Marta Maffei, diputada nac. ARI

"Este país no pone esfuerzo para educar"

Docente. Iniciadora de la Carpa Blanca frente al Congreso Nacional.

Durante los gobiernos de Menem, los jubilados y los docentes fueron dos de los sectores más aguerridos a la hora de reclamar aumentos salariales.

Marta Maffei, era en esos momentos Secretaria General de la CTERA y fue una de las iniciadoras de la instalación de la llamada Carpa Blanca. La protesta docente se mantuvo por más de mil días (entre abril de 1997 y diciembre de 1999) y cientos de docentes protestaron haciendo ayuno frente al Congreso de la Nación, entre ellas Maffei. 

Actualmente, es diputada nacional por el ARI. Desde ese lugar, realizó un crudo análisis del estado de la educación en nuestro país para MDZ.

- Hasta hace muy poco tiempo los docentes mendocinos estuvieron reclamando por sus salarios, en esto usted tiene una larga experiencia. Según su punto de vista:¿Cuál es la situación salarial de los docentes en el país?

- Los salarios en la República Argentina están todos mal, excepto los de los gerentes y los de muchos políticos, que son un grupo minoritario. Nosotros supimos distribuir hasta el 46% del PBI a la clase trabajadora, hoy estamos en el 19%, está claro que estamos todos mal.

-¿Es en todas las provincias igual?

-Los educadores en algunas provincias están peores que en otras y hay un vínculo que se va tejiendo cada vez más fuerte entre el mal salario, la caída del salario y el deterioro del docente y de su voluntad de dedicarse a la docencia. Hay mucha gente que por la situación económica se corre de la docencia.

-¿Qué hacen estas personas?

-Investigadores y científicos se van a otros países que les pagan mejor y les hacen un aporte enriquecedor. Los salarios tan bajos alejan a mucha gente que tiene otras perspectivas. Si en la casa hay otro salario y es un complemento, es otra cosa, pero gente que se pueda dedicar exclusivamente a la docencia, a la investigación, tiene muchas dificultades. Las personas tienen que vivir y lamentablemente tienen que hacerlo en este presente inflacionario.

-¿Y los que se mantienen en la docencia?

-La situación salarial y de empobrecimiento del propio docente lo fuerzan en muchos casos a atiborrarse de horas. Tenemos provincias que toleran una acumulación de horas casi interminable, docentes con 60 horas de cátedra, con 70, lo que hace prácticamente imposible el dictado de esas horas y lo que obviamente afecta el sistema educativo.

- ¿Hoy, se hace más necesario que nunca una vocación fuerte para ser educador?

- La vocación y la necesidad. En muchas ocasiones no es sólo la vocación, hay muchos lugares en las provincias en que los compañeros no tienen otra alternativa: o se dedican a  la docencia o tienen que emigrar. Es una cuestión que genera impactos negativos desde muchos costados y los costados negativos repercuten en la calidad del sistema y la educación de los chicos.

- ¿Y con respecto a los programas educativos?

- Los programas no están bien, la actualización no se da, no es democrática. Además es un arcaísmo hablar de programas, hoy el desarrollo del sistema educativo ya no se da por programas, es otra la funcionalidad, otro el modo de constitución de haberes. No son tantos los programas, sino otros modos de trabajar la presencia del sistema de conocimiento en el sistema educativo.

- Una de las primeras medidas de Kirchner fue anunciar un aumento en el presupuesto educativo…

- Y lo hizo, el presupuesto educativo ha ido aumentando magra e insuficientemente, lo que pasa es que el aporte nacional al sistema educativo, aunque aumente, sigue siendo escaso e insuficiente. El problema del financiamiento educativo tiene dos puntos: el aporte de la Nación, que es una parte irrelevante, ya que las provincias siguen financiando el 85% del sistema educativo; y el aporte de las provincias, que está condicionado por la coparticipación federal. El problema del sistema educativo se discute en la ley nacional de coparticipación federal, sin coparticipación no hay sistema educativo.

- En pocas palabras, ¿Cómo está la educación?

- Una sola: mal. La educación no acompaña la necesidad de transformación del sistema. Es obvio que es una variable social y que es muy difícil que en un país que no tiene planes ni proyectos de desarrollo, que no tiene modelos de investigación científica, que no tiene planes ni programas para su producción, para su industria, para su explotación de recursos naturales, vaya a tener un proyecto educativo, o que la educación por sí sola funcione en virtud de todas estas cuestiones cuando no hay un plan nacional. La educación no es una variable aislada. Hoy nosotros tenemos una educación golpeada desde adentro del sistema educativo por los salarios, por la formación docente, por la falta de planificación para la capacitación, por la pobreza, por la exclusión, por la situación de los chicos. En líneas generales, por el presupuesto.

-¿El contexto del país empeora las cosas?

-Por otra parte, la educación está golpeada externamente, hay muy poca vocación, hay una caída de la credibilidad del esfuerzo personal que hay que realizar para tener éxito en el sistema educativo y hay una caída en el consenso social respecto a que el esfuerzo educativo es lo que genera promoción social,. Un país que baila por un sueño no es un país que pone esfuerzo para educar. Entonces está golpeada en su credibilidad, en la voluntad de la población y también está golpeada por la pobreza y la exclusión.

Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 00:07
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 00:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Prusiano, usted no ha leido nada sobre Maffei, por lo visto tampoco sabe de los proyectos que tiene presentados. Prusiano enseñeñe a la gente a votar, que no le den todo el poder al oficialismo, porque así no hay oposición y sus críticas Prusiano quedan en eso. Informese de esta señora que no solo se preocupa, también se ocupa.
    2
  2. Sería interesante que toooooooda esta gente tan linda, que realiza hermosas críticas de los problemas de los sistemas, por demás conocidos, realizaran propuestas, proyectos, o aportaran aunque más no sea esbozos de ideas. Dejen de pre-ocuparse y comiencen a ocuparse.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial