Alicia Castilla, la "Señora Cannabis"

"Propongo autocultivo y consumo responsable de marihuana"

Autora de dos exitosos libros sobre el mundo de las drogas.

Alicia Castilla no da la impresión, precisamente, del rockerito con boina jamaiquina y rastas espesas que compone una canción berreta, cuyo estribillo incluye, necesaria y repetidamente, la palabra “legalícenla”. Ella es conciente de que el asunto es mucho más complejo que el estribillo de un reggae o que los remanidos argumentos de los prohibicionistas.

Alicia Castilla, a sus 65 años, es, más bien, una estudiosa con formación académica, Licenciada en Ciencias de la Educación, amante de las libertades personales y también una señora elegante, culta y, hay que decirlo, fumona también, a la sazón. Algunos la conocen, simplemente, como la Señora Cannabis y tales oficios la tienen de modo permanente recorriendo el mundo, concretando entrevistas, presentado sus obras e integrando paneles y exposiciones sobre la temática.

Lo suyo es el estudio, el análisis, el consumo y el debate sobre la marihuana y su presencia ancestral en la cultura humana, desde un abordaje especialmente antropológico.

Por eso, tales menesteres aborda en dos libros que son todo un éxito de ventas: Cultura Cannabis (que ya marcha hacia su séptima edición, nada menos que un verdadero best-sellers) y Cultivo Cannabis (que camina hacia su tercera).

De visita en Mendoza, nos concedió esta charla, en el hostel donde se alojó.



- Alicia, ¿la marihuana es todo para vos?

- No, para nada, me canso en mis viajes de que me pregunten todo el tiempo por lo mismo. La marihuana no es todo en la vida. Es más: si me pedís, ni siquiera tengo conmigo.

- O sea que lo tuyo no es andar diciendo “marihuana libre para todo el mundo”…

- No, que fume el que quiera. Es una experiencia de la libertad individual.
 
- ¿También los menores?

- Por supuesto que los chicos no tienen que fumar marihuana, pero mucho más: no tienen que tomar alcohol, ni cocaína ni fumar paco ni ser adictos a los videojuegos, a la televisión o a cualquier cosa por el estilo. Sin embargo, todo esto está ocurriendo. Las drogas y los menores de edad son una asociación ilícita.

- ¿Por qué fumás marihuana?

- Porque me gusta, porque lo elijo, porque puedo hacerlo. Las drogas han existido en la humanidad desde tiempos inmemoriales y desde siempre el hombre las ha consumido.

- Pero nunca tanto como ahora, que son masivas…

-Sí, claro, Lo que ocurre también es que los jóvenes abusan más de ellas, muchas veces, por falta de conocimiento y de alternativas sociales. Lo mismo pasa con el alcohol, ¿y qué hacemos? ¿Lo prohibimos? No, como con el alcohol, la salida para la marihuana es el consumo libre y responsable.

- Hay una doble naturaleza que es constitutiva de las drogas: son medicamento y veneno, libertad y encierro, maravilla y miseria, arte y vacío…

- Sí, y con el oxígeno pasa lo mismo. A las sustancias, hay que aprender a transitarlas. Es como el andinismo: si sos un irresponsable, te vas a terminar matando, pero la salida no es prohibir que se suban las montañas.

- No hay que olvidar que las drogas son ocasiones de peligro, entonces…

- Igual que las azoteas, los automóviles y los deportes violentos como el rugby. Por eso, digo que las sociedades deben aprender a convivir con esos peligros, esos riesgos que son las sustancias, pero de manera natural.

- Es que hay riesgos sociales que son aceptados y otros que no…

- En el caso de las drogas, en particular la marihuana, el asunto pasa más por los mecanismos de control que por aquello que en verdad representan. La prohibición hace que también se agregue como condimento la posibilidad de ir en contra de lo dispuesto.

- O sea que el descontrol de las drogas es más especial porque están prohibidas…

- Tal cual. Esto me hace acordar a un decreto de Napoleón, creo que en Egipto, donde prohibió el hachís, que ya estaba incorporado en la cultura del lugar como aceptado. El decreto contenía cuatro ítems: quemar lo que se encontrara y meter preso a los consumidores, entre otras cosas. ¿Sabés cuál fue el argumento de Napoleón para prohibirlo?

