Mabel Alba Ulloa de D'Agostino

"El suicidio es cada vez más frecuente también en Mendoza"

Mabel Ulloa es psicoterapeuta, autora del libro "La Conducta Suicida. Su lenguaje manifiesto".

“De eso no se habla”, aclara la psicoterapeuta Mabel Ulloa antes de comentar de qué trata su libro La Conducta Suicida; por eso, si en el comienzo de esta lectura usted siente el impulso de cerrar la página, sepa que eso se llama negación (miedo a conocer).

Ese mismo temor o negación es el que genera alguien que expresa, anticipa, su intención de suicidarse. El que oye le resta valor, “lo salta”, dice Ulloa y, posiblemente, hasta olvide luego aquel pedido de auxilio que escuchó. La investigadora mendocina propone la palabra para desterrar mitos, la palabra para adelantarse y tratar una enfermedad mental que ella compara con el cáncer.

Mabel Alba Ulloa de D’Agostino. Así es como figura su nombre en el libro que, tras diez años de investigación, presenta esta tarde en Mendoza. Psicoterapeuta en su consultorio y docente en la Universidad del Aconcagua juntó sus ahorros, se enfrentó a su propio temor de hablar sobre la muerte buscada y dio a la luz La Conducta Suicida, Su lenguaje manifiesto, editada en libro y DVD por Dunken, en Buenos Aires.

Con su primera obra la investigadora se propone desterrar mitos que giran en torno a la conducta suicida: “Es una cuestión de dolor psicológico y de necesidades insatisfechas, alguien que es feliz no se suicida. Nadie decide de un día para que se quiere matar”, explica. También va más allá, encontrando el origen de la conducta suicida y la forma en que el depresivo manfiesta su intención de autodestruirse.

- ¿Es cierto que la conducta suicida es cada vez más frecuente?
-Sí, el suicidio es cada vez más frecuente, también en Mendoza y se achica más la edad de aparición. Antes era impensable que alguien de 15, 16, 18 años y hasta de 8 ó 9 años se suicidara.

-¿A esa edad se suicidan? ¿Ha ocurrido en la provincia?

-Sí, solamente que ha estado muy tapado. Ocurrió con una chica de 10 años, lo supe en una oportunidad, cuando estaba dando el taller (para familiares de suicidas), vinieron y me contaron…

-¿Qué debería hacer el que escucha a alguien que le dice que se quiere suicidar?

-Es necesario que inmediatamente lo sepa la familia. En esos casos hay que informarlo, no guardar el secreto. No es que se pierda el miedo, pero lo tiene que avisar, por ejemplo diciendo "su hija me dio a entender que por la forma en que está cree que es mejor estar muerta, consulte por favor a un profesional". No sólo porque lo pasás y ayudás a alguien, sino también porque la persona que escucha no puede quedarse con ese peso, le hace mucho daño al que lo recibe.

Sin registros oficiales, sin difusión

Despejada por completo de dogmas religiosos, Mabel Ulloa sorprende a quien la oye decir que quien se suicida, en realidad, no es conciente de que se va a morir, porque ha perdido antes el sentido de la realidad.

La psicoanalista ha trabajado mucho con los familiares de suicidas, que se llaman sobrevivientes y que siempre buscan a alguien para hablar de esto.

“Algo que a mi también me tranquiliza es que nunca alguien que ha sido paciente y con quien haya estado trabajando se suicidó; pero sí me pasó indirectamente. Una señora vino y luego se fue y después de mucho tiempo decidi ir a buscarla, me debía dinero, y en su casa me dijeron que estaba en el hospital porque había tomado muchas pastillas. Creo que debe ser muy difícil que suceda con alguien que uno está atendiendo, porque los terapeutas también nos asustamos”, confiesa Ulloa de D’Agostino.

En Mendoza no existe un registro de suicidios, no hay un organismo oficial que contabilice los casos y tampoco se le da publicidad en los medios. Lo que hay es sabido por los profesionales especializados y por el vecindario que se entera “de boca a boca”.

-¿Por qué la sociedad niega u oculta el suicidio?

-Porque no se habla de lo que es muy doloroso. Por ejemplo cuando se ha muerto alguien dicen: “No hay que llorar a los muertos”. Eso no es cierto, porque en un duelo tenés que llorar un año y eso te ayuda. El suicidio pone en contacto directo con una muerte que es peor a la que sucede por enfermedad, ¿cómo alguien se va a matar? De allí nacen todos los mitos: que es cobarde, que es valiente, otro mito dice “dejalo, si ese está diciendo que se va a suicidar pero no se va a suicidar…”

-¿Qué ocurre en las familias que no escuchan a quien dice que se quiere matar?

-En realidad las familias se encargan de ocultarlo; se arreglan las partidas de defunción, por ejemplo. Si alguien se ha suicidado y la familia tiene un médico conocido, éste llena la partida y dicen que fue por un ataque al corazón. Lo he visto muchas veces, eso sucede porque es un desprestigio que alguien se suicide.

- ¿Siempre se oculta?

-Sí, fijate que no sale en los diarios. Hay toda otra forma que sería necesario implementar para publicar un hecho de suicidio, porque se debe relacionar con una enfermedad; no se trata de una decisión repentina, o por amor como se suele decir.

-O sea que no es de un día para el otro. ¿Con cuánto tiempo de anticipación lo piensa?

-El suicidio es trasgeneracional. Eso quiere decir que si en esta familia aparece un suicidio, uno hace una autopsia psicológica y ve que esa persona siempre estaba distinta, algo le pasaba, y si uno rastrea las generaciones anteriores, siempre encuentra alguien que se suicidó, o que intentó, o que tuvo accidentes muy graves… por eso es transgeneracional.

-¿Y si la persona lo hace únicamente para llamar la atención?

-Puede ser, pero hay que pensar ¿cómo alguien puede llamar la atención con algo así? Después hay diferentes degradaciones del suicidio: más conciente, menos conciente pero eso es exquisitez de los profesionales. Yo siempre pongo el ejemplo de que cuando hay un incendio en una casa, hay que tirar mucha agua, si después tirás de más porque era menor el incendio, no importa. Pero desde el momento que alguien extiende la mano y tiene cerquita el suicidio como una solución ante sus frustraciones, es grave. Además hay una coherencia de pensamiento en toda su vida, no es que de repente se le ocurre. De allí la importancia de hablar de esto.

Opiniones (2)
22 de enero de 2018 | 17:05
3
ERROR
22 de enero de 2018 | 17:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El genial Dr Viktor Frankl escribió en uno de sus libros que al suicidio JAMAS hay que hacerle "propaganda" en los diarios; de esta manera se logró bajar mucho la tasa de mortalidad por suicidios. En definitiva, es muy bueno que NO SALGA en los diarios...
    2
  2. ME AGRADARÌA IR A LA PRESENTACIÒN DEL LIBRO.LAMENTABLEMENTE,EN ESTA PROVINCIA,LOS MEDIOS,SON LOS PRINCIPALES CÒMPLICES.EN EL Q ESTOY ESCRIBIENDO,MANTUVIERON 3 DÌAS,UNA NOTA,BASTANTE PERJUDICIAL,PARA PERSONAS,Q PUEDEN TENER ACTITUDES EMULATIVAS.TAMPOCO,SE HICIERON ECO,NINGUNO DE LOS DIARIOS DE MENDOZA.LA DENUNCIA,Q REALICE,CDO,EN UN CONOCIDO SUPERMERCADO,SE HAN SUICIDADO 3 EMPLEADOS.INCLUSO SOLICITÈ , A LOS DIRECTIVOS ATENCIÒN PSICOLÒGICA,PARA LOS PARIENTES,PERO,NO OBTUVE NINGUNA RESPUESTA.
    1
En Imágenes