Carlos Villarreal

"Veremos una explosión de la educación a distancia".

Rector de la Universidad Juan Agustín Mazza

Carlos Eduardo Villarreal, es el actual rector de la Universidad Juan Agustín Maza. Ingresó como alumno de esa universidad en 1961, un año después de que se inaugurara el claustro académico. En 1967 egresó recibiendo el título de ingeniero electromecánico. Desde entonces siguió vinculado a la institución, como docente y colaborador. Desde 1999 se desempeña como rector.

 -¿Cómo define usted la educación a distancia?

-La Educación a distancia no es un concepto nuevo, existe hace muchos años. Lo que ha ido cambiando es la forma de comunicación entre el estudiante y su maestro, su tutor. Empezó por correspondencia y hoy con las tecnologías de la comunicación (a través de internet, fundamentalmente) eso se ha potenciando de manera explosiva. La Educación a distancia, en la sociedad actual, es un hecho de una expansión enorme.

-¿Cuál es la principal fortaleza?

-La fortaleza es el hecho de que el estudiante no necesita movilizarse a un lugar, en determinado horario, para recibir su formación (la información, los trabajos y demás).  Sino, que puede hacerlo asincrónicamente, en sus momentos libres y estar, sin embargo, vinculado de alguna manera con sus profesores, con sus tutores. Éso es una gran ventaja, porque les permite estudiar a muchas personas que trabajan o tienen otras actividades y que de otra manera no pueden hacerlo. Esa es la gran fortaleza. Repito, con las tecnologías que se usan actualmente, se ha facilitado mucho. Las plataformas educativas, son muy completas, en relación a las tareas que el alumno debe cumplir y a las posibilidades que tiene el tutor de verificar  si el alumno está cumpliendo con las actividades que se le proponen.
 
-¿A qué se refiere con plataformas educativas?

-La plataforma es el conjunto de instrumentos técnicos (hardware, software) que permiten la comunicación entre el alumno y su docente, y entre los alumnos entre sí; que permite el acceso del alumno al material propio del curso, o a bibliotecas digitales con links o vínculos que el docente va señalando como lectura (en algunos casos obligatoria; en otros, opcional). Permiten, además, que el docente pueda monitorear, verificar si el alumno se está comunicando con sus pares, si está accediendo a los lugares de lectura. La plataforma es todo el sistema donde se apoya, basa y construye la Educación a distancia.

-¿Cuáles serían, según su criterio, las debilidades?

-Yo partiría del hecho de decir que la Educación a distancia, nos guste o no, está presente, está creciendo y va a crecer en forma mayor todavía. Las debilidades se basan en que la transmisión de una maestro a su discípulo es más dificultosa en forma virtual, o por correo electrónico. Es que el aula, donde está el docente y están los alumnos, genera una interacción que es enriquecedora, se produce un proceso de crecimiento en conjunto (cuando hay preguntas que a uno no se le hubiera ocurrido hacer y la hace otro, por ejemplo; aunque que esto también se pueden hacer vía virtual). En el aula se desarrolla la relación interopersonal. En Estados Unidos en algunos casos, cuando una empresa o una organización va a tomar empleados, le preguntan si su título lo obtuvo en una educación presencial o en una educación con modalidad a distancia.Consideran que las aptitudes adquiridas no son iguales en uno y otro caso. Este es un tema que también hay que tener en cuenta. Pero yo creo que con el crecimiento que tiene la modalidad a distancia, se van a superar estas barreras. Otro aspecto que hay destacar, es que algunas actividades no pueden ser a distancia. Son las que llamamos, semipresenciales. Éstas tienen una parte de desarrollos teóricos, de estudios (a distancia) con la plataforma y otra presencial. Ciertas destrezas, aptitudes hay que desarrollarlas (cuando hablamos de un gabinete, de un laboratorio) y eso hay que evaluarlo en forma presencial. De manera que en muchos casos hablamos de "Educación semipresencial", que tiene componentes a distancia pero también actividades presenciales.

-Retomando el ejemplo que mencionó de Estados Unidos, ¿en Mendoza la modalidad a distancia, se enfrenta a los mismos prejuicios?

-Sí, creo que como toda cosa nueva. Es un poco el instinto de supervivencia que se da cuando hay innovaciones, como en otros aspectos de la vida. Hay una resistencia al cambio, porque lo conocido es donde uno se maneja. Esto aparece y cuando aparece ya formado, lo que uno ve más enfatizado, son sus debilidades y no sus oportunidades o sus ventajas. Nos guste o no, la educación a distancia está, está creciendo y está instalada. Hoy ya no hablamos de la educación a distancia de Mendoza, porque se puede estudiar en cualquier universidad del mundo que tenga ese sistema. Se han roto las barreras geográficas.

-¿Podemos señalar la ruptura de las barreras geográficas como una fortaleza más?

-Sí. Es una fortaleza en sí y puede ser una debilidad para alguna región. En realidad es un contexto externo de las instituciones y por lo tanto hay que tomarlo como amenaza o como oportunidad. La estrategia está en convertir las amenazas en oportunidades. Hay que desarrollarlo y esto no puede hacerse de un año para otro, con rapidez. Es un tema que requiere estudios profundos, ensayos; no se puede improvisar a nivel universitario con la educación y la formación.

-¿A quiénes están orientados los planes?

-En este momento en la Argentina hay muchas carreras de grado a distancia. El concepto de educación, de formación profesional, años atrás, era otro. El alumno obtenía el título de grado y era como que ése era "el final”. Ese concepto no existe más. La formación de profesionales es contínua. Se inician en la universidad pero siguen a lo largo de su vida profesional, orientándose con cursos de actualización, carreras y posgrados. En esos ámbitos, en la formación contínua de profesionales, la educación a distancia tiene mucho que dar.

-¿Por qué normalmente se la considera como educación no formal?

-¿Qué entendemos por formal?. La educación que tiene un plan de estudios,  sus contenidos mínimos, su estructura y que permite que, cumpliendo los requisitos mínimos de evaluación, el estudiante reciba el título merecido; y eso existe en la educación a distancia. Las carreras de grado a distancia otorgan un título profesional. Para eso, se requiere la autorización del Ministerio de Educación, las acreditaciones que correspondan de la CONEAU, de manera que igual que una carrera presencial tiene toda la gestión académica y formal ante el ministerio; las carreras a distancia que otorgan título son iguales. Lo que sucede es que el comienzo (como en el caso de nuestra universidad) no se da con carreras sino con cursos. En este caso sí es educación no formal. Sin embargo, hay una gran variedad de cursos. Por ejemplo, los cursos para docentes que tienen puntaje en la DGE. Nuestra universidad apunta a ir hacia las carreras tanto de grado como de posgrado.

-¿Como sistema, se opone a la educación tradicional?
 
-Yo no hablaría de oposición, es una modalidad diferente con las características propias. Es más, son complementarias. Se da, por ejemplo, el hecho de que en el cursado presencial, el docente entrega material para que los alumnos trabajen, investiguen, estudien, como complemento de la actividad presencial. Esto expande muchísimo las posiblidades. Recordemos que la formación universitaria, depende fundamentalmente del estudiante. El estudiante es el que tiene que hacer el esfuerzo; es el que va a recibir de la universidad la orientación, la formación básica, dónde buscar, etcétera. Pero el que tiene que hacer el esfuerzo es él. En el caso de la educación a distancia, como complemento de las actividades presenciales está también la posibilidad de acceder a material en forma virtual a través de Internet. Entendido así, las formaciones se complementan.

-¿El esfuerzo del alumno, es el punto de unión entre ambos sistemas educativos?

-Absolutamente. Ése es el gran cambio de paradigma que vive todo alumno que pasa de la educación media a la universidad. En la universidad el responsable último, es el alumno.

-En un mundo globalizado, ¿resulta necesaria la modalidad a distancia?

-Creo que es necesaria porque es posible. Necesaria porque puede llegar a otras personas que, de otra manera, no tendrían posibilidades de formación (ya sea por el lugar donde viven, la actividad que desarrollan, por lo horarios, etc). La educación a distancia les posibilita acceder a una formación que otra manera no podrían acceder.

-Dentro del conjunto de las denominadas Nuevas Tecnologías, ¿cuáles son las que se utilizan en una plataforma virtual?

-Se utilizan todas las que se puedan aprovechar. Fundamentalmente Internet y el correo electrónico. Esto permite el acceso al material propiamente dicho, a bibliotecas digitales, a los foros en donde se debaten ciertos temas. Por supuesto que no se descartan los soportes físicos: cds, videos, videos conferencia, etc porque se puede hacer uso de ellos asincrónicamente. Se utilizan todos los materiales que uno puede imaginar, que contribuyan a la comunicación entre el docente y el estudiante, y conforman esa aula virtual.

-De aquí a cinco años, ¿cómo avizora el futuro de la Educación a distancia?

-En esto que llamamos la sociedad del conocimiento, va a ser explosivo. Nosotros venimos un poco detrás de otros países. Sin embargo, de aquí al 2012 vamos a ver una explosión de la educación a distancia.

Opiniones (2)
20 de agosto de 2017 | 16:16
3
ERROR
20 de agosto de 2017 | 16:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. muy buena la nota, directa, concreta y bien escrita felicitaciones.
    2
  2. Me parece muy buena, la idea pero primero o como fundamental me parece que los privilegiados son algunos, pues son estos quienes accederan a una educaciòn como tal. Por otro lado la educaciòn elitista que tiene este lugar destila indignaciòn y genera moverse hacia otro lado,...gracias a este gordo y a todos los integrantes del opus dei que existen en lugares como este,...
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial