó” días atrás en la revista Nature Immunology, una de las más importantes del mundo en materia científica.

El resultado de este descubrimiento forma parte de la tesis doctoral de Juan Martín Ilarregui bajo la supervisión del reconocido investigador Gabriel Rabinovich, ambos integrantes del Instituto de Biología y Medicina Experimental del CONICET.

En una entrevista con MDZ, Ilarregui aclaró que esta es una investigación básica, “no queremos que la gente se ilusione con curas milagrosas”.  Según explicó, para llegar a aplicar estos conocimientos faltan muchos años de estudio y adentrarse en los mecanismos y procesos involucrados y así tratar de conocer en profundidad por qué ocurren los efectos observados.

- ¿En qué consiste su descubrimiento?

- El sistema inmune ha evolucionado como un complejo mecanismo de defensa capaz de distinguir entre los componentes propios del organismo y aquellos que le son extraños como bacterias, parásitos y virus. Además, tiene la capacidad de autorregularse dependiendo del desafío impuesto a los fines de evitar procesos autoinmunes o impedir inflamaciones exacerbadas que puedan dañar tejidos propios. Esta intrincada red de regulación capaz de silenciar o modular este sistema de defensa es conocida como “mecanismos de tolerancia inmunológica”.

En este sentido, desde hace muchos años se conocen bastante bien los mecanismos por los cuales se inicia la respuesta inmune y cómo se direcciona hacia distintos perfiles (una consecuencia de esto es saber cómo lograr una vacuna efectiva para distintos organismos patógenos).

Sin embargo, todavía no se han identificado de la misma forma los procesos por los cuales la misma respuesta inmune finaliza. Lo que describimos en el trabajo es un mecanismo por el cual estaría actuando la tolerancia, es una cadena de eventos, un circuito, que lleva a que la respuesta inmune se "detenga".

- ¿Para qué sirve?

- Por ejemplo, en enfermedades autoinmunes (en donde es necesario inhibir al sistema inmune porque está atacando órganos propios) se podría activar el circuito a los fines de detener la respuesta y por el contrario, en tumores (en donde el sistema inmune puede reconocerlos y rechazarlos) se podría desactivar el circuito para aumentar la respuesta antitumoral.

 


- ¿En dónde fue publicado su trabajo?

- Se publicó en la revista Nature Immunology, que es la revista internacional más importante en nuestra área de trabajo.

- ¿Desde hace cuánto tiempo que están trabajando en esta investigación?

- Esto comenzó en el 2003 cuando entré al laboratorio del doctor Gabriel Rabinovich para hacer el doctorado. Mi tema de tesis fue estudiar galectina-1 (una proteína que estudiaba Gabriel) afectaba las funciones de las células dendríticas (unas células muy importantes del sistema inmune ya que son las que inician o detienen la respuesta inmunológica), algo bastante lineal y de lo que no teníamos idea de lo que podría resultar, pero con el paso del tiempo y de los resultados nos dimos cuenta que estábamos ante algo mucho más importante de lo que pensábamos en un principio.

Como te imaginarás, este trabajo llevó mucho tiempo y dinero y no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de la Fundación Sales y el CONICET.

- ¿Qué incidencia tiene su trabajo en diferentes enfermedades, como es el caso del cáncer y enfermedades autoinmunes?

- Como te decía antes, estos hallazgos podrían tener implicancias en estas patologías pero como en cualquier otro descubrimiento científico, la respuesta de una pregunta genera muchas más preguntas a contestar, no sólo para nosotros, sino para otros laboratorios en el mundo. Por eso, todavía falta mucho trabajo antes de poder aplicarlo en pacientes.

Por suerte contamos con el apoyo de la Fundación Sales y el CONICET, los cuales hicieron posible el patentamiento de estos descubrimientos (algo realmente muy costoso) y así poder estar tranquilos de que cualquier aplicación posible esté protegida, y que no ocurra como otras veces en que los descubrimientos en Argentina sean patentados por los países centrales.

- ¿Ahora cómo sigue la investigación?

- Lo que queremos hacer es profundizar la investigación de los distintos procesos que describimos en el trabajo. Conocer en detalle los procesos que ocurren, permitiría en un futuro poder diseñar fármacos o terapias a los fines de aplicarlos en distintas patologías.

- ¿Cuál es la importancia de esta investigación?

- Se conocen distintas moléculas por las cuales la respuesta inmune puede detenerse, sin embargo, nuestro trabajo describe un mecanismo completo desde el inicio hasta el final de la respuesta, uniendo y otorgando jerarquías a los distintos procesos involucrados.

-¿Esta investigación “abre nuevos caminos” en la ciencia mundial?

- Creemos que haber identificado un sistema completo de resolución de la inmunidad abre nuevos caminos de exploración que favorecerá una mayor comprensión del sistema inmune.

- ¿Cómo "sabe" el sistema inmune cuándo activarse y cuándo desactivarse?

- El sistema inmune adquirió la capacidad de diferenciar entre lo propio y lo no propio, de esta manera si nos infecta, por ejemplo un virus, se generan señales de alarma y células especializadas como las células dendríticas son capaces de iniciar una respuesta inmune que lleve a la eliminación del patógeno.

 Equipo del Instituto de Biología y Medicina Experimental del CONICET

El sistema inmune también puede detectar comportamientos “extraños” de células propias, es así que muchas veces puede eliminar tumores.
Cuando las señales de alarma disminuyen o la inflamación es muy alta se inician diferentes procesos de inhibición de la respuesta que llevan a que finalmente se desactive y así evitar daños a tejidos propios que se podrían originar como consecuencia de una respuesta inmune exacerbada.

- ¿Por este descubrimiento ya se han comunicado con investigadores de otros lugares del planeta?

- Hemos recibido muchos e-mails y llamados de investigadores felicitándonos. El trabajo es muy interdisciplinario y ha logrado llamar la atención de un amplio número de científicos.
 
- ¿Qué significa para ustedes este descubrimiento?

- Fundamentalmente es un gran orgullo haber podido llegar a publicar en esta revista, más si se tiene en cuenta que el trabajo fue pensado y realizado completamente en Argentina. Enviamos el artículo por primera vez en abril de 2008 y tuvimos varias idas y vueltas en las que nos pedían experimentos y nosotros los hacíamos, así que cuando finalmente nos dijeron a fines de mayo de este año que lo aceptaban realmente fue muy emocionante.
 
- ¿Es muy difícil poder hacer su trabajo en el país, tiene muchas inconvenientes a la hora de realizar alguna investigación?

- Si bien en los últimos años la situación ha mejorado un poco con la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y algún aumento en los sueldos y becas, el dinero destinado a investigación en forma de subsidios, equipamiento o instalaciones es muy poco. Casi todos los reactivos que se compran son del exterior a precio dólar o euro, además están cargados con impuestos aduaneros por lo cual están cada vez más caros y los subsidios no aumentan. Todo esto, dificulta que muchos grupos con buenas ideas puedan estar a la altura de lo que se exige internacionalmente.

Nuestra situación en el país es bastante privilegiada porque trabajar con alguien del nivel de Gabriel (referente en el mundo en inmunología y galectina-1) permite conseguir el apoyo de fundaciones o recibir subsidios del exterior, los cuales nos permiten hacer los experimentos con la calidad y equipamiento necesario para lo que piden estas revistas. Además, por supuesto, de contar con la capacidad intelectual de Gabriel, con dinero solamente no se llega a nada.
Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 03:52
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 03:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me interesó la nota y el título porque considero que los protagonistas principales en un tratamiento o tal vez de una posible operación, son precisamente los profesionales Médicos/as.felicito a éste grupo de Científicos Argentinos por su investigación y mi deseo es que se pueda tener acceso a los mismos.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho