José Alberto Zuccardi

"El consumidor es el único patrón de la industria"

El vitivinicultor argentino más importante de la actividad local.

Concentrado en el futuro competitivo de la vitivinicultura argentina, José Alberto Zuccardi, analiza tanto el presente como el futuro de la actividad, en un marco de absoluto respeto, tanto por las personas como por las plantas sobre la que se sostiene la industria. Revela los gustos de los jóvenes en torno al vino, aconseja a los productores con problemas para mantener su rentabilidad y hasta opina sobre el periodismo local especializado.

-Si bien tenemos los argentinos la sensación, sobre todo en Mendoza, de que Argentina estaría un peldaño más arriba que Chile en materia de vinos, en el exterior primero se reconoce a los vinos trasandinos y después los nuestros.

-Creo que el proceso que está desarrollando Argentina en el exterior es más que interesante y un proceso reciente. Argentina siendo el quinto producto mundial, recién empieza a exportar durante los años 1990 y 1991. Y hoy, después de un crecimiento muy fuerte estamos exportando cerca de un 20% de los vinos del país. Chile empezó 15 años antes que nosotros y con un carácter en sus vinos muy diferente. En Argentina el vino es parte de nuestra cultura, de nuestra alimentación y de nuestro día a día. Por lo tanto, durante mucho tiempo la vitivinicultura se enfocó hacia adentro.

-Perdón, pero la vid llegó antes a Chile que a Argentina en tiempos de la colonia, de la mano de Pedro de Valdivia.

-Correcto, pero en Argentina la cultura tuvo muchísima influencia de la corriente migratoria proveniente de Italia y España, muy conocedoras de la vid y de la cultura del vino. Conocían cómo cultivar el viñedo pero también tenían muy incorporado al vino en sus hábitos de consumo. Yo creo que en los últimos años venimos experimentando un proceso muy importante. El crecimiento de Argentina, en términos porcentuales es muy superior al de Chile. Hace cuatro años Argentina exportaba una cuarta parte de lo que Chile exportaba. Este año Argentina va a exportar casi la mitad. Es decir, que nuestra tasa de crecimiento es muy fuerte y hay países donde ya los vinos argentinos se venden por encima de los vinos chilenos. Pero hay un camino muy largo. Obviamente Chile es un 5% o un 6% del mercado mundial de vinos y Argentina es hoy entre un 2%y un 3%. Pero nuestro objetivo, según nuestro plan estratégico es llegar a un 10% en 2020.

-Un plan donde uno de los pilares hace blanco en el asunto social, a partir de donde se pretende incorporar a toda la cadena productiva.

-Exactamente. Pero hay un asunto muy importante, si bien Argentina es muy reconocida por el Malbec. Argentina es mucho más que Malbec. Es Malbec, pero también es Boyarda, Syrah, Torrontés.

-Llamó mucho la atención de los participantes en la reciente Evico, donde el Torrontés era de Maipú y no de La Rioja, y un Cabernet Sauvignon era de esa provincia.

-Eso es muy bueno porque da la pauta de que en la vitivinicultura hay un cambio. Yo creo que en los próximos 15 años la vitivinicultura argentina se va a orientar en la intención de observar el desempeño de las distintas variedades en las distintas zonas. Descubrir nuestros “terroirs”. Y este es un asunto muy importante. Porque si bien tenemos una vitivinicultura de muchos años, antes estaba orientada a distintos puntos, y hoy está enfocada en el mercado internacional y en el de los vinos de calidad. Por lo tanto, tenemos que descubrir cuáles son las mejores zonas para cada variedad. Este proyecto que lanzamos, Zuccardi Serie A, es la búsqueda de las mejores zonas para cada variedad.

-Aurelio Sesto, decano de la Facultad de Enología de la Universidad Maza, si hay algo que envidia a los chilenos es la aplicación de la metrología en los viñedos y cómo utilizan la ciencia en la industria.

-Yo creo que es muy loable la forma en que han trabajado los chilenos. Sobre todo en la aplicación de métodos. También creo que Argentina ha aplicado mucha pasión y entusiasmo y que tenemos que ir sumando en el tiempo método, que quizás en muchos aspectos no es la fortaleza del país, pero el vino va en ese sentido. El vino es una conjunción única de técnica y también de pasión. Creo que Argentina tiene en el mediano y largo plazo un futuro brillante en vitivinicultura. Definitivamente Argentina va a crecer en el mercado internacional.

-¿Un crecimiento para todos los actores? ¿Para actores nuevos o actores grandes?

-Bueno, se han sumado actores nuevos en los últimos años. Todo esto se va a ir desarrollando no? Siempre cuando se suman nuevos hay procesos de decantación. Pero, si bien Argentina está creciendo en el mercado exterior muy bien y un poco en el mercado interior, lo está haciendo en calidad. Y este es un camino muy seguro, porque de allí no se vuelve. Cuando la gente que consume un producto aprende sobre su calidad, para quien lo fabrica significa un paso adelante que nunca más se vuelve atrás. Yo creo que estamos en ese camino, porque si bien Argentina está produciendo vinos de muy buena calidad, el techo todavía está muy lejos. Hay mucho por hacer en términos de calidad. Argentina en los próximos 15 años va a crecer enormemente en términos de calidad. Nosotros, desde Zuccardi, hemos tratado de aportar a la innovación. En nuevas variedades, en nuevos tipos de vinos, para distintos momentos, para distintas situaciones de consumo.

-¿Qué está pidiendo la juventud?

-Lo interesante es que la juventud está pidiendo muchas cosas. Diversidad pide, variedades diferentes. Nosotros hoy estamos con el proyecto Santa Julia Innovación que tiene 35 nuevas variedades diferentes. Y hacemos partidas limitadas de estas variedades. Y es notable la actitud de la gente por probar nuevas variedades.

-Cuando piden un vino divertido. ¿A qué se refieren?

-Fruta fresca, vivacidad, concentración y elegancia. Yo creo que la gente quiere vinos de uvas maduras, no sobre maduras. Busca concentración pero también elegancia. Año atrás, la gente apreciaba encontrar vinos muy maderizados. Hoy no más. Actualmente aprecia el toque y la complejidad que le aporta la madera, pero son sutileza y equilibrio. Hoy estamos buscando el toque justo del roble en vinos con mucha fruta concentrada, producto de mucho trabajo en el viñedo. Trabajos de poda en invierno, poda en verano, trabajo de raleo de frutos y trabajo de riego. Es decir, lograr la calidad en el viñedo que es el único lugar donde se puede lograr. Después en la bodega podemos mantener la calidad lograda en la finca. Pero nunca vamos a poder agregar calidad en el proceso de elaboración, sólo mantener lo que está presente en las uvas.

-¿Cómo define el éxito logrado hasta el momento?

-Para mí, el éxito es hacer cosas que a uno le gustan. El vino es una actividad profundamente disfrutable y uno tiene el placer de trabajar con seres vivos, tanto personas como plantas.

-Como referente de la industria. ¿Cómo se hace para integrar a los más débiles de la cadena?

-Yo creo que hay una definitiva orientación hacia la calidad, así está interpretado en nuestro plan estratégico, a través de la lectura que plantea la integración a los mercados. El productor tiene que producir uvas que los mercados demanden, por lo tanto tiene que saber para qué van a ser usadas sus uvas. A qué segmento del mercado van. Qué nivel de calidad se requiere y en función de eso tiene que hacer su poda, su raleo, su riego. De manera de llegar a satisfacer al consumidor, el único patrón que tiene esta actividad y el único que paga nuestros sueldos. Es muy simple. Hay que entender al mercado y apuntar a satisfacer al consumidor para que cada día en el vino encuentre más placer. Y esto se hace con un correcto trabajo en el viñedo. Ahí empieza y luego se justifica toda la cadena desde la elaboración, el embotellado, el aspecto estético del vino, el servicio y todos otros asuntos sobre los que se ha trabajado mucho. Hoy hay una sommelería creciente en Argentina. Empezamos a entender en qué tipo de copa hay que tomar, a qué temperatura, cómo conservar los vinos. Parece mentira, pero son cosas que recién hoy se están incorporando en el mercado.

-Para exportar vinos a granel. ¿No falta infraestructura?

-No. Hay un crecimiento muy fuerte en el mercado de vinos embotellados que es el que nos interesa porque ahí llegamos con nuestra etiqueta, con nuestras marcas y el consumidor nos identifica. Pero también hay un mercado que se ha desarrollado en los primeros nueve meses del año más de un 60% que tiene que ver con los vinos de calidad a granel. No aquellos vinos que se cambiaban por troles, que eran vinos muy básicos sino vinos con carácter varietal muy fuerte. Si bien hay vinos embotellados, hay vinos a granel, jugos concentrados, pasas de uvas, uvas en fresco. Para estas regiones vitivinícolas hay mucho por hacer.

-¿Cómo ve al periodismo especializado argentino?

-Lo digo con claridad. Así como en las bodegas tenemos que hacer mucho, también la comunicación tiene que crecer. Aunque ha crecido mucho en los últimos años, tiene que crecer aún mucho más. Creo que se está desarrollando un periodismo incipiente, pero hay también informaciones periodísticas inexactas o mal intencionadas. Si bien hay a veces desconocimiento, también hay un intento por confundir al productor que está haciendo su reconversión. No sé con que intención. Pero indudablemente, un periodista que habla de 500 quintales por hectárea nunca pisó un viñedo. No entiende de qué se trata el asunto del vino. Y evidentemente no sé que está tratando de comunicar.
Opiniones (9)
12 de diciembre de 2017 | 03:35
10
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 03:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota a José Alberto Zuccardi. Ojalá sea la primera de muchas para hablar de la vitivinicultura real. No la del glamour sino la del laburo y el amor por la actividad apasionados. Bien por C. Fernandez. Sobre todo ahora que no hay quien escriba o deje opinar sobre vitivinicultura en ningún diario local. Qué te pasa Paolo? Se ve que no lo conocés a Zuccardi. Si te vas a laburar con él no durás ni dos horas. En esa empresa no se macanea ni se especula. Se labura a full y punto. Bien por la nota de nuevo.
    9
  2. Hace tiempo que no escuchamos tal claridad en las opiniones empresarias. Quienes somos vinateros sabemos de su esfuierzo por defender el precio del vino ylos intereses de quiemes trabajamos en Mendoza. Felicitaciones a Carlos Fernandez.
    8
  3. Coincido con lo del vitivinicultor más importante de la actividad. Respecto de lo que escribe Paolo tratando de mezclar los tantos con la política, no será alguno de los amigos de un encubrado monje negro que habita en Bs As. y que hacia negocios con el Banco Central y con Jorge R. y Albano?. Ojalá tuvieramps en Mendoza más empresarios de la altura intelectual y moral de José Alberto Zuccardi. b
    7
  4. Excelente nota, un empresario argentino, la realidad tal cual es. Hace tiempo que venimos escuchando solo la campana de millones de dolares de fondos de inversión, grupos de bebidas, señores que hablan con acentos de otros lugares, bienvenidios a Mendoza, pero que bueno es escuchar a un empresario local que está dando la pelea y que habla de personas y no de casas matrices o de cambios en los inversores o del mundo estandarizado y chato. Felicito a Mdz por abrir espacios en una prensa local que se prendió a lo social y al coctel y se olvido del trabajo y el esfuerzo. Sigan así
    6
  5. Felicito a los autores de la nota, Zuccardi es un gran empresario que todo la ha hecho con esfuerzo y trabajo propio generando calidad y demostrando que los empresarios locales tienen un lugar para ganar. Quien queren ligarlo a la política no son otros que los que detras de un multinacional o un enclave ideoloógico no se bancan el éxito ligado al compromiso social y el amor por la provincia y por la vitivinicultura
    5
  6. muy buena nota excelente
    4
  7. Sr. Fernandez Muy buena nota, en este caballero se ven el esfuerzo diario y las ganas de seguir apostando al trabajo mendocino, este hombre es digno de poder imitar, ya que con respeto e impetu forja dia a dia una semilla en la innovación vitivinicola argentina. En sus vinos puede reconocerse el deseo del consumidor, que es quien indica los altibajos de la industria. Felicitaciones.
    3
  8. me alegro que el Sr. Pepe sea un empresario exitoso, pero como un productor más de todos los que hay en la provincia, a veces me pregunto si ese éxito se debe a la capacidad o a los contactos con los grandes sectores del poder (no olvidemos a la diputada nacional Cristina Zucardi y al ministro Flamarique, de la banelco). Con familiares en esa posición a veces no es tan difícil acceder a "ciertos privilegios" que la política brinda a sus hijos pródigos y que os ciudadanos comunes desconocemos (subsidios no retornables, etc, etc) En tonces sería importante que sepan que muchos e nosotros no comemos vidrio. Al Sr. Zucardi le deseo que siga siendo tan exitoso como hasta ahora.
    2
  9. Carlitos Fernandez, felicitaciones. Y también para Pepe que esta haciendo cada vez mejores vinos.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California