- No…

- Que había que prohibirlo porque la gente que fumaba hachís, no obedecía…

- Bueno, tampoco me parece que quienes fumen marihuana estén haciendo alguna revolución en particular…

- Napoleón pensaba lo contrario. Sin embargo, con el consumo de alcohol no hay rebelión, porque el alcohol hace que la persona se conforme con lo que es y lo que la rodea.

- Es bastante dudoso lo que dice. Entonces, ¿para usted la marihuana y el hachís, son drogas de rebeldía?

- Sí: la marihuana es una droga de rebeldía. Y la cocaína es una droga funcional al sistema. Los que toman cocaína, quieren más cocaína, más electrodomésticos, más LCDs y más LSD también…

- Bueno, pero la marihuana, más que poner rebelde le hace bajar dos cambios al “fumanchín” y lo deja con una sonrisa en la cara y amando a toda la raza humana…

- Eso le pasa a los que se inician. Los otros, los que fuman habitualmente, fuman y siguen con sus tareas, conjugando el placer con la labor, como los artistas.

- Eso me preocuparía: subir a mi hijo a un transporte escolar que sea manejado por un tipo que ha fumado un faso.

- A mí también me preocuparía, como me preocupa que se haya tomado unos vinos, que sea adicto a la velocidad o a los psicofármacos… Lo que yo propongo no es el desmadre, sino el consumo responsable. ¿Vos sabés cuánta gente fuma marihuana?

- Todo el mundo…

- Y, bueno…



- ¿Cuáles son tus ideas-fuerza en tu prédica?

- Que a la gente le llegue la información idónea, para que se tengan los argumentos para elegir y para debatir. Mucha gente no entiende nada de las drogas, porque se las ha demonizado. Hay que abrir a todos el camino a la información. Yo no digo “marihuana para todo el mundo”, sino solamente para el que, responsablemente, la elige. Y los menores, pues los menores no tienen ni que probar el café.

- El paco es una de las mayores basuras que ha conocido el mundo de las drogas, ¿qué opinás vos?

- Que tenés razón. El paco es la síntesis del fracaso de nuestra sociedad. Es basura y esa basura se vende y cuesta dos pesos y la consume cualquiera. ¿Cómo puede ser posible?

- Ahora, parecés una mamá preocupada porque su hijo se “endroga”…

- Es que es una barbaridad. Dicen que el conurbano bonaerense hay 500.000 jóvenes que no estudian ni trabajan. O sea: no tienen familia estructurada, no comen bien, no tienen casa digna, no van a la escuela, no se visten bien… ¿Cómo hacemos nosotros para evitar que se metan esa basura adentro? Es una locura.

- ¿Para qué sirve la marihuana?

- Unos dicen que es el mejor ansiolítico; otros que les abre la cabeza. Otros son artistas y fluyen mejor con ella. Otros la consideran un remedio; otros, a través de ella, se conectan con la divinidad. A mí, la marihuana me brinda un enorme placer.

- ¿Cómo te convertiste en la Señora Cannabis?

- Mirá: los hechos se fueron dando. De pronto, después de vivir casi veinte años en Brasil, me di cuenta de que no había buena información y me puse a trabajar. Y quise además decir lo que yo pensaba. Además, está claro que dentro de un tiempo se va a despenalizar todo el consumo de drogas. Y te digo algo más: la dimensión económica de la marihuana como negocio lícito es enorme.

- ¿Y qué proponés para el porro?

- Propongo el autocultivo y el consumo responsable, creo que esa es la solución. Drogas como la cocaína son muy distintas, pero creo que con ellas también pasará. Yo digo: si las sustancias existen, tenemos que exigir nuestro derecho a la calidad. Ahora, los pibes se meten en la nariz cada cosa… Si fuese legal no tendríamos ese problema y el problema del narcotráfico tampoco.

- Aparte, siendo realistas, hay existencias de drogas para siglos y siglos…

- Es increíble el stock de drogas que hay. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Miramos para otro lado? Hay que abordar el tema socialmente, de manera madura y responsable. Lo legal y lo ilegal debe ser adecuado a los contextos históricos, sabiendo que hay preceptos que tiene duración eterna, como el “no matarás”. Yo creo que hay que convocar a todos: profesionales de la salud, docentes, sociólogos, sicólogos, juristas, epistemólogos, consumidores, y que entre todos debemos dar solución al tema.

- Es que también se ha vaciado de contenido el estereotipo del rockerito que dice “legalícenla” en todas sus canciones…

- Yo no estoy de acuerdo que las cosas deban hacerse por esa vía, así, gritando sin más. Así no se consigue nada o, a lo sumo, se consigue poco. Hay que estudiar el tema, debatirlo, como ya hicieron con mucha sapiencia minorías como los gays. El tema de fondo es aprender a convivir con los distintos e integrarlos...

- Bueno, ahora, incluso hay una agrupación de putos pobres llamados “Los Putos Peronistas”.

- Sí, los he visto, me parece bárbaro lo que hacen.



- Bueno, Alicia, vamos cerrando: ¿la marihuana es adictiva?

- Yo creo que podría llegar a haber una adicción psíquica, tal vez, pero no una adicción física como la que produce el cigarrillo. En realidad, no hay drogas adictivas; lo que hay son personalidades adictivas: a las drogas, al sexo, al trabajo, a las compras, al chocolate, a tantas cosas…

- ¿A qué viniste a Mendoza?

- A ver a mi distribuidor.

- ¡¿De faso?!

- No, de libros. Mis libros van a estar ahora en todos los quioscos de Mendoza.

- Una pregunta más: ¿Fumás?

- ¿Qué cosa?

- Tabaco, Alicia…

- Ah, tabaco no fumo. Hace mal.

 

Opiniones (12)
24 de noviembre de 2017 | 03:40
13
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 03:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Se empieza por la marihuana y muchos de quienes la fuman, luego siguen su carrera adictiva hacia otras deogas decididamente peligrosas. "No es pa todos la bota e potro" dice un viejo refrán criollo perfectamente aplicable a este caso. No es que la marihuana sea perversa pero facilitar su consumo o hacer apología de su consumo facilita a potenciales adictos a iniciarse en un camino sin retorno.
    12
  2. realmente las preguntas son muy malas, tal como lo dicen varios comentarios, pero siento que el entrevistador quizo permitir el lucimiento de la Sra. Castilla, haciendo preguntas que ayuden a la entrevistada. La pregunta sobre lo prohibido pareciera que el periodista se sorprende, yo lo sigo y creo que tiene una opinión formada, es para dar pie, pero :"...o sea que el descontrol es porque está prohibidas..." y en realidad el mayor descontrol hoy parte del alcohol que no sólo está prohibido sino aceptado socialmente, ojalá que la no prohibición frenara el descontrol, pero evidentemente no influye ni positiva ni negativamente. El tema del autocontrol es mucho más profundo.
    11
  3. Uter y Pabloarg, la sexta pregunta es imperdible. Apunta a ser una "pieza literaria" y la señora la destroza en dos palabras. El entrevistador es de cuarta, es el mismo que se enoja por las limitaciones a la publicidad del vino, pésimo. Se pone en ortiba y ni siquiera le sale bien. Parece Mirtha Legrand.
    10
  4. coincido con uter, el nivel de las preguntas es pesimo. egarcia, tenes algun argumento para ir en contra de lo que dice esta señora?
    9
  5. no entiendo cual es el escandalo egarcia...como te puede poner nerviosa esta señora dios mio...
    8
  6. para egarcia q se fume uno el facho de mierda esa q no aporta nada su comentario. y lindo saber de esta mujer creo q faltaron algunas preguntas y sobraron varias más estoy con la sra es bueno q alguien diga estas cosas
    7
  7. Pero el nivel de las 5 primeras preguntas me quitaron las ganas de terminar de leer la entrevista... Ulisesssssss...!!!
    6
  8. Hace un tiempo escuché que en holanda había ambulancias en la zona de bares para atender a los drogadictos y se relacionaba a esos drogadictos con la venta controlada de marihuana o hachís dentro de los bares. Una ridiculez que puede venir únicamente de especulación de reales ignorantes del tema. Es gracioso que los que nunca han probado son detractores. Es como decir: "el andar de ese auto me parece una mierda, como puede costar eso.... como puede haber gente que lo pague." sin siquiera haberse sentado en él. A los detractores les recomiendo que escuchen a los consumidores y a los que saben del tema y se interioricen, y no hablen desde los prejuicios.
    5
  9. que vieja caradura!!!!! hay que irla metiendo presa ya, y después vamos viendo que hacemos con ella
    4
  10. Me parece excelente el aporte de esta mujer, es necesario informar para crear un debate inteligente. Es primordial despenalizar el consumo URGENTE, ya que se comete una gran injusticia con los consumidores responsables. Cuando logremos la despenalizacion del consumo, lucharemos por la legalizacion, como se hace en los paises desarrollados
    3
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia